:::: MENU ::::

16 de enero de 2021

  • 16.1.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de la queja de un usuario del Skatepark situado en el Parque Enrique Tierno Galván, muy cerca de la pista de atletismo. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


Me gustaría expresar la frustración de tantos deportistas que practicamos deportes alternativos a los convencionales; de personas que no podemos realizar nuestro hobby o deporte favorito, en primer lugar, por la falta de instalaciones adecuadas y, en segundo lugar, por el mal uso de las existentes por parte de ciertos ciudadanos.

En concreto, quisiera hablar de la problemática existente en el Skatepark de Montilla: exacto, la pista con rampas que tantos padres confunden con toboganes para sus hijos, sin ser capaces de comprender el peligro que ello supone.

Recientemente tuve un pequeño desencuentro con una pareja que, ante el evidente mal uso que estaban haciendo de la pista, poniendo a sus propios hijos en peligro, se negaban a hacer un correcto uso de la misma. 

Los niños estaban tirándose por la rampa cual tobogán de parque acuático y, al comentarle a sus progenitores si podían quitarse de la pista mientras el resto de usuarios hacía un uso correcto, me contestaron con una sorprendente negativa, alegando que "somos ciudadanos de Montilla y tenemos derecho a estar aquí".

Sinceramente, la mayoría de padres comprenden esta situación y amablemente se retiran o, incluso, los más comprensibles lo hacen sin necesidad de decirles nada. Pero esta pareja no era capaz de ver el peligro ante sus ojos. 

La madre me amenazó con llamar a la Policía y, como la invité a hacerlo, cogió su teléfono y se dispuso a ello. Yo intentaba darles argumentos para que comprendiesen que no es correcto lo que estaban haciendo.

¿Por qué no meten a sus hijos en la pista de futbol mientras se está jugando un partido?¿Por qué no los invitan a entrar en la pista de atletismo durante una competición? ¿Pondrían a sus hijos a jugar en mitad de una carretera? ¿Entonces por qué no suben a los columpios a tirarse por el tobogán en lugar de tirarse por una rampa, inhabilitando la misma para el resto de deportistas?

Cual ópera bufa, el padre comentaba que podían estar allí porque tenían una bicicleta. Ni que decir tiene que era cierto: el padre estaba en mitad de la rampa, sentado en la bicicleta de su hija pequeña. En fin, una actitud cuando menos cuestionable para dar ejemplo.

En resumen, los padres subieron al encuentro de la Policía, que no apareció en el Skatepark. Supongo que al explicarles la situación, si es que de verdad llamaron, ellos mismos se desacreditaron. Y es que está claro que hay unas normas de uso que hay que cumplir en todos los espacios deportivos, y éste no es una excepción: es una pista para practicar deporte, no un tobogán.

Podría acompañar esta carta con una fotografía en la que se ve la pista llena de niños jugando y ni una sola bicicleta o patín, pero evidentemente la culpa de esta conducta no es de ellos, sino de quien les haya enseñado a hacer eso.

Por favor, animo al resto de padres y madres a hacer un uso debido de este espacio. Y al igual que no se meterían en una pista de pádel sin pala, eduquen a sus hijos para que hagan un buen uso de estas instalaciones; que aprendan a usar la bicicleta o a patinar, pero no a molestar al resto de deportistas por simple cabezonería.

Tenemos una pista pequeña pero hay sitio para todo el que quiera aprender y, quién sabe, a lo mejor sus hijos descubren una nueva pasión.

FRANCISCO ALCAIDE RUIZ

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos