:::: MENU ::::

20 de julio de 2019

  • 20.7.19
El Vermut VRMT. Receta andalusí de Bodegas Robles ha sido galardonado con un Gran Oro, la más alta distinción del Certamen, en la cuarta edición de los Premios Internacionales ConVino, uno de los pocos certámenes nacionales que premia las mejores bebidas con base de vino. El concurso, organizado por Alamesa Wine & Beer Action Marketing, contó con una sesión de cata celebrada en la Escuela de Cata de Madrid a cargo de expertos del mundo del vino y del análisis sensorial.



Bodegas Robles y el chef Paco Morales, que cuenta con una estrella Michelín, han elaborado el Vermut VRMT. Receta Andalusí sobre la base de un vino oloroso ecológico que ha envejecido durante ocho años en barricas de roble americano, una madera que le aporta un elegante aroma a vainilla.

En boca, un ligero toque de Pedro Ximénez despliega un amplio abanico de aromas a jalea de membrillo y tonos a miel. El vermú se macera con diez de plantas aromáticas presentes en el viñedo ecológico de Bodegas Robles, "en un intento por trasladar al producto la experiencia completa de las vides, protegidas durante buena parte del año por un manto de lavanda, amapolas, romero, tréboles y plantas silvestres.

Paco Morales ha incorporado aromas y recuerdos de la gastronomía andalusí y es el responsable de su equilibrio entre dulce, amargo y ácido que permite una prolongada presencia de sus aromas en el paladar y en la nariz. Dos años de intenso trabajo en biblioteca, cocina y viñedo que han permitido recuperar sabores perdidos en la memoria.

Esta nueva apuesta por los sabores andalusíes se suma a la línea de cooperación iniciada meses atrás entre Bodegas Robles y Paco Morales y que, de momento, no solo ha servido para hacer de las hojas adultas de vid de la variedad Pedro Ximénez un nuevo ingrediente en el Restaurante Noor, sino también para la creación de este nuevo vermú o el Agraz-Verjus, un aliño inspirado en la cocina tradicional de los imperios Almohades y Almorávides.

Apuesta por lo ecológico

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación tomó el relevo en la bodega y comprendió la necesidad de incorporar la viticultura ecológica y el trabajo con levaduras autóctonas a la tradición de la bodega.



A primera vista, los viñedos de Bodegas Robles tienen el aire de un jardín salvaje y romántico donde, sin embargo, no hay nada accidental. Su viñedo es el resultado de años de investigación en el que mantiene un diálogo permanente con la universidad y varios centros de investigación nacionales e internacionales.

Este proyecto de investigación fue reconocido por el Ministerio de Medio Ambiente, que premió a Bodegas Robles como la Mejor Empresa Ecológica en España 2006. En 2014, recibe el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Dos años más tarde, la firma recibió el Premio "Rutas del Vino de España", convocado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y por el Instituto de Turismo de España (Turespaña) y, en 2017, recogió el Premio Andalucía de Agricultura y Pesca otorgado por la Junta de Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 20.7.19
Teoría del valor, comunicación y territorio. Ese es el título del nuevo libro que ha publicado Francisco Sierra Caballero, catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla y nuevo colaborador de Andalucía Digital, de la mano del sello editorial Siglo XXI de España. La obra, que reúne aportes originales de autores de referencia como David Harvey, Toni Negri y Carlo Vercellone sobre Teoría del Valor y Revolución Digital, analiza las discusiones de aportes como las tesis sobre Capitalismo Cognitivo.



El nuevo volumen, que ha sido editado como autor por el catedrático de la Universidad de Sevilla, es fruto de tres años de trabajo e investigación en el marco del Seminario Internacional Milton Santos de Comunicación y Cultura Urbana.

"En un momento de crisis y tensiones geopolíticas, donde la brecha que separa a ricos y pobres es cada vez más profunda, repensar la agenda para la crítica materialista de la sociedad debe considerarse la tarea más urgente y necesaria", indica Sierra, quien se muestra convencido de que "hoy, en la era de las plataformas digitales, donde la figura protagonista es la del trabajador precario que las alimenta, el capitalismo opera desde la abstracción de un proceso de acumulación por desposesión procurando limitar el alcance de la lucha de clases como un problema del pasado merced a la dependencia del capital financiero".

Con el fin de comprender las contradicciones y los procesos de transformación actuales, los intelectuales y críticos sociales que aglutina este nuevo libro reformulan y amplían el horizonte de comprensión de la clave fundamental de cualquier reflexión que quiera enfrentar la actualidad del capitalismo: la Teoría del Valor.

Un reputado experto en Comunicación

Nacido hace 50 años en Gobernador, un municipio de poco más de 200 habitantes situado en la comarca granadina de Los Montes, muy cerca de Jaén, Francisco Sierra es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla, donde dirige el Departamento de Periodismo I. Además, su nombre se hizo especialmente popular el pasado verano, tras ser incluido en el exclusivo comité de expertos que habría de evaluar a los aspirantes a dirigir Radio Televisión Española (RTVE).

Investigador del Instituto Andaluz de Investigación en Comunicación y Cultura, el nuevo columnista de Andalucía Digital  es fundador de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación y, en la actualidad, preside la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura, así como la Asamblea de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación.

Autor de relevantes ensayos sobre Comunicación, Política y Cambio Social, Francisco Sierra ha coordinado equipos internacionales de investigación para la Comisión Europea o para el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo de España. El pasado mes de marzo, y de la mano de la Asociación Cultural y Científica Iberoamericana, presentó Introducción a la Comunicología, una obra en la que aborda, de manera crítica y panorámica, el ámbito de la mediación social y el papel que juega la comunicación en la propia conformación de la sociedad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 20.7.19
El Ayuntamiento de Montilla, a través del Área de Medio Ambiente y con la colaboración de la empresa de limpieza viaria Cespa, ha puesto en marcha una nueva campaña dirigida a la concienciación de los propietarios de mascotas sobre la obligatoriedad de recoger los excrementos de la vía pública, así como impulsar el uso de agua y vinagre para la limpieza de los orines.



De esta forma, junto a la campaña Tu caca me suena que el Consistorio viene desarrollando desde hace varios años para reducir la presencia de excrementos en el viario público, la nueva propuesta invita, a los propietarios de mascotas, además, a portar una pequeña botella de agua y vinagre para eliminar los malos olores causados por los orines de los perros en los espacios públicos.

Bajo el lema Al pipí de tu perrito, échale un chorrito, el Consistorio pretende concienciar a la ciudadanía de la necesidad de adoptar estas "sencillas medidas" para "mejorar la salubridad de todo el municipio". "Queremos una ciudad limpia y saludable, por eso pedimos que las personas que tengan perro sean responsables y recojan sus excrementos, y evitar que los orines generen malos olores en las aceras, fachadas y mobiliario público", destacó el concejal de Servicios Públicos, Emilio Polonio, sobre la nueva campaña de sensibilización puesta en marcha.

Para ello, el Ayuntamiento ha desarrollado varias mesas informativas en distintos puntos de la ciudad en las que se han repartido cerca de medio millar de botellines para llenar con agua y vinagre, una mezcla que elimina el olor de los orines y evita que ese punto sea utilizado por otros perros para hacer sus necesidades, así como portabolsas para favorecer la recogida de los excrementos.

Por otro lado, la campaña contra los excrementos y orines en la vía pública continuará activa con la colaboración de los diferentes centros y clínicas veterinarias de la ciudad, que ofrecerán información sobre esta campaña y repartirán este material entre sus clientes.

Asimismo, el edil de Servicios Públicos insistió que, además de concienciar a los propios propietarios de las mascotas para que retiren de la vía pública sus excrementos, también es necesaria la colaboración ciudadana a través de la denuncia de este tipo de prácticas. "Todos nos quejamos de la suciedad que existen en muchas de nuestras calles y espacios públicos, pero debemos ser conscientes de que es necesario denunciarlo. No ocurre nada por hacerlo y se favorece que exista esa limpieza", indicó.

El incumplimiento de las ordenanzas municipales podrá conllevar sanciones que van desde los 75 a los 500 euros de multa, dependiendo de la gravedad de la infracción, entre las que se recogen, además del abandono de los excrementos en vía pública, otros aspectos como la falta del microchip identificativo obligatorio o el incumplimiento de las normas de seguridad en el caso de las razas potencialmente peligrosas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ
  • 20.7.19
La situación "dramática" que vivió hace unos días un vecino de Montemayor tras sufrir varios ataques epilépticos sin recibir atención médica ha llevado al alcalde de la localidad, Antonio García, a reclamar a la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía una mejora del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) que presta servicio en la comarca.



En declaraciones a Andalucía Digital, García se mostró convencido de que "la falta de dotación de recursos suficientes del servicio", así como los "protocolos de actuación establecidos" para este tipo de emergencias "derivó en una tardía actuación" el pasado 14 de julio, cuando un vecino estuvo "a punto de fallecer asfixiado" tras haber sufrido varios ataques epilépticos y esperar la llegada de los profesionales sanitarios "durante más de media hora".

En un escrito enviado por el alcalde de Montemayor a la titular de Salud y Familias en Córdoba, María Jesús Botella, el propio García relata que pasado un tiempo prudencial desde que los familiares del enfermo solicitaron asistencia médica a través del 112 y el 061, uno de ellos se desplazó hasta Fernán Núñez –centro de referencia de las urgencias para los vecinos de Montemayor– para comprobar que hubiese personal sanitario disponible.

Al llegar al centro,"los médicos se encontraban en la puerta esperando a que llegara la ambulancia –que no se encontraba en el centro de salud–, a pesar de que tenían allí el vehículo con el que se desplazan a las urgencias". Y es que, según trasladaron los efectivos sanitarios al familiar del paciente que requería atención médica, "debían ir con la ambulancia dado que la urgencia se realizaba a través del 112".

Media hora más tarde, un vehículo medicalizado sin personal sanitario a bordo llegó al lugar donde se encontraba el enfermo y "un rato después llegaron los médicos que, finalmente, se desplazaron en el coche de Urgencias", señala el alcalde en su escrito dirigido a María Jesús Botella.

A juicio de Antonio García, esta situación "de grave riesgo" es consecuencia de la respuesta "inadecuada" de los medios sanitarios con los que cuenta el municipio, de ahí que haya solicitado a la Delegación de Salud que el Centro de Coordinación Andaluz autorice al personal sanitario para que, en caso de emergencia, puedan salir de su base con el vehículo del que dispongan en el Centro de Salud y sin necesidad de esperar la llegada de una ambulancia o un permiso de una instancia superior.

Asimismo, el Ayuntamiento de Montemayor ha solicitado información sobre los servicios, equipos y personal sanitario "que, por ley, le puedan corresponder al Centro de Salud de Fernán Núñez, como centro de urgencias para unos 13.000 habitantes", con el objetivo de que en el mismo "se presten los servicios correspondientes" y, de este modo, "evitar que vuelva suceder lo ocurrido", dado que para el Consistorio montemayorense dichos servicios se consideran "insuficientes" y "no adecuados para la demanda asistencial".

Por último, García ha denunciado que el DCCU que presta servicio en Montemayor "dispone de una sola ambulancia con personal sanitario para atender todas las urgencias que puedan acontecer" lo que, en opinión del primer edil, "es claramente insuficiente, ya que del mismo depende un gran número de habitantes de toda la zona".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

19 de julio de 2019

  • 19.7.19
La Guardia Civil ha detenido en las localidades cordobesas de Montoro y Villa del Río a tres personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de pertenencia a organización criminal. La actuación se ha desarrollado en el marco de los servicios realizados en la Operación Braca Victus.



Las investigaciones se iniciaron tras la desarticulación el pasado mes de diciembre de otro grupo criminal que operaba en las localidades de Villa del Río y Montoro y que concluyó con la detención e ingreso en prisión de la mayoría de los integrantes de esa banda. De este modo, los ahora detenidos se habían hecho con el control de la venta de droga en la comarca del Alto Guadalquivir, implantando sus principales puntos de venta en Montoro y Villa del Río.

El avance de la investigación permitió identificar a los tres integrantes del grupo y comprobar que estaban perfectamente estructurados. Así, en un primer escalón se encontraban un vecino de Villa del Río que era quien tomaba las decisiones sobre la venta de drogas y se encargaba de la venta en la localidad de Villa del Río; en un segundo escalón se encontraba un familiar y otra persona, con residencia en Montoro, que eran los encargados de la venta de la droga en esta y otras localidades próximas.

Durante el desarrollo de la operación, los investigadores de la Guardia Civil detectaron que el grupo criminal tenía previsto adquirir una importante partida de droga, por lo que se intensificaron los servicios de vigilancia sobre los mismos, lo que permitió localizarlos en Montoro, procediendo a su detención y a la aprehensión de más de 300 dosis de cocaína.

Con esta operación la Guardia Civil desarticula, por tercera vez consecutiva, los intentos de los grupos criminales que intentan controlar el negocio de la droga en la comarca del Alto Guadalquivir. La primera vez fue en mayo del pasado año, en la localidad de Bujalance, donde la Guardia Civil desarticuló una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, blanqueo de capitales y receptación de bienes robados.

En aquella ocasión, además de la detención de los doce integrantes del grupo, se desmanteló un punto “muy activo” de venta de droga, e intervino a la organización 700 dosis de cocaína, más de 130 dosis de heroína y más de 20 dosis de “basuco”, así como numerosos efectos, muchos de ellos de ilícita procedencia.

El segundo operativo tuvo lugar el pasado mes de enero en Montoro y Villa del Río donde, tras la detención e ingreso en prisión de la mayoría de los integrantes del grupo desmantelado en Bujalance, la Guardia Civil detectó que otro nuevo grupo se había hecho con el control de la venta de droga en la comarca del Alto Guadalquivir, montando sus principales puntos de venta en las localidades de Montoro y Villa del Río y en la vecina localidad de Torredonjimeno (Jaén).

En esta ocasión, además de desmantelar siete puntos de venta de drogas en dichas localidades y detener a los nueve integrantes del grupo, la Benemérita intervino a la organización criminal 1.500 dosis de cocaína, 525 de mdma y 27 de “Basuco”, así como dos vehículos de alta gama, diversas joyas y 15.000 euros supuestamente producto de la venta de la droga.

En esta tercera ocasión, la Guardia Civil, con estas tres nuevas detenciones, da por desarticulada la estructura organizada de tráfico de drogas en la comarca cordobesa del Alto Guadalquivir.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 19.7.19
Con el Castillo de los Duques de Frías como telón de fondo, el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Diputación de Córdoba, dio comienzo ayer a la novena edición de Montemayor Medieval, una iniciativa que pretende recuperar una parte fundamental de la historia de este municipio de la Campiña Sur y que, en esta ocasión, se centra en el legado andalusí como hilo argumental.





A lo largo de tres días, la actividad permitirá rememorar la llegada de los primeros pobladores procedentes del asentamiento cercano de Dos Hermanas gracias a una espectacular puesta en escena que ha transformado algunas calles del municipio en enclaves medievales.

El programa de actos arrancó ayer con el tradicional Desfile de la Fundación, en el que juglares, guerreros, bailarinas y cetreros hicieron su entrada en la localidad para desembocar en la Plaza del Mirador, donde se celebró una de las citas más consolidadas de este programa, La Comitiva del Cochino, que ofreció un gran banquete comunal amenizado por actuaciones, combates y la representación de la obra Orígenes Andalusís.

"Nuestro municipio dispone de un patrimonio histórico y cultural que nos hace singulares y con actuaciones como ésta conseguimos ir dándolo a conocer año tras año, aprovechándolo para incrementar ese turismo de interior en el que debemos seguir trabajando", indicó la primera teniente de alcalde de Montemayor, Ana María Guijarro, en la presentación de la novena edición de este programa.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - LA FUNDACIÓN - MONTEMAYOR MEDIEVAL

Por su parte, Antonio Soto, concejal de Cultura, explicó que Montemayor Medieval recrea la llegada de los pobladores al Monte Mayor de la Campiña, buscando un lugar de refugio ante el ataque de la frontera. Un legado histórico que a través de esta iniciativa "se conjuga con fiesta, gastronomía, desfiles, y talleres, entre otras propuestas".

Esta edición introduce como principales atractivos un seminario sobre los castillos en la provincia de Córdoba y la continuación de las excavaciones en el mismo enclave donde apareció el pasado año el excepcional carro íbero. A su vez, esta misma tarde, a partir de las 20.00 horas, se celebrarán talleres medievales para todos los públicos, con juegos de habilidad, escuela de escuderos, tiro con arco, lucha de espadas y gladiadores y malabares, entre otros. También tendrá lugar un espectáculo de cetrería y, en el Paseo, se representará a partir de las 23.00 de la noche las obras Peronio Circus y Lazarrillo de Tormes.

Asimismo, desde ayer y hasta hoy se celebra en la localidad el XIV Seminario de Historia Medieval, impulsado por la Universidad de Córdoba, en el que se está abordando el paisaje fortificado medieval de Córdoba y las aportaciones realizadas a través de las diferentes investigaciones arqueológicas desarrolladas al respecto.





Este encuentro, organizado desde el Área de Historia Medieval de la Universidad de Córdoba (UCO) a través del profesor Javier López Rider y el Grupo de Investigación HUM-128 Meridies, junto con el Ayuntamiento de Montemayor, Diputación de Córdoba y Cajasur, ha permitido reunir a un extenso grupo de expertos para conocer las diferentes actuaciones que se están desarrollando en el territorio de la provincia por preservar sus paisajes fortificados y, de esta forma, conectar este patrimonio.

"Existen multitud de intervenciones arqueológicas y tareas de restauración en diversos castillos, cuyos resultados, apenas son divulgados para el conocimiento tanto de otros especialistas como para la sociedad en general. En esta reunión, expertos en la materia tanto de la Universidad de Córdoba como de Jaén, además de arqueólogos, mostrarán la metodología que emplean, los resultados que van alcanzando y la puesta en valor en los municipios de esa investigación arqueológica de las fortificaciones medievales", subrayaron desde el Ayuntamiento de Montemayor.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos