:::: MENU ::::
clínica parejo y cañero - único hospital de día del centro de andalucía

TURISMO CAMPIÑA SUR CORDOBESA

29 de julio de 2012

  • 29.7.12
En el lenguaje cotidiano solemos decir que una cosa es surrealista cuando la relacionamos con el absurdo y la falta de un sentido lógico. También con los comportamientos irracionales que tan frecuentes son en algunas personas o en la propia sociedad. Así, en la actualidad, podríamos decir que nuestro país vive, en gran medida, una situación surrealista, puesto que desde el Gobierno se pretende ocultar o distorsionar las causas que lo han conducido al estado de grave deterioro económico y social.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Pero, en esta ocasión, no vamos a entrar en las condiciones de crisis en la que nos vemos envueltos, sino que nos centraremos en el significado original de este término y, posteriormente, presentaré algunos trabajos de los alumnos que han realizado como reinterpretación de El Guernica y que, perfectamente, encajarían dentro de esta línea.

Recordemos que el movimiento surrealista, de corte literario y artístico, nace en 1924 a partir del manifiesto que encabezaría el escritor francés André Breton, en el que se defendía el mundo imaginario, especialmente lo onírico, lo irracional y el absurdo.

Si hubiera que citar a un personaje de nuestro país, inevitablemente habría que acudir a la figura de ese genial, histriónico y contradictorio pintor llamado Salvador Dalí. No obstante, creo que es el mejor de todos los artistas que se adscribieron a esta corriente.

Dado que estamos tratando de otro gran autor a partir de una de sus obras más relevantes, como es El Guernica, y puesto que un grupo de alumnos y alumnas optó por caminar por una reinterpretación que no tenía relación con el original, cabe preguntarse: ¿tuvo Picasso algún período que lo ligara con el surrealismo?

Para dar una respuesta ajustada, habría que tener en cuenta que la vida del genial malagueño fue muy larga, también su obra fue prolífera, de manera que hubo, dentro de sus distintas etapas, una fase que podemos calificarla de surrealista.

El impacto que ejerció El manifiesto surrealista de André Breton también alcanza a Pablo Picasso, dando lugar a que, alrededor de 1925, cambie de rumbo en la temática de su obra. Por entonces, muestra una gran admiración por los escritos teóricos de Breton y las obras de Jean Arp, Joan Miró e Yves Tanguy, por citar a tres de los grandes representantes del surrealismo pictórico. De todos modos, la representación de lo onírico, es decir, del mundo de los sueños y del inconsciente, no deja de ser un intermedio corto dentro de sus producciones.

Teniendo en cuenta lo anterior, y que en la clase se explica antes de abordar la reinterpretación de El Guernica, algunos de los alumnos optan por el camino del absurdo, la provocación o lo irracional, entrando en una vía diferente a la que hemos visto en Picasso y la crisis o Picasso y la Segunda República. Y de nuevo, selecciono ocho trabajos para que veamos la inventiva del estudiantado que es muy alta, a pesar de que en los inicios se asustan un poco ante el reto que se les ha propuesto.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Comienzo por una curiosa composición de un alumno: las ruinas que la aviación de la Legión Cóndor alemana deja en la villa vasca de Guernica la asocia con las ruinas de la ciudad romana de Pompeya, de modo que las columnas y los capiteles destrozados por el Vesubio se articulan muy bien con esos cuerpos desmembrados que aparecen en el cuadro de Picasso.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

¿Vivimos en un estado de locura y anarquía los habitantes de las ciudades del siglo XXI? Es lo que se pregunta la autora de este trabajo, en el que ha optado por realizar una composición con colores intensos, casi agresivos, en contraposición con el cromatismo original, basado en negros, grises y blancos. Siguiendo esa estética que Picasso plantea en El Guernica, la alumna ha trazado una ciudad con cierto aire cubista para integrar las formas originales en su nueva propuesta.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Muerte, destrucción, vidas sin rumbo y de ultratumba… La alumna, autora de este tercer trabajo, acude a la iconografía que el también genial cineasta Tim Burton nos dejara en su película La novia cadáver. Quienes hayan disfrutado viendo esta cinta fácilmente reconocerá a los personajes que aparecen en ella y que se codean con toda naturalidad con los que nos legó Pablo Picasso.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Y ya que hablamos de la muerte, ¿por qué no ligar “el infierno” en el que se encuentran los personajes del famoso cuadro con el mítico infierno que nos han legado gran parte de las religiones, como excelente recurso para atemorizar y lograr que los pobres humanos obedezcamos y nos sometamos a las directrices de los poderosos? Pues nada mejor que unir un infierno real (el que viven las poblaciones indefensas y que son bombardeadas) con otro irreal (el mitológico), para dar continuidad a los sufrimientos humanos.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Si buscáramos un relato clásico que fuera paradigma del mundo de los sueños indudablemente lo encontraríamos en Alice’s Adventures in Wonderland (traducida como Alicia en el país de las maravillas) del escritor y matemático británico del siglo XIX Lewis Carroll. Es lo que hace esta alumna que, con gran derroche de imaginación, construye un túnel a base de naipes en el que aparece una chica, Alicia, junto a un conejo rosado. En este nuevo trabajo, las figuras de El Guernica son absorbidas hacia el interior de ese túnel.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

En el sexto trabajo, su autor camina por una reinterpretación donde la lógica interna parece estar ausente, a pesar de la coherencia plástica. Así, vemos a un “joker”, sujeto grotesco y burlón, que nos ofrece un conjunto de naipes, todos ases, para que los elijamos. ¿Qué nos propone el alumno en este trabajo? ¿A qué nos invita ese personaje? La respuesta es totalmente abierta, como sucede en las composiciones claramente surrealistas.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Hablando de absurdo, ¿no hay algo más contradictorio que transformar una escena de guerra y muerte en un tablao flamenco? Pues eso es lo que ha realizado la autora de este trabajo, en el que ha dibujado a un Pablo Picasso de tipo cubista tocando la guitarra, al tiempo que tres chicas bailan por sevillanas. ¿Propuesta irreverente?

Lo cierto es que, al ofrecer en clase libertad creativa, hay que aceptar las distintas interpretaciones, aún las más extrañas, para ajustarnos a una valoración artística, pero no de significado, que, como digo, está abierto a la imaginación del alumnado.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

Cerramos con el octavo trabajo que he seleccionado. Aquí su autor ha transformado El Guernica en un graffiti urbano plasmado en un muro, como acontece en muchas de las ciudades de los cinco continentes. Y dado que a muchos habitantes de esas ciudades estas manifestaciones de arte urbano no les gustan, ahí vemos a un pintor que con rodillo en mano está acabando con una obra de arte.

He querido terminar esta tercera entrega hablando de una temática que abordaré en otra ocasión: los graffiti. ¿Arte urbano o gamberrismo? Dejo al lector la interrogante abierta. Mientras tanto le sugeriría que entrara en un buscador y escribiera “Bansky”: se encontraría con los magníficos murales de un anónimo autor cuyos graffiti han traspasado los límites de Gran Bretaña, su país de origen.

AURELIANO SÁINZ

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos