:::: MENU ::::

20 de noviembre de 2020

  • 20.11.20
El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha solicitado a la Dirección del Área de Gestión Sur de Córdoba que se faciliten mascarillas FFP2 a todos los profesionales del distrito, a la vez que han reclamado que se instalen dispositivos de purificación de aire con filtro HEPA en sus unidades asistenciales. Unas medidas con las que SATSE persigue reducir el número de sanitarios afectados por el covid-19 que, según los datos aportados por la Administración, se ha visto incrementado en el último mes y ya afecta a más de 60 trabajadores de este área sanitaria.


En concreto, según apunta el sindicato, sus demandas radican en la dificultad para ventilar, en los momentos actuales, las habitaciones de los pacientes y los espacios de los profesionales, lo que no ayuda a la ventilación y renovación del aire como recomiendan científicos y la propia OMS.

"Por esto, y por los brotes producidos en distintas unidades del Hospital de Cabra y los centros de Atención Primaria del Área Sur, solicitamos la instalación de estos dispositivos HEPA que filtran el 99,9 por ciento de partículas y aerosoles, medida que junto a la dotación de mascarillas FFP2 a todo el personal, busca facilitar un espacio de trabajo seguro desde el punto de vista de la seguridad y la higiene", apuntan desde el sindicato.

Asimismo, desde SATSE se ha trasladado a la Dirección la necesidad de incrementar la dotación material, insistiendo que “los profesionales sanitarios que están en primera línea covid necesitan disponer de material suficiente". "Las enfermeras de las unidades Covid demandan pulsioxímetros, al menos uno por cada habitación, y tensiómetros digitales para facilitar su labor", aseguran.

En esta línea, SATSE insiste en la necesidad de reforzar los recursos humanos y materiales de las diferentes unidades asistenciales, "dos claves para salir adelante de la actual contienda a corto plazo contra el coronavirus". "Es fundamental disponer de recursos humanos suficientes para tener dotadas las unidades adicionales, más camas UCI requieren un número adicional de profesionales; y recursos para facilitar el trabajo", subraya el sindicato.

Unas demandas a las que se une un llamamiento a la población en general para que contribuyan a la desescalada asistencial con una conducta responsables en la que restrinjan los contactos sociales y utilizando la mascarilla, el aseo de manos y la distancia de seguridad. "Estas son las herramientas que hoy disponemos y que tenemos que utilizar sin duda alguna", concluyen.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN






DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos