:::: MENU ::::

19 de enero de 2021

  • 19.1.21
Dos años después de iniciarse el expediente para la rehabilitación subsidiaria del emblemático edificio de El Parador por parte del Ayuntamiento de Montilla, el equipo de gobierno socialista ha alcanzado un preacuerdo con la propiedad del edificio para la permuta del histórico inmueble por unos terrenos municipales, con el objetivo de evitar la desaparición del antiguo caserío y lagar de Riobóo.


Según apuntó a Montilla Digital el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, desde el equipo de gobierno se ha planteado a los propietarios del maltrecho inmueble, la constructora montillana Hermanos Goce, su permuta por unos terrenos en la zona del Madroño –cuyo desarrollo urbanístico se recoge en el nuevo PGOU de la ciudad– con el objetivo de que, finalmente, sea el propio Consistorio quien ejecute la consolidación que se ha venido reclamando a la propiedad en los últimos años.

"Se trata de un edificio singular de Montilla y de interés histórico en la provincia de Córdoba, por ello tanto esta Corporación Municipal, como las anteriores, han apostado por recuperarlo", señaló Llamas, quien destacó que gracias a dicha permuta "el Consistorio no tendrá que desembolsar ninguna cantidad para hacerse con la propiedad del inmueble".

Con este fin, tal y como dio a conocer el Grupo Municipal de Ciudadanos, el borrador de los presupuestos municipales para 2021 recoge una partida de algo más de 403.000 euros que, según indicó el primer edil montillano, permitirán actuar en la consolidación del antiguo caserío "para evitar que finalmente desaparezca".

"Esa partida está dirigida a ejecutar la misma obra que se le ha venido reclamando a los propietarios en los últimos años", apostilló Llamas, quien subrayó que el expediente de permuta "aún se encuentra en trámites", si bien se ha querido recoger el proyecto de rehabilitación en el borrador de los presupuestos "para garantizar que se pueda actuar una vez que la permuta se lleve a efecto".

Tras ello, indicó el primer edil, el objetivo del equipo de gobierno es acudir a otras instituciones para poder ejecutar la recuperación del inmueble de cara a "darle un uso vinculado al patrimonio cultural de la ciudad que favorezca el desarrollo económico de Montilla".

Un edificio singular

Esta vivienda situada en la avenida de Europa, en la salida norte de Montilla hacia la carretera nacional N-331, fue utilizada originariamente como casa de postas para las diligencias que recorrían Andalucía a finales del siglo XIX. A pesar de ser un inmueble con un nivel 2 de protección global, su mal estado de conservación ha sido motivo de numerosos informes municipales desde la década de los noventa.

En 2015 el Ayuntamiento de Montilla inició el expediente de declaración de ruina y reclamó al propietario la necesidad de acometer una actuación "para demolerlo o, en su caso, para restaurarlo". Según detalló entonces un informe elaborado por los servicios técnicos municipales, y del que informó en primicia Montilla Digital, "el edificio está inmerso en un proceso de deterioro general progresivo, presentando daños de consideración debido al agotamiento de los elementos estructurales y a la falta de conservación del mismo".

Así el informe municipal describía daños de consideración en la cubierta, degradación de los muros, desprendimiento de partes de la fachada y corrosión de elementos metálicos entre otros –motivo por el que se instaló un vallado de seguridad en todo el entorno–, concluyendo que "no es viable su rehabilitación, ni técnica ni económicamente, mediante consolidación o sustitución, ya que supera el límite del deber normal de conservación".

El Parador de Riobóo es un antiguo caserío y lagar que pasó posteriormente a ser propiedad de las Bodegas Cobos y que, a finales del siglo XIX, contó con gran notoriedad, al ser un lugar de paso obligado para carruajes y diligencias. En la pasada década de los noventa se convirtió en uno de los lugares de ocio de referencia para los jóvenes de la comarca.

En 2002 la constructora montillana Hermanos Goce anunció su intención de llevar a cabo la ejecución del plan parcial residencial en el entorno de El Parador que, junto a la construcción de 92 viviendas de lujo, contemplaba la restauración del emblemático inmueble como hotel con 50 habitaciones y un palacio de congresos y exposiciones con capacidad para acoger a 1.500 personas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos