:::: MENU ::::
PSOE MONTILLA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

9 de noviembre de 2022

  • 9.11.22
Garantizar la seguridad alimentaria en siete comunidades de la sierra andina de Bolivia. Ese es el objetivo de uno de los proyectos que ha apoyado este año la Diputación de Córdoba a través de la Fundación Social Universal (FSU), una organización surgida en Montilla en el año 1993 como respuesta a las alarmantes condiciones de pobreza constatadas en muchas regiones del mundo.


La institución provincial ha concedido una subvención de algo más de 40.000 euros para el desarrollo de un proyecto de cooperación internacional que busca promover la transformación productiva local para la mejora de los ingresos económicos y, a su vez, garantizar la disponibilidad de alimentos sanos en siete comunidades rurales de Tomina, un municipio de apenas 8.500 habitantes situado en el departamento de Chuquisaca, al de sudeste de Bolivia.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto total que roza los 90.000 euros, se ha iniciado hace unos días y, durante los próximos 12 meses, beneficiará directamente a 77 familias y a la comunidades educativa de tres centros escolares.

"El programa presta especial atención a mujeres a cargo de familias monoparentales y ayudará a mejorar la productividad de alimentos destinados al consumo familiar y a la venta, con la consiguiente generación de ingresos económicos", explicó el coordinador de la FSU, Juan Manuel Márquez, quien precisó que la entidad montillana inició en 2018 su relación con la oenegé Proagro y con el municipio de Tomina, gracias a otro proyecto financiado por la Diputación de Córdoba.

En la actualidad, la cooperación entre la FSU y este territorio continúa por medio de acciones relacionadas con la educación, la seguridad alimentaria escolar, la incidencia en políticas públicas o la equidad de género, además de actuaciones en torno a la producción de hortalizas con mujeres que están al frente de familias.

"A pesar de las intervenciones realizadas en estos años por instituciones públicas y privadas en el municipio de Tomina, aún persisten problemas como los altos niveles de inseguridad alimentaria de muchas familias, lo que contribuye a los altos niveles de desnutrición y pobreza entre la población, además de bajos ingresos económicos y la degradación de los recursos naturales", reconoció Juan Manuel Márquez.


En estos últimos años, el Gobierno municipal de Tomina ha centrado su trabajo en proyectos sociales para atender las demandas en materia de salud y educación, si bien han quedado desatendidas las demandas del sector productivo.

"Además, en la actualidad, por la crisis económica que vive el país, estas instancias públicas disponen de escasos recursos económicos que nos les permiten atender a la población de su territorio con ningún proyecto", apuntó el coordinador de la oenegé montillana.

Respecto a las organizaciones económicas presentes en el territorio, Juan Manuel Márquez subrayó que "se han debilitado paulatinamente" debido a la falta de apoyo al sector productivo por parte de las autoridades en ámbitos como el de la transformación y comercialización de productos o el acceso a la tecnología agrícola.

"En este contexto de estancamiento del sector productivo, se ha identificado como problema central los bajos ingresos económicos y la inseguridad alimentaria de las familias indígenas del territorio, que se ha visto empeorada por la pandemia y por el efecto negativo del cambio climático", destacó el técnico de la FSU, quien defendió la necesidad de "implementar mecanismos para disminuir la pérdida acelerada de los recursos naturales".

Según la FSU, las familias indígenas de este municipio boliviano tienen, de promedio, cinco miembros y sobreviven con un ingreso medio anual de 1.147 euros. "En base a este dato, se puede concluir que cada persona vive con 0,7 euros al día, lo que provoca un estado constante de inseguridad alimentaria", denuncia Juan Manuel Márquez, que recuerda que "más del 85 por ciento de la población es considerada como pobre".

A partir de esta lectura, la FSU, con el apoyo de la Diputación de Córdoba, se ha planteado como objetivo específico impulsar la transformación productiva local para la mejora de los ingresos económicos y, de este modo, propiciar la disponibilidad de alimentos sanos en familias campesinas, con la activa participación de mujeres y la implementación de técnicas amigables con la naturaleza.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: FUNDACIÓN SOCIAL UNIVERSAL

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


AGUAS DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos