:::: MENU ::::

17 de septiembre de 2019

  • 17.9.19
El Ayuntamiento de Montilla intensificará a lo largo de los dos próximos años las labores de control y seguimiento de la población de palomas que existe en el municipio con el objetivo de reducir el número de ejemplares en la ciudad, especialmente en la zona centro y puntos de especial sensibilidad. Para ello, el nuevo contrato, adjudicado a la empresa Avecor Aplicaciones Medioambientales, intensificará las medidas de control existentes, a la vez que implementará nuevas acciones alternativas.



Entre las principales novedades del nuevo contrato de adjudicación –adjudicado por un importe de 20.000 euros más IVA para los próximos dos años, tras una rebaja de 4.000 euros– destaca la realización de un censo de la población real de palomas existentes en el municipio con el objetivo de determinar si las medidas que se venían desarrollando "se adaptaban a la necesidad real de Montilla".

En este sentido, la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, explicó a Montilla Digital que el número de ejemplares contabilizados en Montilla se encuentra "en los límites de considerarse plaga o no", según se establezca un rango u otro, por lo que "la situación hace necesario mantener los trabajos de control".

Así, según el estudio realizado por Avecor, Montilla registra una población media de 387 palomas por kilómetros cuadrado, una cifra cerca al límite de 400 ejemplares de densidad establecido por algunos barómetros. "Hasta ahora se han tratado las palomas como una plaga en Montilla, pero no había ningún censo o dato cuantitativo que nos permitiera conocer si esta situación era real. Tras este estudio sabemos que la situación justifica que actuemos sobre esta población", subrayó Casado.

Para ello, y tras recabar las recomendaciones realizadas durante una jornada específica sobre plagas impulsadas desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el Ayuntamiento ha primado la utilización de métodos de control efectivos como el uso de jaulas, junto con la combinación de otras medidas alternativas "que primen el trato ético de los animales".

En concreto, entre las mejoras del nuevo pliego del servicio se plantea una mayor frecuencia de las labores de retirada de los huevos o pinchazo de los mismos; técnicas disuasorias como la introducción de otras especies depredadoras o la recuperación del cernícalo primilla, lo que ayudará a desplazar a las palomas; o la instalación de elementos que eviten su posamiento en las zonas más críticas.

Además, indicó Casado, se intensificarán los trabajos de control de la comida y agua para la población de palomas existente, así como un incremento de las labores de retirada de ejemplares. "El trato ético es una diferencia fundamental en esta adjudicación porque, además de esas nuevas medidas, la nueva empresa derivará los ejemplares capturados al centro CREA de Los Villares para la recuperación de otras especies amenazadas", puntualizó la delegada de Medio Ambiente.

Finalmente, y con el objetivo de eliminar las "zonas críticas" identificadas en la ciudad –localizadas fundamentalmente en la zona centro por la existencia de edificios en abandonados y espacios con disponibilidad de agua como el entorno del Paseo de las Mercedes–, el Consistorio prevé incrementar las campañas de capturas.

"Para acabar con estos puntos más críticos es fundamental la colaboración ciudadana en lo que se refiere a evitar alimentar a las palomas y, en los edificios que no estén habitados, tapar cualquier oquedad que puedan servir como refugio", apostilló Casado.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos