:::: MENU ::::

12 de junio de 2017

  • 12.6.17
La mejora del principal acceso a la Barriada de La Toba está más cerca. El Ayuntamiento de Montilla ha sacado a licitación, por algo más de 1,2 millones de euros, la reurbanización de la intersección de la avenida de Málaga –la antigua travesía de la carretera nacional N-331– con la avenida de la Constitución, la calle Conde de la Cortina y el camino de Pilas de Panchía, que representa la entrada principal a este sector de suelo que, años después de su recepción, mantiene algunos espacios pendientes de urbanizar.



"Nuestra premisa es que todos los barrios y todas las zonas de Montilla son importantes, merecen la misma atención y, por eso, nuestro programa de gobierno fijó la necesidad de avanzar hacia el reequilibrio de la ciudad a través de políticas urbanísticas de cohesión y de fijarnos criterios de mejora a la hora de prestar los servicios públicos municipales en todo el casco urbano”, destacó el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, en declaraciones a Montilla Digital.

El primer edil hizo hincapié en que la Barriada de La Toba "es uno de los núcleos urbanos que necesita especial atención por parte del Ayuntamiento", de ahí que justificara las actuaciones que se han llevado a cabo en los dos últimos años y que han permitido, además de mejorar la seguridad vial en los accesos desde la avenida de Málaga, el soterramiento del cableado eléctrico, una de las demandas históricas de los vecinos que fue posible resolver el pasado año gracias a un acuerdo a tres bandas entre el Ayuntamiento de Montilla, Endesa y la Asociación de Vecinos Gran Capitán.

La nueva actuación que se contempla en la zona cuenta con un plazo de ejecución de ocho meses y prevé la construcción de dos rotondas, una a la altura de la Oficina Comarcal Agraria –junto al principal acceso a La Toba– y una segunda, de menores dimensiones, en el cruce con la calle Conde de la Cortina –al final de la cual se sitúa la estación de autobuses–.

Asimismo, la intervención prevé la construcción de un nuevo acerado en todo este tramo de la avenida de Málaga, así como la mejora de la iluminación y el desarrollo de actuaciones que traten de evitar acumulaciones de agua en la zona, como viene ocurriendo desde hace años en época de lluvias.

"Esta actuación permitirá transformar uno de los accesos principales a Montilla y representa una de las actuaciones urbanísticas que más redundarán en el municipio", destacó el primer edil montillano, quien se mostró convencido de que el proyecto mejorará la entrada a las barriadas de El Gran Capitán y La Toba e, igualmente, permitirá reducir la circulación de vehículos por la avenida de Andalucía.

El proyecto de construcción de las nuevas rotondas, cuya ejecución se encuentra pendiente desde que el Ayuntamiento de Montilla recepcionara en 2007 la antigua travesía de la carretera nacional N-331 dentro del viario municipal, contará con una partida de 766.350 euros procedentes del Ministerio de Fomento para su desarrollo.

En ese sentido, Rafael Llamas aclaró que, si bien a través de los fondos aportados por el Ministerio de Fomento "tan solo se puede actuar en los puntos más conflictivos de la antigua travesía para su asimilación como vía urbana", el equipo de gobierno "confía en generar o conseguir recursos suficientes para acometer lo antes posible la urbanización de toda la avenida de Málaga".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos