:::: MENU ::::

31 de marzo de 2020

  • 31.3.20
La Residencia-Hogar para Mayores "San Rafael" de Montilla contará con un "servicio presencial de enfermería". Así lo acaba de confirmar, por medio de un comunicado, la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, en el que se defiende la gestión del Gobierno andaluz ante la situación que presenta el centro, donde el número de infectados confirmados se eleva en estos momentos a diecinueve.



Según recoge el comunicado, la Consejería de Salud y Familias ha enviado a la residencia que gestiona la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados varios equipos de protección individual (EPI), mil guantes, mil mascarillas, 40 viseras, 180 delantales, 50 batas y 40 mascarillas FFP2. Igualmente, el comunicado añade que "la Consejería de Salud y Familias se ha comprometido a que la residencia cuente con servicio presencial de enfermería".

De igual modo, la Junta ha querido "aclarar sus actuaciones en la residencia privada San Rafael de Montilla para hacer frente al Covid-19", tras las declaraciones del alcalde de la localidad, Rafael Llamas, con quien el Gobierno andaluz asegura haber mantenido "un contacto permanente" desde que se tuvo conocimiento del primer caso positivo en la residencia el pasado jueves.

"De acuerdo al protocolo publicado en el BOE por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y a las recomendaciones publicadas en el BOJA por la Junta de Andalucía, la enfermera de gestión se trasladó a esta residencia el pasado jueves para hacer constar el plan de contingencia y el listado de verificación", indica el Ejecutivo autonómico, que añade que, "desde entonces, tanto la enfermera de gestión como un médico se han trasladado a la residencia para llevar a cabo la sectorialización de la residencia y realizar test a todos los residentes y trabajadores".

Durante la mañana de ayer, el alcalde de Montilla se mostró “indignado” porque la Junta de Andalucía solo practicase test a 27 auxiliares y a cinco de los quince residentes que presentaban síntomas compatibles con el virus. “No entendemos que ante la situación tan delicada que vive la residencia, la Junta no haya practicado hoy los test a todos los residentes con síntomas”, comentó el primer edil. Las pruebas, cuyo resultado se acaba de actualizar, han permitido detectar diez nuevos contagios en el centro: siete en auxiliares y tres que afectan a residentes, que alberga habitualmente a 91 usuarios.

Con respecto a la petición que hizo Llamas acerca de que “la Junta debería asumir ya el control de la residencia para que no sea la dirección del centro, que está haciendo todo lo humanamente posible, la que tenga que buscar de manera desesperada personal cualificado para poder hacer frente a esta situación extraordinaria y tan delicada”, el Gobierno andaluz ha aclarado que "si asume el control de una residencia de mayores privada, como es el caso de la residencia San Rafael de Montilla, la consecuencia sería la eliminación de la autorización de funcionamiento a la congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados".

"Esta decisión tendría repercusiones legales una vez terminada la cuarentena que no vamos a llevar a cabo, sino que vamos a trabajar por ofrecer el mejor servicio posible con las herramientas que tenemos desde la Junta de Andalucía", añade el comunicado del Ejecutivo autonómico.

Por último, la Junta ha lamentado las declaraciones del regidor montillano por "exigir actuaciones ya realizadas, de las cuales ya tiene conocimiento", toda vez que acusa al alcalde de "falta de lealtad institucional con la Administración regional" que, según sostiene el comunicado, "desde el primer momento, se ha movilizado para que los residentes de este centro estén controlados y bajo seguimiento".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos