:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Buzón del Lector. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Buzón del Lector. Mostrar todas las entradas

16 de junio de 2021

  • 16.6.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por la Agrupación Socialista de Montilla, en memoria de Francisco Pulido López, fallecido este lunes a la edad de 95 años. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Francisco Pulido López, histórico del socialismo montillano, falleció este pasado lunes 14 de junio a los 95 años de edad. Tonelero de profesión y cooperativista, Paco Pulido fue uno de los primeros socialistas que, con la entrada de la democracia en España en la segunda mitad de la década de los setenta del pasado siglo, restablecieron en Montilla la presencia orgánica del PSOE y volvieron a recuperar para la vida política, cultural y asociativa de la ciudad su histórica Casa del Pueblo.

Militante del PSOE y de la Unión General de Trabajadores (UGT), Paco Pulido ocupó a lo largo de su dilatada vida, y mientras su salud se lo permitió, distintos cargos de responsabilidad en varios comités ejecutivos locales de la Agrupación Socialista de Montilla, de la que llegó a ser presidente.

Persona de ideas progresistas fuertemente arraigadas, nunca tuvo ambiciones políticas, pues él solía definirse como “un humilde tonelero que trabaja y lucha por la igualdad”. La Agrupación Socialista de Montilla participa de la tristeza por la pérdida de un compañero cuya vida ha estado siempre ligada al PSOE montillano y hace llegar el más sentido pésame a su familia. Descanse en paz.

AGRUPACIÓN SOCIALISTA DE MONTILLA
FOTOGRAFÍA: PSOE DE MONTILLA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


9 de junio de 2021

  • 9.6.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un artículo de Ramón Vallés Moya, miembro de la asociación Estudio y Acción, sobre el 80.º aniversario del fallecimiento del artista montillano Manuel Garnelo y Alda. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


El pasado 4 de mayo se cumplió el 80.º aniversario del fallecimiento, en la localidad granadina de Loja, del insigne escultor montillano Manuel Garnelo y Alda. Aprovechando la cercanía de dicha efeméride, es un momento idóneo para rendirle un merecido homenaje, merced a su magnífica y muy extensa obra artística y, además, para hacer mención a una anécdota, poco conocida, al menos para los que no se hayan interesado en profundidad por su figura.

El suceso al que nos referimos fue protagonizado por este insigne montillano en el año 1935, poco antes del estallido de la fratricida Guerra Civil española y enmarcado dentro del “irrespirable” ambiente político y social que se vivió en aquellos años, a lo largo y ancho de nuestra patria.

Se trata de un hecho –del que veremos algunos detalles más adelante–, que, por su naturaleza, podría formar parte de la realidad política de la España actual, donde el revanchismo, el rencor y la mentira son el combustible que alimenta el motor que mueve a algunos de los políticos que, por desgracia, “sufrimos” los españoles de hoy.

Pero, antes, demos unas pinceladas sobre el perfil biográfico y artístico de Manuel Garnelo y Alda, del que me atrevería a decir que fue uno de los escultores más destacados del panorama artístico español durante los últimos años del siglo XIX y las primeras décadas del pasado siglo XX. No en vano, fue un claro exponente de la plástica naturalista y una figura muy destacada dentro del simbolismo, en su corriente decorativa.

Manuel Garnelo y Alda nació en la localidad cordobesa de Montilla el día 1 de enero de 1878. Hijo de José Ramón Garnelo, profesor de Medicina, y de Josefa Alda, su hermano, el maravilloso pintor José Santiago Garnelo y Alda1, obtuvo una pensión para ampliar estudios en Roma y ésta permitió a Manuel acompañarlo a Italia donde, con tan solo doce años, dio sus primeros pasos artísticos de la mano de dos excelsos maestros como eran Aniceto Marinas2 y Mariano Benlliure.

Tota pulchra est MariaPosteriormente, viaja a Madrid, donde estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando hasta 1899. Durante ese periodo de estancia en la capital de España, en 1892, obtiene Mención Honorífica en la Exposición Internacional de Bellas Artes, celebrada en Madrid, por la obra Tota pulchra est Maria.

Concluidos sus estudios en dicho centro, vuelve a concedérsele pensión para ampliar estudios en Roma, donde permanece cuatro años y donde esculpe la estatua El Segador y el relieve Santa Elena y Constantino.

En el año 1906 obtiene por oposición la Cátedra de Carpintería Artística en la Escuela Superior de Artes Industriales de Granada, de la cual llegó a ser director. Allí desarrolló una enorme y brillante labor didáctica y, durante muchos años, de su mano, se desarrollaron artísticamente muchísimos alumnos de dicha escuela.

La prolífica producción artística de Manuel Garnelo podemos encontrarla a día de hoy distribuida en diferentes ubicaciones geográficas y lugares como iglesias, organismos públicos, museos –como el Garnelo en Montilla o el de Bellas Artes de Córdoba–, así como en colecciones particulares.

Fruto de los golpes del martillo y el cincel de Manuel Garnelo nacieron preciadas esculturas y monumentos públicos, lo mismo que obras decorativas. Su obra religiosa, la mayoritaria dentro su producción artística, fue muy prolífica y de una gran calidad artística, y no es de extrañar, dadas sus profundas convicciones católicas que, unidas a su maestría esculpiendo, tallando o moldeando, compusieron una fórmula que dio como resultado un magnífico catálogo de obras.

En esta área destacan, entre otras muchas, la lámpara de bronce de la Catedral de Orense; la Virgen de la Vera Cruz de Loja; la Virgen de las Mercedes, patrona de Alcalá la Real; la Virgen de los Dolores de Montilla (uno de sus últimos trabajos, que realizó poco antes de su muerte en 1941); el San Francisco de Paula de Puente Genil; la reforma del baptisterio de la Parroquia de Santiago de Montilla; o la ya mencionada Tota pulchra est Maria.

Fue también el autor del altar mayor de la iglesia de la Concepción de Madrid y el de las Hermanas del Sagrado Corazón de Granada. Asimismo, no debemos dejar de destacar el tabernáculo realizado para la Parroquia de la Asunción de Priego de Córdoba, una de las joyas del barroco andaluz, situado en el centro de la Capilla del Sagrario, conocida como la Capilla Sixtina de Andalucía. Se trata de una obra de una gran belleza, combinando majestuosamente una mezcla de mármoles, relieves y figuras de madera.

También dentro de su obra sacra, no podemos olvidar los trabajos conjuntos que realizó con su hermano José. Entre 1922 y 1929 restaura el camarín de Nuestra Señora de la Angustias de Granada y su hermano José se encarga de las pinturas murales de dicho proyecto. Por este proyecto les fue concedida una Tercera Medalla en la Exposición Nacional del año 1922.

De igual manera, realizó un retablo y una imagen de San Francisco Solano en la iglesia-santuario de María Auxiliadora de Montilla, que fue rematado por su hermano con una pintura sobre la vida del santo.

La escultura a San Francisco Solano

Englobada también dentro de su obra religiosa se encuentra el monumento “protagonista” de la anécdota citada al principio de este artículo y que, a continuación, relataremos brevemente. Se trata del conjunto escultórico, tallado en piedra, en honor a San Francisco Solano, patrón de su localidad natal. Este monumento fue realizado por Manuel, aproximadamente entre los años 1934 y 19354, con la idea de ser donado a su localidad.

En un principio estaba destinado –y ese, además, era el deseo del artista– a ser colocado en la céntrica plaza de la Rosa de la localidad. Pero, por desgracia para el patrimonio artístico de la ciudad, y con gran disgusto y pena para el artista, este monumento nunca llegó a plantarse en el lugar donde se había previsto que lo hiciera.

La España de los primeros años treinta, previos a la Guerra Civil, era una olla a presión, y ese clima político, muy marcado por un anticlericalismo feroz de los partidos de izquierdas5, no fue el mejor entorno para que se llevara a cabo el proyecto como se había pensado inicialmente.

Al Gobierno municipal socialista y al artista podríamos situarlos, sin miedo a equivocarnos, en las “antípodas ideológicas” el uno respecto al otro, y como no podía ser de otra manera, finalmente la obra se vio obligada a ser colocada dentro la finca El Puntal, propiedad de la familia Garnelo.

Ejemplo del clima de violencia que se viva en esos años en España es que estando ya ubicado el monumento en la finca El Puntal, sufrió un ataque, de marcado carácter anticatólico, por parte de “algunos elementos” que no se contentaron tan solo con conseguir que no se colocara el mismo en un lugar público de la ciudad, quedando algunas de las estatuas que lo componen mutiladas. Estos desperfectos fueron restaurados algún tiempo después por el propio artista, encontrándose la obra en la actualidad en perfecto estado de conservación.


Posteriormente, tanto durante el régimen del General Franco, como con posterioridad tras la llegada de la Monarquía parlamentaria, se trató en varias ocasiones de cumplir los deseos del artista, ya fallecido, y trasladar la obra a la plaza de la Rosa, pero por diferentes motivos nunca se llevó a cabo dicho traslado.

Ya fuera por los impedimentos puestos por los arrendatarios de la finca en alguna ocasión, o por discrepancias familiares en otras, lo cierto es que, a día de hoy, el monumento aún se encuentra en el lugar donde se ubicó en un primer momento y donde, por desgracia, no puede ser disfrutado cada día por los ciudadanos de Montilla y los visitantes que llegan hasta la preciosa localidad de la Campiña Sur cordobesa.

Otras obras

No todo fue obra religiosa en la producción de Manuel Garnelo y es muy destacable también su producción artística de carácter laico. Esta producción engloba obras de tipo monumental, diseño de edificios, monumentos funerarios y otras obras escultóricas de menor tamaño.

En 1920 fue el director artístico en el proyecto de construcción del Teatro Coliseo Olympia de Granada que recibió numerosísimos elogios en la prensa de la época. También fue el alma mater, junto con su hermano José, en el proyecto del teatro que se construyó en su localidad natal de Montilla y que llevó –y aun hoy día lleva– por nombre el apellido Garnelo.


En este proyecto se encargó de la realización de las decoraciones en escayola interiores y exteriores, así como de la manufactura de dos bustos representando a su padre y a su hermano que se colocaron a los lados del escenario. Por su parte, su hermano José Santiago realizó varias pinturas murales ubicadas en el interior del edificio.

En esta obra arquitectónica no solo participó en su faceta de artista, sino que era uno de los tres socios promotores del proyecto. A día de hoy, del proyecto original, por desgracia, solo se conserva la fachada como parte del teatro actual.

El panteón de la familia de Francisco Cuesta en Guadalajara, de diseño racionalista, en la que se sitúa una escultura en mármol representando a tres difuntos que atraviesan un umbral dirigidos por la Muerte; el panteón familiar de los Peso-Blanco en Granada (1910); la placa conmemorativa en la casa de Cádiz donde falleció diputado doceañista José Mexia Lequerica; el busto de José Antonio Primo de Rivera (1941) o el relieve Campesina con vaca, son algunos otros ejemplos de obras de carácter no religioso dentro de su producción.

Entre las obras monumentales destacaremos el proyecto que presentó, junto al arquitecto Gabriel Abreu, al concurso para la realización del monumento por el centenario de las Cortes de Cádiz de 1812. El monumento al Padre Manjón en Granada; otro al heroico militar José Ibáñez Martin en Enguera (1910); el monumento al malogrado exministro y diputado José Calvo Sotelo en Loja; o los monumentos a los Caídos en la Guerra Civil en Priego de Córdoba y Alcalá la Real, también forman parte de su producción.

Tras el final de la Guerra Civil y con la victoria del Bando Nacional en la misma, se multiplicaron los encargos al artista, tanto de obras de carácter religioso, como laico, relacionadas con la propia victoria en la contienda y los caídos en dicho conflicto bélico. Pero la repentina muerte que le sobrevino solo dos años después no le permitió culminar muchas de ellas.


Como hubiera dicho un ferviente católico como él, “la hora de rendir cuentas con el Altísimo”, en mayo de 1941 a los 61 años de edad (antes de lo deseado y de lo deseable), le llegó a Manuel Garnelo en Loja, ciudad en la que residía por ser de allí su segunda esposa.

Muy curiosa coincidencia que esta población granadina fuera el mismo lugar donde pasó los últimos años de su vida otro insigne y famoso montillano, quizás junto al Inca Garcilaso y San Francisco Solano los tres más ilustres hijos de la Villa de Montilla, como fue Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán.

En marzo del año 2009, los restos mortales del artista fueron trasladados y depositados en el panteón familiar ubicado en la Parroquia de Santiago de Montilla, cumpliendo así sus descendientes la que había sido su voluntad.

Notas

1) José Garnelo fue el más conocido y reconocido de toda la saga de artistas de la familia Garnelo. Llegó a ser subdirector del Museo del Prado, director de la Academia Española en Roma y uno de lo primeros maestros de Pablo Picasso. La maestría y la fama que alcanzó, quizás fueran causa de que su hermano Manuel, a pesar de su gran calidad como artista, haya quedado históricamente en un segundo plano.

2) Autor entre muchísimas obras de las esculturas del conjunto monumental al Sagrado Corazón de Jesús del Cerro de los Ángeles. Realizó tanto las esculturas del primer monumento, destruido durante la Guerra Civil a manos del bando frente populista, como de las del segundo monumento, reconstrucción ordenada tras la guerra por el General Franco.

3) Dentro de esta reforma, traslada a la Capilla de las Ánimas la Pila Bautismal donde recibió las aguas el Patrón de Montilla, San Francisco Solano. Dicha capilla fue ampliada y decorada con yeserías y dibujos de la vida de El Santo.

4) El monumento tiene en su parte trasera una placa esculpida en piedra y realizada por el artista que reza así: “En veneración a su patrono San Francisco Solano erigió este monumento Manuel Garnelo y Alda. Año 1935”.

5) Durante toda la II República, pero especialmente tras las elecciones de 1931 y las de 1936 el asalto, destrucción y quema de iglesias y otros edificios religiosos católicos, incluyendo el patrimonio artístico que estos albergaban, fue muy generalizado en todo el país, sobre todo en las grandes ciudades, sin quedar exento de ello poblaciones de menor tamaño. Para profundizar en este tema:
  • Montero Moreno, Antonio: Historia de la persecución religiosa en España. 1936-1939.
  • Mata, Santiago: Holocausto Católico. Los Mártires De La Guerra Civil (Historia del siglo XX).
  • Albertí, Jordi: La Iglesia en llamas. La persecución religiosa en España durante la Guerra Civil.
  • Cárcel Ortí, Vicente: La gran persecución. España 1931-1939.
6) Si bien no fue el escogido finalmente para llevarse a cabo, sí recibió un premio en dicho concurso.

7) No será hasta marzo de 1942 cuando se coloque el monumento en la placeta que también llevará el nombre del protomártir (antes plaza de la Victoria), por lo que el autor no pudo disfrutar verlo allí ubicado, ya que falleció en mayo de 1941.

8) Estas tres últimas obras fueron retiradas de sus ubicaciones en la vía publica y/o destruidas a partir de 1978, tras el final del régimen del General Franco. Algunas de las esculturas que componían estos monumentos podemos apreciarlas en la imagen de su taller incluida en el presente artículo.

RAMÓN VALLÉS MOYA
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

25 de mayo de 2021

  • 25.5.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de la reflexión de Francisco Alcaide sobre Luna, la voluntaria de Cruz Roja que protagonizó una de las imágenes más conocidas de la crisis migratoria registrada en Ceuta. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Cae la tarde sobre el Tarajal. Una suave brisa acompaña el aire del norte en la frontera. Una alambrada encallada en piedra fronteriza escarba, como los hijos de la mina, los frígidos y pétreos corazones rocosos en su latir, caminantes que despiertan al atardecer y buscan la esperanza en un cercano horizonte. Al fondo, el mar....

Esa plenitud sobre lo desconocido que adopta la tristeza al ritmo que marcan sus brazos, como olas navegables en silencio y rotas de emoción cuando abrigan de esperanza el borde de la playa.

Escondido ya el último rayo de luz, intimida al silencio solo el chapoteo descompasado de brazos y pies vulnerables al medio, ojos bañados en sal que ciegan la fantasía y enseñan la clara y cruel realidad.

Corto es el camino a nado pero
largo es el trecho bajo el presagio
de tener clavado el miedo en el pecho
y yacer en la arena de una playa varado

Se encienden las alarmas de la vida. Gimen las sirenas del desaliento cuando el mar, siempre atento y benevolente, expulsa todo lo que no es de su incumbencia.

- ¡ Ahí lleváis ! Exclamaron las aguas en voz baja

- Recoged lo que os ha quedado de humanidad.

Y volvió a batir sus brazos como olas que desgarran al viento en un triste anochecer.

Hombres con vida, jóvenes sin ella, mujeres a nado, niños sin nada balbucean y destiñen sus pieles ante la bravura de la desesperación, camisas flotando en rabia y rabiosos momentos que holocaustan la dignidad del siglo XXI.

No pudimos observar milagros de fe cristiana, no asistimos a inmolaciones de mártires musulmanes, acudimos solo a un vendaval de crueldad que tiene la ceguera de un sordo y la sordera de un ciego, una muerte que pasea su guadaña por la globalización y se esconde en la llamada "humanidad".

Y, minutos después, sobre las frías aguas del desamparo acudieron voluntarios de ONG, Cruz Roja, Guardia Civil y fuerzas de seguridad del estado que exponiendo su integridad física dieron alientos, ayudaron, asistieron e incluso salvaron la vida de sus almas gemelas, esas que, a diferencia del color de la piel, lloran también cuando naufragan y sienten el hambre en momentos de soledad.

Y también llegó Luna, la luna que más brilló y que con su abrazo rompió en lágrimas los pecados de millones de corazones que todavía creen que el ser humano merece distinguirse con esa palabra: Humano

Posiblemente Luna, la luna que más brilló esa noche carezca de creencias religiosas, quizás no esté afiliada a ningún partido político, seguramente no sea forofa de ningún equipo de fútbol importante. Seguramente Luna, la luna que más brilló esa noche sea una anónima joven voluntaria que comparte sus estudios con horas de civismo, quizás utilice sus redes sociales para el entretenimiento y escuche su música favorita mientras espera el autobús.

Es posible que Luna, la luna que más brilló esa noche sea solo eso, Luna, la chica que abrazó el desconsuelo, que dio de beber al sediento, que albergó entre su cuerpo el corazón destrozado de una persona, que acarició la certeza de que lo que hacía era lo correcto y sobre todo, que cuando descansó de tanto dolor lo hizo con la convicción y la conciencia repleta de gratitudes, todas las que arrojan los necesitados cuando los salvan del cadalso.

Un gesto de esta magnitud no se merece tanta desconsideración por "personas" que amparadas en ideologías enfermizas y tóxicas interpretaciones, sacan de contexto lo más bonito y humanitario que pueda tener una persona... La bondad

Ojalá existan muchas Lunas en el universo, pero de esas que brillen como la joven que abrazó la necesidad.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: BERNAT ARMANGUÉ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

23 de mayo de 2021

  • 23.5.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de José Miguel Delgado Trenas, trabajador social, sobre la crisis migratoria registrada en Ceuta esta semana. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Ellos y nosotros, nosotros y ellos… los que hablan distinto, los que parecen distintos… los otros. Los que nos ponen nerviosos, los que nos asustan, esos que no son de los nuestros.

Nosotros, los que fruncimos el ceño, los que agitamos las manos y gritamos indignados… los que tememos por nuestra integridad, por la inestabilidad de nuestro modo de vida, los que hablamos alto, con vehemencia, con rabia…

Ellos y nosotros; nosotros y ellos.

Ellos, los que sufren, los que temen, los que sienten el dolor, la desesperanza y el terror de una vida que no lo es. Los que aprietan los dientes cada momento para poder sobrevivir. Los que claman por una oportunidad, por un futuro… por una vida. Los que no tienen derecho a la dignidad.

Nosotros, los de los brazos abiertos, los solidarios, los del alma arañada.

Nosotros, los que claman justicia desde el bar o la terraza. Los que juzgan desde un sofá. Los que se dejan embaucar por los “sin alma”.

Nosotros, los buenos… ellos, los malos.

¿Quién nos ha empujado a ver la vida en esa odiosa dicotomía? ¿Quién nos ha robado la humanidad y la ha cambiado por odio y rabia? ¿Cuándo nos volvimos seres tan inmundos y odiosos?

¿Ellos y nosotros? ¿Pero de qué va todo esto, de colores, de razas, de mejores y peores?

Sinceramente, si la vida va de eso, para, que me bajo.

No puedo entender cómo, ante la vergüenza internacional que estamos viviendo en Ceuta (ahora, será en otro sitio más adelante), haya quien se centre en ver razas o colores.

Afortunadamente, mi devenir profesional, me ha permitido enfrentarme a situaciones de una crudeza y sufrimiento extremos, capaces de poner a prueba al más pertrechado ser humano. Por ello, tengo claro que, cuando una madre prefiere lanzar al mar a un hijo suyo antes que mantenerlo a su lado, sinceramente, algo no funciona, más aún cuando esa madre sabe que es más que probable que le esté lanzando a una muerte casi evidente.

No hace muchos años, tuve la oportunidad de compartir una tarde de reflexiones y café con un chico llegado de la zona subsahariana. Me ahorraré el crudo relato de su periplo de más de 7 años perdido en el desierto, rodeado de mafias y miles de sufrimientos, pero sí que os puedo asegurar, que alma se me oscureció mucho desde ese día.

Sinceramente, me duele escuchar esos discursos que olvidan que somos personas, todos, que esto sólo va de eso, de personas que intentan sobrevivir en un mundo que les es hostil y que, si no asumimos esa perspectiva comunitaria del mundo, esto no tiene mucho sentido.

No hay frase más estúpida que ese “ellos… nosotros”, pues todos somos nosotros. La vida no es vida para nadie (o al menos no debería serlo) cuando hay seres humanos a los que se les ha negado simplemente la posibilidad de pensar en tenerla.

Razas, religiones, credos…todo no son más que lerdas justificaciones para que pueda tolerarse lo que nunca debería pasar: el odio, la discriminación y la insensibilidad al dolor ajeno.

Ellos y nosotros…nosotros y ellos…no podemos seguir entendiendo el mundo de un modo tan excluyente.


JOSÉ MIGUEL DELGATO TRENAS

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

19 de mayo de 2021

  • 19.5.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una petición de un grupo de vecinos de la calle Cantareros ante la aparición de una plaga de pulgones que afecta a la zona de juegos infantiles. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Desde hace unos días los vecinos de la calle Cantareros sufrimos una plaga de insectos, probablemente pulgones, que han inundado los juegos de la zona de infantil de nuestro parque. Este espacio, lugar de encuentro de los vecinos de la zona desde que fuera remodelado por el Ayuntamiento hace dos años, se encuentra atestado de estos pequeños insectos, que se esparcen por el mobiliario urbano, instalaciones recreativas y pavimento.

A pesar de que desde el Consistorio de Montilla se realiza la limpieza y desinfección del parque de forma habitual, los infectos siguen copando las hojas de los árboles que existen en la zona, por lo que no se termina de erradicar el problema.

Por todo ello, y tras solicitar a Medio Ambiente que actúe, confiamos en que este problema encuentre una rápida solución y que de nuevo vecinos, especialmente los más pequeños, podamos disfrutar de este espacio de esparcimiento y encuentro.

VECINOS DE CALLE CANTAREROS

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

21 de marzo de 2021

  • 21.3.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una reflexión de Rafael Espuny sobre Andalucía y su imagen en el resto de España. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Como para hacerse valer parece que hoy día es imprescindible comentar nuestros logros, me he permitido hacer uno en nombre de Andalucía:

1) Nunca ha creado ningún problema al resto de España.

2) Quevedo dejó constancia de la nobleza del pueblo andaluz en aquellos célebres versos sobre el pago de impuestos "solo Castilla, León y el noble pueblo andaluz llevan a cuestas la cruz”.

3) Es la segunda comunidad autónoma de mayor extensión y la más poblada, tiene el mayor número de diputados, todos ellos serviles a sus respectivos partidos en vez de al pueblo andaluz, como ejemplo más reciente tenemos a la ministra de los 4.000 millones de euros, que cambia de criterio respecto a los temas andaluces según le interesa a su partido.

4) Los marinos con los que Colón descubrió América eran andaluces en su mayoría.

5) Desde 1812, Andalucía, en concreto Cádiz, es la considerada la cuna de la Libertad.

6) La mitad de los seis presidentes que ha habido en las dos repúblicas españolas eran andaluces (Salmerón, Castelar y Alcalá-Zamora).

7) El padre de la primera constitución democrática (1876) fue el malagueño Cánovas del Castillo, considerado el mejor político español de todos los tiempos.

8) La belleza de la mujer andaluza es tal que de esta tierra han salido cinco reinas, dos de hecho como Leonor de Guzmán y María de Padilla, y tres de derecho como Eugenia de Montijo, Anita Delgado y María de las Mercedes que, aunque nacida en Madrid, se consideraba sevillana. Todo esto a pesar de no tener corte real en nuestra tierra desde la conquista de Granada.

9) El valor del hombre andaluz quedó sobradamente acreditado en la batalla de Bailén donde se produjo la primera derrota en campo abierto de un ejército napoleónico. Además, de las cinco personas bilaureadas del ejército español, cuatro eran andaluces (Primo de Rivera, Arredondo, Varela y Rentero).

10) De todos es sabido la aportación del pueblo andaluz al arte y a la cultura, solo con nombrar a Velázquez, Murillo, Juan Ramón Jiménez, Lorca, Machado, Béquer, queda demostrada nuestra influencia en todo el mundo.

Con este breve y brillante currículum, ¿cómo se puede comprender el lugar que ocupa Andalucía y la habitual burla que sufre? En mi modesta opinión, se cumple el dicho popular “son tan buenos que parecen tontos” y por eso nos dejamos despellejar y humillar por el resto de España, que van teniendo cada vez más partidos localistas/nacionalistas como los catalanes, vascos y gallegos y que ya tienen sus imitadores en Teruel, Cantabria, Navarra, Asturias y Canarias, y otras provincias como Soria y Ávila están empezando a seguir el mismo camino. Para terminar voy a recordar otro dicho popular, “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”.

RAFAEL ESPUNY

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

20 de marzo de 2021

  • 20.3.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de José Luis Gálvez, colaborador de la sección de Deportes de este periódico, sobre el primer partido de la Fase de Ascenso a Tercera División que disputará esta mañana el Montilla Club de Fútbol ante el Chiclana C.F. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



En el año 2013 cogiste tus bártulos, exhausto por los golpes recibidos y la adversidad sufrida te vestiste con tu túnica de color oro y verde; abrazaste tu escudo y con la mirada perdida, no tuviste más remedio que abandonar la Tercera División. 

En tu travesía, los demonios y tentaciones te persiguieron. Coqueteaste con malas compañías, no veías la manera de alcanzar tus objetivos y desde el infierno esperabas un hilo de luz que te hiciera ver cómo salir de ese bucle en el que habías convertido tu vida deportiva. 

Por suerte, desde el pasado verano todo cambió. Tras un merecido acercamiento a tu hogar, al principio de esta temporada no te prepararon para un viento tan fuerte, que te ha despeinado el alma y revuelto los papeles. Y aunque tu corazón tuviera su destino, que no era otro que la permanencia; no sabes cómo impedir que sea suyo este latido. Porque, añorada Tercera División, nadie te tiene más ganas que el Montilla C.F. 

El objetivo de mantenerte cerca de tu hogar ya lo tienes, pero, contra todo pronóstico, te han dado la oportunidad de dar un paso más y volver a casa antes de lo esperado. Sabes por experiencia propia que siempre hay porqué vivir, porqué soñar. Tienes recuerdos de sonrisas, también de llantos, y, a pesar de los vaivenes, la vida sigue igual. Te levantaste en la caída, vibraste en cada éxito y sigues convencido de tu nobleza, valor y furia como entidad. 

Muchos estamos a tu lado, algunos ya no están. Para los que están, solamente se les puede dar las gracias, por mantener viva la llama del fútbol modesto en nuestra localidad. Para los que se fueron sin motivo, no hay problema, este barco sigue fletando ilusiones y acepta pasajeros con el corazón vinícola.

Diecisiete años estuvisteis juntos, Tercera División y Montilla C.F., cual buena familia; pero vuestros caminos se separaron por circunstancias que es mejor no recordar. Pese a ello, la vida siempre da una segunda oportunidad para remediar los errores del pasado. No obstante, mantén la calma, Montilla C.F., todo llega para el que sabe esperar. 

Ocho etapas tienes por delante. Este domingo es la primera. Sin prisa, paso a paso, como hasta ahora. Y si todo va bien, ojalá tu progenitor pueda decir para mediados de mayo aquello de “Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Porque este mi hijo moribundo era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado”.

JOSÉ LUIS GÁLVEZ POLO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

11 de febrero de 2021

  • 11.2.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un poema remitido por Juan Antonio Prieto López en memoria de su sobrino, fallecido el 11 de febrero de 2019 a la edad de 23 años. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


En el silencio lejano y sencillo,
allá en las alturas,
un abrazo vuela unido
al recuerdo emocionado
por el sobrino perdido.

Te fuiste dando la vida
por los que aquí se quedaron;
silencioso gemido de rabia y pena
que, al recordar hoy tu entrega,
callado suena.

Llegue hasta ti mi oración
y que tu ejemplo nos sirva de guía
pues solo con el valor y la razón
se es capaz de dar, por los demás,
la vida.

Que mi voz se alce y te rinda gratitud: un homenaje.
A ti, compañero
y a otros que, como tú,
ángeles teñidos de azul,
nos cuidáis desde el cielo.

Descansa en paz.

JUAN ANTONIO PRIETO LÓPEZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


25 de enero de 2021

  • 25.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta de agradecimiento al Ayuntamiento de Montilla por parte de una vecina de la calle Barreruela por la limpieza de un solar ubicado en esta vía. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


A través de estas líneas quiero dar las gracias al Ayuntamiento de Montilla que, por fin, ha puesto los medios de los que dispone para dar respuesta a una reclamación que los vecinos de la calle Barreruela venimos haciendo desde hace años. Los dueños de un solar que tenemos frente a nuestras casas llevan años sin actuar en él, con el perjuicio que eso ocasiona a quienes vivimos al lado.

Hemos visto ratas, serpientes que han llegado a colarse dentro de nuestras casas, por no hablar de un forraje que ha llegado a medir metro y medio de altura, con el consiguiente peligro de incendio que ello supone, o los problemas para circular por una acera invadida por las plantas.

Pero, por fin, el que la sigue la consigue, y por ello quiero agradecer al Ayuntamiento de Montilla su actuación para que este solar esté en condiciones.

AURORA PÉREZ VÍBORA
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


21 de enero de 2021

  • 21.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta dirigida al Grupo Municipal de Ciudadanos por parte de una de las componentes de la plataforma en defensa del transporte urbano en Montilla, ante el rechazo de la formación a la compra de un nuevo vehículo para el servicio. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Recientemente, Montilla Digital publicaba una noticia en la que el portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Montilla, Sergio Urbano, rechaza tres propuestas del gobierno socialista para invertir hasta 660.000 euros en tres actuaciones concretas, entre ellas la compra de un autobús urbano. Como componente de la plataforma en defensa de un servicio municipal de transporte urbano de calidad en Montilla, no puedo estar de acuerdo con la postura de Ciudadanos.

Nuestra plataforma se movilizó recogiendo firmas, tanto escritas como digitales, que entregamos en el Ayuntamiento, además de dar a conocer nuestras demandas a través de distintos medios de comunicación. Asimismo, hablamos con el alcalde, Rafael Llamas, quien nos aplazó a septiembre de 2019 para mantener una nueva reunión –encuentro que a día de hoy seguimos esperando–, a la vez que anunció que el Consistorio pretendía comprar dos autobuses, cosa que tampoco se ha hecho.

Por todo ello, invito al portavoz de Ciudadanos que mire todo lo que se publicó en el año 2019 referente a la adquisición de un autobús para Montilla. Un grupo de cinco mujeres estuvimos luchando por un autobús nuevo para que diera servicio por la tarde hasta el hospital, que recorriera más barrios, y ofreciera un mejor servicio. 

En el año 2020, y como consecuencia de la pandemia sanitaria por el coronavirus, tuvimos que desistir de nuestra propuesta ya que el paso que nos quedaba por dar era celebrar una manifestación, cosa imposible con el confinamiento.

Como montillana que soy, sé la necesidad que tenemos de un autobús nuevo para Montilla que, además, recorra todas las calles más transitadas pues, desde hace un tiempo y por un motivo que desconozco, el autobús no pasa por la Puerta Aguilar y Corredera, siendo estas las calles principales de Montilla y donde más viajeros se subían y bajaban.

Señor portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, sé que todo el dinero que se invierta en el covid-19 es poco dado el desastre que está haciendo para autónomos, hosteleros y comercios, pero también se necesita un autobús, y que éste recorra las principales calles de Montilla.

AURORA PÉREZ VÍBORA
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


16 de enero de 2021

  • 16.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de la queja de un usuario del Skatepark situado en el Parque Enrique Tierno Galván, muy cerca de la pista de atletismo. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Me gustaría expresar la frustración de tantos deportistas que practicamos deportes alternativos a los convencionales; de personas que no podemos realizar nuestro hobby o deporte favorito, en primer lugar, por la falta de instalaciones adecuadas y, en segundo lugar, por el mal uso de las existentes por parte de ciertos ciudadanos.

En concreto, quisiera hablar de la problemática existente en el Skatepark de Montilla: exacto, la pista con rampas que tantos padres confunden con toboganes para sus hijos, sin ser capaces de comprender el peligro que ello supone.

Recientemente tuve un pequeño desencuentro con una pareja que, ante el evidente mal uso que estaban haciendo de la pista, poniendo a sus propios hijos en peligro, se negaban a hacer un correcto uso de la misma. 

Los niños estaban tirándose por la rampa cual tobogán de parque acuático y, al comentarle a sus progenitores si podían quitarse de la pista mientras el resto de usuarios hacía un uso correcto, me contestaron con una sorprendente negativa, alegando que "somos ciudadanos de Montilla y tenemos derecho a estar aquí".

Sinceramente, la mayoría de padres comprenden esta situación y amablemente se retiran o, incluso, los más comprensibles lo hacen sin necesidad de decirles nada. Pero esta pareja no era capaz de ver el peligro ante sus ojos. 

La madre me amenazó con llamar a la Policía y, como la invité a hacerlo, cogió su teléfono y se dispuso a ello. Yo intentaba darles argumentos para que comprendiesen que no es correcto lo que estaban haciendo.

¿Por qué no meten a sus hijos en la pista de futbol mientras se está jugando un partido?¿Por qué no los invitan a entrar en la pista de atletismo durante una competición? ¿Pondrían a sus hijos a jugar en mitad de una carretera? ¿Entonces por qué no suben a los columpios a tirarse por el tobogán en lugar de tirarse por una rampa, inhabilitando la misma para el resto de deportistas?

Cual ópera bufa, el padre comentaba que podían estar allí porque tenían una bicicleta. Ni que decir tiene que era cierto: el padre estaba en mitad de la rampa, sentado en la bicicleta de su hija pequeña. En fin, una actitud cuando menos cuestionable para dar ejemplo.

En resumen, los padres subieron al encuentro de la Policía, que no apareció en el Skatepark. Supongo que al explicarles la situación, si es que de verdad llamaron, ellos mismos se desacreditaron. Y es que está claro que hay unas normas de uso que hay que cumplir en todos los espacios deportivos, y éste no es una excepción: es una pista para practicar deporte, no un tobogán.

Podría acompañar esta carta con una fotografía en la que se ve la pista llena de niños jugando y ni una sola bicicleta o patín, pero evidentemente la culpa de esta conducta no es de ellos, sino de quien les haya enseñado a hacer eso.

Por favor, animo al resto de padres y madres a hacer un uso debido de este espacio. Y al igual que no se meterían en una pista de pádel sin pala, eduquen a sus hijos para que hagan un buen uso de estas instalaciones; que aprendan a usar la bicicleta o a patinar, pero no a molestar al resto de deportistas por simple cabezonería.

Tenemos una pista pequeña pero hay sitio para todo el que quiera aprender y, quién sabe, a lo mejor sus hijos descubren una nueva pasión.

FRANCISCO ALCAIDE RUIZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


15 de enero de 2021

  • 15.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un comunicado emitido por una empresa montillana para desmentir un bulo acerca del origen de un contagio por coronavirus. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Ante las informaciones que se están difundiendo en las últimas horas, cuyo origen es desconocido, queremos puntualizar lo siguiente:

CJM Worldwide, S.L. y Amapolas Decoración, S.L. desmienten tajantemente lo que se considera una falsedad, “fake news” o bulo y que se transcribe a continuación:
Una serie de comentarios han aparecido recientemente en la localidad de Montilla (Córdoba), los cuales hacen referencia a una fiesta que habría tenido lugar en las instalaciones de la empresa durante las vacaciones de Navidad. A esta fiesta habrían acudido trabajadores de la misma, familiares y amigos, la cual habría traído como consecuencia varios contagios e infectados en coronavirus a la localidad de Montilla (Córdoba).
Ambas empresas cumplen un estricto protocolo contra la COVID en sus instalaciones que, desde el primer momento, está garantizando la seguridad para sus trabajadores.

Por lo tanto, reiteramos que en ningún momento se ha producido ninguna reunión con carácter lúdico festivo en las instalaciones de nuestra empresa, ni fuera de ella durante las vacaciones de Navidad. La empresa junto con sus trabajadores desmienten este hecho y lamentan profundamente la existencia de estos bulos que pueden provocar desinformación, por lo que se ve obligada a reiterar su falsedad.

EL EQUIPO DE DIRECCIÓN DE LA EMPRESA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


12 de enero de 2021

  • 12.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta remitida por los sindicatos mayoritarios de la Policía Local de Montilla en respuesta a las declaraciones del alcalde, Rafael Llamas, sobre la próxima convocatoria de la Mesa de Negociación. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Señor alcalde:

Tras las declaraciones que ha realizado para el canal local de televisión, y el comunicado emitido por usted en prensa, no nos queda otra que contestarle por este medio, a la vista de que su falta de respeto hacia sus policías está empezando a bordear lo indecoroso. 

Es evidente que usted piensa que los representantes de los policías somos tontos, o nos hemos caído de un guindo, porque de otra forma no se entiende lo que dice. Nos remite a una Mesa de Negociación que lleva más de dos años parada, aunque ahora, curiosamente, vuelve a activarse –casualidades de la vida, mire usted–, donde hay esperando una propuesta que hicimos los sindicatos, un trabajo arduo al que le prestó nula atención.

Nos demuestra usted de esta forma que en su Ayuntamiento hay trabajadores de primera y de segunda. Si eres el secretario, la interventora o un jefe de negociado, por ejemplo, solo se necesita de su firma para mejorar las condiciones laborales. Por el contrario, si eres policía, administrativo o jardinero, tus condiciones tienen que verse en una Mesa de Negociación que nunca ha avanzado. Eso sí, una vez obtienen la mayoría absoluta, lo primero que hacen ustedes es subirse el sueldo.

En lo concerniente al concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco García Zamora, persona que es muy apreciada por una gran parte de la plantilla, lo ha dejado usted “con el culo al aire”. Negoció durante siete meses unas condiciones que favorecían a todas las partes, donde nuestras pretensiones se vieron disminuidas en un 70 por ciento, pero que entendíamos que dada la situación eran justas; y cuando llega la hora de concretar todo, usted lo deslegitima y lo pone a los pies de los caballos.

El problema del delegado de Seguridad Ciudadana es que usted es su jefe, no es otro, aunque ahora lo defienda ante la opinión pública. Es público que en el año 2018 se firmó un acuerdo para establecer los cuadrantes de servicios de los policías, algo que solo tardamos 15 años en conseguir, y fue debido a la situación política que se vivía en ese mandato: no se iba a enfrentar a los que, por entonces, eran sus socios de gobierno. Por ello, no se concretó lo que ahora se reivindica: termine usted de una vez por todas el trabajo, y hágalo bien. 

Por último, y así nos dejamos algo para cuando nos veamos, haga el favor de no mezclar las churras con las merinas. "Una buena parte de los ciudadanos de Montilla lo están pasando mal". ¿Nos lo dice o nos lo cuenta? Pero seguro que no es por culpa de las reivindicaciones de sus policías, sino por la diligencia de una clase política que, en plena pandemia, sube los impuestos y que el año pasado se subió el sueldo. 

Sin más, solo le pedimos que reflexione sobre los últimos acontecimientos y tienda la mano al diálogo, estando en la certeza de que juntos llegaremos a reconducir nuestra relación, solucionando buena parte de los problemas, aunque tengamos que dejar asuntos para debatir en esa Mesa General de Negociación de calendario interminable. En cualquier caso, el compromiso de la plantilla para con los ciudadanos de Montilla es incuestionable, y seguiremos ejerciendo nuestra labor de forma profesional, como ha ocurrido hasta ahora.

COMISIONES OBRERAS
UNIÓN SINDICAL DE LA POLICÍA LOCAL DE MONTILLA
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.



9 de enero de 2021

  • 9.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una queja remitida por los responsables del Hotel Los Felipes sobre el concurso de escaparates navideños promovido por el Ayuntamiento de Montilla. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Con motivo de la Campaña de Navidad, nuestro querido Ayuntamiento de Montilla presentó días pasados un Concurso de Escaparatismo, Tapa Navideña y presencia en RRSS en el que pedía la participación de hostelería y comercios locales.

Según palabras del segundo teniente de alcalde y delegado de Desarrollo Local, Manuel Carmona, "los concursos van dirigidos a sectores que lo están pasando mal". "Cuando comenzaron las limitaciones vimos que hacía falta algo de fuelle para darle un impulso a esos sectores", señaló el responsable de Desarrollo Local.

Asimismo, la primera teniente de alcalde y delegada de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, apuntó que con estos concursos enmarcados dentro de la Campaña de Navidad se pretendía "potenciar el comercio y la hostelería premiando la participación".

Al respecto, Hotel Los Felipes decidió participar en el concurso de escaparates –ya que la cafetería permanece cerrada por reformas–. Una vez adornado el escaparate de la recepción del hotel, formalizamos la inscripción para participar en dicho concurso. Pasados unos días, recibimos una llamada telefónica en la que ante nuestra sorpresa, se nos comunica que no podemos participar por no pertenecer a la rama de comercio.

Por lo anteriormente expuesto, nos preguntamos, ¿dónde está el impulso anunciado por nuestro querido Ayuntamiento?

ANTONIO FELIPE MUÑOZ BARRANCO
FOTOGRAFÍA: A.F. MUÑOZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.



5 de enero de 2021

  • 5.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta de agradecimiento a los profesionales que trabajan en el Hospital Comarcal de Montilla. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Durante esta Navidad hemos perdido a nuestro padre, José Navarro López. Ha sido un dolor inconsolable en mitad de un año en el que tantas personas han sufrido el desgarro de ver desaparecer a sus seres queridos, arrebatados repentinamente por la pandemia del coronavirus. Compartimos el sufrimiento de quienes padecen esta ausencia por una enfermedad que asola el mundo. Y nos sentimos solidarios con ellos.

El fallecimiento de nuestro padre ha sido por otro motivo, un derrame cerebral que se lo ha llevado a los 88 años. Pero su paso por el hospital donde tanto se trabaja contra las dolencias nos ha permitido comprobar en primera línea la enorme profesionalidad del cuerpo médico, y también el grado de cariño y eficiencia con el que se trata a los pacientes.

En ningún momento, pese a su agotadora tarea, ahora complicada por la covid-19, dan muestra de desaliento y cansancio sino que, como seres sobrehumanos, se desviven por paliar el dolor de los demás.

Queremos mostrar desde aquí nuestro profundo agradecimiento a esta labor desprendida, llena de amor y de sabiduría, aplicando los avances tecnológicos que tienen a su alcance. Nuestra gratitud es sincera y cálida y está dirigida a todo el equipo asistencial de sanitarios, desde los celadores a los componentes del Módulo de Críticos, en especial a la doctora Mercedes Gómez García.

También guardamos una inmejorable opinión del doctor Adrián Montaño Martínez, que no solamente ha atendido a nuestro padre sino que nos ha rodeado a nosotros de toda clase de detalles para hacer llevadera nuestra estancia por el Hospital de Montilla, para estar cerca de nuestro padre.

En estos tiempos en que nos acosan las prisas y nos comportamos con demasiada ligereza, todos ellos nos han tratado con sensibilidad y gran humanidad. Es por esto que le brindamos abiertamente un claro agradecimiento con letras mayúsculas. Se han portado maravillosamente, con una conducta y desvelo extraordinarios. Empáticos, sencillos, cercanos... Solo merecen elogios y reconocimiento: GRACIAS.

LOLI NAVARRO ESPEJO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.



30 de diciembre de 2020

  • 30.12.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Francisco Alcaide, colaborador de este periódico, ante el inminente cierre de 2020, un año marcado por la pandemia de la Covid-19. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Lejos de clasicismos ni retóricos deseos, pocas son las palabras que este humilde servidor puede derramar ya sobre el hastiado y rugoso papel que, debilitado y sucumbido por el desorden, ha dejado el paso de doce meses cargados de nefastos acontecimientos que han derramado la tinta impresa en sus miserias sobre un planeta abocado a su destrucción.

El aprendizaje que la historia, los libros y la vida misma nos ha regalado a lo largo de los siglos de nada nos ha servido cuando Goliat, un virus con ansia de exterminio, ha cogido a David echando una larga y fastuosa siesta de sueños arrogantes y llenos de debilidad. Despertar de esa panacea y llenarse de realidad ha significado acabar con las vidas de dos millones de personas, una cifra que aumenta con la misma celeridad que el avance del gigante filisteo.

La globalización nos convirtió en seres más humanos, más cercanos, más productivos, pero también más vulnerables y más receptivos a la propagación del virus. En un abrir y cerrar de ojos, lo que se tarda en ir de Madrid a Berlín, tardó el Covid-19 en instalarse en los hogares de todo el planeta, en acoplarse en las vidas de todo ser humano, en hacerse sentir y ser el hermano travieso de cualquier familia.

No supimos lidiar el envite cuando las autoridades así lo aconsejaban, hicimos de "nuestra capa un sayo" los consejos que nuestros sanitarios nos regalaban, hicimos burlas y chanzas de nuestra situación cuan bufones repletos de felicidad, abrazamos y acariciamos el borde del puente sin importarnos su altura. La realidad nos puso en nuestro sitio.

A diferencia de pandemias anteriores, mucho más mortíferas y genocidas, la ciencia está siendo el aliado fundamental en esta guerra biológica y bactericida. Aunamos esfuerzos, anhelamos realidades, somos alquimistas de nuestras propias ilusiones pensando, mas con el corazón que con la cabeza, que el final de la batalla está más cerca, que pronto abandonaremos la trinchera y como colofón, fusilaremos en el olvido que el 2020 solo fue un mal sueño, una pesadilla que nos cambió la forma de vivir y nos limitó la enjundia del abrazo.

La vacuna, esa luz potente y regeneradora ha llegado. ¡Aleluya, Hosanna en las alturas! dirían los creyentes haciendo similitud o semejanza con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Ninguna bendición ha de ser alabada hasta que colme de buenas noticias el cáliz de esta pandemia, hasta que las oraciones se conviertan en sanas curaciones, hasta que las plegarias desaparezcan de nuestra elocuencia. Solo hay una dirección hacia la gloria, y esa, será bendecida de la mano de la ciencia y la investigación.

Ahora, abocado a despedir un año repleto de adversidades y desavenencias, solo puedo escribir respetuosas palabras llenas de esperanza, advertir que la batalla no termina con la inyección del elixir de la felicidad, reprochar que la inconsciencia de algunos a derivado en la desgracia de muchos, siendo fiel a mi estilo de vida pensando que la vacuna solo será un receso en esta batalla, un intervalo o descanso que como en las mejores series continuará....

Feliz 2021

FRANCISCO ALCAIDE

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.
  • 30.12.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Piedad Molina ante el reciente cese de Francisco Repiso Navarro 'Yimi' como entrenador del Club Deportivo Apedem. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Francisco Repiso Navarro, más conocido por 'Yimi', no entrenará más al equipo Juvenil del C.D. Apedem. Esa es la decisión tomada por el supuesto presidente del club, que el pasado 28 de diciembre le informó de su destitución "por no cumplir con el perfil de entrenador".

Sorprende el argumento esgrimido por el presidente del club –que trasladó sin el respaldo de la junta directiva de la entidad– cuando, además de su larga trayectoria en el campo como jugador, Yimi ha ejercido como entrenador de fútbol durante los últimos 16 años, 11 de ellos dentro del propio C.D. Apedem, y el resto en diferentes entidades de la provincia, como el Aguilarense Juvenil, el C.D. Montalbeño o el Montilla Senior.

Desde estas líneas, me gustaría agradecer el apoyo recibido por decenas de compañeros y antiguos jugadores al conocerse su destitución, y poner en valor el trabajo desarrollado por Yimi a lo largo de todos estos años por el fútbol base y el deporte local.
PIEDAD MOLINA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

6 de diciembre de 2020

  • 6.12.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta dirigida por Rafael García de Sola, director de la Cátedra de Innovación en Neurocirugía de la Universidad Autónoma de Madrid y yerno de Rafael Cabello de Alba y Gracia, en respuesta a algunas de las declaraciones que manifestó Miguel Mora Hidalgo en este mismo periódico, durante el transcurso de la entrevista que le concedió al periodista montillano Manuel Bellido Mora (y cuya tercera y última parte puede leerse pulsando sobre este enlace). Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Estimado Miguel:

Apenas nos conocemos. Eras algo mayor que yo, cuando con unos 15 años te admiraba. Eras muy brillante en las intervenciones en la pandilla de amigos, como mi primo Rafael Ramírez y un inseparable suyo, mi hermano Luis. Yo me colaba, teniendo tres años menos.

Tú fuiste maestro, sin enterarte, despertando mi interés por la dialéctica. Ya con 15 años veía cómo era posible defender un ideal comunista, con el telón de acero enhiesto, Cuba, la URSS, etc., desde una posición burguesa de profesor universitario de clase media.

O cómo se defendía la igualdad ante gente joven, embobada, ilusionada, idealista, por la impregnación positiva de la Religión (no la negativa del infierno, que tanto se llevaba entonces y ahora en tu entrevista…). Pero en la Religión, los curas de izquierdas congruentes dejaban todo y se iban al Pozo del Tío Raimundo. ¿Algún comunista abandona su vida burguesa? ¿O, más bien, la incrementa? Se hacen doblemente burgueses.

He leído con atención y respeto la entrevista. Son muy interesantes varios detalles. Aunque los franquistas, fascistas o lo que desees llamarles te “persiguieran”, tú mismo constatas que los que te hicieron más daño fueron tus colegas comunistas. Y no dejas a ninguno vivo, incluyendo a Carrillo que, tendrá sus defectos, pero fue probablemente el personaje más grande de la Transición. El que verdaderamente la hizo posible.

Es muy obvio que, gracias al amparo que da la Administración a sus funcionarios, has vivido una vida plena en cuanto a libertad de pensamiento y obra. Lo que te ha permitido hacer grandes cosas como la Cooperativa La Unión. Pero en el fondo de la entrevista hay algo agrio, algo disonante. No estás en paz. Los demás no te entienden… 

¿Qué tipo de trauma familiar, personal, lleva a personas inteligentes como tú a la inquina, al rencor, o incluso al odio? Tú solo lo sabes. Desconozco la historia personal que te lleva a esta actitud. Pero cuando lo haces más relevante con tus comentarios sobre el padre de Blanca, mi mujer, no tengo más remedio que responderte, manteniendo mi sentimiento de admiración y estima hacia ti, pero siendo profundamente discrepante.

Fascista. Palabra “piedra” que lanzáis los dialécticos para incriminar a alguien. Sin saber que la Unión Europea coloca a la misma altura despreciable la ideología nazi-fascista que la comunista. Mi suegro, Rafael Cabello de Alba, no fue fascista. Nunca se puso la camisa azul del Movimiento Nacional. ¿Le hizo daño a alguien? ¿Te hizo daño a ti? Nunca le oí un mal comentario sobre ti. Creo que te tenía igualmente estima y respeto, aunque pudiera disentir de tus posturas vitales.

Rafael fue un hombre de la Transición. Así lo aceptó a sabiendas del precio político que suponía. Otros compañeros renunciaron o esperaron más cómodamente. Pero era muy consciente de que había que cambiar el régimen hacia un Estado de Derecho plenamente democrático. Y, créeme, he sido testigo directo de que fue uno de los que se empeñó en facilitar la Transición. Que salió bien, incluso en un periodo de crisis económica formidable. A lo mejor uno de sus méritos, además, fue hacer que el impacto de la crisis se atenuara…

Era un hombre bueno. Muy inteligente. Que hizo cosas importantes para mucha gente y para España. No intentes manchar su memoria. Uno siempre espera que líderes como tú sean capaces de corregir sus errores. Eso los engrandece. No todo es culpa o responsabilidad de los otros. Y, desde que somos mayores de edad, nuestra vida está condicionada principalmente por nosotros mismos, por nuestras propias decisiones. Sobre todo, cuando se nace y se crece en un ambiente burgués.

Al final, podrá uno llegar a ser alguien o hacer algo importante, o no. Pero lo esencial es haber sido lo suficientemente inteligente y emocionalmente equilibrado como para quedar en paz con uno mismo y con todos. A estas edades, es un buen tiempo para recuperar estimas, superar traumas, perdonar a los que nos han hecho daño, queriendo o sin querer. Desear ser perdonados. Para refugiarnos en nuestras familias, amigos, colegas... con una argamasa de cariño. Y, para el que las tenga, con creencias que nos ayuden en nuestra última aventura de salir de escena.

Con mi profundo deseo de enterrar animadversiones, un abrazo muy cordial.

RAFAEL GARCÍA DE SOLA

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


5 de diciembre de 2020

  • 5.12.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un escrito remitido por una vecina de Montilla en el que solicita colaboración ciudadana para localizar una cartera que se extravió ayer en la Barriada de El Gran Capitán y que contenía una cantidad importante de dinero. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


En el día de ayer, 4 de diciembre, en torno a las 17.15 de la tarde, se perdió en la Plaza de la Aurora una cartera tamaño portafolio, de polipiel color negro y con cremallera. Se trata de una cartera de trabajo, que contenía facturas y una cantidad importante de dinero correspondiente a la recaudación del día de trabajo de la persona que la extravió.

Desde aquí me gustaría hacer un llamamiento a la honradez de quien haya encontrado esta cartera o a cualquier persona que haya visto o sepa algo sobre ella. Puede devolverla o dar la información necesaria para encontrarla en la Guardia Civil o en la Policía Local de Montilla, que están informadas de dicha pérdida.

El dinero no es del trabajador que perdió la cartera, sino de la empresa donde trabaja. Personalmente él y su familia están pasándolo muy mal por esta pérdida. Por eso, rogamos que se devuelva y se ofrecerá una recompensa por ello. Asimismo, rogamos la mayor difusión de este escrito para poder llegar al mayor número de personas posible. Gracias.

CARMEN REQUENA MUÑOZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


25 de noviembre de 2020

  • 25.11.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de un relato de Francisco Alcaide, colaborador de este periódico, sobre la celebración del Día Internacional del Día para la Erradicación de la Violencia de Género. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Sentía con estupor las pisadas que deambulaban por las escaleras. Cuando escuchó introducir la llave en la cerradura, temía de nuevo que el calvario de la noche anterior volviera a repetirse. Un portazo, unos ojos llenos de ira y, de nuevo, un puño cerrado eran la prueba evidente de que la historia sería igual, camuflada en un monólogo dictatorial sin derecho a réplica, un discurso ausente de diálogo preparado para llevarlo a casa y ponerlo en práctica de inmediato.

Agachada, acurrucada en mi vergüenza, intentaba mitigar los golpes con mis antebrazos, apretando con fuerza la mandíbula, procurando que mis gritos no provocaran la curiosidad de los vecinos. Sin lágrimas en mis ojos, suplicaba el fin de su ira, por mis hijos, por mis padres, volví a sentirme de nuevo la muñeca de trapo que es arrastrada de los pelos en las manos de cualquier niña malvada.

Cuando recobré la conciencia, estaba sola con mis pecados, esos que juré ante él que tenía, y mi mala conciencia me dictaminaba. Sin apenas sangre en mis venas, levanté mi estado de ánimo como pude e incorporé mi maltrecho cuerpo hasta que pude lavarme las heridas de la desvergüenza, esas que me provocaron mis actos impuros y pecaminosos.

Y lloré, lloraron mis sentimientos de no ser una mujer perfecta, ardieron mis deseos de no acariciar la felicidad de una persona normal. Y me preguntaba si para querer es necesario destruir, si para amar se debe de torturar, si para acariciar el paraíso hay que pasar primero por el infierno. Todos los días las mismas preguntas, todos los días las mismas respuestas. Golpes y más golpes.

Y entonces, ansiada de caricias, llegaban a mi mente los bonitos sueños de una quinceañera llena de ilusión el día de su boda. Volaba la imaginación cuando pensaba en mi apuesto príncipe cuando aparecía al galope de su esbelto caballo, de las flores que me regalaba, de los versos que me declamaba aunando esfuerzos en que arrancara una bella sonrisa.

Quizás me culpara por haber sido una mala mujer, una pésima madre y una peor amante. Quizás debía de volver a darle otra oportunidad, ofrecerle mi apoyo, escuchar sus problemas y descartar, como me aconsejaba mi amiga, la idea de dejarlo y abandonarlo.

Los moratones que adornaban mi cuerpo debían sanar a su lado y, un día más, estaba dispuesta, mi conciencia así me lo dictaminaba, a seguir junto a él. Cambiará, yo haré que cambie y convierta sus insultos en bellas palabras, sus fuertes golpes en suaves caricias, y sus gestos irascibles en cómodos y tiernos piropos. Yo haré que cambie...

El periódico de la mañana de un día cualquiera abría en portada con la terrible noticia de una nueva víctima de violencia de género. Nunca hubo denuncias, los vecinos no sospecharon, la familia desconocía cualquier atisbo de malos tratos. Rosa, asesinada a golpes en el salón de su casa, no escuchó los consejos de nadie, solo obedeció a la voz de su conciencia.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos