:::: MENU ::::

15 de junio de 2020

  • 15.6.20
El campo anexo al Estadio Municipal de Fútbol fue testigo el pasado jueves de los primeros compases futbolísticos en Montilla a nivel sénior. Tras realizar durante la semana pasada los test serológicos programados por la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) de cara al 'play-off' de ascenso a División de Honor y una vez confirmado que tanto cuerpo técnico como la totalidad de la plantilla habían dado negativo en covid-19, el cuadro auriverde realizó su primera sesión de entrenamiento en la tarde del jueves.



En la previa a esta cita, el técnico astigitano Jesús Fernández, atendió a los medios y analizó la vuelta al trabajo de sus jugadores. En primer lugar, el entrenador señaló la importancia de regresar al césped para “afrontar de la mejor manera posible la semifinal ante el Atlético Palma del Río e intentar coger el ritmo tan bueno que el equipo tenía antes del parón competitivo”.

Con respecto a estos tres meses alejados de los terrenos de juego, Fernández agradeció el comportamiento de sus pupilos, al considera que “todos han cumplido con sus tareas de manera individual desde casa”. De igual modo, la necesidad de “contar con el mayor número de futbolistas disponibles a la fase de ascenso al ser nuestro equipo el rival a batir”, “el factor físico y mental” o “recuperar la memoria de balón y asimilar de nuevo todos los conceptos que la plantilla tenían adquiridos” son elementos que remarcó el preparador sevillano durante su intervención.

Sobre la cuestión de jugarse los encuentros a puerta cerrada y a partido único, Jesús apuntó que “en otras circunstancias el equipo hubiera tenido un apoyo incondicional de nuestros aficionados ya que la masa social del Montilla es muy grande, pero no será posible, y debemos adaptarnos a la situación actual”.

La dinámica positiva que presentó el equipo durante toda la competición es un ingrediente extra al que Jesús Fernández quiso hacer referencia al admitir “que tanto nosotros como el resto de equipos se han visto afectados y nuestra plantilla estaba en un gran momento, por ello debemos intentar recuperar estas buenas sensaciones a pesar de las dificultades”.

Por otro lado, el técnico consideró el duelo ante el Atlético Palma del Rio cómo “otra final”, al entender que en esta fase de ascenso tanto las semifinales como la posible final serán “partidos complicados y debemos afrontarlos sin ningún tipo de especulación y lo que tenemos que salir es al campo a ganar desde el minuto uno”, indicó Fernández.



En lo que concierne a la celebración de este atípico play-off y la decisión de la RFAF, la opinión fue clara y directa, al entender el entrenador que “en el fútbol amateur disputar estos partidos es una barbaridad. Se ponen en riesgo muchísimas familias, y si había dudas en el fútbol profesional, en estas categorías más. Dependemos de nuestro trabajo fuera del fútbol y lo ponemos en riesgo al estar en contacto con tantas personas aunque todo hayamos dado negativo en los test.”

Finalmente, Jesús Fernández no quiso decantarse por ningún rival a la hora de ser cuestionado sobre el equipo más complicado junto al Montilla C.F., exponiendo que en “todo momento” el único rival que deben tener los jugadores en mente es “el Atlético Palma del Río, para evitar despistes y sacar la mejor versión del equipo en el primer encuentro”, concluyendo así la comparecencia ante la prensa.

Posteriormente, cuerpo técnico y jugadores iniciaban el entrenamiento y el aroma del balompié resurgió para un Montilla que ya cuenta los días para hacer soñar a su afición con el retorno a la categoría que por historia y nivel futbolístico se merece el conjunto vinícola.

J.L. GÁLVEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: J.L. GÁLVEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos