:::: MENU ::::

2 de abril de 2021

  • 2.4.21
Montilla vivió ayer, por segundo año consecutivo, una atípica jornada de Jueves Santo como consecuencia de las limitaciones por la pandemia de la covid-19. En el caso de la Hermandad de Jesús Preso y María Santísima de la Esperanza, las redes sociales permitieron disfrutar de un reducido Prendimiento ante las cuatro imágenes que conforman el cortejo, uno de los más coloridos de la Semana Mayor, cuyos orígenes se remontan a la Cofradía de la Concepción Dolorosa, que existió en Montilla a comienzos del siglo XVII y que hacía su estación de penitencia el Miércoles Santo.


Con todo, fueron muchos los fieles y devotos que se acercaron hasta la ermita de La Rosa para admirar al Señor de la Oración en el Huerto, al Cristo de la Columna, a Jesús Preso y a María Santísima de la Esperanza. El pequeño templo situado junto al Teatro Garnelo abrió sus puertas entre las 11.00 y las 13.00 de la tarde y, posteriormente, entre las 19.00 y las 22.00 de la noche, siempre custodiado por el Cuerpo de Lanceros de la propia cofradía.


Por su parte, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Amargura rindió culto público a sus sagrados titulares en su casa de hermandad, situada en el Llanete de la Cruz, a escasos metros de su sede canónica, la Parroquia de San Sebastián. El crucificado de Solano Salido abrazó a los numerosos vecinos que visitaron la sede de la cofradía entre las 12.00 del mediodía y las 14.00 de la tarde y, en un segundo turno, entre las 18.00 y las 21.00 de la noche.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos