:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura. Mostrar todas las entradas

10 de septiembre de 2019

  • 10.9.19
El escritor, actor y director montillano Juan Carlos Rubio regresará este sábado, 14 de septiembre, al teatro de su localidad natal para presentar, con el apoyo del Área de Cultura del Ayuntamiento de Montilla, La Isla, una obra de teatro escrita y dirigida por Rubio que ha cosechado un gran éxito entre el público a lo largo de sus numerosas representaciones por todo el país.



La Isla llegará a Montilla este sábado, a partir de las 21.00 de la noche, de la mano de la compañía granadina Histrión que, a lo largo de sus 25 años de historia, ha producido más de 20 espectáculos de teatro y ganado diversos galardones entre los que se encuentra el Premio al Mejor Espectáculo en gira nacional por la obra Los Corderos, concedido por la Feria de Artes Escénicas de Aragón en 2011.

Precisamente, en enero de 2017 y de la mano de Juan Carlos Rubio, Histrión estrenó Lorca, la correspondencia personal, uno de los mejores montajes de la compañía, íntimo y poético, premiado en la Feria de teatro en el sur de Palma del Río como mejor espectáculo, y en los Premios Lorca 2018 como mejor adaptación.

En esta ocasión, las actrices Gema Matarranz y Marta Megías, dan vida a Ada y Laura, una pareja que se enfrenta a una terrible pregunta: ¿Sobrevivirá su hijo de once años al accidente que ha destrozado su cuerpo? La isla explorará esa fina línea que separa lo que sentimos de lo que podemos reconocer que sentimos frente a los demás y frente a nosotros mismos.

La Isla habla del dolor de vivir y del dolor de estar muerto en vida. La acción de la obra transcurre en una sala de espera donde esta pareja se enfrenta a ese dolor. "Qué pasa con ese dolor que se instala en nuestras vidas, sobre eso he querido reflexionar", afirma Rubio, para quien este montaje en el que de nuevo se adentra en la condición humana es "terapéutico y sanador".

En realidad, el autor aborda un tema del que no se habla, el de desear la muerte de alguien a quien se quiere. "Creo que es un tema necesario y tabú, y el teatro es un lugar maravilloso para hacerlo", añade. Y es que no estamos preparados para el dolor, pero el dolor está ahí, narrado en un montaje "tan estremecedor como lleno de poesía y verdad, y no exento de cierta ironía".

Las entradas están ya a la venta en la Oficina de Turismo de Montilla y en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio", así como a través de la web kieroentradas.com. Tras la obra, los asistentes disfrutarán de un coloquio dirigido por Juan Carlos Rubio.

Una vida dedicada a la escena

Nacido en Montilla en 1967, Juan Carlos Rubio comienza muy pronto a compaginar su trabajo de actor y presentador con la escritura de guiones televisivos (Farmacia de Guardia, Pepa y Pepe, Colegio Mayor, Más que amigos, Manos a la obra, Ellas son así, A las once en casa o Adolfo Suárez, el Presidente) y cinematográficos (El calentito, Retorno a Hansala o Bon apetit) y como autor teatral.

Su primer texto fue estrenado en 1997: Esta noche no estoy para nadie. Desde entonces, han subido a los escenarios españoles sus obras 10, ¿Dónde se esconden los sueños?, Las heridas del viento, Humo, Arizona, Tres, 100 metros cuadrados, Concha: Yo lo que quiero es bailar y El manual de la buena esposa. También ha estrenado en Perú, Chile, Puerto Rico, Venezuela, Costa Rica, República Dominicana, Cuba, México, Uruguay, Estados Unidos, Australia, Eslovaquia, Grecia e Italia.

Como director teatral ha puesto en escena sus obras Humo, Arizona, Tres, 100m2, Esta noche no estoy para nadie, el musical y Las heridas del viento. Asimismo, ha dirigido El pez gordo, de Roger Rueff; Razas, de David Mamet; Ocasiones especiales, de Bernard Slade; La monja alférez, de Domingo Miras y Miguel de Molina, al desnudo, de Ángel Ruiz. También ha dirigido las galas del Festival Málaga Cine Español 2010 y los Premios MAX 2011.

Ha obtenido, entre otros galardones, el Premio Ciudad de Alcorcón (1998) por Esta noche no estoy para nadie; el Premio Teatro SGAE (2005) por Humo; Mención de Honor del Premio Lope de Vega (2006) por Arizona y el Premio Lope de Vega (2013) por Shakespeare nunca estuvo aquí.

Ha sido candidato al Goya 2009 en la categoría de mejor guión original por Retorno a Hansala y en 2010 Bon apetit ganó la “biznaga de plata” al mejor guión en el Festival Málaga Cine Español. Asimismo, en 2010 fue galardonado en Nueva York con el Premio HOLA, otorgado por la Asociación de Actores Latinos al mejor director por El pez gordo, por la misma que fue nominado en 2011 a los Premios ACE de Nueva York como director.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

4 de septiembre de 2019

  • 4.9.19
El escritor montillano Antonio Carmona Pérez, afincado en Cataluña desde muy joven, presentará este jueves en la Casa del Inca Garcilaso su libro homenaje Miguel Hernández, entre el poeta y el hombre. Esta obra dedicada a la figura del autor alicantino, editado por el Ayuntamiento de Montilla, recoge un breve ensayo poético sobre este poeta y dramaturgo de la generación del 36.



Este proyecto, surgido a raíz de un programa de radio en el que participó Antonio Carmona, pretende continuar con las palabras que en su día el montillano dedicó a Miguel Hernández durante una tertulia con motivo del 60 aniversario de su muerte. "De ese programa de radio salió este ensayo. Hablo un poco de su biografía, y hay un segundo personaje que le pregunta al poeta sobre su obra y su vida, a modo de diálogo", adelantó Carmona.

El acto, que comenzará a las 20.00 de la tarde, contará con la participación del guitarrista Miguel Luque, quien acompañará al autor en la lectura de parte de este trabajo dedicado a la figura del dramaturgo alicantino, el poeta con el que reconoce sentirse más identificado porque "era autodidacta como yo, un hombre del campo". Además, los asistentes recibirán de forma gratuita un ejemplar del libro.

Antonio Carmona es un montillano afincado en Barcelona. Con la corta edad de ocho años comenzó a escribir poemas, afición que ha mantenido hasta el día de hoy, a sus 81 años, junto a la lectura, y que le han valido el título de Poeta del Pueblo en el municipio que reside, Sant Feliu de Llobregat. Allí fundó con otros compañeros el Círculo Antonio Machado y participó durante años en recitales de poesía organizados por el Ayuntamiento de Sant Feilu.

Carmona cuenta, junto a este libro, con otros cuatro ensayos publicados, mientras que ya trabaja en una nueva obra que confía en ver publicada en el futuro con el apoyo del Ayuntamiento de Montilla, institución a la que pretende ceder toda su obra. Entre sus libros de poesía destacan Caminos de poesía, Brisas del alma o Tiempos de Rimas, además de otros trabajos en los que, entre otras temáticas, recuerda a su amigo Antonio Carpio, alcalde de Montilla entre los años 1995 y 2007, fallecido hace cuatro años.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

1 de septiembre de 2019

  • 1.9.19
Montilla abrió anoche de par en par las puertas de su Fiesta de la Vendimia con la cuadragésimo quinta edición de la Cata Flamenca, un festival organizado por el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Peña El Lucero y la Diputación de Córdoba, en el que Mayte Martín y el saxofonista Jorge Pardo constituían los principales atractivos de una terna en la que también brillaron con luz propia Rancapino Chico, Laura Vital o el montillano Antonio Mejías.







Precisamente fue el cantaor local, ganador en 2010 del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, el encargado de romper el hielo –junto a Antonio Carrión a la guitarra– con una guajira, uno de esos cantes “de ida y vuelta” que anoche sonaron en el remozado recinto ferial de la avenida de Las Camachas como homenaje a la bailaora cordobesa Blanca del Rey y que fue acompañado al baile por las montillanas Patricia Baena y Raquel Ramírez.

Mejías, que continuó su soberbia actuación con una soleá de Córdoba, logró emocionar a los cerca de 700 espectadores de toda la comarca que se dieron cita en el recinto exterior de Envidarte, sobre todo tras anunciar una retirada temporal, "un descansito de dos años" según sus propias palabras que, sin duda, provocará un vacío significativo en el cartel de la próxima Cata Flamenca, un festival que lo ha tratado como a un hijo desde su primera actuación, allá por la vigésimo novena edición.

“La Cata Flamenca no solo es un festival completamente consolidado en el panorama nacional sino que, además, es un patrimonio que los montillanos debemos preservar”, destacó el alcalde de la localidad, Rafael Llamas quien, en declaraciones a Montilla Digital, recordó que desde su primera edición en 1970, la Cata Flamenca de Montilla ha visto pasar por su escenario a primeras figuras del cante y del baile como Antonio Mairena, Enrique Morente, Fosforito, El Lebrijano, Antonio el Bailarín, Camarón de la Isla o Paco de Lucía.

El primer edil montillano, que agradeció a la Peña El Lucero el trabajo y el asesoramiento técnico que presta cada año para organizar este festival, reiteró el compromiso del equipo de gobierno por mantener y potenciar un certamen que "sirve de perfecto preámbulo para la Fiesta de la Vendimia" y que, además, "ayuda también a difundir nuestro vino, santo y seña de esta comarca".

Al inicio de la noche, y de la mano del médico y escritor montillano Antonio Varo Baena, que volvió a ejercer de maestro de ceremonias, los artistas que conformaban el cartel de la cuadragésimo quinta edición de la Cata Flamenca fueron subiendo al escenario para compartir un brindis con los centenares de aficionados que se dieron cita en el recinto ferial, un enclave que volvió a acoger esta comunión perfecta entre el vino y el cante.

Por su parte, el alcalde de Montilla y el presidente de la Peña El Lucero, Salvador Córdoba, hicieron entrega de dos obsequios a Blanca del Rey, quien no ocultó su emoción y su agradecimiento al pueblo de Montilla por el tributo que recibió del certamen, uno de los más consolidados de la geografía española.

Tras Rancapino Chico y Antonio Higuero a la guitarra, cuyos cantes gitanos sonaron al ralentí porque, seguramente, el artista chiclanero tenía en mente el Festival Flamenco de Torremolinos, donde comparecerá esta noche para homenajear a Paco del Gastor, tomó el escenario Laura Vital, acompañada al toque por Eduardo Rebollar, quien volvió a demostrar su maestría absoluta en el tercio de bulerías, arrancando la ovación del público en varias ocasiones.







Habían transcurrido prácticamente dos horas desde el inicio del festival cuando hacía acto de presencia Mayte Martín, quien elogió al público montillano "por el respeto y el silencio que le regalan a todos los artistas". La cantaora barcelonesa, acompañada al toque por los acordes límpidos y casi mágicos de un joven Alejandro Hurtado, enmudeció al respetable con su dominio absoluto de todos los palos y entregó el testigo a la bailaora Lola Pérez y su grupo.

Alfredo Tejada y Duquende completaron la terna de cantaores y Antonio Fernández la de guitarristas, mientras que la actuación del saxofonista y flautista madrileño Jorge Pardo y su grupo pusieron la nota innovadora de un festival que, en los últimos años, se ha esforzado por atraer a nuevos públicos interesados por la fusión y la experimentación musical de la mano de artistas como el reconocido pianista sevillano David Peña Dorantes.

"Pienso que esta unión de una manera de hacer flamenco con otra es el camino que debemos seguir pues, a día de hoy, no tiene sentido no admitir el paso del tiempo y las nuevas vías que se abren en el arte", apuntó a Montilla Digital, el propio Jorge Pardo quien, no obstante, recordó su trayectoria de más de cuarenta años vinculada al mundo del flamenco "sin haber sentido esa distinción" entre el flamenco más tradicional y el más contemporáneo.

Por último, el presidente de la Peña El Lucero hizo hincapié en que "este año se ha conseguido un cartel muy distinto al que se viene ofreciendo en otros festivales cercanos y creemos que, sin perder el encanto que caracteriza a nuestra Cata, se ha conseguido hacer un guiño a las nuevas tendencias para atraer al público más joven". Con todo, Salvador Córdoba no ocultó su "tristeza" por la "falta de respuesta" del público montillano que apenas si supuso el 50 por ciento del aforo.

"Estamos encantados de que nos acompañen personas de toda la provincia y de otros puntos de Andalucía, pero necesitamos del apoyo de nuestros vecinos para que este festival siga celebrándose otros 45 años", apuntó.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: J.P. BELLIDO

30 de agosto de 2019

  • 30.8.19
Tratado sobre el corazón de las cosas. Así se titula la nueva obra que acaba de ver la luz de la mano de Fénix Editora y en la que Antonio López Hidalgo, miembro del Consejo Editorial de Andalucía Digital, recopila algunos de sus textos más intimistas y en los que el inexorable paso del tiempo, el amor, el desamor, la soledad o la muerte se erigen en protagonistas a lo largo de un centenar de pequeñas piezas literarias.



Tal y como ha destacado Juan Carlos Fernández Serrato, reputado experto en Literatura Española Contemporánea que imparte clase en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, la narrativa de López Hidalgo es "leve, delicada, ligera, como la literatura más interesante del siglo XXI, uno de cuyos grandes exponentes es el francés Patrick Modiano", Premio Nobel de Literatura en 2014.

En efecto, el Tratado sobre el corazón de las cosas es un exquisito compendio de poemas en prosa, textos delicados y hondos, con mucha profundidad pese a su brevedad, que abordan, desde el prisma de la experimentación literaria, temáticas recurrentes en la literatura creativa de Antonio López Hidalgo.

Para ilustrar la portada de este nuevo libro, el autor ha escogido un pormenor del óleo sobre lienzo titulado Hodgkin's books, obra del artista montillano Paco Salido quien, de este modo, quiso rendir su particular homenaje a la figura de Sir Gordon Howard Eliot Hodgkin, un reputado pintor e impresor británico fallecido en 2017.

Una vida dedicada al periodismo y a la literatura

Catedrático de Redacción Periodística en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Antonio López Hidalgo (Montilla, 1957) publicó su primer libro en 1990, El sindicato clandestino de la Guardia Civil, una obra realizada al alimón junto a Juan Emilio Ballesteros, por la que fueron procesados y absueltos posteriormente.

En la editorial Comunicación Social, Antonio López Hidalgo también ha publicado El periodista en su soledad; De la vida y otras anécdotas; El Titular. Manual de titulación periodística; Géneros periodísticos complementarios. Una aproximación crítica a los formatos del periodismo visual; y La Columna. Periodismo y literatura en un género plural. Entre otras obras, es autor de La exactitud de la nostalgia, Tratado sobre el corazón de las cosas, La ciudad perdida, El privilegio del olvido, La belleza de las pequeñas cosas o Escrito en Brasil.

Profesor invitado en varias universidades iberoamericanas, es Premio de Narrativa de la Asociación Cultural "Marquesado de Priego", además de miembro de la Cofradía de la Viña y el Vino, para la que concibió en septiembre de 1992 la primera Exaltación del Vino de Montilla. De igual manera, Antonio López Hidalgo es miembro del Patronato de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: M.A. LEÓN

28 de agosto de 2019

  • 28.8.19
Ampliar los espacios escénicos de la localidad para dar cabida a la notable actividad cultural de Montilla. Ese es el objetivo que se ha planteado el equipo de gobierno que preside el socialista Rafael Llamas, quien ha vuelto a plantear la posibilidad de rehabilitar el antiguo Teatro Don Bosco, un enclave que abrió sus puertas a principios de la pasada década de los sesenta como parte esencial del Colegio Salesiano “San Francisco Solano” y que, desde hace varias décadas, se encuentra en estado de abandono.



“Por suerte, Montilla cuenta con una intensa actividad cultural gracias a multitud de asociaciones y colectivos muy dinámicos que demandan, cada vez más, un nuevo espacio escénico que complemente las instalaciones del Teatro Garnelo y del Teatro Madre Encarnación del Colegio San Luis y San Ildefonso”, reconoció el primer edil, en declaraciones a Montilla Digital.

A juicio de Rafael Llamas, la rehabilitación del Teatro Don Bosco –situado entre la antigua Casa de la Cultura y la parte trasera del Colegio Salesiano, muy cerca del Palacio de Justicia–, permitiría “ampliar los equipamientos culturales de la ciudad y, de este modo, potenciar la oferta cultural de Montilla durante todo el año”.

“La incesante actividad de nuestras asociaciones provoca que, en ocasiones, algunos colectivos se vean obligados a postergar conciertos, actos literarios o representaciones teatrales porque el Teatro Garnelo se encuentra permanentemente ocupado durante todo el año”, indicó Rafael Llamas, quien se mostró convencido de que “la puesta en valor de unas instalaciones como el Teatro Don Bosco permitiría dinamizar mucho más la oferta cultural de Montilla”.

Tal y como recogen en Nuestro Ambiente los historiadores montillanos Miguel Aguilar y Andrés Ramírez, el Teatro Don Bosco abrió sus puertas de manera oficial el 1 de enero de 1962, gracias al empeño personal y a las aportaciones económicas del entonces alcalde de la localidad, Antonio Baena Panadero que, además, en esos momentos también presidía la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos.

Junto con la rehabilitación de este espacio escénico, el equipo de gobierno estudia la “recuperación” de la antigua Casa de la Cultura –actual sede de la Asociación de Artesanos de Montilla “Solano Salido”– como “centro cívico al servicio de la cultura y del patrimonio montillano”, si bien, como apuntó el primer edil, los técnicos municipales deben plantear previamente una “solución” al acceso principal al edificio, que cuenta con una pequeña escalinata que impide el tránsito de personas con dificultades de movilidad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


26 de agosto de 2019

  • 26.8.19
Juan Carlos Rubio sigue traspasando fronteras. El escritor, actor y director montillano ha logrado un nuevo hito que añadir a su impresionante palmarés, al sumar cinco nominaciones para la próxima edición de los prestigiosos Premios ACE que concede la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Argentina, gracias a su obra 100 metros cuadrados.



El espectáculo, que fue estrenado el 3 de agosto de 2010 en el Festival Internacional de Teatro de San Javier (Murcia) con María Luisa Merlo, Miriam Díaz-Aroca y Jorge Roelas en su reparto español, opta ahora en Argentina a los premios de Mejor Comedia, Mejor Actriz Protagonista de Comedia (con doble candidatura de Florencia Bertotti y María Valenzuela), Mejor Director de Comedia (Manuel González Gil) y Mejor Música Original (Willie Lorenzo y Flor Bertotti).

Juan Carlos Rubio se mostró "muy feliz" con que 100 metros cuadrados haya logrado estas cinco nominaciones a los Premios ACE, que se sitúan entre los galardones más prestigiosos del panorama escénico actual, y mostró su agradecimiento "al público que sigue llenando el Multiteatro Comafi en Buenos Aires".

El texto relata la historia de Sara, una joven a la que un agente inmobiliario le ofrece un piso ideal para alquilar: bajo precio, amplitud, luz y unas hermosas vistas. Tan solo presenta un pequeño “inconveniente”: la dueña del piso vivirá en él hasta el día de su fallecimiento. Lola (de más de setenta años) ha sido operada del corazón en dos ocasiones y, sin duda, no aguantará mucho más. Sobre todo si sigue fumando una cajetilla diaria. Y bebiendo todo lo que se le pone por delante.

Una vida dedicada a la escena

Nacido en Montilla en 1967, Juan Carlos Rubio comienza muy pronto a compaginar su trabajo de actor y presentador con la escritura de guiones televisivos (Farmacia de Guardia, Pepa y Pepe, Colegio Mayor, Más que amigos, Manos a la obra, Ellas son así, A las once en casa o Adolfo Suárez, el Presidente) y cinematográficos (El calentito, Retorno a Hansala o Bon apetit) y como autor teatral.

Su primer texto fue estrenado en 1997: Esta noche no estoy para nadie. Desde entonces, han subido a los escenarios españoles sus obras 10, ¿Dónde se esconden los sueños?, Las heridas del viento, Humo, Arizona, Tres, 100 metros cuadrados, Concha: Yo lo que quiero es bailar y El manual de la buena esposa. También ha estrenado en Perú, Chile, Puerto Rico, Venezuela, Costa Rica, República Dominicana, Cuba, México, Uruguay, Estados Unidos, Australia, Eslovaquia, Grecia e Italia.

Como director teatral ha puesto en escena sus obras Humo, Arizona, Tres, 100m2, Esta noche no estoy para nadie, el musical y Las heridas del viento. Asimismo, ha dirigido El pez gordo, de Roger Rueff; Razas, de David Mamet; Ocasiones especiales, de Bernard Slade; La monja alférez, de Domingo Miras y Miguel de Molina, al desnudo, de Ángel Ruiz. También ha dirigido las galas del Festival Málaga Cine Español 2010 y los Premios MAX 2011.

Ha obtenido, entre otros galardones, el Premio Ciudad de Alcorcón (1998) por Esta noche no estoy para nadie; el Premio Teatro SGAE (2005) por Humo; Mención de Honor del Premio Lope de Vega (2006) por Arizona y el Premio Lope de Vega (2013) por Shakespeare nunca estuvo aquí.

Ha sido candidato al Goya 2009 en la categoría de mejor guión original por Retorno a Hansala y en 2010 Bon apetit ganó la “biznaga de plata” al mejor guión en el Festival Málaga Cine Español. Asimismo, en 2010 fue galardonado en Nueva York con el Premio HOLA, otorgado por la Asociación de Actores Latinos al mejor director por El pez gordo, por la misma que fue nominado en 2011 a los Premios ACE de Nueva York como director.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


24 de agosto de 2019

  • 24.8.19
Un total de 4.299 alumnos y alumnas de 30 centros docentes de Córdoba han participado durante el curso 2018/19 en el programa AulaDcine, que tiene como objetivo difundir la cultura cinematográfica y audiovisual en el ámbito educativo, contribuyendo así a la creación de nuevos públicos para el cine y a desarrollar el espíritu crítico entre los jóvenes.



La Junta, que puso en marcha este proyecto en el periodo académico 2014/15, ha contado en esta edición con la implicación de 401 docentes de la provincia. Los centros educativos pueden acogerse de forma voluntaria a este programa, recibiendo asesoramiento, formación y materiales. Cada colegio e instituto puede desarrollar la actividad de la forma que mejor se ajuste a sus necesidades y características, tanto de forma transversal en varias áreas o bien como temática independiente.

Además, el programa cuenta con una plataforma colaborativa donde el profesorado puede compartir sus experiencias y conocimientos con los demás participantes, descargarse los materiales didácticos e incluso realizar el visionado on line de las obras en las pizarras digitales.

Dentro de AulaDcine se desarrollan distintas acciones en el ámbito de la cultura cinematográfica para favorecer la alfabetización mediática y la creación de nuevos espectadores para el cine europeo, así como para impulsar un mayor conocimiento de la actual producción audiovisual andaluza y despertar en los jóvenes un espíritu crítico a través del análisis, la reflexión y el intercambio de opiniones.

Los contenidos cinematográficos y audiovisuales, por su facilidad de transmisión, son una herramienta idónea para apoyar y complementar la actividad docente, así como para promover y acercar la cultura al alumnado de las distintas etapas educativas.

Con este proyecto se fomenta una educación en valores como la tolerancia, la justicia social, la igualdad, los derechos humanos, la solidaridad, la participación o la dignidad humana. Los más jóvenes tienen la oportunidad de ver cine con otros ojos, comprender mejor el mundo que les rodea y participar activamente en la vida democrática y cultural.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

23 de agosto de 2019

  • 23.8.19
Toy Boy. Así se denomina la nueva serie de acción con la que Antena 3 Televisión pretende captar la atención del gran público y que cuenta, entre sus protagonistas destacados, con el actor montillano José de la Torre, quien estará acompañado por otra actriz con estrechos vínculos familiares con la localidad de la Campiña Sur: María Pedraza.



El thriller, creado por César Benítez, Juan Carlos Cueto y Rocío Martínez, está ambientado en la Costa del Sol malagueña y se sumerge en el mundo de la noche y de las fiestas de la alta sociedad. El rodaje comenzó en octubre del año pasado en localizaciones reales de la Costa de Sol y pretende "descubrir al espectador" un universo no muy abordado en la televisión en España: el de la noche, las discotecas con shows y los bailes de strippers en fiestas exclusivas celebradas en mansiones y yates.

Para ello, la cadena de Atresmedia ha apostado por un reparto en el que hay actores reconocidos para el gran público y otros que son nuevos. Por ello, ha lanzado en las últimas semanas varios pósters promocionales protagonizados por sus strippers y ha estrenado el primer tráiler de la ficción, donde se pueden ver las primeras imágenes de la temporada.

La trama narra la historia de Hugo Beltrán (a quien da vida el actor Jesús Mosquera), un stripper joven, guapo y despreocupado hasta que una madrugada se despierta en un velero, tras una noche de fiesta y excesos, al lado del cadáver quemado de un hombre. Se trata del marido de Macarena, su amante, una mujer madura y poderosa con la que mantenía una tórrida relación sentimental de alto voltaje sexual.



Hugo no recuerda nada de lo que ocurrió la noche del crimen, pero está seguro de que él no es el asesino, sino la víctima de un montaje para inculparlo. Aún así, tras un rápido juicio es condenado a 15 años de cárcel. Siete años después, en la cárcel recibe la visita de Triana Marín (interpretada por María Pedraza), una abogada joven que, en representación de un importante bufete, se ofrece a ayudarlo, reabrir el caso y tratar de demostrar su inocencia en un nuevo juicio.

Hugo desconfía del ofrecimiento. ¿Por qué una grupo importante de abogados iba a querer ayudarlo? ¿Qué quieren a cambio? Triana consigue la anulación de la condena y Hugo sale de la cárcel, en libertad condicional y pendiente de la celebración de un nuevo juicio en el que tendrán que ser capaces de demostrar su inocencia.

El montillano José de la Torre da vida a Iván, un expolicía que, tras ser expulsado del Cuerpo Nacional de Policía por sacar beneficio de las incautaciones, se convierte en el dueño de la discoteca Infierno, en la que Hugo termina trabajando.

El reparto se completa con Carlo Constanzia, Raudel Raúl Martiato, Carlos Scholz, Cristina Castaño, Lola Arellano y Miriam Díaz-Aroca. El equipo directivo está encabezado por Iñaki Mercero (director) y Juan Carlos Cueto, Rocío Martínez, César Benítez (creadores y guionistas).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

22 de agosto de 2019

  • 22.8.19
El 75.º aniversario de la muerte del artista José Santiago Garnelo y Alda, que falleció en Montilla el 28 de octubre de 1944, centrará la tercera edición de la Semana de Montilla con la Pintura, una iniciativa que nació en 2017 con el objetivo de situar la localidad de la Campiña Sur en el centro de las artes plásticas a nivel nacional.



Del 9 al 15 de septiembre próximos, Montilla ofrecerá un amplio programa de actividades "de todo tipo y para todos los públicos" que contará, a modo de colofón, con la celebración el domingo 15 de septiembre del Concurso de Pintura al Aire Libre "Memorial José S. Garnelo y Alda", que el pasado año contó con la participación de casi un centenar de artistas. Para ello, el Ayuntamiento de Montilla ha abierto ya el plazo de inscripciones a través de este formulario, mientras que las bases del concurso se pueden consultar en este enlace.

"El objetivo de este certamen es volver a atraer hasta Montilla a artistas y creadores de todo el panorama nacional, así como a personas interesadas en el mundo de la pintura y del arte en general", destacó, en declaraciones a Montilla Digital, el alcalde de la localidad, Rafael Llamas.

El castillo de Montilla, la Plaza de la Rosa, el Ayuntamiento, el Llano Palacio, El Parador o las vistas de Montilla desde distintos puntos de su entorno rural han sido, en las dos ediciones celebradas hasta el momento, las estampas más repetidas entre las obras participantes que, el pasado año, optaron a un total de 14 premios, dotados con más de 14.000 euros, así como cinco lotes de pintura para los ganadores de la categoría Infantil y Juvenil.

En 2018, el máximo ganador de la categoría de Adultos, Francisco Martín Barea (Alcalá de Guadaira, Sevilla) recibió de manos del Ayuntamiento de Montilla el primer premio de la edición, dotado con 3.000 euros, mientras que Eduardo Gómez Query (Chipiona, Cádiz), se alzó con el segundo premio, otorgado por la Cooperativa Agrícola La Unión, dotado con 2.500 euros.

Junto a los principales premios, el jurado designó como ganadores de los terceros premios a Miguel Ángel Rivas Mejías (Granada); Ana Sánchez Lucas (Almería); Manuel Sánchez Luca (Almería); y Carlos Dovao Hidalgo (Sevilla). Además, otros ocho participantes fueron galardonados en esta edición.

Asimismo, los premios de la categoría Infantil-Juvenil del Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre "Ciudad de Montilla: Memorial José S. Garnelo y Alda", otorgados por "Arte 21", recayeron en Alba España Pérez; Claudia Salido Polonio; Helena Luque Sánchez y Víctor Calleja Rider.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


18 de agosto de 2019

  • 18.8.19
Con el objetivo de engrandecer la Fiesta de la Vendimia de Montilla, y vincular el flamenco con la tradición vitivinícola de la ciudad, la Peña Flamenca "El Taconeo" celebrará el próximo 24 de agosto el I Pórtico Flamenco de la Fiesta de la Vendimia, una cita que busca seguir acercando a la ciudadanía las distintas expresiones del flamenco de la mano de artistas de un gran nivel.



"Esta actividad surge como idea en una reunión de la junta de la peña en la que planteamos el porqué la Feria de El Santo tenía pórtico y no así la Fiesta de la Vendimia, de ahí surgió esta iniciativa", explicó José Ángel Márquez, presidente de la peña, quien destacó que en Montilla existe mucho interés por acercarse al flamenco, como se puso de manifiesto durante la celebración de su ciclo Sábados flamencos, en el que se desarrolló un espectáculo al mes en la sede de la peña, en la calle Felipe IV.

En ese sentido, Márquez destacó el gran nivel que ofrecerá el I Pórtico Flamenco de la Fiesta de la Vendimia con una cita contará gracias a la participación de 'El Claus', acompañado por David Leiva a la guitarra y la percusión del montillano Manuel Luque. "Ofrecerá un precioso espectáculo marcado por la espontaneidad que caracteriza su estilo, que irá progresivamente en aumento para concluir con un fin de fiesta por todo lo alto", señaló el presidente de El Taconeo.

"Sin duda, este Pórtico ofrecerá todo un espectáculo para una noche del arte flamenco y del sentir de nuestra tierra", destacó la concejala de Festejos, Soledad Raya, quien animó a los montillanos a participar en esta cita cultural previa a la Fiesta de la Vendimia, abierta a todo el público y de carácter gratuito, que dará comienzo a las 22.00 de la noche en la sede de la Peña "El Taconeo" el próximo sábado 24 de agosto.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

17 de agosto de 2019

  • 17.8.19
La Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía (EPFCA) de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha puesto en marcha, junto con la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA), un título de Experto en Gestión Cultural, que se celebrará entre el 12 de marzo y el 24 de junio de 2020 en la sede de la EPFCA en Sevilla.



Dos ediciones de un curso similar, también en colaboración con ambos organismos, y con el precedente de las dos ediciones del curso "Gestión Cultural. El proyecto Cultural" impartido en la EPFCA, constatan el éxito de la propuesta tanto en la solicitud de matrículas como por la valoración del alumnado tras su finalización. Los buenos resultados han facilitado que este curso en su próxima edición se ofrezca dentro de la oferta de los títulos de experto universitario de la Universidad Pablo de Olavide.

La profesionalización que la gestión cultural ha experimentado en las dos últimas décadas ha demandado una formación específica para quienes se dedican a ella. Este curso es una buena muestra de la sinergia entre el sector asociativo, el público y la universidad para lograr una propuesta que se adecue a las exigencias del mercado laboral con una formación muy práctica e impartida por profesionales del sector en activo.

La Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía es una unidad de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (AAIICC), adscrita a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, que ofrecen tres líneas de formación cultural: artística, técnica y de gestión. La enseñanza está orientada de manera muy práctica y con el objetivo de mejorar las competencias del alumnado de cara a la incorporación o mejora en el mercado laboral. La EPFCA cuenta con tres sedes: Granada, Málaga y Sevilla. Además, para llegar a un mayor número de personas, se organizan cursos online y puntualmente en otras provincias, gracias a acuerdos con entidades locales.

Además de las sedes físicas estables en Granada, Málaga y Sevilla, la Escuela cuenta con una plataforma virtual en la que se imparten cursos online para facilitar así la formación a las personas interesadas independientemente de su lugar de residencia. Con esta misma meta de ampliar la territorialidad de las acciones, gracias a acuerdos y colaboración con entidades locales, se han organizado en 2018-19 cursos en Córdoba, Huelva y Cádiz. Todos estos cursos, de una duración variable, que van desde las 12 horas hasta otros de 800, suman más de 6.000 horas de clase.

Los cursos que se han impartido abarcan muchas disciplinas: atrezzo, sonorización, vestuario, escenografía, iluminación, clown, voz, interpretación, videomapping, verso, fotografía, redes sociales, legislación o producción entre otras, y abarcan también diversos niveles, desde algunos cursos de iniciación para los que no es necesaria formación previa a otros especializados dirigidos a profesionales que precisan reciclarse o ampliar conocimientos más específicos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 17.8.19
El trío Soncalson volverá a participar esta noche en la programación de Noches de Música y Velas, un evento cultural que se celebra en la aldea de Morente, muy próxima a la localidad de Bujalance, coincidiendo con la luna llena de agosto. Con el atractivo que ofrece un escenario iluminado únicamente por la cálida luz de los cirios, los músicos montillanos amenizarán por segundo año consecutivo una noche cargada de magia.



Formado por Rafael Ramírez Mármol, Antonio Bellido Barranco y Raúl Gómez Gómez, el trío músico-vocal subirá al escenario de la Plaza de la Constitución de Morente, iluminada únicamente por la luz de más de un millar de velas encendidas por los propios vecinos de la aldea, para ofrecer un concierto plagado de grandes boleros universales que formar parte del repertorio habitual que los montillanos vienen realizando en sus actuaciones.

Junto a su nueva actuación en la Noche de Música y Velas, organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Bujalance con la colaboración de la Asociación de Vecinos de Morente y la Asociación de Mujeres La Grailla, Soncalson se encuentra en pleno proceso de programación de sus próximas actuaciones por toda Andalucía, donde el trío ha cosechado un enorme éxito tras sus numerosos conciertos junto a la cantante Betty Missiego y su homenaje al folclore hispanoamericano, y destacables actuaciones en solitario como la celebrada en el Colegio de Médicos de Málaga, la Sala Milwaukee del Puerto de Santa María o en la XXI Cata Dirigida de Vinos de Ademo.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

13 de agosto de 2019

  • 13.8.19
La Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía (EPFCA), dependiente de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico a través de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, ha cerrado el curso 2018-2019 con un balance más que positivo, gracias a los más de mil alumnos y al total de 84 cursos organizados en los seis primeros meses del año, con una media de alumnado por taller de 13 personas.



"Ello permite que la formación sea muy práctica y participativa, así como cumplir con uno de los objetivos de la Escuela de preparar al alumnado para el mercado profesional de distintos sectores de la cultura", resaltaron fuentes del Gobierno andaluz.

Además de las sedes físicas estables en Granada, Málaga y Sevilla, la Escuela cuenta con una plataforma virtual en la que se imparten cursos online para facilitar así la formación a las personas interesadas independientemente de su lugar de residencia. Con esta misma meta de ampliar la territorialidad de las acciones, gracias a acuerdos y colaboración con entidades locales, se han organizado en 2018-19 cursos en Córdoba, Huelva y Cádiz. Todos estos cursos, de una duración variable, que van desde las 12 horas hasta otros de 800, suman más de 6.000 horas de clase.

Los cursos que se han impartido abarcan muchas disciplinas: atrezzo, sonorización, vestuario, escenografía, iluminación, clown, voz, interpretación, videomapping, verso, fotografía, redes sociales, legislación o producción entre otras, y abarcan también diversos niveles, desde algunos cursos de iniciación para los que no es necesaria formación previa a otros especializados dirigidos a profesionales que necesitan reciclarse o a quienes necesitan ampliar conocimientos más específicos.

La Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía ofrece tres líneas de formación cultural: artística, técnica y de gestión. La enseñanza está orientada de manera muy práctica y con el objetivo de mejorar las competencias del alumnado de cara a la incorporación o mejora en el mercado laboral.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 13.8.19
La nueva exposición temporal puesta en marcha por el Museo Histórico Local, dedicada a la historia de la prensa y la labor de los periodistas desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, El noticiero y la máquina de escribir, ha despertado el interés de decenas de personas que han acudido durante el fin de semana hasta este espacio expositivo, ubicado en la Plaza Dolores Ibárruri, para recorrer la historia de la mano de una quincena de cabeceras de periódicos históricos.



Inaugurada el pasado viernes, la exposición está formada por diferentes piezas de la colección personal de Manuel Caracuel Armada, con la que se pretende rendir un homenaje a los profesionales de este medio de comunicación a través de una rica muestra de ejemplares de periódicos de diferentes épocas, recibos de cuota de inscripción de diferentes periódicos y varias máquinas de escribir, junto a otros elementos como teléfonos y material de escritura.

"Entendemos que era necesario un homenaje a la prensa y al periodista, que son quienes recogen las noticias que luego acaban en los libros y conforman la historia que estudiamos", destacó durante la inauguración de la muestra Carmen Rey, historiadora y dinamizadora del museo, a la vez que destacó el "papel fundamental" del periodismo "como testigo y medio para conocer la historia".

Una historia que hasta el próximo mes de septiembre se concentran en dos vitrinas del Museo Histórico Local donde se exponen varios ejemplares de prensa nacional, regional y local, en algunos casos con curiosas noticias sobre Montilla y sus ciudadanos; suscripciones a periódicos de finales del siglo XIX; un teléfono de los años 50; dos máquinas de escribir, y material de escritura de varias épocas.

Entre las piezas más curiosas de esta singular exposición, señaló Rey, destaca un modelo de la Gaceta de Madrid de 1796, y varios ejemplos de Boletines Oficiales de la provincia de Córdoba. Asimismo, de finales del siglo XVIII se expone un ejemplar del diario El Mercurio” con mayor número de ilustraciones, temáticas populares y obreras, "todo ello fruto de la influencia inglesa en nuestra prensa".

Junto a ellos, El noticiero y la máquina de escribir recoge la influencia de la llegada del cine y la radio, cuando los periódicos comenzaron a incluir fotografías en sus ejemplares –como muestra el diario La Estampa de 1928–, o los cambios generados por episodios históricos como la Guerra Civil y la postguerra.

La exposición se podrá visitar, de manera totalmente gratuita, hasta el próximo 9 de octubre. Para ello, el Museo Histórico abre sus puertas de martes a viernes, en horario de 9.30 de la mañana a 14.00 de la tarde, y de 18.00 a 21.00 jueves y viernes; sábados, de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00, y domingos, de 11.00 a 14.00.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

10 de agosto de 2019

  • 10.8.19
La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha abierto el plazo de presentación de candidaturas para el XVIII Certamen Literario Escolar Andaluz en materia de voluntariado ‘Solidaridad en Letras’. Con estas distinciones, se pretende sensibilizar al alumnado de los centros educativos andaluces en favor de la defensa de valores como la solidaridad, la libertad, la igualdad y la justicia, así como posibilitar que las alumnas y los alumnos se conviertan en protagonistas de la solidaridad a través de sus producciones escritas.



A este concurso podrán ser propuestas como candidaturas el alumnado de cualquier centro educativo público, concertado o privado de Educación Primaria y Secundaria de Andalucía. Igualmente, podrá participar el alumnado de los centros de Educación Especial, así como de cualquier otro programa educativo que se ajuste a las características de la convocatoria.

Como novedad en esta edición, a través de los centros escolares que participen en este certamen, se podrá elegir el lema del Congreso Andaluz de Voluntariado 2020 que tendrá lugar en Huelva. El relato breve deberá tener un título redactado de forma que pudiera convertirse en el lema del congreso. Este foro es el principal foco de encuentro y de participación de las buenas prácticas llevadas a cabo por las asociaciones de voluntariado que vienen desarrollando su labor a lo largo del territorio andaluz.

El Certamen presenta dos fases: provincial y regional. Y contempla dos categorías: A para alumnado de 5º y 6º de Educación Primaria; y B para alumnado de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria. Además, presenta la modalidad de relato breve (máximo 500 palabras), que consistirá en una narración de ficción centrada en el voluntariado. Las candidaturas se pueden presentar hasta el día 18 de octubre.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

9 de agosto de 2019

  • 9.8.19
El Museo Histórico Local de Montilla abrirá hoy sus puertas con una nueva propuesta cultural para sus visitantes: la exposición El noticiero y la máquina de escribir. La muestra, que recoge la historia de la prensa desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX a través de una quincena de cabeceras de la época, permanecerá abierta al público hasta el próximo mes de octubre.



El noticiero y la máquina de escribir, formada por diferentes piezas de la colección personal de Manuel Caracuel Armada, pretende rendir un homenaje a los profesionales de este medio de comunicación a través de una rica muestra de ejemplares de periódicos de diferentes épocas, recibos de cuota de inscripción de diferentes periódicos y varias máquinas de escribir, junto a otros elementos como teléfonos y material de escritura.

"El periodismo como registro del devenir histórico contribuye a la conservación de la memoria colectiva" han señalado desde el Área de Cultura del Ayuntamiento de Montilla sobre esta exposición que se podrá visitar, de manera totalmente gratuita, hasta el próximo 9 de octubre. Para ello, el Museo Histórico abre sus puertas de martes a viernes, en horario de 9.30 de la mañana a 14.00 de la tarde, y de 18.00 a 21.00 jueves y viernes; sábados, de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00, y domingos, de 11.00 a 14.00.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

1 de agosto de 2019

  • 1.8.19
Montilla despedirá el mes de agoto con la celebración de la 45.ª edición de su Cata Flamenca, una cita ineludible para los amantes del cante jondo, que este año rendirá tributo a la bailaora cordobesa Blanca del Rey. Para ello, la Peña Flamenca "El Lucero" ha apostado por un cartel "novedoso e innovador" con respecto a otros festivales del entorno, donde se ha querido dar cabida a grandes nombres del flamenco más puro, como Mayte Martín o Duquende, pero también a otras tendencias como Jorge Pardo y su grupo.



"Este año se ha conseguido un cartel muy distinto al que se viene ofreciendo en otros festivales cercanos y creemos que, sin perder el encanto que caracteriza a nuestra cata, se ha conseguido hacer un guiño a las nuevas tendencias para atraer al público más joven", señaló el presidente de la peña montillana, Salvador Córdoba, a Montilla Digital tras darse a conocer el cartel –una obra de la artista montillana María José Ruiz, creada para el Ayuntamiento de Nuremberg– a través de las redes sociales.

Con la bailaora cordobesa Blanca del Rey como figura protagonista de esta edición, la cata reunirá a seis cantaores, junto a cinco músicos flamencos y el grupo de baile liderado por Lola Pérez. "Blanca del Rey se ha mostrado muy emocionada por este homenaje y el cartel que se ha preparado para esa noche, en la que probablemente estará presente", adelantó Córdoba sobre la bailaora cordobesa, una de las grandes artistas que ha actuado –e incluso regentado– el mítico Corral de la Morería.

La barcelonesa Mayte Martín ha sido elegida en esta ocasión como cabeza de cartel, una artista "que ha cosechado todos los éxitos posibles en el flamenco y con una gran proyección internacional", que hará las delicias de los aficionados más tradicionales. Junto a ella, Duquende, uno de los artistas con más repercusión en la actualidad tras una larga trayectoria artística que comenzó junto a Camarón.

"Sin duda son dos grandes artistas para un cartel que completa una apuesta de gran calidad con Laura Vital, Rancapinos Chico, Alfredo Tejada y nuestro artista local Antonio Mejías", recordó el presidente de El Lucero sobre los cantaores de esta cata, que estará acompañados al toque por Antonio Carrión, Antonio Higuero, Eduardo Rebollar, Alejandro Hurtado y José Fernández.

Un festival para nuevos públicos

Asimismo, y dentro de la apuesta de la Peña Flamenca "El Lucero" por acercar a los más jóvenes hasta la Cata Flamenca de Montilla, el cartel de esta edición se complementa con la actuación del músico de jazz Jorge Pardo, junto a su grupo.

"Sin duda es una apuesta muy interesante porque permitirá disfrutar de esa fusión tan peculiar de jazz y flamenco que ofrece Pardo y que es una de las nuevas tendencias del flamenco", subrayó Salvador Córdoba, quien confió en que la incorporación de nuevos estilos a la cata montillana permita atraer a un nuevo público hasta el recinto de Envidarte el próximo 31 de agosto.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

26 de julio de 2019

  • 26.7.19
El Recinto de Los Naranjos del complejo municipal del piscinas de verano, junto al Parque Tierno Galván, se llenarán de música durante los próximos fines de semana de agosto de la mano del festival Luna de Agosto, una iniciativa impulsada por La Lonja de Marisco en colaboración con el Ayuntamiento de Montilla y Bodegas Robles, que permitirá disfrutar de la música en directo.



A partir de la medianoche, el recinto municipal acogerá hasta un total de once actuaciones que ofrecerán grandes actuaciones y estilos tan diversos como el pop, el jazz, el indie o el rock, entre otros. "Con esta actividad se pretende aumentar la oferta cultural de la localidad durante la época estival y ofrecer alternativas de ocio para todos los ciudadanos", ha destacado el Ayuntamiento de Montilla sobre un programa que dará comienzo este sábado, 27 de julio, con la actuación de El Tren de Sanz, un tributo al cantante Alejandro Sanz.

Asimismo, el festival Luna de Agosto continuará con el concierto del grupo montillano Poprockpopero (2 de agosto) o el grupo de baile y animación Boogaloo (3 de agosto). Otro tributo a uno de los grandes grupos del pop español, Mecano, protagonizará la noche del 9 de agosto de la mano del grupo Aire, mientras que la Orquesta Raíces amenizará la cita del 10 de agosto.

El ecuador del festival vendrá marcado por el ritmo de Crash for Jazz en la noche del 16 de agosto, que cederá el testigo a los jóvenes montillanos que conforman el grupo Piedra Dropa (17 de agosto). Por su parte, el fin de semana del 23 y 24 de agosto, las actuaciones correrán a cargo de Rockabanda y Like a Virgin, con su tributo a Madonna, respectivamente. Finalmente, la nueva edición de Luna de Agosto cerrará su cartel con la actuación del artista montilla Imperio Reina, el 30 de agosto, y un día más tarde, Mr. Mackenzie.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

24 de julio de 2019

  • 24.7.19
Su nombre se hizo especialmente popular el pasado verano, tras ser incluido en el exclusivo comité de expertos que habría de evaluar a los aspirantes a dirigir RTVE. Pero Francisco Sierra Caballero ya era, desde mucho antes, uno de los investigadores más respetados en el ámbito de la Comunicación contemporánea. Nacido hace 50 años en Gobernador, un municipio de poco más de 200 habitantes situado en la comarca granadina de Los Montes, muy cerca de Jaén, Francisco Sierra es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla, donde dirige el Departamento de Periodismo I.



Investigador del Instituto Andaluz de Investigación en Comunicación y Cultura y nuevo columnista de Andalucía Digital, es fundador de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación y, en la actualidad, preside la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura, así como la Asamblea de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación.

Autor de relevantes ensayos sobre Comunicación, Política y Cambio Social, Francisco Sierra ha coordinado equipos internacionales de investigación para la Comisión Europea o para el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo de España. Ahora, de la mano del sello editorial Siglo XXI de España, presenta Teoría del valor, comunicación y territorio, una obra que reúne aportes originales de autores de referencia como David Harvey, Toni Negri y Carlo Vercellone sobre Teoría del Valor y Revolución Digital, analiza las discusiones de aportes como las tesis sobre Capitalismo Cognitivo.

—Hace unos meses reclamaba en 'Introducción a la Comunicología' un enfoque materialista de la comunicación. Este libro avanza en la misma dirección, supongo.

—En efecto. La ausencia de una perspectiva crítica en Comunicación es notoria. Por influencia de la escuela funcionalista estadounidense, nuestros estudios han cultivado una visión instrumental, práctica, aunque paradójicamente poco útil. Si uno visita cualquier biblioteca o librería y se para a revisar el fondo bibliográfico, rápidamente salta la ausencia de referencias marxistas, materialistas o, en un sentido amplio, críticas de la comunicación.

Hay títulos episódicos, como el del exdirector de El Mundo sobre el poder en los medios, pero poca teoría y elaboración científica que apunte en una dirección distinta para entender por qué nos pasa lo que nos pasa con la comunicación pública. Este volumen, aunque colectivo, tiene un capitulo en el que avanzo cuestiones sustanciales sobre acceso, control e ideología en los medios, pensando no tanto en el periodismo, que suele ser lo habitual, como en las propias redes y en la cultura digital.

—¿Hay intelectuales marxistas en estos tiempos posmodernos de faltas noticias?

—Empiezo a pensar que no, al menos en España. Cuando tuve la defensa de mi Cátedra de Teoría de la Comunicación me pregunté en la exposición cómo es posible que un hijo de la clase obrera llegue a la universidad, se titule, termine siendo profesor e, incluso, alcance la máxima distinción en la carrera académica. Lo normal hubiera sido el desclasamiento o, directamente, no alcanzar tal honor. Añádase además que la universidad, y particularmente la academia española, es históricamente antimarxista.

A diferencia de otros ámbitos de nuestro entorno, pienso en Francia o Gran Bretaña, la investigación en España es poco crítica y no lo digo yo desde una posición contraria. Hay ya estudios de colegas de la Universidad Rey Juan Carlos y de la Complutense sobre el campo académico de la comunicación y ratifica dichas tesis.

No olvidemos además que en instituciones como la Universidad de Sevilla hubo purgas de ilustres profesores republicanos. Proliferaron catedráticos afines al Opus y el régimen. En mi propia Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense eran conocidos los falangistas reconvertidos en profesores sin más bagaje intelectual que haber servido a la dictadura franquista.

En este escenario, hablar de intelectuales marxistas como una suerte de especie en extinción por la posmodernidad no sería cierto al hacer abstracción de la historia. Pensemos en grandes intelectuales como Manuel Sacristán, que fue expulsado de la carrera académica aunque reconocido como uno de los mejores filósofos y expertos en Lógica. En fin, haberlos los hay aunque expuestos a censura como en el acto que nos suspendieron desde Rectorado cuando íbamos a celebrar en el Paraninfo el Bicentenario de Marx.

Estamos, además, en un momento de emergencia del pensamiento materialista. El libro es solo una semilla, pero hay mucho trabajo articulado que venimos desarrollando en espacios como la Fundación de Investigaciones Marxistas y, desde luego, en la propia Universidad, sin apenas recursos pero con rigor y método para dar respuestas al tiempo de mudanzas que vivimos.

—En su libro analiza el llamado "Capitalismo de Plataformas Digitales" como Uber o Amazon. ¿Por qué es tan relevante para la teoría el valor?

—Al menos por tres razones, pues implica un cambio en las formas de generación de valor con figuras como los llamados "prosumidores", esto es, productores que voluntaria y gratuitamente, por el entusiasmo –como diría Remedios Zafra– de construir en común, aportan trabajo y riqueza a grandes plataformas que suelen ser monopólicas.

En segundo lugar, porque desde Marx, el concepto de inteligencia social general, se actualiza hoy con la centralidad de la red distribuida de Internet. La tesis del Capitalismo Cognitivo que sostienen algunos autores como Yann Moulier Boutang señalan que el valor depende hoy del código, de la información y del conocimiento y, ésta a su vez, depende de la tecnología.

Pensar estas plataformas, por tanto, es discutir quién domina la infraestructura y quién acumula valor explotando la creatividad social colectiva. Por último además, en torno a estas plataformas surgen nuevos conflictos y lucha de clases que explican en buena medida las contradicciones del capitalismo entre un trabajo y recursos de producción socializados y una privatización de la riqueza.

Debates como en España la Tasa Google son retos parciales a un problema de fondo que es observable en el mundo que se está configurando. Piense en los trabajadores de Amazon o en los juicios que en San Francisco mantienen los trabajadores precarizados de Uber. No solo asistimos a condiciones de trabajo de semiesclavitud: es que ésta es la condición de la acumulación del capitalismo informacional. Trabajo gratis.

En suma, el capitalismo de plataformas es central y, en torno a ellas, convergen el capital financiero (innovación y desarrollo), las disputas geopolíticas de poder internacional (el caso por ejemplo Huawei y el 5G) y los procesos que amenazan la diversidad cultural y las propias libertades públicas. Sin esta reflexión no podemos entender fenómenos como Trump o la ciberguerra.

—Nos dirigimos entonces al modelo 'Gran Hermano' que sugiere Google. ¿Qué implicaciones económicas tiene?

—No vamos, ya estamos instalados. Desde la denuncia por el Parlamento Europeo del caso Echelon, hemos seguido avanzando. La Unión Europea sanciona a Facebook por la venta de nuestros datos a Cambridge Analytic pero sigue delinquiendo. El caso Alexa, Smart Tv Samsung y otros dispositivos como el monitoreo en redes es la forma de colonización del siglo XXI.

Ahora, la explotación intensiva y extractivista no es sobre la naturaleza sino sobre nosotros mismos con la minería de datos. Pero se hace en condiciones de exclusividad, cuasi monopólica, y en la que la guerra de Huawei anticipa una disputa geopolítica por hacer real lo que los teóricos de la dependencia definían como la ventaja competitiva de la renta tecnológica.

Amazon, por ejemplo, desarrolla su propia infraestructura y la siguiente fase es que estas redes sean ya no política pública sino redes privadas. El debate sobre la neutralidad de Internet es secundario en la apropiación privada del espacio público. Y lo lamentable es que organismos internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones está en manos de Estados Unidos y siguen las directrices de las grandes corporaciones como los GAFAM.

Evidentemente, esta deriva beneficia a quien está ya instalado y domina la red (el circuito de distribución y gestión de datos para la comercialización) y nos sitúa en posiciones subalternas a países y culturas como España, donde no somos productores sino consumidores de estas plataformas, sus tecnologías y software propietario.

—En su libro hay aportes importantes de autores como David Harvey y Toni Negri y analizan procesos como la acumulación por desposesión. ¿Puede explicar a nuestros lectores de qué estamos hablando?

—La tesis de acumulación por desposesión es de David Harvey. De hecho, el seminario sobre teoría del valor que ha dado lugar al libro es iniciativa de él. Fue un honor para mí poder compartir debates con él y con su equipo en el marco del Seminario Internacional Milton Santos de Comunicación y Cultura Urbana que lidera mi grupo, Compolíticas.

Uno de los temas tratados es, justamente como plantea David Harvey a propósito de las ciudades, cómo el proceso de socialización y acceso a recursos difusos, cómo el patrimonio inmaterial y los bienes comunes, son hoy la principal fuente de acumulación por la captura que hacen, por ejemplo, corporaciones que registran, como hace Google Maps, las imágenes de nuestras calles, monumentos y formas de vida como recursos y externalidades positivas que, al tiempo que se comparten, son capturadas por el capital.

Ello da lugar a fenómenos como el turismo, que terminan por expropiar a la gente de sus espacios, recursos acuíferos, imágenes, rituales o imaginarios conforme a la necesidad del capital de rentabilizar las nuevas fuentes de riqueza. Estos procesos, lejos de ser amables, como pareciera con la minería de datos, suelen ser violentos como sucede a diario en el Sur global o con los desplazamientos de población.

—¿El Socialismo del siglo XXI será postmarxista?

—Si por postmarxista entendemos que precisamos una nueva teoría y práctica que no pensó Marx, desde luego. Pero los fundamentos de la crítica, del pensamiento materialista, siguen de plena vigencia. Esto es, toda propuesta emancipadora frente a la destrucción capitalista debe partir de Marx e ir más allá, desde luego. No podemos vivir anclados en el pasado pero no podemos avanzar desde la izquierda sin pensar la historia y aprender de las luchas y derrotas que el movimiento obrero ha tenido.

—¿Qué retos del mundo del trabajo identifica en su crítica de la economía política?

—Primero, el vindicar derechos que están poniendo en cuestión las nuevas formas de producción social. Antes hablaba de las plataformas digitales. En ellas no solo usuarios ven socavados sus derechos y libertades públicas. Trabajadores de empresas como Glovo no solo están en situaciones de extrema precariedad, sino incluso expuestos a graves condiciones de exposición contra su seguridad, como hemos visto.

En este escenario, las organizaciones sindicales tienen que plantear nuevas formas de lucha para la dignidad del nuevo proletariado. Y los poderes públicos empezar a regular porque asumen el neoliberalismo radicalmente en términos de oferta y demanda sin pensar, por ejemplo, los efectos en el pequeño comercio, la destrucción del tejido social o la vulneración de los derechos contemplados en el Estatuto de los Trabajadores.

—¿La comunicación puede ser un espacio de transformación de las desigualdades económicas?

—Ciertamente, si la concebimos como Ciencia de lo Común. Hemos aprendido que compartir en la teoría del valor en redes no empobrece. El problema es cuando se captura por corporaciones que no comparten ni su tecnología, ni el software ni la riqueza generada. Antes bien, se apropian de las externalidades positivas que genera el intercambio.

La comunicación, por ello, debe disputar el sentido del cambio tecnológico para dotarle de corazón, como en las redacciones: sobra marketing y falta inteligencia colectiva para compartir los bienes comunes, más aún en la era de Internet.

—En su presentación en Madrid, en la Librería Traficantes de Sueños, informó de un proyecto editorial sobre Marxismo y Comunicación. ¿No resulta inadecuado en la era de Internet?

—En modo alguno. Creo, antes bien, que es un proyecto necesario, radicalmente urgente en el tiempo que vivimos. Por ello, llevo cinco años revisando los clásicos y recuperando lecturas no hechas en Comunicación para una nueva teoría de los medios desde la tradición materialista. Si todo va bien, el próximo año será publicado en Siglo XXI.

Confío y tengo la esperanza de aportar herramientas de análisis y abrir un debate en el campo de la comunicación desde una perspectiva crítica. En este empeño estamos, desde la minoría y radical voluntad de pensar intempestivamente. Por fortuna, como aprendimos de Neruda, en esta tarea nunca estaremos solos: ni en la teoría ni en la práctica.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

20 de julio de 2019

  • 20.7.19
Teoría del valor, comunicación y territorio. Ese es el título del nuevo libro que ha publicado Francisco Sierra Caballero, catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla y nuevo colaborador de Andalucía Digital, de la mano del sello editorial Siglo XXI de España. La obra, que reúne aportes originales de autores de referencia como David Harvey, Toni Negri y Carlo Vercellone sobre Teoría del Valor y Revolución Digital, analiza las discusiones de aportes como las tesis sobre Capitalismo Cognitivo.



El nuevo volumen, que ha sido editado como autor por el catedrático de la Universidad de Sevilla, es fruto de tres años de trabajo e investigación en el marco del Seminario Internacional Milton Santos de Comunicación y Cultura Urbana.

"En un momento de crisis y tensiones geopolíticas, donde la brecha que separa a ricos y pobres es cada vez más profunda, repensar la agenda para la crítica materialista de la sociedad debe considerarse la tarea más urgente y necesaria", indica Sierra, quien se muestra convencido de que "hoy, en la era de las plataformas digitales, donde la figura protagonista es la del trabajador precario que las alimenta, el capitalismo opera desde la abstracción de un proceso de acumulación por desposesión procurando limitar el alcance de la lucha de clases como un problema del pasado merced a la dependencia del capital financiero".

Con el fin de comprender las contradicciones y los procesos de transformación actuales, los intelectuales y críticos sociales que aglutina este nuevo libro reformulan y amplían el horizonte de comprensión de la clave fundamental de cualquier reflexión que quiera enfrentar la actualidad del capitalismo: la Teoría del Valor.

Un reputado experto en Comunicación

Nacido hace 50 años en Gobernador, un municipio de poco más de 200 habitantes situado en la comarca granadina de Los Montes, muy cerca de Jaén, Francisco Sierra es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla, donde dirige el Departamento de Periodismo I. Además, su nombre se hizo especialmente popular el pasado verano, tras ser incluido en el exclusivo comité de expertos que habría de evaluar a los aspirantes a dirigir Radio Televisión Española (RTVE).

Investigador del Instituto Andaluz de Investigación en Comunicación y Cultura, el nuevo columnista de Andalucía Digital  es fundador de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación y, en la actualidad, preside la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura, así como la Asamblea de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación.

Autor de relevantes ensayos sobre Comunicación, Política y Cambio Social, Francisco Sierra ha coordinado equipos internacionales de investigación para la Comisión Europea o para el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo de España. El pasado mes de marzo, y de la mano de la Asociación Cultural y Científica Iberoamericana, presentó Introducción a la Comunicología, una obra en la que aborda, de manera crítica y panorámica, el ámbito de la mediación social y el papel que juega la comunicación en la propia conformación de la sociedad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos