:::: MENU ::::

29 de enero de 2020

  • 29.1.20
En plena negociación del nuevo convenio que regulará la relación laboral entre los trabajadores y la empresa Monsecor, adjudicataria del Servicio de Ayuda Municipal a Domicilio en Montilla, parte de la plantilla ha promovido una manifestación para el próximo 8 de febrero con el objetivo de reclamar que se aplique el convenio marco del sector de la Dependencia.



Este grupo de trabajadoras, arropadas por el sindicato Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA), apunta a una actitud "intransigente" por parte de la gerencia de la empresa para adecuarse al convenio estatal. Una situación ante la que, según señaló el representante de CTA, Francisco Moro, a través de un vídeo en las redes sociales, "se está estudiando medidas legales".

"El ofrecimiento que ha hecho la empresa está, según entendemos, por debajo del convenio estatal y del Estatuto de los Trabajadores en aspectos como el plus de días festivos, los cuatro días de asuntos propios al año o en la forma de dar las vacaciones", puntualiza Francisco Moro en el vídeo.

Unas condiciones que, según denuncia CTA, supone una merma conjunta de 160.000 euros para el bolsillo de las trabajadoras. Por ello, desde el sindicato se ha planteado una manifestación para el próximo sábado 8 de febrero, a partir de mediodía, desde la fuente de San Francisco Solano hasta las puertas del Ayuntamiento de Montilla, administración a la que solicitan su intermediación como adjudicataria del servicio.

El convenio marco "sobre la mesa"

Frente a la postura trasladada por el portavoz sindical de CTA, desde el grupo de trabajadoras no sindicadas (GNS) y la gerencia de la empresa han desmentido a Montilla Digital que exista una oposición en aplicar el convenio marco del sector de la Dependencia, última propuesta planteada por la empresa tras no alcanzarse un acuerdo con los diferentes representantes de los trabajadores.

"En la reunión celebrada el pasado lunes había un principio de acuerdo por lo que entendemos que las declaraciones del representante de CTA responden más a un intento de coaccionar a la empresa", sostuvo Esteban Valverde, representante de GNS, quien lamentó que la postura tomada por el sindicato "pone en peligro las condiciones laborales de 127 trabajadoras, muchas de ellas con necesidades".

Mientras tanto, desde la gerencia de Monsecor señalaron que desde el pasado mes de diciembre, y a petición de las propias trabajadoras, se planteó la aplicación del convenio marco, si bien se solicitó un plazo de diez meses "con el objetivo de readaptar el funcionamiento de la empresa al mismo".

"Entonces algunas trabajadoras se opusieron porque aplicar el convenio estatal implica acabar con pluses consolidados a través del convenio que se venía aplicando hasta ahora, o en la forma de dar las vacaciones, entre otros aspectos que el convenio propio mejora", señaló la gerente Aurora Requena, quien aseguró que ante la postura de CTA "la propuesta de la empresa es aplicar el convenio marco estatal, sin más".

Asimismo, Requena señaló que desde que se iniciará las negociaciones, y ante las dudas sembradas por CTA sobre el cumplimiento del pliego de adjudicación del servicio, el Ayuntamiento ha realizado un estudio pormenorizado de todas las nóminas y contratos para corroborar que se están cumpliendo con todas las mejoras recogida, "como se está haciendo".

Monsecor obtuvo en 2018 la mejor puntuación en el proceso de adjudicación del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, al que el Ayuntamiento de Montilla destina anualmente una partida de 1,85 millones de euros. Una adjudicación que se realizó por un plazo de dos años, si bien la empresa podría continuar con la prestación del mismo por un plazo máximo de cuatro, dado que se permite prorrogar la concesión por dos años más.

Desde su fundación, Monsecor viene prestando servicios en el ámbito de la Ayuda a Domicilio, habiéndose convertido en una empresa de referencia no solamente en Montilla sino en toda la provincia de Córdoba. La empresa, cuya sede se encuentra en la calle La Parra de Montilla, fue fundada en 1999 por Aurora Requena, que en 2014 recibió el reconocimiento de la Junta de Andalucía y de la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur por el trabajo por la igualdad que viene desarrollando en los últimos años.

La firma, que cuando abrió sus puertas contaba con apenas seis trabajadores, cuenta actualmente con una plantilla de 127 trabajadores. A su vez, la empresa gestiona el Centro Residencial para Mayores "San Juan de Dios", anexo a la iglesia de San Agustín, que cuenta con capacidad para albergar a un máximo de 44 residentes.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: FRANCIS SALAS


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos