:::: MENU ::::

30 de enero de 2020

  • 30.1.20
El equipo de gobierno socialista dio anoche luz verde a los primeros presupuestos municipales de este mandato gracias a su mayoría absoluta, frente a la abstención del resto de los grupos municipales. De esta forma, el Consistorio gestionará un presupuestos de 19,44 millones de euros que permitirán hacer inversiones municipales por valor de 760.000 euros –que se complementará con los Fondos Feder de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI)–, además de mantener los servicios públicos y reducir la deuda a cuatro millones de euros.



La teniente de alcalde de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, señaló que las nuevas cuentas municipales "darán continuidad al trabajo iniciado en el mandato anterior", caracterizándose por ser unos presupuestos "sociales; que mantienen servicios públicos de calidad; y siguen proyectando un modelo de ciudad amable, de oportunidades económicas y por tanto creación de empleo".

"Estos presupuestos nos va a permitir mantener la capacidad inversora de los últimos años, además de dar inicio a los proyectos de la EDUSI, y reducir en 1,07 millones de euros la deuda municipal, situándola en 4 millones a final de año", recordó Rodríguez.

Unos objetivos que, según destacó la responsable de Hacienda, son posibles pese "al poco margen de maniobra" con el que ha contado el equipo de gobierno para este año, "donde ha sido necesario equilibrar la reducción de ingresos con la reducción de la deuda, el mantenimiento de los servicios públicos y de las inversiones".

En este sentido, Rodríguez explicó que junto a una caída de 130.000 euros en el capítulo de ingresos, en 2020 se recoge una subida de las transferencias del Estado y la Junta de Andalucía que, sin embargo, "son partidas finalistas, en el caso de la Dependencia, o que estarán destinadas a la subida salarial de un 2,5 por ciento a los trabajadores municipales".

Por todo ello, la edil de Hacienda aseguró que, si bien desde el equipo de gobierno socialista se comparte muchas de las propuestas realizadas por los grupos municipales de la oposición al borrador dado a conocer el pasado mes de diciembre, "las limitaciones presupuestarias no nos ha permitido dar cabida a todas".

Falta de consenso

Durante la sesión plenaria extraordinaria celebrada anoche, los tres grupos de la oposición coincidieron en señalar la falta de consenso y negociación mostrada por el equipo de gobierno socialista en los primeros presupuestos municipales del nuevo mandato, una postura que se reflejó en la abstención de todos ellos en la votación.

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos, Sergio Urbano, lamentó que del conjunto de todas las propuestas planteadas por su grupo –que supondrían un coste de entre 110.000 y 150.000 euros aproximadamente–, desde el PSOE apenas se haya tenido en cuenta alguna de sus propuestas "y no en su totalidad".

Así, Urbano señaló que si bien se incluye una partida de apoyo a las actividades turísticas –sólo recoge la mitad de la inversión demandada (10.000 euros)– o se dota con 6.000 euros la partida destinada al polígono industrial Pico del Cigarral, se olvidan otras medidas como los 70.000 euros para el desarrollo empresarial y apoyo al comercio; el estudio de viabilidad de una conexión desde la calle Teresa Jornet al Hospital; o la conversión de los antiguos depósitos de agua.

Por su parte, desde IU, Francisco Lucena cuestionó el carácter social de las cuentas planteadas por el equipo de Gobierno al recoger medidas como una reducción de la partida del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio en 75.000 euros, o la eliminación del Plan de Rehabilitación de Vivienda, que se sustituirá por una partida de 16.000 euros en Servicios Sociales para actuaciones de accesibilidad en viviendas de familias en riesgo o pocos recursos.

"Eliminar el Plan de Rehabilitación de Viviendas es acabar con un proyecto que tenía una doble finalidad: dinamizar la economía local y ayudar a las familias sin recursos a mejorar las condiciones de sus viviendas y la accesibilidad de las mismas; y es algo que se pierde alegando un colapse de los servicios técnicos, algo que nos preocupa y por lo que no podemos hablar de unos presupuestos sociales", denunció Lucena.

Unos recortes que también fueron criticados desde el Grupo Municipal del PP que, asimismo, reivindicó más inversión en el capítulo de mejora de vías públicas y caminos rurales, para la que se recogen 63.000 euros; en ayudas al emprendimiento, comercio y empleo, con un presupuesto de 60.000 euros; o para la conservación de los centros educativos públicos, dotada con 20.000 euros.

"Son unos presupuestos técnicamente impecables pero donde falta la parte política ya que parece que la única prioridad es reducir la deuda, con una subida de las tasas municipales para ello, pero sin marcar estrategias de futuro para la ciudad", lamentó el concejal popular Francisco Lozano.

Una falta de consenso que, sin embargo, desde el equipo de gobierno achacaron a las limitaciones presupuestarias, a la vez que se defendió el carácter social de las cuentas pese a la postura de los grupos de la oposición. "No se puede decir que se retrocede en políticas sociales cuando lo que se ha hecho en el Servicio de Ayuda a Domicilio es trasladar el gasto de 2019, que se ampliará en caso de ser necesario", puntualizó el alcalde, Rafael Llamas.

Asimismo, el primer edil quiso aclarar dudas sobre el futuro del Plan de Inserción Social pues, si bien este año se mantendrá con una partida de 450.000 euros, el equipo de gobierno ha abogado por analizar su continuidad. "Nuestra intención no es eliminarlo, sino replantearlo como ayudas a formación para encontrar un empleo estable u otras estrategias, y no sólo no una partida para la contratación municipal", concluyó.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos