:::: MENU ::::

14 de agosto de 2018

  • 14.8.18
Un año después de su participación como médico de la Selección Española en el Campeonato de Europa de Waterpolo Juvenil que se celebró en la ciudad serbia de Novi Sad, la montillana Virginia César Aguilar repite experiencia aunque, esta vez, en sus primeros Campeonatos del Mundo, que se están disputando en la ciudad húngara de Szombathely.



Nacida en Montilla hace 32 años, Virginia César estudió la carrera de Medicina en la Universidad de Córdoba y, posteriormente, cursó la especialidad de Medicina Física y Rehabilitación en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, el centro de referencia en toda Cataluña, donde trabaja como médico adjunta.

Hace dos años, esta amante del deporte que llegó a militar en el Club Natación Montilla y en el Club Baloncesto Montilla se enroló en un programa formativo del Centro de Medicina del Deporte, el único con carácter estatal en España, que depende de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte. Ello le permitió acudir el pasado 2017 al Campeonato de Europa de Waterpolo Juvenil como médico de la Selección Española y, este año, al Mundial de la disciplina que se disputa en Hungría, junto a la frontera con Austria.

“Yo siempre quise hacer Medicina y dedicarme al deporte, pues fui nadadora del Club Natación Montilla y también he jugado con el equipo de basket de la localidad”, reconoció el pasado año, en declaraciones a Montilla Digital, la propia Virginia César quien, por segunda vez, está viviendo de cerca una cita deportiva de carácter internacional junto a la Selección Española de Waterpolo Juvenil.

Por el momento, la experiencia de Virginia César Aguilar no puede estar siendo más positiva. Y es que, a su trabajo de excelencia como médico de La Roja, se une el excelente papel que está desarrollando el combinado español que, sin embargo, ayer mismo anotó su primera derrota ante la siempre complicada Serbia por 8-9. Con todo, el combinado dirigido por Javier Sánchez-Toril tiene dos victorias en su casillero tras pasar por encima de Canadá y Arabia Saudí, y tendrá aún que medirse a Colombia en su grupo.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
  • 14.8.18
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha pagado ya más de 315 millones de euros en ayudas correspondientes al ejercicio 2017-2018 de la Política Agrícola Común (PAC) en la provincia de Córdoba, ayudas con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga) o cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feader), según confirmó ayer el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera.



Zurera detalló que en el actual ejercicio que finaliza el 15 de octubre, el 93 por ciento corresponde a ayudas Feaga, es decir, cerca de 292 millones de euros. Dichas ayudas se destinan a apoyar la renta de los productores y a la regulación de los mercados agrarios, "siendo el pago básico el concepto más importante, con 173,80 millones de euros, que han percibido agricultores y ganaderos de Córdoba".

En lo que respecta al resto de ayudas desacopladas, en concepto de pago verde se han pagado 89,70 millones de euros, en el régimen simplificado de pequeños agricultores 6,65 millones y para jóvenes agricultores 369.294 euros del primer pilar.

Por otro lado, en ayudas asociadas se han abonado 20,74 millones de euros. Destacan las ayudas a la ganadería, que suman un total de 14,72 millones de euros en la provincia con mayor censo de Andalucía, concentrado principalmente en el norte de la provincia. También destaca el pago específico al algodón, con 4,49 millones de euros abonados, o las ayudas a cultivos proteicos que ascienden a casi 1,5 millones de euros.

En otro orden de importancia, el delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente resaltó la ayuda al viñedo, que en el ejercicio actual ha ascendido a 379.457 euros, así como las antiguas ayudas del régimen de pago único, con 329.505 euros.

Respecto al Feader, cuyo objetivo es ejecutar las políticas de desarrollo rural en la Unión Europea, se han transferido fondos en Córdoba por valor de 22.280.895 euros, "siendo las ayudas de agroambiente y clima las más importantes, con 8 millones", según resaltó Zurera, que destacó las subvenciones destinadas a la agricultura ecológica con 6,60 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 14.8.18
El patio interior de la sede con la que Izquierda Unida (IU) cuenta en la calle Fuentes acogerá a partir de este viernes la décimo cuarta edición de las Jornadas de Cine Independiente, una cita organizada por las Juventudes Comunistas que se ha consolidado dentro de los eventos culturales veraniegos en la localidad y, especialmente, entre los amantes del cine.



Las proyecciones, que comenzarán a las 22.00 de la noche y contarán con entrada libre, arrancan este viernes con la película Yo, Daniel Blake, una película premiada en el Festival de Cannes, en los Premios Bafta, en los Premios César o en los Premios David di Donatello, entre otros. Dirigida por Ken Loach, Yo, David Blake recoge la vida de un carpintero inglés que se ve obligado a acudir a la asistencia social y buscar un empleo pese a su delicado estado de salud. También narra las vivencias de Katie, una madre de dos hijos atrapada en una maraña de aberraciones administrativas.

Por su parte, en la noche del sábado 18 de agosto, la sede del PCE acogerá la proyección de Capitán Fantástico, una película de Matt Ross y protagonizada Viggo Mortensen, sobre la historia de una familia aislada totalmente de la vida moderna, de las comodidades de las ciudades y de la sociedad de consumo, que se ve obligada a dejar temporalmente su modo de vida en la naturaleza y volver a la civilización.

Las Jornadas de Cine Independiente continuarán el viernes 24 de agosto con el largometraje Moonlight, de Barry Jenkins, en el que se narra la infancia, la adolescencia y la madurez de Chiron, un chico afroamericano, huérfano de padre, que crece en un suburbio deprimido y conflictivo de Miami. La película muestra las dificultades que  tiene para relacionarse con las personas de su entorno y cómo afronta su desarrollo afectivo y su homosexualidad.

Finalmente, las jornadas finalizarán el sábado 25 de agosto con la proyección de Un juego de inteligencia, de Hans Weingartner,​ una sátira sobre los medios de comunicación que describe la evolución del productor de televisión Rainer, que pasa de realizar programas sensacionalistas a contenidos más inteligentes, que buscan la ilustración del público.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 14.8.18
La Junta de Andalucía ha acordado destinar este año cerca de 90.000 euros al Ayuntamiento de Montilla para la financiación de sus Servicios Sociales Comunitarios. La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, resaltó la "importancia" de esta medida, que para el conjunto de Andalucía rebasa los 41,7 millones de euros, dado que, a su juicio, "facilitará la entrada al sistema público de un millón de personas en Andalucía".



"Como servicios de proximidad más cercanos a la ciudadanía, son la puerta de entrada a servicios y prestaciones tan importantes como la atención a la dependencia o la renta mínima de inserción. En este servicio se llevan a cabo las primeras atenciones y prestaciones a la población, así como los contactos de gestión con los demás recursos sociales", recordó la consejera.

Estos créditos presupuestarios destinados a la financiación de los Servicios Sociales Comunitarios en Andalucía serán transferidos por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y distribuidos entre las Diputaciones y los ayuntamientos con población superior a 20.000 habitantes.

Sánchez Rubio destacó también que la Comunidad andaluza cuenta con la Red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios "más extensa del país", en la que trabajan más de 31.800 profesionales. Para el fortalecimiento y apoyo de esta Red, la Junta de Andalucía ha transferido a las corporaciones locales, a través del Plan Concertado, de 1991 a 2017, la cantidad de 776 millones de euros.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía recalcó "el gran trabajo" que realizan los profesionales que están al frente de estos servicios en cada municipio, de los que también resaltó su "contribución a la cohesión social".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

13 de agosto de 2018

  • 13.8.18
Licenciada en Periodismo y posgraduada en Literatura Comparada por la Universidad de Sevilla, Carmen G. de la Cueva (Alcalá del Río, Sevilla, 1986) se especializó en el discurso de la memoria en la narrativa europea actual. Desde 2014 dirige La tribu, una comunidad virtual dedicada a la difusión del feminismo y de la literatura escrita por mujeres. Ahora publica Un paseo por la vida de Simone de Beauvoir. También es directora de la editorial feminista La señora Dalloway y autora de Mamá, quiero ser feminista (Lumen, 2016).



—Defíneme brevemente a la Simone de Beauvoir que describes en tu libro.

—Pues es una Simone de Beauvoir muy cercana, una mujer corriente como podría ser yo misma o cualquier amiga de generación. Era una mujer con un carácter, muy poco convencional, ambiciosa, fuerte, muy decidida y muy curranta.

—¿Hubiese sido la misma sin la sombra de Jean-Paul Sartre?

—Digamos que hubiese empezado a volar antes sin la sombra de Jean-Paul Sartre. De alguna forma se acompañaron, pero yo creo que ella tenía muchísima más luz que él.

—¿Sigue siendo una referencia para la mujer de hoy o han cambiado mucho los tiempos?

—No es una referencia actual porque no la conocemos. No la podemos leer porque es difícil acceder a su literatura, a sus libros. Pero esta biografía tiene la vocación de que vuelva a ser una referencia.

—Dices que de ella se ha escrito mucho, pero se la ha leído poco. Es decir, que en el fondo sigue siendo una desconocida.

—Sigue siendo una desconocida porque es muy difícil acceder a su literatura, a sus libros. Aparte de El segundo sexo, pero es una lectura de difícil acceso. Entonces, a mí de esta biografía, lo que me gustaría, es que sirviera para llegar a la obra de ella, para conocerla y para que la leyésemos.

—Al igual que Simone, piensas que el feminismo de hoy debe hacer una genealogía para redescubrir a las mujeres del pasado.

—Sí. La genealogía es un concepto muy importante, esa tarea, esa necesidad de recuperar a nuestras madres y a nuestras abuelas literarias. No somos las primeras y los problemas que tenemos hoy también los vivieron ellas y la mejor manera de entendernos es conocer sus obras y sus vidas.

—Había una dependencia económica, al menos al comienzo, y emocional con Sartre. ¿Llegó a superar ese papel de dependencia?

—Ella era mucho más talentosa y muchísimo mejor escritora que Jean-Paul. Pero hubo un momento decisivo en el que ganó el premio Goncourt con Los mandarines. A partir de ahí pudo comprarse su primera casa, un estudio, y volar. Y ya no necesitó económicamente más nunca a Jean-Paul.

—Apasionada por la lectura, la escritura y el amor hacia ellos y hacia ellas, Sartre le propuso matrimonio pero ella no se casó.

—Sartre le propuso matrimonio cuando iban a enviarlos a cada uno a un instituto diferente con la intención de que, si estaban casados, los mandarían los dos al mismo. Pero ella le dijo que no y fue lo mejor que hizo. Fue la primera vez que estuvo sola, sola completamente en Marsella, y ahí empezó a tener la conciencia de que podía contar con ella misma.

—Su padre fue su primera influencia. Para él, ella era especial. ¿Cómo fue aquella relación?

—Pues al principio su padre fue esa primera referencia, y yo creo que la vocación literaria, la vocación por la lectura, le vino de él. Le hacía dictados, le pedía que le escribiera cartas, y yo creo que, sin la influencia de su padre, no se hubiera despertado tan tempranamente esa vocación por la literatura.

—Dices que a Simone de Beauvoir se la juzgó por su vida sin tener en cuenta su obra. Y que las mayores críticas que recibió fue por 'El segundo sexo'.

—Por El segundo sexo la llegaron a llamar ninfómana priápica, madre clandestina. Fue un momento en el que se dio cuenta de que ese lector ideal para el que ella escribía, que era un lector masculino, la empezó a considerar como una mujer que no tenía autoridad, porque hablaba de cuestiones que en ese momento eran tabú.

—De haber vivido hoy, piensas que hubiese sido más periodista que filósofa, porque le gustaba contar el mundo.

—Yo creo que hubiera sido una gran cronista. En sus textos hay una vocación por contar la vida, por contar lo que veía, y yo creo que, más que filósofa, podría haber sido una cronista fantástica y genial.

—Para ti, como has dicho antes, Simone es mejor escritora que Sartre. ¿Es una opinión generalizada o una pasión personal?

—Bueno, es una opinión partiendo de esa base de que las opiniones son sugetivas. Habiendo leído toda su obra y parte de la obra de Jean-Paul es una opinión bastante formada y bastante cercana a como es en realidad. Ella era muchísimo mejor narradora, escribía mejor, era más apasionada y la escritura de él se queda fría y antigua. Y la de ella sigue siendo muy actual.

—Al final de tu libro, sentencias: “escribir siendo mujer tiene mucho que ver con la precariedad, el fracaso y la ansiedad: con el pijama, la bata y las amigas”. ¿Hablas de ti, de ella, de todas?

—Hablo de nosotras. Sí. De las "civilas", que diría Remedios Zafra, de lo difícil que es escribir para una mujer y poder vivir de ello, ¿no? Todavía hoy.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ELISA ARROYO
  • 13.8.18
La próxima edición de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles contará con una pregonera de excepción. La chef montillana Eva Micaela Millán, subcampeona de la primera edición de MasterChef, el popular programa de cocina de Televisión Española, ha aceptado el reto de glosar las excelencias de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles durante el transcurso de un acto que tendrá lugar el próximo 31 de agosto en el patio central de Bodegas Pérez Barquero.



“Nuestra ciudad y, en general, el marco Montilla-Moriles, tenían una deuda pendiente con una de las mejores embajadoras de la gastronomía cordobesa dentro y fuera de España”, reconoció el alcalde, Rafael Llamas quien, en declaraciones a Montilla Digital, puso en valor el “carácter jovial, dinámico e imaginativo” de esta bióloga de 37 años que, en 2013, dio un giro radical a su vida tras su paso por el popular programa de televisión y que, en la actualidad, trabaja como chef creativa en el Camaleón Mayakoba Golf Club, uno de los alojamientos más exclusivos de la Riviera Maya mexicana.

Pese a haber nacido en Arinaga, un pueblecito situado en la costa sureste de Las Palmas de Gran Canaria, Eva Micaela Millán se considera montillana, al igual que su padre y sus dos hermanas. Licenciada en Biología y con un máster en Calidad y Seguridad Alimentaria, la próxima pregonera de la Fiesta de la Vendimia cursó otro máster en Nutrición en la Universidad de Córdoba con el objetivo de crear su propia empresa de nutrición online.

La afición de Eva Micaela Millán por la cocina le viene de pequeña, cuando elaboraba tartas o rosquillas con su abuela. Y ya con 14 o 15 años, aprovechaba los peroles con los amigos para hacer fumet o caldo de pescado. Animada por su hermana, decidió inscribirse en el casting de la primera edición de MasterChef  donde usó frecuentemente el vino de la zona Montilla-Moriles.

Seguidora de chefs como Pedro Subijana, Martín Berasategui, Dani García o Susi Díaz, Eva Micaela Millán aprovechó su paso por el programa que presenta Eva González para poner en valor no solo los vinos de su tierra sino, además, otros elementos típicos de la cocina cordobesa, llegando a elaborar un ajoblanco montalbeño para una de las pruebas o una sopa de gazpachuelo. Además, fuera de la emisión de los programas, durante la convivencia con los compañeros de la academia, la subcampeona de MasterChef les cocinaba flamenquines o salmorejo.

Además de la publicación del libro La cocina rica y sana de Eva, editado por Espasa, la pregonera de la Fiesta de la Vendimia 2018 logró, tras su paso por TVE, un contrato laboral de un año en México como chef responsable del diseño de los menús, la parte más creativa de la cocina. Y la experiencia resultó de lo más positivo porque, desde entonces, reside en el país azteca y trabaja como jefa de cocina en un exclusivo complejo de Playa del Carmen, al sur de Cancún, en el Caribe mexicano.

Helena García será la Vendimiadora Mayor

De esta forma, Eva Micaela Millán –que será presentada por el joven emprendedor montillano José Luis Baños, responsable de visitas y eventos en Bodega Viña La Constancia de Jerez de la Frontera y uno de los grandes innovadores del enoturismo en Andalucía– será la encargada de abrir oficialmente los actos centrales de la Fiesta de la Vendimia Montilla-Moriles que, este año, rendirá tributo a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba, coincidiendo con la conmemoración del cincuentenario de su fundación.



El pregón dará comienzo inmediatamente después del acto de coronación de la Vendimiadora Mayor, un honor que este año ha recaído en la joven montillana Helena García Fernández, que estará acompañada por su corte de damas, formada por Natalia Cubero Cano, Andrea Tejada León, Marina Santiago Olivares, Clara Bellido Pedraza, Ana Gómez Durán y Estrella García López, todas ellas en representación de colectivos vecinales y culturales del municipio.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: FRANCIS SALAS
  • 13.8.18
El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Córdoba (AJE), Francisco Castejón, firmaron el pasado viernes un convenio de colaboración para la puesta en marcha del proyecto Emprendimiento como ecosistema económico, dirigido a impulsar el autoempleo y dotar a los jóvenes emprendedores de la provincia de los mecanismos necesarios para llevar a buen término sus iniciativas empresariales.



La institución provincial aportará 20.000 euros a esta acción, que se desarrollará a lo largo de lo que resta de año y 2019. La iniciativa persigue, igualmente, la difusión de la cultura emprendedora, especialmente entre los colectivos con mayores dificultades de acceso al mercado de trabajo, como son los jóvenes.

De esta forma, a través de este acuerdo, se llevarán a cabo distintos talleres formativos, charlas en centros educativos, conferencias y foros, además de la iniciativa La Aventura del Autoempleo que, durante los últimos años, ha permitido trasladar a los más pequeños la motivación empresarial a través de una yincana por diferentes espacios de la ciudad y actividades dirigidas al público infantil.

Para el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, este convenio refuerza la voluntad de "canalizar el apoyo de la institución" a distintas entidades de la provincia de Córdoba, cuyos objetivos prioritarios van dirigidos a la creación de empleo y la mejora de la empleabilidad e inserción laboral en la provincia.

"En este caso, el objetivo básico es consolidar, en primer lugar, el ecosistema emprendedor existente, y, en segundo lugar, motivar ese espíritu emprendedor potenciando su implicación e intensificación, mediante la formación, capacitación y la innovación, que puede verse materializado en este proyecto, con el que esta Diputación provincial se siente identificada", subrayó el máximo representante de la institución.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos