:::: MENU ::::

19 de julio de 2020

  • 19.7.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una nueva carta abierta de José Luis Gálvez, colaborador de la sección de Deportes de este periódico, sobre el trascendental encuentro que disputará esta noche el Montilla Club de Fútbol ante el Almodóvar C.F. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



Querido Montilla C.F.:

Gracias por contestar mi anterior carta. Me hiciste sufrir, no te lo voy a negar. Por momentos pensé que no entenderías mis sentimientos y que todo volvería a teñirse de oscuridad. Dejamos en la arena una promesa que, durante algunos minutos, la marea se llevó.

Perdimos la noción del tiempo. Todos te intentábamos alumbrar con la luz que desprendíamos y nos mataba que no fueras más fuerte. Sin embargo, había magia y te dejaste lo mejor para el final. Tu remontada hace una semana nos permitió besar tus éxitos junto a ti.

Todo eso ya es pasado y hoy, posiblemente, puedes haber despertado con pesadillas. Un monstruo viene a verte e intentará retorcerte en la noche más esperada y, a la vez, más temida. No te preocupes, hoy van a probar de tu medicina. Esa poción que mezcla humildad y constancia, esfuerzo con trabajo, unas gotitas de ilusión y el toque definitivo: la calidad humana y futbolística de los hombres que defienden tu escudo. Tus jugadores, tu cuerpo técnico y tu directiva quieren besar tus éxitos, Montilla C.F.

Nunca caminaste solo, lo sabes de sobra. Tu alma cubre de auriverde a toda una afición que tiene una infinidad de maneras: maneras de aguantar, de crecer, de vivir, de soñar... Esta hinchada supo verte caer y levantarte, confía en ella. Unida a ti, besará tus éxitos.

Por otro lado, ¿viste el firmamento ayer? ¿Te diste cuenta de que anoche brillaban con más intensidad algunas estrellas? A mí me sorprendió y, al tiempo, entendí todo. En sus butacas celestiales nos miran quienes, por desgracia, ya no están entre nosotros.

Pepe Márquez ha sacado su bufanda y con esa sonrisa picaresca que tanto nos hacía reír ya anima con con ahínco. Mi abuelo, Servando Gálvez Leiva, ha avisado a los directivos que, junto a él, caminan por el cielo hablando de una vida bañada en letras de color oro y verde. Teléfono en mano, con su característico cigarrillo para paliar los nervios y ataviado con camisa y jersey, ya está acomodando a todos en sus asientos, esperando el inicio de la contienda.

Vi también tu luz, amigo América. Ya estarás preparando esa exquisita paella para todos los de ahí arriba. Dale sabor y ponle cariño, un posible ascenso se merece el mejor de los manjares. Os echamos mucho de menos por aquí abajo. No lo dudéis, ustedes también besaríais los éxitos de vuestro amado Montilla C.F.

Para finalizar, como en la anterior carta, te pido algunas cosas con todas mis fuerzas. Por favor, no apagues esa luz prendida. Ni cedas al tercer intento. Aprieta los dientes. Vuela más allá de tus límites. Busca el camino hacia la eternidad y sé fiel a tus principios: nobleza, valor y furia.

Con todo esto, creo que te he dado argumentos suficientes para que hoy, al borde de la media noche, nos abracemos y, embriagados por el aroma de la gloria, gritemos a los cuatro vientos que, por fin, los sueños se hicieron realidad. Cuento con ello, Montilla C.F.

Sin más, recibe un afectuoso saludo de este humilde cronista.

JOSÉ LUIS GÁLVEZ POLO
FOTOGRAFÍA: 
J.L. GÁLVEZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos