:::: MENU ::::

8 de enero de 2021

  • 8.1.21
El Ayuntamiento de Montilla confía en alcanzar a corto plazo un acuerdo con las hermanas del convento de Santa Clara para la cesión de parte de sus instalaciones al Consistorio para su uso sociocultural y, de esta forma, poder colaborar en la conservación de este inmueble del siglo XVI declarado monumento histórico artístico de carácter nacional, y Bien de Interés Cultural (BIC).


El equipo de gobierno socialista trasladó anoche un borrador del futuro convenio de cesión que, como señaló a Montilla Digital el alcalde de la ciudad, Rafael Llamas, permitirá dar respuesta a las necesidades de conservación que actualmente presenta todo el conjunto histórico ubicado en Llano de Palacio, formado por el Palacio Ducal, el Convento de Santa Clara y la casa de Teresa Enríquez, cuya primera fase de rehabilitación ya ha concluido.

"Nuestro objetivo es que dicha cesión se realice en el menor tiempo posible para que, una vez esas instalaciones sean cedidas, actuar en su conservación y puesta en valor de este patrimonio histórico que, al fin y al cabo, es lo que nos identifica como municipio", apuntó el primer edil.

De esta forma, el objetivo del equipo de gobierno es poder contar con un espacio museístico en las instalaciones objeto de la cesión de cara a celebrar el próximo año 2025 el quinto centenario del Convento de Santa Clara. "Es necesario poner en valor la iglesia y el convento que, lamentablemente, cuenta con algunas zonas que ya no son recuperables", recordó Llamas.

En este sentido, el alcalde insistió que este convenio permitirá al Ayuntamiento colaborar el mantenimiento de las instalaciones, además de hacer uso de las mismas. Un objetivo para el que se confía contar con la participación de diferentes entidades, además de concurrir a diferentes subvenciones para la recuperación de patrimonio histórico.

Un enclave histórico

La construcción del Palacio Ducal, de Montilla, en el siglo XVI, supuso la conformación del Llano de Palacio, espacio urbano y centro de poder del marquesado de Priego, delimitado por el Palacio, que estaba comunicado con el Convento, y sus dependencias anejas: caballerizas, molinos, etc.

El Palacio de los duques de Medinaceli, anteriormente Palacio de los marqueses de Priego, empezó a construirse en 1510, extramuros de la villa. Formó un gran conjunto con caballerizas, graneros, cocheras, talleres, molinos, todo ello en gran parte ya desaparecido, en torno a un espacio libre conocido como Llano de Palacio.

Teresa Enríquez de Córdoba o Enríquez Pacheco, nació hacia 1495. Hija de Pedro Fernández de Córdoba, I marqués de Priego y de Elvira Enríquez de Luna, vivió en Montilla, en las casas que hizo construir la marquesa doña Catalina, su hermana mayor, entre su propio palacio y el monasterio de Santa Clara.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos