:::: MENU ::::
DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

26 de junio de 2022

  • 26.6.22
Andalucía Digital ha decidido rendir tributo al escritor y periodista Antonio López Hidalgo, fallecido el pasado 22 de mayo a los 65 años de edad, con una compilación de los textos publicados durante los últimos doce años en las páginas de este periódico, a través de secciones como Diario de un periodista cansado, Preguntar para escribir o Agua llovida.


La iniciativa, que cuenta con el respaldo de sus familiares y amigos más próximos, responde a la petición de numerosos lectores que, cada semana y desde distintos puntos de España y América Latina, seguían las columnas del escritor y periodista montillano, catedrático de Redacción Periodística en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo Editorial de Andalucía Digital.

"Todas las personas que conocían y querían a Antonio López Hidalgo coinciden en que la mejor manera de recordarlo es, precisamente, conservando y difundiendo su legado", reconoció el editor de Andalucía Digital, Juan Pablo Bellido, quien avanzó que, cada semana, las catorce cabeceras que conforman este grupo editorial ofrecerán un texto del autor de Días contados, su última obra publicada, junto a Jes Jiménez Segura.

Nacido en Montilla el 16 de marzo de 1957, Antonio López Hidalgo se licenció en Ciencias de la Información (rama de Periodismo) en la Universidad Complutense de Madrid y publicó su primer libro en 1990, El sindicato clandestino de la Guardia Civil, una obra realizada al alimón junto a Juan Emilio Ballesteros, por la que fueron procesados y absueltos posteriormente.

Autor de más de 40 obras, entre libros literarios, periodísticos y académicos, fue colaborador de medios impresos como El Correo de Andalucía, El Periódico del Guadalete, Diario Córdoba o las cabeceras que conforman el grupo Andalucía Digital donde, hasta el pasado 16 de mayo, publicó la columna semanal Agua llovida, ilustrada con fotografías de Jes Jiménez.

Doctor en Periodismo por la Universidad de Sevilla, desde 1980 ejerció el periodismo también en emisoras de radio como Radiocadena Española y Antena 3 Radio; en Canal Sur Televisión, en el diario digital El Confidencial o en el gabinete de comunicación de la Consejería de la Presidencia de la Junta de Andalucía. A su vez, fue jefe de gabinete de la Consejería de Cultura, con Carmen Calvo al frente.

En la editorial Comunicación Social, Antonio López Hidalgo publicó El periodista en su soledad; De la vida y otras anécdotas; El Titular. Manual de titulación periodística; Géneros periodísticos complementarios. Una aproximación crítica a los formatos del periodismo visual; y La Columna. Periodismo y literatura en un género plural. Entre otras obras, fue autor de La exactitud de la nostalgia, Tratado sobre el corazón de las cosas, El privilegio del olvido, La belleza de las pequeñas cosas o Escrito en Brasil.

Profesor invitado en varias universidades iberoamericanas, obtuvo el Premio de Narrativa de la Asociación Cultural "Marquesado de Priego", además de ser miembro de la Cofradía de la Viña y el Vino, para la que concibió en septiembre de 1992 la primera Exaltación del Vino de Montilla. De igual manera, Antonio López Hidalgo fue miembro del Patronato de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque y, entre enero de 2001 y marzo de 2005, ocupó la Vicepresidencia Primera de la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS).

Precisamente, en febrero de 2018, este mismo colectivo le reconoció con una Mención Especial su doble trayectoria profesional periodística y académica. A su vez, el 15 de noviembre de 2019 fue nombrado padrino y fue autor de la laudatio con motivo del nombramiento del periodista Iñaki Gabilondo como doctor honoris causa por la Universidad de Sevilla.

Padre del también periodista Isaac López Redondo, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Antonio López Hidalgo acababa de entregar a Fénix Editora su último libro, titulado Galdós y Carretero. Historia de una amistad, en el que profundiza en la estrecha relación de amistad que forjaron el escritor canario Benito Pérez Galdós –considerado por muchos especialistas como el mayor novelista español después de Cervantes– y José María Carretero y Novillo, escritor y periodista nacido en Montilla, conocido popularmente por el seudónimo de El Caballero Audaz.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 26.6.22
Recientemente publiqué un artículo que llevaba por título Familias con un hijo en el que abordaba las nuevas formas familiares centrándome, aquella vez, en un modelo numéricamente muy frecuente en nuestra sociedad. Otro grupo familiar muy habitual en la actualidad es aquel que cuenta con dos hijos. Creo, pues, que merece la pena analizar cómo los propios niños o niñas se ven a sí mismos y a sus padres dentro de sus propias familias.


Este trabajo complementaría a otros como El mundo de los hermanos que publiqué en dos entregas, dada la complejidad de relaciones que pueden establecerse entre ellos. Y es que el desarrollo de las emociones, al que ahora se les está dando la importancia que tiempo atrás no se le prestaba, va a depender de varios factores que comentaré a partir de una selección de dibujos de niños y niñas que he realizado. Una forma de abordar esta modalidad podría ser del siguiente modo:

a) Familias con dos hijas.
b) Familias con dos hijos.
c) Familias con un hijo y una hija.

También habría que considerar las edades, quién es el mayor y el menor, pues, en cierto modo, determinan las relaciones entre ellos. Para comenzar, podemos fijarnos en la portada en la que aparece un excelente dibujo de una chica de 12 años que, en el momento de realizarlo, estudiaba en sexto curso de Primaria, encontrándose, pues, en la preadolescencia.

El dibujo de las figuras está realizado en plano tres cuartos, es decir, las ha trazado a partir de las rodillas, por lo que la imagen se aproxima al concepto fotográfico de encuadre. Desde el punto de vista compositivo, observamos que el centro del grupo familiar está ocupado por sus padres, al tiempo que a los lados aparecen su hermana menor, en la izquierda, y ella misma, en la derecha. La cercanía a su madre es manifestación de la proximidad emocional que siente hacia ella, quizás por ese sentimiento de hacerse mayor y encontrar apoyo en la figura materna.


En el caso de familias en las que las hijas no estén muy seguidas en edad, la primogénita espera a su hermana con gran aceptación, puesto que a las niñas, generalmente, se las educa de un modo un tanto diferenciado de los niños, ya que el trato hacia ellas es menos rígido y más cariñoso. Por otro lado, muchos de sus juegos continúan alrededor de los roles de la maternidad y el cuidado de los pequeños, por lo que la llegada de un nuevo hermano o hermana suelen acogerlo bastante bien.

Esto sucede en la escena de María, una niña de 6 años, en la que aparecen de manera destacada su madre, como si fuera el miembro de la familia más relevante, y su pequeña hermana Paula, que la muestra en un carrito al lado de ella. Como puede apreciarse, el dibujo es bastante alegre y vitalista, en el que predominan los colores rosa y violeta.


Lógicamente, a medida que se crece, el dibujo se hace más rico en expresión y matices, de modo que la representación de la familia se realiza de manera más elaborada. Es lo que acontece en el que acabamos de ver de una niña de 10 años que nos la muestra jerarquizada por edades, puesto que aparece en primer lugar el padre; continúa con la figura de la madre; en tercer lugar, se dibuja a sí misma; y acaba con su hermana que es algo más pequeña. Debo apuntar que la agrupación de las tres figuras femeninas es una manifestación de la identidad de género, puesto que la autora se siente más cercana a su madre y a su hermana que hacia su padre.


Con el dibujo de Alejandro, de 5 años, iniciamos el breve recorrido de las familias con dos hijos varones. El pequeño autor se encontraba en tercero de Educación Infantil cuando representó a su familia. Comenzó por el trazado de sus padres en la izquierda, realizando dos figuras muy alargadas, puesto que veía a sus padres muy grandes e importantes. Tras ellos, se dibujó a sí mismo, acabando con su hermano pequeño con el que juega habitualmente. El trazado de las figuras de forma sonriente y con los brazos hacia arriba en señal de la alegría y felicidad que el pequeño autor siente en el seno de su familia.


Una de las grandes aficiones en los niños es el fútbol, de modo que en bastantes dibujos aparecen los hermanos jugando entre ellos con un balón. Es lo que acontece en la escena que nos muestra este niño de 6 años, en la que se ha dibujado a sí mismo intentando chutar la pelota a su hermano mayor que extiende los brazos para cogerla. Resulta curiosa la forma de trazarse, dada las dificultades que para esa edad representar las figuras de perfil o de espaldas, por lo que lo logra con distintas posiciones de la propia figura. Los padres, por otro lado, les animan aplaudiendo y saludándoles.


A medida que se avanza en edad, los escolares logran plasmar una mejor representación de los espacios interiores. Esto lo vemos en la anterior escena, realizada por un chico de 11 años, que ha logrado mostrar a los cuatro miembros de la familia en el salón de la casa con la denominada perspectiva cónica. De este modo, lo vemos sentado con su hermano menor en una butaca, mientras que en la otra se encuentran sus padres. El hermano pequeño porta una camiseta del Real Madrid, tal como nos confirmó el autor del dibujo, por lo que entendemos que la afición al fútbol nace a edades tempranas con la adhesión a alguno de los equipos más relevantes.


La tercera posibilidad de las familias con dos hijos es que sean un niño y una niña. En este caso, la formación de las identidades masculina y femenina vendrá dada, en gran medida, por los modelos que les aportan el padre y la madre. De este modo, el dibujo de una niña de 7 años llama la atención que trazara las figuras con un encuadre en plano tres cuartos, cuando esto suele suceder en edades más avanzadas. Por otro lado, es significativo que lo comenzara por su hermano pequeño, ya que es manifestación del cariño que siente por él, puesto que se traza a sí misma como si le estuviera cuidando.


Jugar con los padres suele ser una experiencia grata para los hijos, hecho que recordarán cuando sean mayores. Es lo que expresa el autor del dibujo anterior, ya que en la escena vemos a los cuatro miembros de la familia jugando o en una actividad deportiva: el padre, en el lado izquierdo, porta una raqueta y una pelota de tenis; a continuación su madre enlaza la cinta con él mismo para que su hermana más pequeña salte a la comba. En la escena, llaman la atención el enorme sol que ha trazado y el que todos aparezcan con la boca abierta, viéndoseles la lengua, expresión de risa, que nos indica que están contentos y se divierten.


Para cerrar, traigo el trabajo de una chica, de 12 años, ya que en la escena muestra a su familia en el campo, pues las salidas a la naturaleza a los hijos les resultan muy gratificantes. La autora se ha trazado junto a su hermano menor, quien le pasa el brazo por encima como manifestación de cariño hacia ella. Los padres, a su vez, aparecen a ambos lados, como expresión de la protección que tienen hacia los dos. Hay que notar que la chica se coloca al lado de su madre y su hermano lo presenta al lado de su padre, algo habitual porque, como he apuntado, el desarrollo emocional de niños y niñas se va formando también a partir de la identidad de género en el seno familiar.

AURELIANO SÁINZ
  • 26.6.22
El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha manifestado su respaldo a la labor que viene desempeñando el Consejo Profesional de Canal Sur Radio y Televisión, un órgano formado por nueve profesionales de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), con una amplia trayectoria en la empresa y elegidos democráticamente por la plantilla.


Durante el transcurso de una reunión celebrada en la sede del CPPA, los representantes del Consejo Profesional de Canal Sur Radio y Televisión trasladaron a la Junta de Gobierno del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía su preocupación por la “grave situación de manipulación informativa” y por el “incumplimiento del Estatuto Profesional de la RTVA”, que han desencadenado en situaciones de estrés en la plantilla a causa de la falta de personal, además del recorte de tiempos en los informativos locales, el aumento de colaboradores para funciones que puede hacer la redacción de la casa o la “falta de pluralidad” que se aprecia entre los tertulianos que participan habitualmente en mesas de debate.

“Hay muchas piezas que no se emiten una vez terminadas sin explicación convincente; vídeos montados que se cambian por otros de signo contrario e, incluso, noticias cuyos textos son modificados o sus totales sustituidos sin consentimiento del autor pero, en algunos casos, manteniendo su firma”, denuncian desde el Consejo Profesional de Canal Sur Radio y Televisión, cuyos representantes lamentan las “presiones en forma de llamada que recibe el personal de la redacción de Política, incluso fuera de su horario, por parte de los jefes de prensa de algunos partidos si las declaraciones de sus portavoces no son emitidas”.

“Se castiga la independencia de los profesionales de la RTVA tomando represalias contra jefes de área que se niegan a difundir informaciones que, tras contrastarlas, se han demostrado falsas o se cesa a editores y presentadores por no aceptar consignas políticas en sus informativos o programas”, aseguran desde el Consejo Profesional, toda vez que subrayan que “si las distintas opciones políticas no tienen el mismo grado de representación ni de trato en las escaletas de nuestros informativos, incumplimos nuestra función de servicio público, al no garantizar la pluralidad política e ideológica y la libre formación de la opinión pública”.

Los representantes de la plantilla de Canal Sur Radio y Televisión defienden que el servicio público que presta la RTVA “va íntimamente ligado a la honestidad en el ejercicio del periodismo” y, en ese sentido, aseguran haber detectado “algunos casos en los que se ejerce la profesión con uno de sus mayores defectos, haciendo que temas de gran repercusión pasen desapercibidos, escondiéndolos en las escaletas y redactándolos para que no se entiendan”.

En ese sentido, el Consejo Profesional de Canal Sur denunció ante el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía la “falta de independencia” y la “utilización de los informativos como herramienta de comunicación al servicio del Gobierno andaluz”, todo ello presidido por una “falta de rigor” que, a juicio de la plantilla de la RTVA, “compromete la veracidad de los espacios de noticias”, además de provocar un “flagrante desequilibrio informativo que merma el pluralismo y la imparcialidad”.

Tras la lectura de la memoria anual que ha elaborado el Consejo Profesional, en la que se recogen reiterados incumplimientos por parte de la RTVA de los principios de independencia, imparcialidad, neutralidad, objetividad y pluralismo a los que obliga el Estatuto de Autonomía, la Ley de Creación de la RTVA y el Estatuto Profesional, la asamblea del CPPA decidió expresar su respaldo, de manera unánime, al Consejo Profesional de Canal Sur Radio y Televisión y a sus justas reivindicaciones, encaminadas a garantizar una información de calidad, imparcial, neutral y plural en la Radio y Televisión de Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 26.6.22
Con el título Recuerdos que dejan huella, un grupo de antiguos alumnos salesianos de los municipios cordobeses de Montilla y Pedro Abad ha reunido decenas de fotografías y documentos que recogen la historia de la comunidad salesiana de diferentes localidades de Andalucía a través de medio centenar de historias personales.


El Colegio Salesiano sirvió como escenario para acoger la presentación de este libro recopilatorio de recuerdos, anécdotas y vivencias de un nutrido grupo de antiguos alumnos. "El autor de este libro es ese colectivo de antiguos alumnos de Montilla, Pedro Abad, Posadas, San José del Valle y Priego de Córdoba que, a una y en un acorde polifacético, han compartido vivencias, anécdotas y recuerdos que han estado subyacentes en lo más hondo de los pilares de sus vidas con ese carisma salesiano que ha marcado su peregrinaje por este camino que hemos recorrido bajo el amparo de María Auxiliadora y con ese estilo educativo de Don Bosco", destacó Antonio Robles Ortega, prologuista de esta publicación.

"Tras un tríptico de poemas a vidas ejemplares, salesianos y compañeros que ya se fueron, se van desgranando recuerdos entrañables, simpáticos e hilarantes, a veces emotivos y llenos de gratitud por la educación recibida en la mayoría de los casos", añade Robles.

Un emotivo recorrido por los numerosos recuerdos de decenas de antiguos alumnos de diferentes localidades cordobesas que reflejan la "gratitud por la educación recibida" en los colegios salesianos de Montilla y Pedro Abad. "De ellos emprendimos el vuelo en nuestra juventud para habitar tierras y paisajes y desempeñar profesiones múltiples y distintas que, durante muchos años, nos dispersaron y aislaron unos de otros y que, patria común, contra viento y tempestades, nos mantuvo siempre unidos", apuntó el prologuista de la obra.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: CARMINA LEIVA (CEDIDA)
  • 26.6.22
La Noche Blanca de Montilla volvió a reivindicarse anoche como una de las citas musicales de referencia en toda la provincia de Córdoba. La veintena de artistas y grupos participantes que subieron a alguno de los tres escenarios enclavados en otros tantos puntos del casco urbano hicieron las delicias de los amantes del pop, del rock, del flamenco y de las músicas más clásicas y populares.


A las nueve de la noche, cuando el ambiente en la zona centro de Montilla era ya manifiesto tras dos años en blanco a causa de la pandemia por el coronavirus, comenzaban a sonar los primeros acordes en el escenario de la Plaza Dolores Ibárruri, muy cerca de la Avenida de Andalucía, donde se sucedieron las actuaciones del Coro La Albahaca, de Juan Medina, de las agrupaciones Piracrópolis y Casablanca, así como de algunos de los niños y niñas que participaron en la octava edición del Festival Infantil y Juvenil de la Canción, un certamen musical que tuvo lugar a finales del pasado mes de abril y que premió a Rodrigo Molina Reyes –en la categoría Infantil– y Sara Polo Pérez –en Juvenil– como los mejores participantes de este año que, además, contó con una categoría instrumental, cuyo premio recayó en Pedro Pedraza Morales.


"La cultura representa una fantástica herramienta de dinamización de Montilla", reconoció el teniente de alcalde de Bienestar Social e Igualdad, Miguel Sánchez, que está al frente de la Concejalía de Festejos. El edil subrayó que la ubicación de los tres escenarios temáticos en el Paseo de Cervantes, en la Plaza Dolores Ibárruri y en la calle Conde de la Cortina, junto a la estación de autobuses "ofrece la posibilidad de desplazarse a pie de un escenario a otro, lo que favorece al público y, también, al sector de la hostelería".

El Paseo de Cervantes acogió el escenario flamenco, hasta ahora emplazado en el castillo de El Gran Capitán. A partir de las 22.00 de la noche, y con Rafael Delgado como maestro de ceremonias, los aficionados al cante jondo pudieron disfrutar de las actuaciones de los cantaores Laura Heredia, Mariví Heredia, José Muñoz Espinar Toto, Emilio Rosales, Manuel Praga y Francisco Delgado, acompañados a la guitarra por Paco Luque, Curro Cruz y Rafael Delgado, y a las palmas por Silvia Casado y Paco Ruiz. Todo ello, junto al baile de Patricia Baena.


Finalmente, la calle Conde de la Cortina –que fue cerrada al tráfico para la ocasión–, acogió el escenario pop-rock, que se sumó a esta cita musical a partir de las 22.30 de la noche, para acoger las actuaciones de Paraguas de Lana, Segundo Premio, D-Instinto Bass&Co, Dreaming Sounds y Jammix Experiencie.

"Después de dos años de ausencia, Montilla ha vuelto a disfrutar de la Noche Blanca, una actividad que se ha consolidado con los años y que cuenta con la implicación de muchos músicos, de la Asociación Pop Rock Montillano y del sector hostelería, para el que también supone un impulso muy importante", destacó el responsable de Festejos.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / AYTO. MONTILLA

25 de junio de 2022

  • 25.6.22
Hidralia, la firma que, junto con el Ayuntamiento de Montilla gestiona el ciclo integral del agua a través de la empresa mixta Aguas de Montilla, ha puesto a disposición de la ciudadanía una atención multicanal que se adapta a las necesidades de cada cliente, ofreciendo una atención personalizada, inclusiva, ágil y profesional para no dejar a nadie atrás. Una iniciativa que le ha valido ser galardonada con uno de los premios DEC 2022 de la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente.


Contigo es una iniciativa impulsada por el grupo Agbar, al que pertenece Hidralia, centrada en garantizar que todos los clientes, sin excepción, puedan acceder a los servicios de la compañía y, sobre todo, asegurar una buena atención a las personas en situación de vulnerabilidad, con el objetivo de identificar las barreras digitales, de comprensión, de accesibilidad o económicas.

Una experiencia que ahora ha sido reconocida comno la 'Mejor Estrategia en Experiencia de Cliente' por parte de la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente, un galardón con el que se ha puesto en valor “la inclusión de las personas en situación de vulnerabilidad” por parte de la compañía.

Entre las distintas medidas ya implementadas por Hidralia para reforzar y consolidar sus servicios de atención al cliente, destacan: medidas para actuar ante las barreras de comprensión, ya que se están desplegando nuevos idiomas para garantizar la inclusión de personas inmigrantes; frente a las barreras ligadas a discapacidades auditivas, se ha implementado el servicio de atención por lengua de signos en oficinas o por videollamadas, así como el uso del canal de WhatsApp permitiendo a las personas sordas tener una atención sencilla.

Asimismo, para las barreras ligadas a la digitalización, además de los nuevos canales no presenciales, y la nueva orientación más cercana de las oficinas presenciales, se facilitan las gestiones en nombre de otras personas, así como el envío y recepción de documentación en papel; y, por último, para situaciones de vulnerabilidad económica, el objetivo es asegurar que las personas que no pueden hacer frente al pago del servicio conocen las ayudas y facilidades de pago disponibles para ayudarles a gestionar su situación.

La Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente (DEC) es la primera organización profesional sin ánimo de lucro, de habla hispana, que promueve el desarrollo e implementación de las mejores prácticas y la búsqueda de la excelencia en la experiencia de cliente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 25.6.22

–Ella, era ella –retornó la voz de Cardenal–. Encarnación, sí, no había duda. Vestía unos vaqueros muy ajustados que le sentaban de maravilla; una camisa abierta hasta el ombligo y con los senos… en fin; un collarón de dos vueltas y unas botitas con tacón de aguja; los ojos de ceniza y la boca púrpura… tanta exageración maltrataba esa cara tan noble y tan bonita que Castilla no había parado de buscar. Colofón: una fulana de libro. Pero una fulana postiza, incongruente, rara, casi de carnaval. Y para colmo, la acompañaba un tío mayor con pinta de manejar pasta. Mirábamos y mirábamos sin creerlo; imposible aquel cambio, tremendo. Una chica inteligente, que hablaba con propiedad de muchos temas, en especial de arte, Castilla lo refería maravillado; de presencia angelical, de no haber roto un plato en su vida; muy educada, algo tímida… De verdad, en fin, le digo que al desgraciado le faltó morirse. Ella, que venía de frente, nos vio y tascó el freno. Pienso que había premeditado el encuentro; pero fue tan de sopetón, que ella misma se llevó el gran susto. Sus ojos abiertos, tan abiertos, aún los veo, se fueron a los de Castilla y en ellos se estrellaron. Sentí el golpe, la catástrofe –describía, sensacionalista –, porque fue un choque tremendo de… de… de almas. Presencié el dolor, y que sufría, y que estaba herida en lo más hondo… y tan desesperada como él. Debió arrepentirse, en el acto, de pasar por allí, a sabiendas de que él… ¡En fin! A veces el azar te concede lo que quieres y te hunde. Recuerdo… ¡ejem!, que el encuentro fue delante de una tienda de modas. Ella señaló y le dijo al tipo que entrara y le comprara un sombrerito algo ridículo que había en el escaparate, esto sin dejar de mirar a Castilla con una media sonrisa irónica que era un grito. Imagínenos: él y yo clavados en mitad de la acera, estupefactos, quietos como piedras. Volvió el atildado monigote y ella lo despreció: ya no quería el sombrero, que lo cambiara por un bolso elegido a boleo; y el tío, un cabestro que obedecía como un zarandillo, esto era curioso, agachó la cabeza y regresó a la tienda. Cuando volvió, ella lo cogió del brazo, le dio un beso como el que le da de comer a un perro, soltó unas risas muy sonoras, distorsionadas, muy ordinarias, y se largaron. No sé cuánto duró aquello, pero la sensación fue de… la eternidad consumida en un segundo: Castilla muerto y yo intrigado, creo que el espanto le impedía llorar. Fue un encuentro provocado, lo repito porque estoy convencido. Sí, para una renuncia y despedida en toda regla. Ella parecía que le dijera «Mira y mírame bien: esto es lo que AHORA soy. Ya lo sabes. Así que… ¡largo! ¡Hasta nunca!». Aquello no se podía explicar de otra manera. A Castilla tuve que llevármelo porque era un muñeco. De regreso, mudo y desorientado, pálido como la cera, tomó y tomó sin saltarnos un bar, pagué yo, él no se enteraba, y cuando llegamos al piso cayó redondo. Fue trágico… y simple. Un dolor inesperado y gratuito, a la vez grande y vulgar, absoluto. Esto parece contradictorio pero no lo es; cuanto más… impensado o arbitrario, más tremendo resulta un suceso. Y también le añado, no sé, un daño terrible tenía que haber sufrido aquella chica, el cambio no se explica de otro modo. Nunca volvió a verla, que yo sepa. Yo, tampoco; y mire si he dado vueltas por ahí. A él, lo recuerdo ahora, quizá le sirva, le nació una costumbre que ignoro si ha perdido: daba largos paseos solitarios. Nunca supe a dónde iba, no lo contaba.

Yo escuchaba el episodio, que trascendía el liviano interés de una anécdota, con una incipiente simpatía por el desaparecido, con una rara inquietud. Algún fantasma lejano se propuso invadirme la mañana…

–Volvió a beber –apunté.

–¿Castilla?

–Sí.

–Quizá otro desengaño, ¡je, je! Aunque dos como aquel no le caben a nadie. Usted parece bueno, a lo mejor lo contrato un día de estos.

–Cuando a usted le parezca. ¿Y cómo termina la historia?

Tecleo, chirrido de silla, lapsus, chirrido de silla, tecleo…

Y gasto de paciencia, más paciencia.

–Se centró en sus estudios: la licenciatura, la tesis… Después consiguió una beca y se marchó de lecturer, creo que se dice así, a Norteamérica, a Maine, no sé, y por allí anduvo unos años dando clases de literatura en la universidad. Una fuga de sí en toda regla, es mi opinión. Años más tarde le pregunté por la experiencia y me respondió, literal: ¡Una payasada! No sé qué le ocurriría por aquellas tierras, a él le pareció una pérdida de tiempo; algo me contó con el marchamo de vida estúpida, sin objetivo ni futuro, un ir por ir que desconectó su ritmo, su mundo; no mencionó a la familia porque ya no le quedaba, salvo algún pariente lejano, creo. Esto es lo que recuerdo.

–¿Y no recuerda algo que pueda ser útil para encontrarlo? –a lo tonto, se me escapó la impaciencia.

–Parece que he hablado por hablar, ¿no? –y dejó de hablar. Tecleaba, murmuró algo.

Prieta la mano con el teléfono, permití que la impaciencia me siguiera mordisqueando.

–¡Oiga…! –volvió–. ¿Se le ha olvidado aquello de quién, cómo, dónde y cuándo? ¡Je, je!, perdone, perdone. Verá, en mi profesión me he rozado con muchos policías; también, con algún detective privado, yo mismo he contratado alguno, y sé lo que el mercado ofrece; sin segundas, ¿eh? Pero, si puedo ayudarle en algo, usted dirá, concrete su pregunta, la que me ha hecho es… ¿ambigua? Me obliga a estrujarme la sesera, y es usted quien debe hacerlo. Le puedo dedicar… no más de diez minutos; bueno, ya son casi cinco, enseguida entro en una tertulia política.

También el periodista, como el abogado, me afeaba las preguntas. Y tenía razón; pero estas cuatro, de manual, que él planteaba, aún no había encontrado a quién hacérselas. Un ciudadano corriente, con sus peculiaridades, como todos, que considera a un policía como a cualquier otro funcionario, al que se recurre cuando te sacude la mala suerte o para resolver un simple trámite administrativo, de buenas a primeras desaparece, sin motivo, y nadie sabe dónde ni cuándo ni cómo ni porqué. Todos los amigos de Castilla, incluido el periodista, mantenían con él una relación esporádica, en muchos casos con intermitencias de años, de modo que la información obtenida refería el pasado, con vagas alusiones al presente, a sus actuales circunstancias –salvo la aportación de la profesora, más actual aunque escasa–. Faltaban los detalles, la cercanía, la inmediatez…Paso a paso tenía que ir acotando el terreno; buscaba la senda y la vibración del hallazgo, un tanto a ciegas, como el zahorí. Solo tenía un montón de cromos viejos, desfasados.

–Pues entonces, probemos, a ver si atino –continué, en tono jovial o parecido–. ¿Le conoce alguna relación? ¿Costumbre inveterada? ¿Un sitio especial, favorito, que visitara o al que le gustaría o tuviera proyectado ir? ¿Enemistades, amenazas? ¿Cuándo vio o habló por última vez con el señor Castilla?

HG MANUEL

Entregas anteriores

La fotografía (I)
La fotografía (II)
La fotografía (III)
La fotografía (IV)
La fotografía (V)
La fotografía (VI)
La fotografía (VII)
La fotografía (VIII)
La fotografía (IX)
La fotografía (X)
La fotografía (XI)
La fotografía (XII)
La fotografía (XIII)
La fotografía (XIV)
La fotografía (XV)
La fotografía (XVI)
La fotografía (XVII)
La fotografía (XVIII)
La fotografía (XIX)
La fotografía (XX)
La fotografía (XXI)
La fotografía (XXII)
La fotografía (XXIII)




GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

AGUAS DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos