:::: MENU ::::

5 de julio de 2020

  • 5.7.20
Un grupo de trabajadoras de la empresa montillana Monsecor, que presta el servicio municipal de Ayuda a Domicilio, se concentró al mediodía de ayer, junto a decenas de familiares y amigos, en la Plaza de Dolores Ibárruri, a escasos metros de la Avenida de Andalucía, para reclamar el cumplimiento del convenio estatal que regula la prestación de asistencia social pública a dependientes.



La protesta, que contó con el respaldo de la Coordinadora de Trabajadores de Andalucía (CTA), tomó el testigo de la concentración prevista para el pasado 14 de marzo que, finalmente, tuvo que ser suspendida por la declaración del estado de alarma a causa de la pandemia del coronavirus.

Durante el transcurso de la protesta, que concluyó sin incidentes y respetando las medidas de seguridad planteadas por las autoridades sanitarias y por la Subdelegación del Gobierno de España en Córdoba, las representantes de la plantilla lamentaron que los trabajadores deban “regalar a la empresa” 45 horas al año, ya que el convenio estatal fija 1.755 horas anuales frente a las 1.800 que exige Monsecor, según las afectadas.

Asimismo, volvieron a reiterarse los “incumplimientos normativos” en los que, a juicio de los promotores de la concentración, incurre la empresa, como supresión de descansos intersemanales obligatorios o el impago de salarios y de pluses correspondientes a fines de semana y festivos. “Hay muchos puntos importantes para los trabajadores que están en el aire pero no hay predisposición por parte de la empresa a la hora de cumplir el convenio”, denunciaron.

La concentración contó con el respaldo de Luzmarina Dorado, parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba, que a finales del pasado mes de abril se hizo eco de algunas de las reivindicaciones de las trabajadoras. “En Monsecor no se está cumpliendo el convenio de los trabajadores”, aseguró la parlamentaria andaluza, toda vez que aseguró que “existe un informe de la Inspección de Trabajo por incumplimientos normativos en este sentido ya que, entre otras cosas, no se les incluyen en el contrato los trabajos de fin de semana ni se les retribuyen esas horas”.

“Tampoco se les incluyen en el contrato los pluses por domingos y festivos, de manera que el salario base está, en términos comparativos globales, 260 euros por debajo del convenio estatal”, explicó Dorado, quien ya el pasado mes de abril denunció el despido de una trabajadora fija “a raíz de haber criticado la gestión de la empresa en conversaciones privadas en un grupo de WhatsApp”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: COORDINADORA DE TRABAJADORES DE ANDALUCÍA




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos