:::: MENU ::::

12 de julio de 2016

  • 12.7.16
Manuel Ruiz Luque lo ha vuelto a conseguir. El reconocido bibliófilo montillano, Medalla de Andalucía en 2001 y premio Tomás de Aquino de la Universidad de Córdoba, acaba de añadir un ejemplar más, uno extremadamente raro, a la completa bibliografía que atesora sobre el patrón de Montilla, San Francisco Solano.



“Se trata, desde luego, de una de las biografías más raras de El Santo”, reconoció ayer, en declaraciones a Montilla Digital, el director de la Fundación Biblioteca Manuel Ruiz Luque, José Antonio Cerezo, en referencia a Epítome de la vida, virtudes y milagros del portentoso Apóstol del Reyno del Perú, S. Francisco Solano, canonizado por N. Ss. Padre Benedicto XIII…, obra de Juan Rodríguez de Cisneros, impresa en Madrid por la viuda de Juan García Infanzón, en 1727.

Y es que, hasta ahora, en España sólo existía constancia de un ejemplar de esta biografía que se halla en una biblioteca de Murcia. A su vez, en la reconocida obra El apóstol de América, San Francisco Solano, el padre Luis Julián Plandolit apenas si le dedica unas líneas, mientras que Nicolás Antonio, en su Bibliotheca Hispana Nova, donde tantos autores secundarios aparecen, no llega ni siquiera a citar al autor, tal y como resaltó José Antonio Cerezo, doctor en Filología Hispánica, quien ya ha tenido la oportunidad de examinar minuciosamente la obra.

“Contempla los hitos esenciales en la vida del santo Solano, desde su nacimiento en Montilla en 1549, hasta su formación, su paso por el noviciado, sus estudios o la ejemplar virtud que mostró el fraile franciscano desde sus primeros años hasta que, a la edad de 40 años y bajo la obediencia de Fray Baltasar Navarro, inició su andadura evangélica en las remotas provincias argentinas del Tucumán”, recalcó el director de la Fundación Manuel Ruiz Luque.

Por lo demás, el Epítome abunda en las facetas más conocidas del Evangelizador del Nuevo Mundo: su labor pastoral en Tucumán, su viaje a Lima y las “proverbiales cualidades” que adornaron al patrón de Montilla en vida: su humildad, su caridad, su obediencia y su pobreza.

“Aunque la mayoría de los datos que aporta Juan Rodríguez de Cisneros eran ya bien conocidos, este pequeño volumen tiene el encanto de ser una voz nueva en la descripción de las virtudes y milagros de San Francisco Solano que, de nuevo, tras su canonización, experimentó un renovado interés”, destacó ayer José Antonio Cerezo, para añadir que el volumen concluye con una relación de milagros y de los numerosos patronazgos de este santo, custodio de los toreros y patrono de su ciudad natal, pero también de otras tan importantes como Lima, Potosí, Cartagena de Indias, Santiago de Chile o La Habana.

Con todo, tal y como señaló ayer José Antonio Cerezo, el autor de Epítome de la vida, virtudes y milagros del portentoso Apóstol del Reyno del Perú, S. Francisco Solano incurrió en algunos errores que se aprecian en nombres y lugares. El director de la Fundación Ruiz Luque justificó estos fallos indicando que, en el momento de la edición del libro, El Santo acababa de ser canonizado. “Se trata de una de las primeras vidas de San Francisco Solano, quizás la primera que se escribe después de este largo proceso iniciado con su beatificación en 1675”, comentó.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos