:::: MENU ::::

14 de noviembre de 2020

  • 14.11.20
La Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque ha elegido el Panegírico por la poesía de Fernando de Vera y Mendoza como protagonista de El Libro del Mes, un proyecto puesto en marcha el pasado mes de abril –coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Libro– con el objetivo de dar a conocer, a través de la página web de la entidad, aspectos singulares de algunos de sus títulos más selectos o extraños.


Precisamente, entre los volúmenes reunidos en la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque, Panegírico de la poesía es de los títulos que alcanzan una mayor singularidad, además de distinguirse por su relevante «curiosidad bibliográfica».

"Esta obra, impresa en Montilla en 1627, salió a la luz como texto anónimo, aunque algunos de sus coetáneos más intuitivos pronto atribuyeron su autoría a Fernando de Vera y Mendoza, asignación que, entre otras consideraciones, fue justificada al quedar estampado con especial realce en la portada del libro el escudo perteneciente a su linaje paterno, el condado de la Roca", explica Elena Bellido, directora de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque.

El mismo año en que Vera y Mendoza compuso Panegírico por la poesía, 1616, ingresó forzadamente en la orden de San Agustín. Este hecho hubo de condicionar adversamente su ansiado proyecto literario. Esta edición, que comenzó a imprimirse cuatro años después de su redacción, contaba con la aprobación del mismo Lope de Vega, que también ejerció como censor de textos, cuyo beneplácito supondría el espaldarazo en la recién estrenada carrera literaria del joven escritor. Sin embargo, aquella primera tirada nunca llegó a tomar forma.

Sin embargo, Fernando de Vera no desistió en su empeño para que su obra viese la luz, aunque fuese en un contexto completamente distinto al del primer intento. De esta forma, es como Panegírico de la poesía se imprime en un taller tipográfico de Montilla, que por entonces era villa cabecera del marquesado de Priego. Uno de los escasos y rarísimos ejemplares que existen de la primera edición de este libro, se encuentra celosamente custodiado en la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque.

En Panegírico por la poesía, el autor abandera una legítima defensa del ejercicio de los versos como práctica de un arte liberal, condición que por entonces no le era reconocida. La obra se organiza en catorce capítulos, que son denominados periodos, en los que el autor recurre a muchos de los motivos que eran habituales en los tratados de preceptiva poética de la época, los cuales insistían en la superioridad del arte de la poesía.

La insistencia en la prodigalidad y elevada distinción de la poesía impulsa al autor a realizar un planteamiento sobre la clasificación de sus distintos estilos, diferenciando entre los denominados heroico, trágico, cómico y lírico, quedando expuesto el necesario razonamiento sobre las peculiares características de cada uno de los mismos. La obra se cierra con una extensa relación de poetas, que en su mayoría eran coetáneos a Vera.

Este insólito tratado en el que se reivindica la condición intelectual de la poesía despertó la atención de numerosos eruditos desde muy temprana fecha, siendo considerado pieza de elevado interés por la bibliografía hispánica. "La disponibilidad de varios ejemplares de Panegírico por la poesía en la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque en sus más valoradas ediciones se debe ─en palabras de Ruiz Pérez─ a los desvelos bibliofílicos de quien con gran habilidad y constancia ha sabido reunir las piezas más significativas de la historia editorial andaluza", apuntó Bellido.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos