:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cultura. Mostrar todas las entradas

12 de noviembre de 2019

  • 12.11.19
La Taberna Bolero de Montilla ha vuelto a abrir sus puertas a la pintura de la mano del proyecto artístico impulsado por el comisario montillano Manuel Portero. Convertido en un espacio cultural más de la ciudad, esta taberna acoge hasta el próximo mes de diciembre la exposición Hojas de campo, una muestra que reúne las últimas acuarelas de la pintora cordobesa Clara Monereo.



Hojas de campo ofrece un conjunto de acuarelas realizadas por la artista cordobesa en los cursos de verano de acuarela en Priego de Córdoba, donde muestra la riqueza de la naturaleza de esta localidad cordobesa a través de espacios tan característicos de la Subbética como La Tiñosa, El Cañuelo, el Adarve o el río Piscina.

Obras realizadas In situ y "caballete en mano", como señala la propia autora, que pretende transportar al espectador al color especial y el aire que rodea la naturaleza en la Subbética cordobesa, para hacerlo partícipe de este espectáculo natural.

Hojas de campo se enmarca dentro del proyecto puesto en marcha hace algo más de un año por Manuel Portero, en colaboración con Taberna Bolero, para acercar el arte hasta estos espacios "como lugares de encuentro, ágora de un barrio, donde se habla, se escucha, se enseñan cosas de la vida y se expone".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ (ARCHIVO)

8 de noviembre de 2019

  • 8.11.19
La Casa del Inca de Montilla acogerá hoy, a partir de las 21.00 de la noche, la entrega de premios y la presentación del libro con las obras más destacadas del XVII Concurso de Relato Corto y Fotografía "El coloquio de los perros", un certamen organizado anualmente por la asociación cultural montillana del mismo nombre que, en esta ocasión, ha elegido los pecados capitales como temática para los diferentes trabajos a concurso.



El barcelonés Manel Artero Badenes, de Cerdanyola del Vallès, con su interesante obra La entrevista, es el ganador del apartado de relato corto de la decimoséptima edición del concurso. En cuanto al apartado de fotografía, la imagen ganadora es Deseo, del pamplonés Pedro Pileño Malvar, que trata de mostrar el pecado de la lujuria.

Por lo que respecta al microcorto, el jurado ha decidido dejar desierto el premio. Como consecuencia de ello, la asociación organizadora ha destinado el montante económico del mismo a sendos segundos premios de relato corto y de fotografía.  Estos galardones han recaído en el texto La pereza, enviado desde el Puerto de Santa María por Juan Luis Rincón Ares, y en la imagen Avaricia, del alcarreño de Cabanillas del Campo Fernando Méndez Ramos.

Además de estas obras premiadas, los miembros del jurado decidieron otorgar menciones especiales a los relatos El pecado capital de Yure Pyovar, del montillano Antonio Jesús Criado Pedrosa; El octavo comensal, del madrileño Manuel Montoya Vicente; y Acedia, de la argentina Daniela Isabel Ortiz.

También recibieron esas menciones las fotografías All in y En manos de la ira, de los bonaerenses Maximiliano Gunars Grinfelds y Florencia Percario, respectivamente; y Lujuria y Love for rent, de los madrileños Pedro Pablo Pellón Pulido y Mario Matías Pereda Berga.

Los relatos y fotografías ganadores y mencionados por el jurado formarán parte del libro que la Asociación Cultural "El Coloquio de los Perros" edita cada año con las obras más destacadas del concurso, y que será presentado esta noche en la Casa del Inca.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: PEDRO PILEÑO


5 de noviembre de 2019

  • 5.11.19
El Área de Cultura del Ayuntamiento de Montilla celebra este miércoles 6 de noviembre una conferencia sobre el militar, poeta, historiador, dramaturgo y filósofo montillano del siglo XVII Miguel de Barrios, y su influencia en el pintor holandés Rembrandt. La cita, que tendrá lugar en el Archivo Histórico Municipal, en el Edificio Solera a partir de las 20.00 horas, será impartida por el profesor canadiense Kenneth Brown, de la Universidad de Calgary.



Bajo el título Miguel de Barrios, modelo montillano para el máximo artista de holandés del Barroco de su tiempo y entorno, Rembrandt Van Rijn, Brown analizará la figura del ilustre montillano, de origen judío, como modelo para el pintor holandés al arribar a Ámsterdam tras abandonar Castilla para escapar de la persecución de la Inquisición, y tras pasar por Portugal, Italia o Argelia.

Precisamente fue en la capital neerlandesa donde Miguel de Barrios entró a formar parte de la relación de poetas y escritores españoles de la nación judaica amstelodana, lo más selecto de la vida social e intelectual de Ámsterdam, y donde el pintor neerlandés lo inmortalizó, junto a su esposa Abigail de Pina, en un cuadro titulado La novia judía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

3 de noviembre de 2019

  • 3.11.19
El Teatro Garnelo de Montilla se vistió anoche de largo para acoger la celebración de una nueva edición de las Jornadas Líricas de Montilla, una iniciativa del Ayuntamiento de Montilla y de la Coral de Antiguos Alumnos Salesianos, que han celebrado sus 20 años de historia con un cartel protagonizado por los grandes solistas nacionales de la ópera como Monserrat Martí Caballé, Cecilia Lavilla Berganza, Antonio Vázquez y Luis Santana.



El concierto, que además sirvió como pistoletazo de salida al Año Garnelo con motivo del 75 aniversario del fallecimiento del pintor montillano, atrajo a centenares de aficionados de toda la comarca a la música lírica, que disfrutaron de una actuación de primer nivel que, además se caracterizó por un programa dinámico y variado.

La actuación, que contó con la Coral de Antiguos Alumnos Salesianos, dedicó su primera parte La Traviata de Verdi, "por ser una obra muy conocida por el público", y una segunda parte a la zarzuela española y algunas de sus piezas más conocidas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

2 de noviembre de 2019

  • 2.11.19
La Banda de Iniciación de la Asociación Musical "Pascual Marquina" de Montilla celebra este fin de semana sus ocho años de vida promocionando la música entre los más jóvenes. Por ello, y con el objetivo de fomentar este arte entre toda la ciudadanía, la banda conmemorará mañana su aniversario con un concierto extraordinario en el Salón Municipal de San Juan de Dios a partir de 12.30 del mediodía.



El concierto, que pretende ser una oportunidad para dar a conocer el trabajo y esfuerzo que diariamente realizan los cerca de 35 miembros de esta formación, busca ser además una cita de convivencia con los montillanos que acuden anualmente a esta cita.

"Es un concierto que no sólo es divertido por las piezas que se interpretan, bandas sonoras de películas muy conocidas, sino también por la implicación de las familias en el desarrollo de diferentes parodias que acompañan a casa pieza", adelantó José María Córdoba, presidente de la Banda Pascual Marquina, quien insistió que este concierto se ha convertido en "una clase magistral" para que los niños vean lo que realmente es la música.

El programa que han preparado para esta ocasión incluirá bandas sonoras de películas como Guardianes de la Galaxia o Los Vengadores, con la aparición de sus poderosos personajes, comandados por el Capitán América.

Los temas de las películas Coco y Vaiana también tendrán cabida en este concierto, así como la archiconocida Danza del Sable, de Khachaturian, pieza que aparece en más de una veintena de películas, y la también cinematográfica Pequeña Serenata Nocturna, una de las obras más populares de Mozart. Feuerfest, de Josef Strauss, será otra de las divertidas piezas que interpretará la Banda de Iniciación, además del Minueto del Septimino, de Beethoven, melodía popularizada por la mítica serie de televisión Érase una vez... el Hombre.

"Es un programa que promete ser muy divertido, porque además hay alguna que otra caracterización, y sin duda es una oportunidad para disfrutar de música en directo de la mano de estos jóvenes músicos", destacó la concejala de Cultura y Festejos, Soledad Raya.

En concreto, la Banda de Iniciación "Pascual Marquina" se creó como una posibilidad más de aprendizaje dentro de la Escuela de Música de la Asociación, con la filosofía de nutrir de músicos a la formación. Es, por tanto, un paso previo a la incorporación a la Banda de Música "Pascual Marquina".

En ella participan los alumnos de la Escuela de Música que ya han adquirido un nivel musical básico. Actualmente, la componen más de veinticinco educandos de todas las edades y de las distintas especialidades instrumentales, siendo vivero importantísimo de músicos de viento y percusión en la ciudad.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

29 de octubre de 2019

  • 29.10.19
La Asociación de Amigos del Museo Garnelo y el Ayuntamiento de Montilla han dado el pistoletazo de salida a la programación especial que servirá para conmemorar el 75 aniversario del fallecimiento del pintor montillano. Bajo el nombre de Año Garnelo, ambas entidades desarrollarán a lo largo de los próximos meses diferentes citas culturales vinculadas a la vida y memoria de José Santiago Garnelo y Alda, "con el objetivo de homenajear su obra y realzar su vinculación con la ciudad de Montilla".



La edil de Cultura del Ayuntamiento de Montilla, Soledad Raya, explicó que a lo largo de todo un año se desarrollarán en la ciudad diferentes actividades culturales que permitirán poner de relieve y profundizar en la figura y época de José Garnelo, como un concurso escolar de dibujo y literario, la Semana de la Pintura, o las Jornadas de Historia de Montilla.

"Con motivo del 75 aniversario de la muerte de José Garnelo y Alda, la Asociación Amigos de Museo Garnelo quiere que esta fecha sirva para recordar la voluntad del artista, cuyo deseo fue descansar eternamente, junto a sus familiares, en Montilla, como así ocurrió el 29 de octubre de 1944", recordó Raya.

En este sentido, el presidente del colectivo impulsor del Año Garnelo, Rafael Portero, insistió en que el fin último es "incidir un poco más en la obra y vida de José Garnelo", a la vez que se pone en valor el legado que el pintor dejó en la ciudad a través del Museo Garnelo, "la mejor celebración que tenemos en torno a la obra de este gran autor".

Para ello, entre las actividades previstas los Amigos del Museo Garnelo desarrollarán una exposición temporal con las obras más significativas del pintor y Montilla; también está prevista la realización de conciertos y recitales de autores coetáneos a Garnelo; o el desarrollo de visitas guiadas y teatralizadas al museo y a la Parroquia de Santiago, templo donde descansan los restos del artista y donde se encuentra gran parte de las obras del artista de temática religiosa.

"Nuestro Museo Garnelo forma parte de nuestro presente y de nuestro futuro. Este Año Garnelo es una gran oportunidad para dar homenaje a un artista universal, y para dar conocimiento de esta casa, donde en los últimos años estamos aumentando las visitas y las relaciones con el Museo del Prado gracias a la figura del pintor", destacó, por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien destacó el beneficio económico y turístico que supone para Montilla la obra y el legado de Garnelo.

Asimismo, el primer edil agradeció al párroco de Santiago la cesión de documentos inéditos relacionados con Garnelo que desde hoy y hasta el 19 de noviembre se exponen en la Casa de las Aguas a través de una muestra organizada por Antonio Luis Jiménez Barranco, con la que se profundiza en la figura de José Santiago Garnelo y Alda, así como en los diferentes miembros de la familia Garnelo y sus actividades en Montilla.

"La exposición José Garnelo, un montillano universal, está formada por documentos originales, muchos de ellos inéditos, en los que se recoge el currículum de Garnelo, cartas a su padre de su etapa de estudiante en Cabra, y un poco todo el recorrido artístico e intelectual de Garnelo por todo el mundo", destacó el director honorífico del Museo Garnelo, José Antonio Cerezo.

Junto a la exposición temporal, la presentación del Año de Garnelo sirvió de marco para dar a conocer el logo que identificará esta conmemoración, obra de Rafael Portero en la que se simula la firma del artista montillano, así como un spot promocional obra de Mª Paz Torres.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

26 de octubre de 2019

  • 26.10.19
El Museo Histórico de Montilla ha puesto en marcha una nueva exposición temporal con el objetivo de dar ofrecer nuevos atractivos culturales a quienes visitan este espacio dedicado a la historia del municipio. Bajo el título Historietas de la infancia, aquellos años del tebeo y el cómic de aventuras, el espacio museístico ofrece hasta finales de año un recorrido por las historias ilustradas que marcaron el siglo XX.



A lo largo de una gran vitrina central, el Museo ofrece una amplia selección de algunos de los títulos más populares, así como más antiguos, que forman parte de la colección particular de Manuel Caracuel, quien ha cedido estas piezas con el objetivo "de que todos puedan disfrutar de los títulos que marcaron la infancia de muchas generaciones".

"Esta exposición nace a petición popular y se erige como una segunda parte de la anterior muestra temporal, conectada con la prensa, pero en este caso con prensa infantil y publicaciones para niños y jóvenes", explicó Carmen Rey, dinamizadora del Museo Histórico Local, quien destacó que se trata de una colección "que despierta mucho interés entre los visitantes, especialmente entre los jóvenes, que descubren una forma enriquecedora y divertida de adentrarse en la lectura".

Publicaciones de los años cincuenta, hasta algún ejemplar de tebeos que vieron la luz con la entrada del siglo XXI, son algunas de las piezas que se pueden disfrutar en Historietas de la infancia, aquellos años del tebeo y el cómic de aventuras, que recoge títulos tan conocidos como Zipi y Zape, El Jabato, Capitán América, El Guerrero del Antifaz o Spiderman. "Mi deseo es que la gente pueda disfrutar de estos tebeos y recuerde su infancia", destacó Caracuel.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

25 de octubre de 2019

  • 25.10.19
Las Jornadas Líricas de Montilla, una iniciativa del Ayuntamiento de Montilla y de la Coral de Antiguos Alumnos Salesianos, celebrarán el próximo 2 de noviembre sus veinte años de historia con un nuevo concierto en el Teatro Garnelo que, además, servirá como pistoletazo de salida al Año Garnelo con motivo del 75 aniversario del fallecimiento del pintor montillano.



El concierto, que comenzará a las 20.30 de la tarde, estará protagonizado por cuatro grandes voces de la lírica española como son la catalana Monserrat Martí Caballé, la soprano madrileña Cecilia Lavilla Berganza, el tenor cordobés Antonio Vázquez y el barítono zamorano Luis Santana.

"Se trata de un concierto lírico muy especial y que va a contar con grandes voces", destacó la concejala de Cultura, Soledad Raya, quien animó a los montillanos a disfrutar de unas jornadas "consolidadas en Montilla y que permiten disfrutar de una propuesta única".

Junto a estos cuatro artistas, la Coral de Antiguos Alumnos Salesianos volverá a estar presente en esta cita –cuyas entradas están disponibles en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio" y en taquilla del teatro–, que también se caracterizará por un contenido "especial".

"Este año, con motivo del veinte aniversario de las jornadas, no sólo se va a contar con cuatro solistas de primer nivel, sino que también el contenido será especial, con una primera parte dedicada a La Traviata de Verdi, por ser una obra muy conocida por el público, y una segunda parte dedicada a la zarzuela española y algunas de sus piezas más conocidas", sostuvo Antonio López, pianista de las Jornadas Líricas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

30 de septiembre de 2019

  • 30.9.19
Para miles de adolescentes no puede decirse que Jose de la Torre (Montilla, 1987) sea un completo desconocido, pues suma ya casi 11.000 seguidores en su perfil de Instagram, donde despierta pasiones entre jóvenes –y no tan jóvenes– interesados –y, sobre todo, interesadas– en seguir su carrera artística. Pero, qué duda cabe, el estreno el pasado miércoles de Toy Boy, la gran apuesta de ficción de Antena 3 para este otoño, contribuirá a catapultar a la fama a este joven afable, cercano y familiar que, desde hace varios años, está entregado de lleno a una profesión dura y exigente.



Casualidades de la vida, en esta serie en la que los clichés tradicionales se invierten porque los hombres son el objeto de deseo sexual y las mujeres son las que ostentan el poder, Jose de la Torre comparte pantalla con otra actriz muy vinculada familiarmente con Montilla, María Pedraza, que en este nuevo thriller de Atresmedia interpreta a una joven abogada que debe ayudar a un estríper de Marbella que, tras una noche de fiesta y excesos, despierta en su velero junto al cadáver del marido de su amante.

—¿De dónde le viene el gusanillo por la interpretación?

—Desde muy pequeño encontré refugio en el cine. Pero no tanto en la interpretación, al menos al principio. Era un niño que no paraba de ver películas, simplemente para entretenerme y eso me atrapó y sembró en mí la semilla que más tarde se convertiría en el deseo de querer dedicarme a ello. Supongo que sentirme identificado con muchos de los personajes que admiraba hizo que me declinase por la interpretación y no por otra disciplina artística.

—¿En qué momento tuvo claro que quería ser actor?

—La verdad, fueron tiempos donde no tenía nada claro. Terminé Selectividad y no sabía bien hacia dónde mirar. Estuve pensando en ingresar en Ciencias Audiovisuales, pero no me terminó de convencer, así que hice las pruebas para la Escuela de Arte Dramático (ESAD) de Málaga y me aceptaron. Fue entonces cuando me di cuenta de que había elegido bien, que sería feliz siendo actor.

—¿Y antes no había formado parte de ningún grupo de teatro?

—No. Cuando entré en la ESAD era el único de mi clase que no había formado parte de ninguna compañía o había hecho alguna obra anteriormente en el colegio o en el instituto. La primera vez que recité un texto frente a un público fue para las pruebas de ingreso a la escuela, pero sentí como si lo llevara haciendo toda la vida. Fueron unos versos de Romeo y Julieta que jamás olvidaré.

—¿Cómo fueron sus inicios en el mundo de la interpretación?

—Comencé mis estudios en la ESAD de Málaga en 2008, y fue maravilloso. Es como encontrar el lugar al que perteneces. Guardo muy buenos recuerdos de mis primeros pasos en la escuela. Y el haber tenido grandes profesores que me hicieron amar y respetar esta profesión es uno de los mejores regalos que me llevo de allí.

—¿Fue duro para usted dejar Montilla, sus amigos, su familia?

—Dejé Montilla poco a poco. Al principio iba a menudo los fines de semana, sobre todo para trabajar. Pero cuando me instalé en Málaga comencé como una nueva etapa y supe que significaba dejar muchas cosas atrás. De todas formas, a Montilla voy cada vez que puedo. Allí dejé mi infancia, pero mantengo a todas las personas que quiero, familia y amigos. Y eso es lo más importante.

—¿Cómo ha sido su formación como actor?

—Mi formación comenzó en la rama de Interpretación Textual y es ahí donde te das cuenta de que, en este mundo, debes ser lo más versátil posible. La perfección no existe en esta profesión, pero sí el trabajo duro, la dedicación y el esfuerzo. Y esos factores son los que marcan la diferencia. Intentar hacer todo lo que puedas, de la mejor manera que puedas y tener todos los recursos posibles para ponerlos al servicio del proyecto.

—¿De qué trabajos de los que ha participado hasta el momento se siente más orgulloso?

—De todos. Puede sonar a tópico pero es la verdad. Desde una pequeña muestra en clase, a un taller en la escuela, a un microteatro, a una lectura dramatizada, un musical, una serie… En todos he sido feliz.



—El pasado miércoles se estrenó en Antena 3 la serie ‘Toy Boy’, aunque su puesta de largo fue días antes en Internet. ¿Cómo es el personaje que interpreta?

—Iván es un tipo duro que se ha ido reinventando a medida que la vida le ha planteado complicaciones. Al arranque de la serie es dueño de la discoteca Inferno, donde bailan los toy boys. Anteriormente fue policía, pero le expulsaron del Cuerpo.

Como he dicho, se reinventa. Es un buscavidas que hace lo que sea para sacar adelante a los suyos. Cuida de su familia y se podría decir que es la parte responsable de todos ellos, pero no sería del todo cierto porque se va metiendo en problemas cada vez más grandes. Es positivo y no se agobia ante las adversidades, sino que busca la solución a cualquier precio.

—Aunque en televisión solo hemos podido ver un capítulo, la serie ha avanzado un poco más en ‘Atresplayer Premium’, la plataforma bajo demanda de Atresmedia. ¿Lo reconocen ya por la calle?

—Bueno, la emisión en la plataforma ha sido muy buena pero no hasta el punto de que se pueda decir que nos haya dado fama. Nos arroparon muchísimo en el Festval de Vitoria y la gente fue muy cariñosa con nosotros. Hasta el momento seguimos siendo unos chavales desconocidos que han hecho su trabajo y solo esperan que el público lo disfrute.

—¿Cómo fue el casting para la serie? ¿Le resultó duro?

—Siempre digo que una parte importante de mi vida está en Málaga. Allí comencé mi formación y allí hice el casting para esta serie. Fueron varias pruebas a lo largo de seis meses. No sabía ni para lo que era cuando hice la primera, pero creo que está bien así. No iba con nada en la cabeza: simplemente me dejaba llevar en cada una de las escenas o de las pruebas que me planteaban. Y hasta que no supe que me habían seleccionado, no dije nada a nadie. Y ese día, imagínese: lloré abrazado a mi abuela.

—¿Qué tal fue el rodaje?

—La preparación para la serie duró seis meses y el rodaje ocho, así que ha sido más de un año inmerso en esta primera temporada.

—Es fácil suponer que se lleva muy buenas experiencias...

—Por supuesto. Lo mejor que me ha podido pasar, sin duda alguna, es la buena relación que he podido forjar con mis compañeros y con todo el equipo. En un rodaje de estas características se forma una gran familia, dado que se trata de muchas personas con las que convives durante meses y, justamente con el esfuerzo de todos y cada uno de ellos, es como se saca el trabajo adelante.

—El reparto combina actores más jóvenes con otros más experimentados como Pedro Casablanc, Elisa Matilla, María Pujalte o Miriam Díaz-Aroca. ¿No le da vértigo leer su nombre junto al de artistas ya consagrados?

—Y no se olvide del equipo técnico. Un proyecto de esta envergadura tiene cientos de personas detrás y ese buen ambiente de trabajo es el que hace que un rodaje te haga feliz, por muy duro que sea.

—Trascendió que llegó a sufrir un percance durante el rodaje. ¿Puede comentarlo?

—Sí, fue durante un ensayo de la última coreografía. Precisamente con la más fácil de todas, pero así pasan las cosas. Me subí a la barra del Inferno (como muchas veces antes) y pisé en un sitio donde no estaba bien sujeto. Por suerte, llevaba unas protecciones del ensayo anterior que no me llegué a quitar y, gracias a ello, no me rompí la pierna. En fin, todo quedó en un susto y en una mancha que tendré para toda la vida de recuerdo...

—Sin duda, el personaje que encarna en ‘Toy Boy’ habrá supuesto para usted una preparación física extra. ¿Tuvo que seguir un entrenamiento o una dieta muy exigentes?

—Desde el primer día. En la reunión con los productores nos dimos cuenta de que necesitábamos asesoramiento y, por ello, nos pusieron un entrenador personal y un nutricionista para la parte física.

—¿Y le resultó duro?

—Ha sido muy difícil, la verdad. Más de lo que puede parecer a primera vista. Ese sacrificio era duro, los entrenamientos lo eran más aún pero, sin duda, el objetivo merecía la pena.



—Muchos actores andaluces suelen comentar que deben trabajar especialmente la dicción para tratar de «disimular» su acento. ¿Ha supuesto alguna dificultad para usted en ese sentido?

—En absoluto, puesto que la trama de Toy Boy se desarrolla en Málaga. No obstante, es verdad que lo que comenta suele ocurrir cuando el personaje no es andaluz. De todas formas, la dicción es otro de los aspectos en los que hay que trabajar. Yo, por ejemplo, no era bailarín, pero mi personaje en la serie baila, así que me tuve que poner a ello hasta que conseguí que saliera. Y ese es el trabajo del actor. Para mí es una maravilla escuchar a un actor trabajar en varios acentos, en función del personaje que esté encarnando en cada momento.

—¿En qué proyectos se encuentra inmerso actualmente?

—En estos momentos tengo todas las energías puestas en la promoción de la serie y en desear que al público le guste lo suficiente como para poder continuar con una segunda temporada.

—En ‘Toy Boy’ ha tenido la oportunidad de trabajar a las órdenes de Iñaki Mercero, con guiones de Juan Carlos Cueto, Rocío Martínez y César Benítez. ¿Con qué director le gustaría trabajar en un futuro?

—Ahora mismo hay muchísimos cineastas españoles con buenas historias que contar y, sin duda, sería un orgullo poder trabajar con cualquiera de ellos. No obstante, en el ámbito del teatro me gustaría poder trabajar con mi paisano Juan Carlos Rubio algún día. Además de ser un apoyo incondicional desde que llegué a Madrid, admiro su trabajo como director y dramaturgo por encima de todo. Es un referente para mí y para muchos actores y actrices de nuestro país y su trayectoria profesional y los galardones que ha recibido lo avalan.

—¿Qué papel le gustaría interpretar en un futuro?

—Cuando era pequeño soñaba con hacer una gran película de aventuras. Como niño que era, me permitía soñar, claro (ríe). Y ya en mi época de estudiante me embaucaron muchos de los personajes del realismo americano de Tennessee Williams, que ganó el Premio Pulitzer de Teatro por Un tranvía llamado Deseo y, un poco tiempo después, otro por La gata sobre el tejado de zinc. También me gustaba Arthur Miller, que nos legó obras míticas como Las brujas de Salem, Panorama desde el puente, Muerte de un viajante o Después de la caída.

—¿Algún autor español?

—Sí, muchos. Después comencé a leer a dramaturgos españoles y a amar y conocer mejor nuestra historia. A día de hoy diría que mi bagaje cultural como actor es un poco una mezcla de todo lo que he leído y de todo lo que he visto.

—En los últimos años, seguramente gracias a la irrupción de las plataformas en línea, la ficción parece estar viviendo una etapa dulce. ¿Está de acuerdo?

—Sin duda. Estamos viviendo el apogeo de las series en las que se crean historias fabulosas y donde hay una creatividad emergente de la que estoy seguro que surgirá ese papel del que me enamoraré en un futuro próximo y con suerte, espero poder hacer.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA PRINCIPAL: CONCHA GONZALO (CEDIDA)

26 de septiembre de 2019

  • 26.9.19
Con la llegada del otoño, el proyecto artístico impulsado por el comisario montillano Manuel Portero volverá a abrir las puertas de la Taberna Bolero como un espacio cultural más de la ciudad gracias a la inauguración de la exposición de la pintora holandesa Marta Versteeg que, tras varias muestras colectivas en el municipio vitivinícola, mostrará por primera vez su trabajo de manera individual.



Bajo el título de Viana, la artista holandesa recoge varias obras de técnica mixta sobre papel con la que disfrutar de su peculiar visión de los patios del Palacio de Viana de Córdoba. "Para Versteeg el proceso que genera las imágenes de sus obras y los resultados son inesperados. Sabe perfectamente como empezará, pero desconoce cómo, cuándo acabará y el resultado final", ha destacado Manuel Portero sobre esta exposición que, además, se completa con una obra en técnicas mixtas sobre tabla.

La muestra, que permanecerá expuesta en el interior de la Taberna Bolero hasta el próximo 3 de noviembre, permitirá disfrutar de la obra de una artista que en los últimos años, y de la mano de Manuel Portero, ha presentado su trabajo en Montilla a través de proyectos como Punto y seguido –celebrado en la Sala Alta de la Casa del Inca– o en otras muestras colectivas desarrolladas en la ciudad.

Viana se enmarca dentro del proyecto puesto en marcha hace algo más de un año por Manuel Portero, en colaboración con Taberna Bolero, para acercar el arte hasta estos espacios "como lugares de encuentro, ágora de un barrio, donde se habla, se escucha, se enseñan cosas de la vida y se expone".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ (ARCHIVO)

24 de septiembre de 2019

  • 24.9.19
Tras el éxito cosechado con Boutade, un cortometraje dirigido por Dany Ruz y con guión de Juan Carlos Rubio, ambos montillanos vuelven a colaborar en un nuevo proyecto audiovisual, Lobas, un trabajo que será presentado por primera vez al público este jueves, a partir de las 20.30 de la tarde, en el Teatro Garnelo de Montilla.



Protagonizado por Esperanza de la Vega y Marta G. Velilla, la historia de Lobas transcurre a lo largo de una entrevista de trabajo, un momento que más allá de poder abrir las puertas a un puesto de trabajo, "pone en orden la vida de los personajes".

"Este es el segundo proyecto que pongo en marcha gracias a la generosidad de Juan Carlos Rubio, que de nuevo me ha cedido su guión, y que me ha servido para seguir aprendiendo gracias a una historia que tan sólo necesitaba ser contada en imágenes", explicó el joven director montillano a Montilla Digital sobre este nuevo cortometraje, grabado el pasado mes de enero a través de su propia productora, Imprevisible Film, y con un presupuesto de apenas 300 euros.

Una colaboración, adelantó Ruz, que junto a este nuevo cortometraje, Lobas, también se hará patente en un tercer proyecto conjunto, Cuento de hadas, cuya grabación esté prevista para los próximos meses. "Me siento muy afortunado de poder trabajar con Juan Carlos Rubio y todas las satisfacciones que estos cortometrajes nos están dando, algo que espero que sea así por mucho tiempo", reconoció el director.

Una experiencia que Dany Ruz podrá compartir con el público asistente al Teatro Garnelo en torno a una copa de vino de Bodegas Robles tras la proyección de Lobas de este jueves, cuyas entradas gratuitas ya están disponibles en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


20 de septiembre de 2019

  • 20.9.19
Los pronósticos de lluvia que ofrece la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a partir de esta medianoche en Montilla han llevado a la organización del Montijazz Vendimia 2019 a trasladar la actuación de esta noche, a cargo de Antonio Lizana y Víctor Jiménez, desde el Lagar Cañada Navarro hasta Bodegas Alvear, que se convertirá de este modo en sede de las dos noches de música en directo diseñadas para esta edición del festival.



De esta forma, el concierto previsto para esta noche en la Sierra de Montilla –y para el que el Ayuntamiento había ofertado un servicio de transporte gratuito– se trasladará finalmente hasta el patio porticado de Bodegas Alvear para disfrutar, con independencia de las inclemencias meteorológicas, de la actuación del saxofonista gaditano Antonio Lizana, uno de los máximos exponentes en la fusión del jazz y flamenco, que estará acompañado por Daniel García al piano, Jesús Caparrós al bajo, Shayan Fathi a la batería, y Mawi de Cádiz a las palmas y el baile.

Asimismo, los asistentes a la primera noche de Montijazz Vendimia 2019 podrán disfrutar de la actuación de Víctor Jiménez & Friends, que rendirá tributo al mítico cuarteto de jazz fusión estadounidense Yellowjackets, junto al piano de Alberto Palau, el bajo de Ánder García y la batería de Mariano Steimberg. Además, tal y como estaba previsto en la Cañada Navarro, Bodegas Alvear ofrecerá una visita guiada a sus instalaciones desde una hora antes de los conciertos.

Por su parte, en la noche del sábado tendrá lugar la actuación de la cantante navarra Noa Lur, una de las voces más importantes del jazz español, que sonará junto al piano de David Sancho, el bajo de Ánder García y la batería de David Fernández; y el trío liderado por Baptiste Bailly, el pianista francés afincado en Valencia que ha sido una de las sorpresas del jazz en España tras la publicación de su último disco titulado Pensión Almayer.

Las entradas para la nueva edición del Montijazz Vendimia están a la venta en la Oficina de Turismo de Montilla y en el Centro Cultural Alcalde Antonio Carpio, así como en la web kieroentradas.com, al precio de 15,00 euros en venta anticipada y 17,00 euros en taquilla. El bono para ambos conciertos se puede adquirir al precio de 25,00 euros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ANTONIO LIZANA (FACEBOOK)

18 de septiembre de 2019

  • 18.9.19
El Ayuntamiento de Montilla ha puesto en marcha esta semana la segunda edición del concurso internacional de microcine Amontíllate60, una iniciativa puesta en marcha el pasado año con el objetivo de poner en valor la ciudad, su historia y patrimonio como un recurso cinematográfico más, además de favorecer la promoción turística de este destino a través de las redes sociales de la mano de los diferentes proyectos que participen.



Este concurso contará, además, en su segunda edición con nuevos premios con el objetivo de hacer partícipe al público –cuyos votos el pasado año ya fueron parte de la valoración final de los diferentes cortos– con dos galardones específicos. "En esta edición se incrementa el número de premios porque, junto a los premios del jurado, se establecen otros dos galardones para aquellos trabajos que obtengan más respaldo en las redes sociales", destacó el teniente de alcalde de Desarrollo Local, Manuel Carmona, en la presentación de esta nueva convocatoria.

De esta forma, los trabajos que participen en el concurso internacional Amontíllate60 –cuyo plazo de participación se mantendrá abierto hasta el próximo 17 de noviembre a través del correo amontillate60@montilla.es– optarán a un total de cuatro premios, dotados con 1.350 euros. El corto más votado a través de las diferentes redes sociales de Turismo de Montilla –Facebook, Twitter e Instagram– obtendrá un premio de 200 euros, y 100 para el segundo más votado. Por su parte, los mejores cortos para el jurado de esta edición percibirán 700 euros y 350 euros.

Al igual que en su primera edición, los cortos participantes no podrán superar los sesenta segundos de duración y, si bien la temática es libre, deben recoger algún aspecto característico de Montilla, desde su patrimonio, a personajes históricos e ilustres, la cultura vitivinícola o la gastronomía, según recogen las bases del concurso.

"Este concurso nace como experimento para intentar ver otras formas de promocionar Montilla y por ello se recoge esa temática en estos microcortos", puntualizó Carmona, a la vez que indicó que los proyectos audiovisuales de esta edición se darán a conocer en las redes sociales del 1 al 16 de noviembre, mientras que el 30 de noviembre tendrá lugar la entrega de premios en el marco del Soma Club Film.

En su primer año, el concurso Amontíllate60 contó con la participación de un total de siete cortometrajes que consiguieron un impacto de más de 100.000 visualizaciones en Facebook, cerca de 7.000 en Twitter y unas 3.000 en Instagram.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

16 de septiembre de 2019

  • 16.9.19
El Teatro Garnelo de Montilla acogió el pasado sábado el estreno de la última obra del dramaturgo, actor y director montillano Juan Carlos Rubio. Una cita que, una vez más, volvió a demostrar el respaldo que los aficionados al teatro, tanto a nivel local como provincial, demuestran ante los diferentes proyectos teatrales puestos en marcha por Juan Carlos Rubio.



De la mano de la compañía granadina Histrión, junto a la que Juan Carlos Rubio ha producido otros proyectos teatrales como Lorca, la correspondencia personal –premiado en la Feria de teatro en el sur de Palma del Río como mejor espectáculo, y en los Premios Lorca 2018 como mejor adaptación–, La Isla invitó al numeroso público asistente a reflexionar sobre el dolor y la muerte desde un una situación tan traumática como el accidente de un hijo.

Las actrices Gema Matarranz y Marta Megías, fueron las encargadas de dar vida a Ada y Laura en La Isla, quienes, desde la sala de espera de un hospital, se enfrentan a la incertidumbre del futuro de su hijo, cuyo cuerpo ha quedado destrozado tras un accidente.

De esta forma, La Isla habló del dolor de vivir y del dolor de estar muerto en vida. "Esta obra pretende abordar qué pasa con ese dolor que se instala en nuestras vidas, sobre eso he querido reflexionar", afirmó Rubio durante el coloquio que mantuvo tras la representación con los asistentes al Teatro Garnelo.

En realidad, el autor aborda un tema del que no se habla, el de desear la muerte de alguien a quien se quiere. "Creo que es un tema necesario y tabú, y el teatro es un lugar maravilloso para hacerlo", añadió sobre un montaje "tan estremecedor como lleno de poesía y verdad, y no exento de cierta ironía".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 16.9.19
Apenas tres meses después de imponerse en el XIX Concurso de Pintura Rápida "Ciudad de Pozoblanco", el pintor lucentino Jaime Jurado Cordón logró ayer el Premio "Excelentísimo Ayuntamiento de Montilla" en la tercera edición del Concurso de Pintura al Aire Libre "Memorial José Santiago Garnelo y Alda", que reunió a sesenta artistas de todas las edades en torno a algunos de los monumentos y enclaves más emblemáticos de Montilla. Junto a él, el pintor granadino Miguel Ángel Rivas Mejías, natural de Albolote, logró el otro premio dotado con 2.500 euros y que fue donado por la cooperativa agrícola La Unión.







El certamen, que celebró su entrega de premios a última hora de la tarde de ayer en el Salón Municipal San Juan de Dios, anexo al Ayuntamiento de Montilla, supuso el broche de oro para la Semana de Montilla con la Pintura, una iniciativa que nació en 2017 con el objetivo de situar la localidad de la Campiña Sur en el centro de las artes plásticas a nivel nacional.

Junto con Jaime Jurado Cordón y Miguel Ángel Rivas Mejías, que atesoran un sinfín de premios en certámenes de pintura rápida celebrados por toda la geografía nacional, el podio del "Memorial José Santiago Garnelo y Alda" lo completó en la categoría Infantil el montillano Gabriel Urbano Cabello, que hasta el pasado mes de junio cursó sus estudios en el CEIP San Francisco Solano, y en categoría Juvenil el joven montillano Manuel Baena Urbano. A su vez, el mejor artista local fue Miguel Ángel Sánchez Jiménez, que recibió un cheque por valor de 500 euros de manos de la concejala de Cultura y Festejos, Soledad Raya.

El castillo de Montilla, la Plaza de la Rosa, el convento de Santa Clara, el Llano Palacio, El Parador o las vistas de Montilla desde distintos puntos de su entorno rural volvieron a ser las estampas más repetidas entre las obras participantes que, en esta edición, optaban a cerca de 10.000 euros en premios gracias a la colaboración público-privada.







En concreto, el Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre repartió sendos premios de 2.500 euros a las dos mejores obras en la categoría de Adultos –que fueron para Jaime Jurado y Miguel Ángel Rivas–; otros tres premios de 1.000 euros –que fueron para Antonio Ángel Barahona (Premio Rioma), Cristóbal León (Bodegas Alvear) y Pablo García (Premio Amigos del Museo Garnelo); y tres de 500 euros para Adrián Francisco Marmolejo (Premio Casino Montillano), Ana Sánchez Lucas (Premio Santa Amalia Alta Decoración) y Miguel Ángel Sánchez Jiménez (Premio Ayuntamiento de Montilla al Mejor Artista Local).

En la categoría Infantil resultó premiada, además de Gabriel Urbano Cabello, la niña Aurora Aguilar López, mientras que en la sección Juvenil fueron reconocidos, junto a Manuel Baena Urbano, los jóvenes Víctor Calleja Rider y Elena Sánchez Luque.

"El objetivo de este certamen es atraer hasta Montilla a artistas y creadores de todo el panorama nacional, así como a personas interesadas en el mundo de la pintura y del arte en general", destacó el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, quien achacó la menor participación registrada en esta edición con respecto a la del pasado año a la "inestabilidad meteorológica que se ha registrado en Andalucía durante todo el fin de semana" y que, según los organizadores, "ha frenado la participación de muchos artistas que se habían inscrito previamente" en el certamen.







Junto al Concurso de Pintura al Aire Libre, el Ayuntamiento de Montilla ha impulsado en los últimos días numerosos talleres y actividades abiertas a todos los públicos que abordaron desde la decoración de libros en desuso, a la introducción a la pintura en acuarela o la técnica light painting, entre otras muchas propuestas.

"Este año hemos contado con una edición cargada de clases magistrales, talleres y rutas que han permitido poner en valor los distintos murales con los que cuenta Montilla, con el objetivo de que la ciudad se convierta en núcleo central de la pintura en la provincia", destacó el teniente de alcalde de Desarrollo Local, Manuel Carmona, quien agradeció la implicación de numerosos artistas y empresas locales para el desarrollo de las diferentes iniciativas.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: IRENE TÉLLEZ / JOSÉ ANTONIO AGUILAR

15 de septiembre de 2019

  • 15.9.19
Con el característico aroma de la vendimia todavía en el ambiente, el Lagar Cañada Navarro y Bodegas Alvear de Montilla volverán a abrir sus puertas al público para disfrutar de un maridaje único: el que conforman los vinos de la zona Montilla-Moriles y la mejor música gracias a una nueva edición del Montijazz Vendimia. En esta edición, Antonio Lizana y Noa Lur encabezan el cartel de los dos conciertos que se celebrarán los próximos 20 y 21 de septiembre.



Tras un primer contacto con los aficionados al jazz en la noche del pasado jueves a través de una Jam Session que ofreció la Asociación Jazz de Priego de Córdoba en la Casa del Inca, el Montilla Vendimia 2019 contará en esta ocasión con diferentes iniciativas para acercar este estilo musical a toda la ciudadanía. Así, junto a los conciertos, el festival ofrecerá un taller gratuito de Swing Dance el próximo jueves 19 de septiembre, a partir de las 20.00 de la tarde, en la Plaza de La Merced.

De esta forma, y tras calentar motores, el Montijazz Vendimia 2019 dará paso a las grandes citas de este año, dos noches de música en directo en los marcos incomparables que ofrecen las bodegas y lagares de la ciudad. "Es el tercer año que apostamos por este formato en los lagares y bodegas para vincularlo al mundo del vino y ha sido un éxito", destacó el delegado de Desarrollo Local, Manuel Carmona, quien señaló que los asistentes a ambos conciertos podrán realizar una visita guiada previa tanto al Lagar Cañada Navarro como a Bodegas Alvear.



"Para los lagares de la Sierra de Montilla siempre es interesante cualquier iniciativa que incorpore arte y cultura. Es combinar el vino, que es un arte, con otro arte que es la música", destacó el representante de Lagar Cañada Navarro, Manuel Jiménez, sobre esta nueva edición.

La primera noche del Montijazz Vendimia 2019, que tendrá lugar el viernes en el Lagar Cañada Navarro, estará protagonizada por el saxofonista gaditano Antonio Lizana, uno de los máximos exponentes en la fusión del jazz y flamenco, que estará acompañado por Daniel García al piano, Jesús Caparrós al bajo, Shayan Fathi a la batería, y Mawi de Cádiz a las palmas y el baile.

El concierto –para el que el Ayuntamiento dispondrá de un servicio de transporte gratuito a partir de las 19.30 desde la estación de autobuses– se completará con la actuación de Víctor Jiménez & Friends, que rendirá tributo al mítico cuarteto de jazz fusión estadounidense Yellowjackets, junto al piano de Alberto Palau, el bajo de Ánder García y la batería de Mariano Steimberg.



Por su parte, Bodegas Alvear acogerá en la noche del sábado la actuación de la cantante navarra Noa Lur, una de las voces más importantes del jazz español, que sonará junto al piano de David Sancho, el bajo de Ánder García y la batería de David Fernández; y el trío liderado por Baptiste Bailly, el pianista francés afincado en Valencia que ha sido una de las sorpresas del jazz en España tras la publicación de su último disco titulado Pensión Almayer.

Las entradas para la nueva edición del Montijazz Vendimia están ya a la venta en la Oficina de Turismo de Montilla y en el Centro Cultural Alcalde Antonio Carpio, así como en la web kieroentradas.com, al precio de 15,00 euros en venta anticipada y 17,00 euros en taquilla. El bono para ambos conciertos se puede adquirir al precio de 25,00 euros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: NOA LUR FANPAGE (FACEBOOK) / ANTONIO LIZANA (FACEBOOK) / I. TÉLLEZ

11 de septiembre de 2019

  • 11.9.19
Con el objetivo de convertirse en un referente de las artes plásticas a nivel nacional, el Ayuntamiento de Montilla dio ayer el pistoletazo de salida a su III Semana de la Pintura, una iniciativa que, junto al Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre –que esta edición contará con 10.000 euros en premios–, contará con la celebración de numerosas actividades formativas y propuestas turísticas relacionadas con el arte.



Tras consolidarse en sus dos primeras ediciones gracias a la participación de más de 200 artistas de toda España, la tercera edición de la Semana de la Pintura –dedicada al 75.º aniversario de la muerte del artista José Santiago Garnelo y Alda– pretende "dar un paso más allá" con la incorporación de nuevas propuestas "que acerquen a todos los públicos la pintura en sus distintas expresiones".

De nuevo, el Concurso de Pintura al Aire Libre "Memorial José S. Garnelo y Alda", que se celebrará el próximo domingo, será el plato fuerte de esta semana dedicada a las artes plásticas pues, si bien se mantendrá abierto el plazo de inscripción hasta el mismo día del certamen, son decenas los artistas de distintos puntos de España que ya han confirmado su participación.

Un premio nacional que, como destacó el delegado de Desarrollo Local, Manuel Carmona, contará con más de 10.000 euros en premios gracias a la colaboración público-privada para la puesta en marcha de este certamen. En concreto, en esta tercera edición, el Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre de Montilla estará dotado con dos premios de 2.500 euros a las dos mejores obras en la categoría de Adultos, otros tres premios de 1.000 euros, y tres de 500 euros –uno de ellos destinado al mejor artista local–.

Por su parte, en la categoría Infantil, se premiará a las tres mejores obras con material de pintura y diploma acreditativo de su participación para cada una de las modalidades. "Este año Montilla volverá a convertirse en un referente nacional gracias a la gran participación de artistas de muchas provincias españolas en el certamen", aseguró Soledad Raya, concejala de Cultura y Festejos.



Además, entre las novedades de esta edición, en la que de nuevo se espera que espacios emblemáticos como el castillo de El Gran Capitán, la Plaza de la Rosa, el Ayuntamiento, el Llano Palacio, El Parador o las vistas de Montilla sean los escenarios más representados, la exposición de las obras se trasladará hasta el Salón San Juan de Dios, anexo al Consistorio, donde se podría desarrollar el certamen en caso de que las condiciones meteorológicas así lo recomendaran.

Arte accesible para todos

Junto al Concurso de Pintura al Aire Libre, el Ayuntamiento de Montilla impulsará a lo largo de los próximos días numerosos talleres y actividades abiertas a todos los públicos que abordarán desde la decoración de libros en desuso, a la introducción a la pintura en acuarela o la técnica ligth paiting, entre otras propuestas cuya programación puede consultarse aquí.

"Este año contamos con una edición cargada de clases magistrales, talleres y rutas que pondrán en valor los distintos murales con los que cuenta Montilla, con el objetivo de que la ciudad se convierta en núcleo central de la pintura en la provincia", destacó Manuel Carmona, quien agradeció la implicación de numerosos artistas y empresas locales para el desarrollo de las diferentes iniciativas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ

10 de septiembre de 2019

  • 10.9.19
El escritor, actor y director montillano Juan Carlos Rubio regresará este sábado, 14 de septiembre, al teatro de su localidad natal para presentar, con el apoyo del Área de Cultura del Ayuntamiento de Montilla, La Isla, una obra de teatro escrita y dirigida por Rubio que ha cosechado un gran éxito entre el público a lo largo de sus numerosas representaciones por todo el país.



La Isla llegará a Montilla este sábado, a partir de las 21.00 de la noche, de la mano de la compañía granadina Histrión que, a lo largo de sus 25 años de historia, ha producido más de 20 espectáculos de teatro y ganado diversos galardones entre los que se encuentra el Premio al Mejor Espectáculo en gira nacional por la obra Los Corderos, concedido por la Feria de Artes Escénicas de Aragón en 2011.

Precisamente, en enero de 2017 y de la mano de Juan Carlos Rubio, Histrión estrenó Lorca, la correspondencia personal, uno de los mejores montajes de la compañía, íntimo y poético, premiado en la Feria de teatro en el sur de Palma del Río como mejor espectáculo, y en los Premios Lorca 2018 como mejor adaptación.

En esta ocasión, las actrices Gema Matarranz y Marta Megías, dan vida a Ada y Laura, una pareja que se enfrenta a una terrible pregunta: ¿Sobrevivirá su hijo de once años al accidente que ha destrozado su cuerpo? La isla explorará esa fina línea que separa lo que sentimos de lo que podemos reconocer que sentimos frente a los demás y frente a nosotros mismos.

La Isla habla del dolor de vivir y del dolor de estar muerto en vida. La acción de la obra transcurre en una sala de espera donde esta pareja se enfrenta a ese dolor. "Qué pasa con ese dolor que se instala en nuestras vidas, sobre eso he querido reflexionar", afirma Rubio, para quien este montaje en el que de nuevo se adentra en la condición humana es "terapéutico y sanador".

En realidad, el autor aborda un tema del que no se habla, el de desear la muerte de alguien a quien se quiere. "Creo que es un tema necesario y tabú, y el teatro es un lugar maravilloso para hacerlo", añade. Y es que no estamos preparados para el dolor, pero el dolor está ahí, narrado en un montaje "tan estremecedor como lleno de poesía y verdad, y no exento de cierta ironía".

Las entradas están ya a la venta en la Oficina de Turismo de Montilla y en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio", así como a través de la web kieroentradas.com. Tras la obra, los asistentes disfrutarán de un coloquio dirigido por Juan Carlos Rubio.

Una vida dedicada a la escena

Nacido en Montilla en 1967, Juan Carlos Rubio comienza muy pronto a compaginar su trabajo de actor y presentador con la escritura de guiones televisivos (Farmacia de Guardia, Pepa y Pepe, Colegio Mayor, Más que amigos, Manos a la obra, Ellas son así, A las once en casa o Adolfo Suárez, el Presidente) y cinematográficos (El calentito, Retorno a Hansala o Bon apetit) y como autor teatral.

Su primer texto fue estrenado en 1997: Esta noche no estoy para nadie. Desde entonces, han subido a los escenarios españoles sus obras 10, ¿Dónde se esconden los sueños?, Las heridas del viento, Humo, Arizona, Tres, 100 metros cuadrados, Concha: Yo lo que quiero es bailar y El manual de la buena esposa. También ha estrenado en Perú, Chile, Puerto Rico, Venezuela, Costa Rica, República Dominicana, Cuba, México, Uruguay, Estados Unidos, Australia, Eslovaquia, Grecia e Italia.

Como director teatral ha puesto en escena sus obras Humo, Arizona, Tres, 100m2, Esta noche no estoy para nadie, el musical y Las heridas del viento. Asimismo, ha dirigido El pez gordo, de Roger Rueff; Razas, de David Mamet; Ocasiones especiales, de Bernard Slade; La monja alférez, de Domingo Miras y Miguel de Molina, al desnudo, de Ángel Ruiz. También ha dirigido las galas del Festival Málaga Cine Español 2010 y los Premios MAX 2011.

Ha obtenido, entre otros galardones, el Premio Ciudad de Alcorcón (1998) por Esta noche no estoy para nadie; el Premio Teatro SGAE (2005) por Humo; Mención de Honor del Premio Lope de Vega (2006) por Arizona y el Premio Lope de Vega (2013) por Shakespeare nunca estuvo aquí.

Ha sido candidato al Goya 2009 en la categoría de mejor guión original por Retorno a Hansala y en 2010 Bon apetit ganó la “biznaga de plata” al mejor guión en el Festival Málaga Cine Español. Asimismo, en 2010 fue galardonado en Nueva York con el Premio HOLA, otorgado por la Asociación de Actores Latinos al mejor director por El pez gordo, por la misma que fue nominado en 2011 a los Premios ACE de Nueva York como director.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

4 de septiembre de 2019

  • 4.9.19
El escritor montillano Antonio Carmona Pérez, afincado en Cataluña desde muy joven, presentará este jueves en la Casa del Inca Garcilaso su libro homenaje Miguel Hernández, entre el poeta y el hombre. Esta obra dedicada a la figura del autor alicantino, editado por el Ayuntamiento de Montilla, recoge un breve ensayo poético sobre este poeta y dramaturgo de la generación del 36.



Este proyecto, surgido a raíz de un programa de radio en el que participó Antonio Carmona, pretende continuar con las palabras que en su día el montillano dedicó a Miguel Hernández durante una tertulia con motivo del 60 aniversario de su muerte. "De ese programa de radio salió este ensayo. Hablo un poco de su biografía, y hay un segundo personaje que le pregunta al poeta sobre su obra y su vida, a modo de diálogo", adelantó Carmona.

El acto, que comenzará a las 20.00 de la tarde, contará con la participación del guitarrista Miguel Luque, quien acompañará al autor en la lectura de parte de este trabajo dedicado a la figura del dramaturgo alicantino, el poeta con el que reconoce sentirse más identificado porque "era autodidacta como yo, un hombre del campo". Además, los asistentes recibirán de forma gratuita un ejemplar del libro.

Antonio Carmona es un montillano afincado en Barcelona. Con la corta edad de ocho años comenzó a escribir poemas, afición que ha mantenido hasta el día de hoy, a sus 81 años, junto a la lectura, y que le han valido el título de Poeta del Pueblo en el municipio que reside, Sant Feliu de Llobregat. Allí fundó con otros compañeros el Círculo Antonio Machado y participó durante años en recitales de poesía organizados por el Ayuntamiento de Sant Feilu.

Carmona cuenta, junto a este libro, con otros cuatro ensayos publicados, mientras que ya trabaja en una nueva obra que confía en ver publicada en el futuro con el apoyo del Ayuntamiento de Montilla, institución a la que pretende ceder toda su obra. Entre sus libros de poesía destacan Caminos de poesía, Brisas del alma o Tiempos de Rimas, además de otros trabajos en los que, entre otras temáticas, recuerda a su amigo Antonio Carpio, alcalde de Montilla entre los años 1995 y 2007, fallecido hace cuatro años.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

1 de septiembre de 2019

  • 1.9.19
Montilla abrió anoche de par en par las puertas de su Fiesta de la Vendimia con la cuadragésimo quinta edición de la Cata Flamenca, un festival organizado por el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Peña El Lucero y la Diputación de Córdoba, en el que Mayte Martín y el saxofonista Jorge Pardo constituían los principales atractivos de una terna en la que también brillaron con luz propia Rancapino Chico, Laura Vital o el montillano Antonio Mejías.







Precisamente fue el cantaor local, ganador en 2010 del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, el encargado de romper el hielo –junto a Antonio Carrión a la guitarra– con una guajira, uno de esos cantes “de ida y vuelta” que anoche sonaron en el remozado recinto ferial de la avenida de Las Camachas como homenaje a la bailaora cordobesa Blanca del Rey y que fue acompañado al baile por las montillanas Patricia Baena y Raquel Ramírez.

Mejías, que continuó su soberbia actuación con una soleá de Córdoba, logró emocionar a los cerca de 700 espectadores de toda la comarca que se dieron cita en el recinto exterior de Envidarte, sobre todo tras anunciar una retirada temporal, "un descansito de dos años" según sus propias palabras que, sin duda, provocará un vacío significativo en el cartel de la próxima Cata Flamenca, un festival que lo ha tratado como a un hijo desde su primera actuación, allá por la vigésimo novena edición.

“La Cata Flamenca no solo es un festival completamente consolidado en el panorama nacional sino que, además, es un patrimonio que los montillanos debemos preservar”, destacó el alcalde de la localidad, Rafael Llamas quien, en declaraciones a Montilla Digital, recordó que desde su primera edición en 1970, la Cata Flamenca de Montilla ha visto pasar por su escenario a primeras figuras del cante y del baile como Antonio Mairena, Enrique Morente, Fosforito, El Lebrijano, Antonio el Bailarín, Camarón de la Isla o Paco de Lucía.

El primer edil montillano, que agradeció a la Peña El Lucero el trabajo y el asesoramiento técnico que presta cada año para organizar este festival, reiteró el compromiso del equipo de gobierno por mantener y potenciar un certamen que "sirve de perfecto preámbulo para la Fiesta de la Vendimia" y que, además, "ayuda también a difundir nuestro vino, santo y seña de esta comarca".

Al inicio de la noche, y de la mano del médico y escritor montillano Antonio Varo Baena, que volvió a ejercer de maestro de ceremonias, los artistas que conformaban el cartel de la cuadragésimo quinta edición de la Cata Flamenca fueron subiendo al escenario para compartir un brindis con los centenares de aficionados que se dieron cita en el recinto ferial, un enclave que volvió a acoger esta comunión perfecta entre el vino y el cante.

Por su parte, el alcalde de Montilla y el presidente de la Peña El Lucero, Salvador Córdoba, hicieron entrega de dos obsequios a Blanca del Rey, quien no ocultó su emoción y su agradecimiento al pueblo de Montilla por el tributo que recibió del certamen, uno de los más consolidados de la geografía española.

Tras Rancapino Chico y Antonio Higuero a la guitarra, cuyos cantes gitanos sonaron al ralentí porque, seguramente, el artista chiclanero tenía en mente el Festival Flamenco de Torremolinos, donde comparecerá esta noche para homenajear a Paco del Gastor, tomó el escenario Laura Vital, acompañada al toque por Eduardo Rebollar, quien volvió a demostrar su maestría absoluta en el tercio de bulerías, arrancando la ovación del público en varias ocasiones.







Habían transcurrido prácticamente dos horas desde el inicio del festival cuando hacía acto de presencia Mayte Martín, quien elogió al público montillano "por el respeto y el silencio que le regalan a todos los artistas". La cantaora barcelonesa, acompañada al toque por los acordes límpidos y casi mágicos de un joven Alejandro Hurtado, enmudeció al respetable con su dominio absoluto de todos los palos y entregó el testigo a la bailaora Lola Pérez y su grupo.

Alfredo Tejada y Duquende completaron la terna de cantaores y Antonio Fernández la de guitarristas, mientras que la actuación del saxofonista y flautista madrileño Jorge Pardo y su grupo pusieron la nota innovadora de un festival que, en los últimos años, se ha esforzado por atraer a nuevos públicos interesados por la fusión y la experimentación musical de la mano de artistas como el reconocido pianista sevillano David Peña Dorantes.

"Pienso que esta unión de una manera de hacer flamenco con otra es el camino que debemos seguir pues, a día de hoy, no tiene sentido no admitir el paso del tiempo y las nuevas vías que se abren en el arte", apuntó a Montilla Digital, el propio Jorge Pardo quien, no obstante, recordó su trayectoria de más de cuarenta años vinculada al mundo del flamenco "sin haber sentido esa distinción" entre el flamenco más tradicional y el más contemporáneo.

Por último, el presidente de la Peña El Lucero hizo hincapié en que "este año se ha conseguido un cartel muy distinto al que se viene ofreciendo en otros festivales cercanos y creemos que, sin perder el encanto que caracteriza a nuestra Cata, se ha conseguido hacer un guiño a las nuevas tendencias para atraer al público más joven". Con todo, Salvador Córdoba no ocultó su "tristeza" por la "falta de respuesta" del público montillano que apenas si supuso el 50 por ciento del aforo.

"Estamos encantados de que nos acompañen personas de toda la provincia y de otros puntos de Andalucía, pero necesitamos del apoyo de nuestros vecinos para que este festival siga celebrándose otros 45 años", apuntó.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos