:::: MENU ::::

25 de mayo de 2021

  • 25.5.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de la reflexión de Francisco Alcaide sobre Luna, la voluntaria de Cruz Roja que protagonizó una de las imágenes más conocidas de la crisis migratoria registrada en Ceuta. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Cae la tarde sobre el Tarajal. Una suave brisa acompaña el aire del norte en la frontera. Una alambrada encallada en piedra fronteriza escarba, como los hijos de la mina, los frígidos y pétreos corazones rocosos en su latir, caminantes que despiertan al atardecer y buscan la esperanza en un cercano horizonte. Al fondo, el mar....

Esa plenitud sobre lo desconocido que adopta la tristeza al ritmo que marcan sus brazos, como olas navegables en silencio y rotas de emoción cuando abrigan de esperanza el borde de la playa.

Escondido ya el último rayo de luz, intimida al silencio solo el chapoteo descompasado de brazos y pies vulnerables al medio, ojos bañados en sal que ciegan la fantasía y enseñan la clara y cruel realidad.

Corto es el camino a nado pero
largo es el trecho bajo el presagio
de tener clavado el miedo en el pecho
y yacer en la arena de una playa varado

Se encienden las alarmas de la vida. Gimen las sirenas del desaliento cuando el mar, siempre atento y benevolente, expulsa todo lo que no es de su incumbencia.

- ¡ Ahí lleváis ! Exclamaron las aguas en voz baja

- Recoged lo que os ha quedado de humanidad.

Y volvió a batir sus brazos como olas que desgarran al viento en un triste anochecer.

Hombres con vida, jóvenes sin ella, mujeres a nado, niños sin nada balbucean y destiñen sus pieles ante la bravura de la desesperación, camisas flotando en rabia y rabiosos momentos que holocaustan la dignidad del siglo XXI.

No pudimos observar milagros de fe cristiana, no asistimos a inmolaciones de mártires musulmanes, acudimos solo a un vendaval de crueldad que tiene la ceguera de un sordo y la sordera de un ciego, una muerte que pasea su guadaña por la globalización y se esconde en la llamada "humanidad".

Y, minutos después, sobre las frías aguas del desamparo acudieron voluntarios de ONG, Cruz Roja, Guardia Civil y fuerzas de seguridad del estado que exponiendo su integridad física dieron alientos, ayudaron, asistieron e incluso salvaron la vida de sus almas gemelas, esas que, a diferencia del color de la piel, lloran también cuando naufragan y sienten el hambre en momentos de soledad.

Y también llegó Luna, la luna que más brilló y que con su abrazo rompió en lágrimas los pecados de millones de corazones que todavía creen que el ser humano merece distinguirse con esa palabra: Humano

Posiblemente Luna, la luna que más brilló esa noche carezca de creencias religiosas, quizás no esté afiliada a ningún partido político, seguramente no sea forofa de ningún equipo de fútbol importante. Seguramente Luna, la luna que más brilló esa noche sea una anónima joven voluntaria que comparte sus estudios con horas de civismo, quizás utilice sus redes sociales para el entretenimiento y escuche su música favorita mientras espera el autobús.

Es posible que Luna, la luna que más brilló esa noche sea solo eso, Luna, la chica que abrazó el desconsuelo, que dio de beber al sediento, que albergó entre su cuerpo el corazón destrozado de una persona, que acarició la certeza de que lo que hacía era lo correcto y sobre todo, que cuando descansó de tanto dolor lo hizo con la convicción y la conciencia repleta de gratitudes, todas las que arrojan los necesitados cuando los salvan del cadalso.

Un gesto de esta magnitud no se merece tanta desconsideración por "personas" que amparadas en ideologías enfermizas y tóxicas interpretaciones, sacan de contexto lo más bonito y humanitario que pueda tener una persona... La bondad

Ojalá existan muchas Lunas en el universo, pero de esas que brillen como la joven que abrazó la necesidad.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: BERNAT ARMANGUÉ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos