:::: MENU ::::

23 de octubre de 2017

  • 23.10.17
Periodista y novelista, Sonsoles Ónega nace en Madrid en 1977. Ha desarrollado su carrera profesional en distintos canales de televisión. En CNN+ y Cuatro hizo crónicas de tribunales y, desde 2008, es la corresponsal parlamentaria de Informativos Telecinco, canal para el que ha informado de los acontecimientos políticos más relevantes de los últimos años. Autora de cuatro novelas, Después del amor es su quinta obra.



Aunque basada en hechos reales, su autora reconoce que “la ficción ha sido necesaria”, precisamente, “para hacer verosímil la realidad”. La novela cuenta la historia de una mujer valiente que reconstruyó su identidad en una España donde a las mujeres no se les permitía amar y desamar.

—Su novela está basada en hechos reales. Las dos hijas de su protagonista, Carmen Trilla, le regalaron la historia.

—Sí. No hubiera conocido a Carmen si sus hijas no hubieran tenido el empeño de reconstruir su vida y de compartirla con alguien que siempre tuvo claro que merecía ser contada.

—En 1993, Federico Escofet, capitán del Ejército, y Carmen viajan en tren desde Barcelona, y surge el amor. ¿Amor a primera vista?

—Amor a primera vista con unas dosis de miedo, de pudor, de esa distancia que imponía la decencia de aquellos años.

—Una mujer atrapada en un matrimonio infeliz, con tres hijos. ¿Estos la perdonaron o la comprendieron?

—La entendieron. Supieron ver en los ojos de Federico a un hombre enamorado que hizo feliz a su madre.

—Eran otros tiempos. ¿Como mujer ve que el tiempo juega a vuestro favor o todavía la logística del hogar está en vuestras manos?

—Tenemos todo ganado, pero hay que seguir impulsando cambios en la sociedad para borrar las inercias que tanto nos perjudican.

—Un encuentro fortuito enciende la llama del amor, como decíamos. La Ley del Divorcio resuelve la angustia de un matrimonio infeliz.

—Bueno, digamos que ayuda a disolverlo. Antes de que el divorcio fuera legal el matrimonio era peor que las “lentejas” que, como sabe, si quiere las dejas…

—Su libro es ficción y realidad. Sobre todo, es la versión de las hijas de Carmen Trilla. Una vez publicado, ¿ellas cómo lo ven? ¿Como algo propio o como otra historia de amor?

—Aún con toda la ficción que asoma en estas páginas, Tomía y Cuyaya han hecho suyo el texto. Y eso apacigua la angustia de poner palabras a emociones que pudieron ser distintas a como yo las he imaginado.

—Las personalidades de los protagonistas no están registradas. ¿Es ahí donde la escritora se siente a sus anchas?

—Me he sentido menos encorsetada en la construcción de los personajes secundarios, tan importantes para aportar miradas y puntos de vista distintos.

—Las hijas de Carmen tienen hoy 87 años. Y conservan un recuerdo maravilloso de la madre. ¿Pero qué hay del padre?

—Profundo respeto hacia él. Las quiso y las cuidó hasta el final, pero fue un hombre de su época. Rígido y distante.



—¿La versión que le dieron las hijas difiere mucho del resultado final de la novela?

—Lo sustancial de sus recuerdos está plasmado en Después del amor. Pero la ficción ha sido necesaria para hacer verosímil la realidad.

—Esta es su novela más ambiciosa. Su padre dice que es la mejor. ¿Qué dice usted?

—¡Serán los lectores los que podrán decirlo! Lo que sí digo es que en esta novela he puesto lo mejor de mí y todo mi esfuerzo.

—Mediaset España ha adquirido los derechos para la adaptación a televisión de su novela. ¿Lo soñó alguna vez?

—Nunca. Ha sido una noticia fantástica. La pantalla dará una nueva vida al libro y una tercera oportunidad a Carmen. La tuvo en vida, la ha tenido en esta novela y ahora… ¡en la pantalla!

—El libro también toca los pulsos territoriales de la Cataluña y de la España de entonces. Como hoy.

—Hay mucho de entonces en el actual pulso independentista, pero las sociedades no son las mismas ni la Cataluña de 1934 estuvo precedida de cuarenta años de democracia y, sobre todo, de convivencia.

—“No hay nada más poderoso que levantarte por la mañana sabiendo que te quieren y que quieres”. ¿En su novela todo es amor?

—Es una novela que cuenta una historia de amor, pero también es una historia de resistencia, de pasiones, de miedos, de venganzas…

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 23.10.17
La provincia de Córdoba vuelve a convertirse en el punto de encuentro del sector agrotecnológico con la cuarta edición de Fimart, la Feria de Innovación Smart Rural, que tendrá lugar del 26 al 28 de octubre en el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco), Ana Carrillo, ha presentado la feria, de la que ha destacado que “se ha consolidado como el único evento especializado en dicha materia de nuestro país”.

Carrillo ha relatado cada una de las actividades que se sucederán en Fimart, entre las que se encuentran la zona expositiva, las jornadas técnicas y las actividades complementarias, en las que se incluyen las jornadas B2B, el Fimart Fund, el Agrohackatón, Job Corner, un espacio de realidad aumentada y demostraciones en campo.

Respecto a los expositores, Carrillo ha precisado que “su perfil evoluciona. Las empresas que participaban como startups recién creadas, ahora acometen planes de expansión internacional en colaboración con grandes multinacionales como es el caso de Bynse”.

Así, habrá presencia de 32 empresas, dos asociaciones y un centro de formación, ocupando 45 expositores. Entre las grandes empresas del ámbito del agrotech, estarán presentes Adama, John Deere o GMV.

La también vicepresidenta segunda de la Diputación ha explicado que las jornadas técnicas girarán en torno a oportunidades y retos de la innovación en la cadena de valor agroalimentario, tecnología al servicio de la mejora competitiva y financiación de proyectos innovadores.

“En las jornadas técnicas participarán 29 ponentes y nueve moderadores, pertenecientes a un total de 35 organizaciones. Actualmente, se han registrado más de 300 asistentes”, ha agregado Carrillo.

Por otro lado, Miguel Ángel Molinero, director de Rurápolis, organizador junto con Iprodeco de Fimart, ha expresado que se han generado tres ejes dentro de Fimart. “El de difusión y conocimiento, que se materializa a través de las jornadas técnicas y del espacio expositivo; el eje de desarrollo de contactos y negocio, con las jornadas B2B y el foro de inversores; y el de emprendimiento, con el Agrohackatón y el Job Corner”, ha apostillado.

Así, las jornadas B2B estarán orientadas a favorecer el desarrollo de proyectos I+D+i, y en ellas se han inscrito 20 organizaciones con un total de 83 perfiles tecnológicos, habiéndose solicitado un total de 69 reuniones bilaterales. El Fimart Fund es un foro de apoyo a la financiación de proyectos empresariales en el ámbito de la aplicación de las tecnologías al mundo rural y la cadena de valor agroalimentario.

De un total de diez proyectos, se han seleccionado para la fase final los cinco siguientes: Apy bee, Cazapp, Mash Foods, Sigrow y Agrotoops. El ganador participará en el Startup Europe Smart Agrifood Summit -impulsado por la Comisión Europea-, que se desarrollará en Málaga en marzo de 2018 .

Tendrá lugar también el Agrohackatón o concurso de desarrolladores para la búsqueda de soluciones tecnológicas a retos planteados por el sector, que cuenta con el patrocinio de Adama y el soporte tecnológico de Bynse.

En la fase final, que se celebrará entre los días 26 y 28 de octubre, participarán 20 desarrolladores que se han agrupado en cuatro equipos que trabajan ya desde hace unas semanas en la búsqueda de soluciones a unos retos propuestos (búsqueda de la rentabilidad del almendro, hacia una protección de los cultivos más eficaz, riego inteligente mediante sensorización remota y próxima y las decisiones de cultivo que afectan al desarrollo). El ganador participará en otro concurso de similares características en Copenague (Dinamarca).

Otro de los atractivos de Fimart será el Job Corner, que es un punto de encuentro e inserción de profesionales en el ámbito de la aplicación de las tecnologías al mundo rural. Asimismo, en el espacio expositivo de Fimart, se dispondrá de un entorno inmersivo en el que los visitantes podrán conocer esta tecnología mediante la visualización de la recreación histórica de la evolución del paisaje observado desde el mirador de Belmez.

Fimart 2017 se complementa con las demostraciones prácticas en campo que se iniciaron con una jornada técnica sobre innovación y coyuntura en el sector del olivar en la finca de demostración de El Valenciano, de la empresa Galpagro el día 9 de octubre, en la que se dieron cita 200 profesionales del sector.

Además de ésta, se completará con una jornada en campo sobre olivar en seto y maquinaria especializada para este, gracias a las firmas Todolivo y New Holland, el día 27 de octubre que finalizará con una recepción de los participantes en la jornada en el propio espacio expositivo de Fimart. La feria cuenta con un presupuesto de unos 130.000 euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 23.10.17
El primer aforo de producción del olivar en Andalucía para la campaña 2017-2018 elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural prevé la recogida de 4,3 millones de toneladas de aceituna para molturar y la obtención de unas 884.900 toneladas de aceite.



Así lo ha anunciado hoy el consejero, Rodrigo Sánchez Haro, quien ha explicado que esta cantidad de aceite es un 15,8 por ciento inferior a la de la campaña 2016-2017 y se sitúa un 7,7 por ciento por debajo de la media de las últimas cinco campañas.

Esta caída obedece, sobre todo, a las elevadas temperaturas registradas desde la primavera y a la escasez de lluvias, aunque se espera que las precipitaciones del otoño mejoren algo la situación. Pese a ello, el responsable autonómico del ramo confía en que el sector afiance un liderazgo que quedó “claramente de manifiesto” en el último ejercicio con unas exportaciones, entre octubre y agosto, por valor de más de 2.500 millones de euros.

Los datos colocan a Jaén como la principal provincia productora con 1,65 millones de toneladas de aceituna para almazara, de las que derivarán en torno a 360.000 toneladas de aceite de oliva. El descenso es más acuciado que en el conjunto de la región, un 28,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior y un 16,5 por ciento por debajo de la media.

Por contra, con respecto a la campaña anterior se producen crecimientos en Sevilla (+7,7%, con 103.700 toneladas de aceite), Málaga (+23,2%, con 57.700 toneladas) y Almería (+12,2%, con 12.500 toneladas).

En cuanto a la aceituna de mesa, el aforo apunta a una cosecha de alrededor de 422.000 toneladas en toda Andalucía (cae un 19 por ciento con respecto al curso pasado y un 10,6 por ciento si se toma como referencia la media de las últimas cinco campañas).

El descenso más acuciado se produce en la principal provincia productora, Sevilla, con 296.170 toneladas que suponen una caída del 24,6 por ciento respecto a la última campaña y un 12,9 por ciento en relación con la media de los cinco ejercicios anteriores.

Sánchez Haro ha expuesto que el aforo aporta una información “de gran utilidad para el sector y que ofrece transparencia al mercado”, pero que no deja de ser una estimación y, como tal, se ha de tomar con cautela. “Los factores meteorológicos aún pueden afectar a la cosecha final, sin olvidar que aún no es posible saber cuánta aceituna se quedará sin recoger por calidad o rendimiento insuficientes”, ha apostillado.

Los números coinciden con una previsión de ascenso de la producción de aceite en el contexto mundial. El Consejo Oleícola Internacional (COI) calcula que se incrementará un 12 por ciento para alcanzar las 2.854.000 toneladas, un aumento que descansa, en especial, en la recuperación del cultivo en países como Italia (un 75 por ciento más) y Grecia (un 54 por ciento más) y en la campaña récord que se espera en Portugal (un 58 por ciento más).

Aún así, como ha matizado el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, este volumen (al que España aporta 1.150.000 toneladas, alrededor del 80 por ciento procede de Andalucía) está muy lejos de las 3.552.000 toneladas que se registraron, como techo histórico, en la campaña 2013-2014.

Sobre la aceituna de mesa, el COI fija la cosecha mundial en 2.951.500 toneladas, lo que supone un incremento del 3 por ciento y el establecimiento de un nuevo hito, alimentado, entre otros, por los resultados de Egipto (un 30 por ciento más), Turquía (un 4 por ciento más) o Grecia (un 31 por ciento más).

Rodrigo Sánchez Haro ha afirmado que, ante una realidad marcada por una menor producción y más competencia que en la campaña anterior, “debemos unir más aún nuestros esfuerzos para generar mayor valor, diferenciando la calidad de los aceites, y seguir conquistando los mercados internacionales”.

Todo ello, ha continuado, con “un trabajo orientado al beneficio de todos los eslabones de la cadena de una forma equilibrada”. Esto último, según ha anotado el consejero, es un objetivo irrenunciable del departamento que dirige, como también lo es el apoyo al sector para afrontar los retos a medio y largo plazo.

La caída en la producción tendrá también su reflejo en el empleo, ya que se espera una campaña más corta de lo habitual. En concreto, registrará unos 15,6 millones de jornales en labores asociadas al cultivo y recolección de la aceituna (para mesa y almazara). Jaén será la principal provincia generadora de empleo con 4,8 millones de jornales previstos.

Más de 300 millones para el olivar

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha señalado que ese compromiso del Gobierno andaluz tiene un reflejo claro en el Plan Director del Olivar y las líneas de ayudas financiadas con el subprograma temático del olivar, que, con una dotación de 304 millones de euros, ya se encuentra a pleno rendimiento.

Sólo en el último año, de hecho, se ha puesto a disposición del sector un montante de más de 200 millones de euros, con unos incentivos entre los que destacan las ayudas agroambientales y al olivar ecológico, que suman más de 154 millones de euros para el periodo de compromisos (cinco años); los fondos dirigidos a la modernización de explotaciones (30 millones de euros, el triple del presupuesto inicial); o los destinados a la modernización de industrias de olivar, 29 millones de euros ya concedidos y que han beneficiado a 43 almazaras y entamadoras de la región.

Sánchez Haro ha hecho referencia también a los incentivos para la promoción de productos de calidad diferenciada del olivar, que permitirán a los aceites y aceitunas con denominación de origen andaluces ganar notoriedad en el mercado europeo.

Ya se han concedido 282.000 euros y se ha abierto otra convocatoria con una asignación de otros 803.000 euros. Junto a ello, el consejero ha destacado las ayudas a la creación y funcionamiento de los Grupos Operativos de Innovación, que han dispuesto de más de 2,15 millones de euros reservados para el olivar, sin olvidar otras subvenciones de carácter horizontal que también benefician a este sector, como las ayudas a la instalación de jóvenes (155 millones de euros puestos a disposición) o a la mejora de regadíos (66 millones de euros).

Récord de ventas

El aforo del olivar 2017-2018 viene precedido por una campaña, la 2016-2017, “muy positiva”, con un valor récord de ventas de aceite pese a que a el volumen de producción no alcanzó un nivel tan elevado como en ejercicios anteriores.

Esto descansa, en buena medida, en el comportamiento de las exportaciones, que han seguido una tendencia creciente, “en parte empujadas por la menor producción de los países competidores, pero también gracias al enorme esfuerzo en internacionalización realizado por las empresas”.

La comercialización exterior de octubre de 2016 a agosto de 2017 se han elevado, no en vano, hasta los 2.536 millones de euros, superando ya al conjunto de toda la campaña anterior. Con los últimos datos hasta agosto, las exportaciones andaluzas de aceite de oliva han crecido un 24,8 por ciento respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, lo que a su vez supone un 13 por ciento más que en todo el curso completo (a falta aún de las cifras del mes de septiembre de este año). En Jaén el incremento ha sido aún mayor, un 40,6 por ciento, hasta sobrepasar los 290 millones de euros.

El olivar andaluz

Andalucía cuenta con 1,56 millones de hectáreas repartidas entre alrededor de 170.000 explotaciones, según los datos del censo agrario, además de 844 almazaras, 657 envasadoras de aceite, 40 orujeras, 13 refinerías, 219 entamadoras y 115 envasadoras de aceituna.

La mayor superficie de aceituna para almazara se encuentra en Jaén (586.000 hectáreas), donde se localizan hasta 327 almazaras, 233 envasadoras, 14 orujeras, dos refinerías y siete entamadoras. En cuanto a la aceituna de mesa, sobresale Sevilla, con 134 entamadoras que representan en torno al 60 por ciento del total de la comunidad autónoma.

En términos globales, se contabilizan hasta 250.000 familias olivareras en más de 300 municipios de la región. El olivar andaluz alcanzó así en 2016 un valor de producción de casi 3.600 millones de euros, un peso que demuestra, ha sentenciado el consejero, por qué “marcamos tendencia y somos referentes en el mercado internacional”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 23.10.17
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, dio a conocer el presupuesto de su departamento para 2018, que crece un 4,9 por ciento y alcanza los 730 millones de euros “con una fuerte apuesta por jóvenes, modernización, producción ecológica e investigación”.



Sánchez Haro explicó que se trata de una apuesta del Gobierno andaluz ”que nos permite, un año más, consignar un presupuesto con un carácter netamente inversor, con el 80 por ciento de los recursos destinados a impulsar operaciones de capital, así como compensar en parte los efectos de la congelación de la renta de los agricultores y ganaderos debido a los recortes que viene aplicando el Gobierno central”.

Según el consejero, estos 730 millones –correspondientes a la ficha financiera de la Consejería y sus dos entidades, Agapa e Ifapa– se suman a otros 1.400 millones en concepto de ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) y de regulación de mercados. En su conjunto, la Consejería va a gestionar en 2018 unos 2.130 millones, un 1,6 por ciento más que el ejercicio precedente.

Sánchez Haro desglosó las líneas de actuación en materia agraria y pesquera en las que se articula su programa presupuestario, dirigido a dar un “nuevo y definitivo empuje al sector andaluz, desde el rigor, la seguridad jurídica, la agilidad y la cercanía para generar riqueza y puestos de trabajo en Andalucía”.

En primer lugar se refirió a aquellas orientadas a la “renovación del sector para seguir avanzando en que sea más moderno, competitivo, innovador y con una creciente proyección a los mercados exteriores”.

Para ello, destacó un incremento del 8,4 por ciento en programas de ordenación y mejora de la producción agroganadera y de incentivación agroindustrial, hasta los 219 millones de euros. De este montante, se reservan 54 millones para facilitar la incorporación de jóvenes al campo y fomentar así el relevo generacional, otros 68 millones para favorecer la modernización de explotaciones y 11 millones para mejora de infraestructuras. Asimismo, hay previstos 42,8 millones para la modernización de industrias agroalimentarias, casi seis para actuaciones de promoción y tres para proyectos de fusión e integración de cooperativas.

Para el consejero, es “imprescindible y necesario seguir trabajando para reforzar y visualizar la presencia de las mujeres si queremos un sector moderno y competitivo, por lo que va a ser eje transversal de todas nuestras iniciativas”. El año que viene se desarrollarán las actuaciones comprendidas en el I Plan de Igualdad para 2018.

Asimismo, remarcó como fundamental el “mantenimiento de unos espacios rurales dinámicos, capaces de atraer y fijar la población al territorio”. En este sentido, valoró el trabajo de los Grupos de Desarrollo Rural, que el año que viene esperan impulsar unos 180 proyectos que permitirán generar unos 300 puestos de trabajo.

Para el consejero, estos objetivos deben ir acompañados de una clara y firme apuesta por una Administración que proporcione mejores y más ágiles respuestas, a través de la simplificación administrativa y la reducción de tiempos de gestión.

Fomentar la innovación

El presupuesto del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) aumenta un 5,8 por ciento y supera los 52,5 millones de euros. “Se trata de una apuesta en firme por la generación de conocimiento para fomentar la innovación y por la transferencia de sus resultados al sector”, aseguró Sánchez Haro.

En concreto, se realizarán unos 60 proyectos de investigación, desarrollo e innovación, se llevarán a cabo unos 100 contratos y convenios con entidades públicas y privadas en el ámbito de la innovación aplicada, y se pondrán en marcha 13 proyectos de transferencia de tecnología. Según el consejero, “mantendremos líneas investigadoras en sectores clave para Andalucía, como son el hortofrutícola, el olivar, la acuicultura o el viñedo, entre otros”.

En el apartado de la capacitación y la formación de los profesionales del sector y del personal técnico e investigador, el instituto tiene previstas 1.231 actividades para 37.000 alumnos y alumnas.

Sostenibilidad y seguridad alimentaria

Según resaltó Rodrigo Sánchez Haro, en 2018 se va a hacer “especial hincapié en un principio de presente y futuro: poner en valor la función de los profesionales del sector, garantes y defensores del medio ambiente”. En este sentido, se va a seguir apoyando la producción ecológica así como otras prácticas beneficiosas para el medio ambiente, la economía circular y agrosistemas emblemáticos como la dehesa.

En concepto de ayudas agroambientales hay reservada una partida de 50,8 millones de euros, y otros 15,3 millones para zonas con limitaciones, mientras que para la producción ecológica se publicará una nueva convocatoria el año que viene dotada con 31 millones de euros.



La estabilidad, la seguridad alimentaria, la calidad comercial y la certidumbre del sector es otro de los ejes estratégicos que señaló Sánchez Haro. Dentro de este apartado destacó el “incremento del 28 por ciento del montante destinado a apoyar la contratación de seguros agrarios, con 7,7 millones de euros”, así como una partida específica para la puesta en marcha de diferentes medidas frente a la sequía.

Se va a fortalecer igualmente el compromiso con los sistemas de prevención, control y vigilancia en el ámbito de la seguridad alimentaria, la calidad comercial y la sanidad vegetal y animal. Según el consejero, “pondremos especial acento en la prevención de entrada de agentes nocivos, como la Xylella fastidiosa, y la erradicación de enfermedades del ganado”.

Asimismo, subrayó que otra cuestión de primer orden va a ser continuar el trabajo para proporcionar estabilidad al sector con instrumentos de gestión que sean verdaderamente eficaces. En este sentido, enumeró la necesidad de atender a cuestiones como el desequilibrio de la cadena alimentaria, la vulnerabilidad de una parte de la misma debido a la volatilidad de los precios o el insuficiente desarrollo de las herramientas de gestión de crisis. “La Ley de Agricultura va a suponer un salto cualitativo en este sentido”, aseguró el consejero.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 23.10.17
El Real Círculo de la Amistad en Córdoba acogió hace unos días la presentación del conjunto de matasellos turísticos que Correos ha dedicado a seis de los municipios más emblemáticos de la provincia: Baena, Cabra, Córdoba, Lucena, Montilla y Puente Genil.



"La incorporación de estos matasellos permite a los clientes, y particularmente a los filatélicos y a los turistas, cancelar sus envíos franqueados con sellos que llevan impresos una imagen representativa de cada ciudad", explicaron los responsables de Correos, que indicaron que "al contrario que los matasellos especiales, que solo se utilizan un día, la duración de los matasellos turísticos es ilimitada y se podrá solicitar su estampación en las oficinas sin fecha límite".

De este modo, el sello de Baena reproduce su famosa “leona” y una aceitunas como homenaje al aceite de oliva de la ciudad; el de Cabra representa la fachada de su Ayuntamiento; el de Lucena muestra su representativa iglesia de San Mateo.

En el caso de Montilla, el matasellos está dedicado a  la Ruta del Vino de Montilla-Moriles; el de Puente Genil, al puente sobre el río Genil y los famosos membrillos de esta localidad; y por último, el de Córdoba capital reproduce los arcos de la Mezquita-Catedral y parte de la capilla de Villaviciosa.

El matasellos de la Ruta del Vino Montilla-Moriles surgió a iniciativa de la Asociación Filatélica El Pulsista, con el apoyo del Ayuntamiento de Montilla y la dirección de la oficina de Correos en la ciudad. "Desde el punto de vista turístico, le quisimos dar un carácter territorial a este matasellos de la mano de la Ruta Turística del Vino, que es un proyecto que aúna la iniciativa privada y pública, además de muchos ayuntamientos, y por ello se ha querido abarcar de esta forma a toda la Denominación de Origen, su cultura y su gastronomía", señaló el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, sobre la elección del contenido del matasellos.

Un ambicioso proyecto turístico

La Ruta del Vino Montilla-Moriles está integrada por diez municipios: Aguilar de la Frontera, Castro del Río, Córdoba, Fernán Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles y Puente Genil y constituye una ruta de una gran riqueza patrimonial. El proyecto recibió la certificación oficial por parte del Ministerio de Economía en el mes de julio del 2005 y, desde entonces, trata de articular una oferta turística en torno al mundo del vino en la que se encuentran implicadas alrededor de 40 empresas de sectores pertenecientes a la restauración, la hostelería, y la producción vinícola.

"El vino representa una gran oportunidad para potenciar el turismo en toda la zona Montilla-Moriles y no podemos desaprovecharla", señaló el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, presidente de la Ruta del Vino, quien hizo hincapié en que "el futuro de Montilla y de todos los municipios colindantes pasa inexcusablemente por el futuro del vino, aunque maridado o vinculado con su patrimonio histórico y cultural y con las empresas que generan riqueza en nuestro territorio".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 23.10.17
Nueva derrota del Montilla C.F. en el Estadio Municipal de Montilla, en una temporada con más incertidumbres que satisfacciones. Ante el Ciudad Jardín C.D., los hombres de Álvaro Reyes pagaban caro sus errores defensivos al inicio de ambas partes, volviendo a mostrar la imagen preocupante y sin atisbos de mejora que se viene registrando en el equipo vinícola desde hace semanas.



Comenzaba el choque con mucha igualdad entre ambos equipos hasta que a los siete minutos, el plantel de Ariel Montenegro tomo la iniciativa en el marcador. Un balón a la espalda de la defensa era aprovechado por Moi para batir por bajo a Manolo y establecer el cero a uno a los 7 minutos de juego.

El tanto provocó un vendaval de orgullo vinícola que hizo ver los mejores minutos del Montilla en el encuentro. El esférico pasó a posesión local y las acciones en ataque, pese a no tener demasiado peligro, expresaban un dominio vinícola que sirvió para cimentar el empate.

Un córner botado desde la derecha era rematado por Luque con la testa para introducir el balón en el fondo de las mallas a los 40 minutos de juego. El tanto hacía justicia en la contienda y acrecentó el empuje auriverde hasta el descanso. No obstante, el segundo tanto no llegó. Sin tiempo para más, llegó el descanso.



Tras el paso por vestuarios, los fantasmas del pasado retornaban al Municipal. Un nuevo error en la retaguardia permitió que Álvaro, con una perfecta acción individual, adelantase de nuevo a los capitalinos a los 47 minutos. El gol hizo mover los banquillos de ambos equipos, buscando alternativas el cuerpo técnico montillano mientras los visitantes refrescaban sus líneas para mantener el resultado.

Diez minutos de mayor intensidad facilitó al cuadro auriverde las opciones en ataque. Cobos realizó un disparo que atrapó el portero. Minutos después, una falta que bota Emi, incorporado desde el banquillo, era despejada de puños por el cancerbero. Finalmente, otra jugada a balón parado suministró un esférico a Víctor que, con todo a favor, mandó el balón al lateral de la red.

Pese a ello, todo quedó en un espejismo. Este trío de oportunidades fue el último hilo de vida local. Las ideas eran escasas a partir de ese momento y lejos de aproximarse la igualada, Tommy en dos oportunidades que se marchaban por poco estuvo cerca de sentenciar el choque.



Oficio y balones en largo para resguardarse de los posibles arreones montillanos eran suficientes para un Ciudad Jardín que ratificó el mal momento actual del Montilla. El tropiezo deja a los vinícolas en decimosexta posición con 6 puntos. La próxima cita tendrá lugar en Pozoblanco, ante el cuadro local, el sábado a las 18.00 de la tarde.

Montilla C.F. 1 -- 2 Ciudad Jardín C.D.

Montilla C.F.: Manolo; Víctor (Tete, m. 74), Jesús Robles, Soto, Manolo Luque, Joseda (Cobos, m. 59), Onieva (Paco Espejo, m. 51), Maleno, Juan Gordón, Jorge y Luque (Emi, m. 51).

Ciudad Jardín C.D.: Canales; Álvaro, Lolo, Juanfran, Tena, Peñalta, Vioque (Álex, m. 82), Caro (Tate, m. 74), Giménez (Enrique, m. 57), Moi (Tommy, m. 69) y More (Juan Hernández, m. 51).

Árbitro: Mateo Sánchez (Málaga). Amonestó al local Manolo Luque y a los visitantes Moi, Caro y Juanfran.

Goles: 0-1 Moi (m. 7), 1-1 Luque (m. 40), 1-2 Álvaro (m. 47).

J.L. GÁLVEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: J.L. GÁLVEZ
  • 23.10.17
El Sindicato Profesional de la Enfermería (SATSE-Córdoba) ha iniciado ante el registro del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos de Andalucía (Sercla) el procedimiento de conflicto colectivo en todos los hospitales que la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir gestiona en las provincias de Córdoba y Jaén, entre los que se encuentra el Hospital Comarcal de Montilla.



"SATSE lleva mucho tiempo reclamando la situación discriminatoria que los profesionales de la Agencia Alto Guadalquivir vienen sufriendo como consecuencia del no reconocimiento de los llamados 'días malosos', que vienen a representar el reconocimiento de los días de ausencia al trabajo como consecuencia de sufrir enfermedad o accidente, sin la necesidad de causar baja por los mismos", explican desde el sindicato, para añadir que esta situación, sí está reconocida, sin embargo, para los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Según SATSE, los profesionales de los hospitales de Montilla, Puente Genil y Peñarroya en la provincia de Córdoba, así como los de los de Andújar, Alcaudete, Alcalá La Real y la Sierra de Segura, en la provincia de Jaén, "están siendo discriminados en materia de licencias y permisos, respecto de los profesionales del SAS, a los que sí se les reconoce permiso de hasta cuatro días al año para ausentarse de su puesto de trabajo por razones de enfermedad o accidente, sin que ello genere baja temporal por dichos motivos".

En este sentido, SATSE recuerda que desde 2016 los profesionales del SAS disfrutan de este derecho, al igual que otras Agencias Sanitarias Públicas, como la del Hospital de Poniente de Almería, de ahí que lamenten haberse visto "abocados" a iniciar el proceso judicial de conflicto colectivo "ante la negativa reiterada de la Dirección Gerencia de la empresa sanitaria Alto Guadalquivir al reconocimiento de dicho derecho".

El Sindicato Profesional de la Enfermería se mostró confiado en que la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir tenga la "sensibilidad necesaria" con el conjunto de profesionales y trabajadores de los hospitales pertenecientes a la misma para posibilitar un acuerdo en el Sercla que les reconozca hasta cuatro días al año de permiso a los profesionales por causa de enfermedad o accidente sin necesidad de baja laboral, pues lo contrario, advirtieron, "forzaría la judicialización del conflicto".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 23.10.17
Cerca de un año después de iniciarse el proceso de licitación del servicio de limpieza viaria en la localidad, el Ayuntamiento de Montilla ha adjudicado a la Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares (CESPA) la prestación de este servicio para los próximos cuatro años. Entre las mejoras recogidas en el nuevo pliego de contratación, destaca la mayor frecuencia de las labores de limpieza en todos los puntos de la ciudad, con especial atención a la zona centro.



"Con este nuevo contrato, que cuenta con el pliego más completo, se dotará de más recursos al servicio de limpieza, lo que mejorará sensiblemente la imagen y la salubridad del municipio", defendió la teniente de alcalde de Servicios, Obras Públicas, Medio Ambiente y Agricultura del Ayuntamiento de Montilla, Raquel Casado.

De esta forma, el nuevo servicio contará con una inversión anual de 390.000 euros –tras registrarse una importante rebaja frente al precio de licitación, que se había establecido en 465.000 euros–, que estará dirigida a un incremento de la plantilla en cinco operarios más; el aumento de la frecuencia de barrido en cada una de las vías; la prestación de un servicio de barrido de repaso por las tardes en las zonas más comerciales y turísticas; el apoyo al personal municipal en la limpieza y el desbroce de solares; o la sustitución de la maquinaria más ruidosa por otras más sostenibles, entre otras medidas.

Asimismo, el nuevo contrato recoge nuevas medidas de control de la prestación del servicio para evitar incumplimientos como los que se venían registrando por parte de la anterior empresa adjudicataria, según denunció el propio equipo de gobierno en varias ocasiones.

Con todo, la adjudicación del servicio de limpieza viaria no ha contado con el respaldo del Grupo Municipal Popular, que entiende "excesivo" el periodo de tiempo que ha empleado el equipo de gobierno para licitar y conceder el servicio pues, como recordó la edil Ana Belén Feria, tan solo un mes después de iniciarse la licitación "tuvo que suspenderse el procedimiento ante las dudas surgidas entre las empresas interesadas", tal y como adelantó en primicia Montilla Digital.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

22 de octubre de 2017

  • 22.10.17
La Diputación de Córdoba y la Confederación Hidrológica del Guadalquivir han iniciado los trámites para la renovación del convenio para el desarrollo de un sistema de alerta, detección precoz y evolución de la especie invasora Dreissena Polymorpha (mejillón cebra) en el bajo Genil, en los embalses próximos y en diversas infraestructuras hidráulicas.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Esta renovación permitirá continuar avanzando en el estudio de esta especie invasora, una de las mil especies más dañinas del mundo, que obstruye los sistemas de riego y canales de agua y merma la calidad de la misma. Asimismo, se ha celebrado la segunda Comisión de Seguimiento donde Emproacsa ha presentado el trabajo realizado y las conclusiones obtenidas en 2017.

Entre las actividades desarrolladas destacan el muestreo de larvas y control de presencia de individuos adultos de mejillón cebra en 49 estaciones de control vertical de la cuenca, la caracterización de los perfiles de oxígeno y temperatura en los embalses y el asesoramiento técnico y control de la especie en comunidades de regantes y empresas afectadas, entre otros.

Del mismo modo, se está realizando el seguimiento del ciclo de vida de esta especie en los embalses de Iznájar y la Breña II con el objetivo de tener una visión global del periodo reproductivo en la cuenca.

Esta información resulta fundamental para poder adoptar medidas para la protección de las infraestructuras afectadas. Los resultados y conclusiones obtenidos desde el inicio del proyecto han quedado recogidos en memorias técnicas e informes periódicos, así como en la presentación en congresos y publicaciones en revistas científicas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos