:::: MENU ::::

11 de enero de 2021

  • 11.1.21
El Montilla C.F. se volvió de vacío en su visita a la A.D. Cartaya. Los hombres de Jesús Fernández pagaron caros sus errores ante un rival efectivo de cara a portería. Con dos inicios de cada período defectuosos, sobre todo, en el segundo acto, el plantel montillano echó por tierra su buen hacer en el resto del partido. La derrota relega al Montilla a la cuarta posición clasificatoria de la tabla, manteniéndose, pese al tropiezo, en la zona que permite disputar la fase de ascenso.


Así, el choque comenzó con novedades en el once montillano, destacando la titularidad del guardameta Luis Javier por primera vez en esta temporada y la vuelta al equipo inicial, tras su sanción, del lateral Ángel García. Por otro lado, el conjunto cartayero presentaba un once inicial muy similar al de anteriores partidos.

Con esta perspectiva, el encuentro tuvo una fase inicial de dominio del esférico por parte local. Esto provocó varias acciones que rondaron el área auriverde, produciéndose en el minuto 6 de juego la jugada que inauguró el marcador. Un córner permitió a Japón rematar libre de marca en el segundo palo, cruzando con la testa el esférico al lado contrario y anotando el uno a cero.

El gol en contra no amedrentó a los vinícolas, que reaccionaron pronto a las circunstancias adversas e igualaron la contienda. Un penalti por derribo dentro del área sobre Jorge fue ejecutado por el propio atacante para colocar el empate a uno en el marcador. Corría el minuto 12 de juego.

Tras el gol, el Montilla fue a más en el encuentro. La medular junto al ataque tejió varias jugadas rápidas y combinativas que acercaban al área rival a los visitantes. Mientras, la A.D Cartaya intentaba tomar el control del encuentro, sin éxito. Un Montilla bien plantado en el campo, cortaba cualquier acción contraria. De igual modo, la presión a la salida de balón del rival era otro factor que destacar.

Bajo este paisaje, los vinícolas tuvieron en el minuto 33 su opción más clara para adelantarse en el marcador. Una disputa por alto cayó en los pies a Santi Vázquez, realizando el jugador astigitano un disparo desde el costado del área que se marchó rozando el poste. De ahí al final, buenas sensaciones para el Montilla, que se marchó al descanso con el partido controlado. No obstante, el vendaval en contra de los intereses foráneos llegó tras el paso por vestuarios.



Tan solo cuatro minutos después de retornar el fútbol en el Luis Rodríguez Salvador, la A.D. Cartaya asestó el primero de los dos golpes que iba a realizar a su rival. Un centro al área, unida a una mala salida del cancerbero y descontrol en la defensa, concluyó con un balón suelto al borde de la línea de gol que intentó despejar Alfonso Carraña. La mala fortuna quiso que su despeje rebotara en Dani Suero, y acabase en el fondo de las mallas. Era el dos a uno.

Nada más sacar de centro, Josué se introdujo en el área ante la pasividad de sus rivales, realizando un disparo ajustado al palo que certificó el tres a uno. En un abrir y cerrar de ojos, el Montilla se vio con una desventaja de dos goles y prácticamente fuera del partido. La pegada es una virtud esencial en este deporte, y este Cartaya, tiene más que de sobra.

Los montillanos lucharon hasta el final, realizando Jesús Fernández variaciones en su esquema y cambio de fichas durante todo el segundo acto. Dos de esas sustituciones trajeron el retorno de Maleno a los terrenos de juego, tras varios meses lesionado, y la vuelta de Juan Gordón al equipo. El ariete pontanés, se afilia, de nuevo, al proyecto vinícola tras su excepcional temporada el pasado curso en Primera Andaluza.

Sin embargo, nada pudo cambiar el devenir del choque, y la A.D. Cartaya, con oficio y paciencia, evitó cualquier intento de remontada foránea. En la recta final, Pedro Caballero fue expulsado con roja directa, sumándose a la baja de Alfonso Carraña por acumulación de tarjetas para la próxima cita.

El balón volverá a rodar para el Montilla C.F. el domingo 17 de enero, a las 12.30 de la tarde, ante el Ciudad Jardín C.D., en un derbi con exigencias para ambos contendientes. Los de Fernández lucharán por mantenerse en la zona alta de la clasificación, mientras, los de Carlos Losada requieren de un triunfo que los aleje del pozo de la tabla.

A.D. Cartaya 3--1 Montilla C.F.

A.D. Cartaya: Pedro, Manuel, Lagos, Kike, Francis, Mario, Asuero, Arias, Japón, Marcos y Josué. También jugaron: Álvaro Pereira, Adri Sánchez, Mamadou y Juan López.

Montilla C.F.: Luis Javier, Pedro Caballero, Jesús Robles, Nacho, Santi Vázquez, Alfonso Carraña, Jorge, Javi Ruiz, Álex Girón, Adri Delgado y Ángel García. También jugaron: José Carraña, Maleno, Juan Gordón, Soto, Rafa Castillo y Pedraza.

Goles: 1-0 Japón (m. 6); 1-1 Jorge, de penalti (m. 12); 2-1 Dani suero (m. 49); 3-1 Josué (m. 50).

Árbitro: Moreno Lapeira, del colegio sevillano. Amonestó por parte local a Pedro, Lagos, Francis, Asuero, Juan López y Álvaro Pereira. En el lado visitante, los amonestados serían Alfonso Carraña, Jorge y Ángel García. En el minuto 90, es expulsado el jugador visitante Pedro Caballero por roja directa.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada del Subgrupo A, del Grupo 1 de la División de Honor, disputado en el Estadio Luis Rodríguez Salvador de la localidad onubense de Cartaya, ante unos 100 espectadores.

JOSÉ LUIS GÁLVEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: J.L. GÁLVEZ
  • 11.1.21
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha solicitado a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía la puesta en marcha de un canal "directo" de información con el Consistorio para conocer la evolución de la campaña de vacunación frente al covid-19 en el municipio, a la vez que ha ofrecido los recursos municipales necesario para agilizar la misma.

Llamas ha explicado que el objetivo de esta demanda es "no cometer errores de etapas anteriores, principalmente de comunicación" y poder tomar decisiones desde el ámbito municipal en base a una información "real y actualizada" sobre el porcentaje de personas vacunadas, así como del sector de población al que van a ir dirigidas en cada momento esas vacunas dentro de la programación que la Consejería de Salud.

En este sentido, el alcalde de Montilla ha asegurado que es "muy relevante" que el Ayuntamiento conozca en tiempo real el grado de inmunidad, al igual que ocurre con las pruebas positivas que se contabilizan en el municipio. Una información que, en el caso de la Residencia-Hogar San Rafael –del que informó Montilla Digital–, "se ha conocido por la prensa".

"Son datos importantes para el Ayuntamiento para que, dentro de las competencias municipales, podamos articular las decisiones vinculadas a ese grado de vacunación y dirigirlas principalmente a la recuperación económica de nuestra localidad", ha indicado el primer edil montillano.

Asimismo, Llamas ha reiterado el apoyo del Consistorio montillano en la lucha contra el coronavirus, y ha puesto a disposición de la Consejería de Salud los recursos municipales existentes "para facilitar que la vacunación en la localidad se haga de la forma más rápida y efectiva posible”.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 11.1.21
El Plan Estratégico de Vacunaciones de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través de la página del programa de formación y actualización en vacunas ANDAVAC, ha creado un espacio web en el que tanto la ciudadanía como los profesionales sanitarios pueden consultar toda la información actualizada sobre la campaña de vacunación covid-19.


La sección, que se irá renovando periódicamente, incluye información general sobre las vacunas covid-19 para la población en general, así como documentos técnicos e institucionales, infografías y una recopilación de las preguntas y respuestas más frecuentes y relevantes sobre esta vacunación, que será de gran ayuda para todos los profesionales.

Esta recopilación se ha realizado a partir de las cuestiones planteadas en los seminarios de formación desarrollados por la Escuela Andaluza de Salud Pública, celebrados durante diciembre de 2020 y dirigidos a profesionales de toda Andalucía. A medida que vayan surgiendo más cuestiones y haya disponible más evidencia científica, se continuará actualizando este banco de preguntas y respuestas.

Formación sobre vacunas

El objetivo general de ANDAVAC, palabra formada a su vez por los términos Andalucía y vacunas, es dar una formación útil y rigurosa a más de 14.000 profesionales de todos los distritos sanitarios de Andalucía sobre vacunas, una medida preventiva vital para la salud de la población y que en estos últimos tiempos ha adquirido, aún si cabe, más importancia y valor.

Para conseguirlo, y soportado por la Escuela Andaluza de Salud Pública, se están llevando a cabo diversas actividades formativas, como reuniones científicas virtuales, proyectos de investigación, campañas de comunicación sobre vacunación o acciones de divulgación y sensibilización, tanto para profesionales, población general y grupos específicos como escolares o personas con patologías de base.

Las actividades formativas de ANDAVAC, que se iniciaron el pasado mes de septiembre, han ido incluyendo, entre otros, un programa de Formación de Formadores, por el que más de 100 profesionales han pasado a ser docentes dentro del proyecto; formación básica sobre vacunas y formación avanzada, además de cursos para colectivos específicos. Toda la formación está siendo virtual, basada en tecnología digital y recursos audiovisuales, para así adaptarse mejor a los momentos actuales.

Curso virtual

Entre estas actividades formativas destaca el curso virtual de Actualización en la vacunación de la covid-19, que organiza el Plan Estratégico de Vacunas de Andalucía en colaboración de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) cuyo plazo de inscripción estará abierto a partir de este lunes, 11 de enero.

Este curso está dirigido a todo el personal sanitario de Andalucía, tanto del Sistema Sanitario Público como de las entidades sanitarias privadas, especialmente para aquellas especializaciones con una vinculación más directa a las vacunaciones como son: Enfermería, Medicina de Familia, Matronas, Medicina Preventiva y Epidemiología, Medicina del Trabajo, Farmacia Hospitalaria y de Atención Primaria, y Pediatría.

En este curso se abordarán aspectos relacionados con el orden de prioridad de grupos de población, la eficacia y seguridad de las vacunas covid-19, la cadena de frío, su preparación, administración y registro, farmacovigilancia y las situaciones especiales que se pueden crear, entre otros. 

Las herramientas y recursos de comunicación de ANDAVAC se pueden consultar en la web y en redes sociales como Twitter, Facebook y Youtube. En estos canales, además de encontrar toda la información sobre el proyecto y sus actividades formativas, se publican periódicamente noticias y comunicados oficiales sobre vacunación.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 11.1.21
La pandemia nos ha devuelto al mundo de la lectura. O bien nos ha iniciado en ella. Depende de donde anduviera cada cual, obviamente. Fuera del paraíso del que nos expulsaron y donde hacíamos nuestra vida cotidiana, el mundo se nos antojaba demasiado ancho y desapacible. Así que era lógico que nos recogiéramos en un espacio más estrecho y acogedor como las páginas de un libro.


Las estadísticas vienen a contrariar cualquier pronóstico. Las pérdidas previstas al inicio del confinamiento superaban el 40 por ciento. Aparentemente, la realidad mostraba una foto abrumadora: librerías cerradas durante tres meses, adiós al Día del Libro, a Sant Jordi, a la Feria del Retiro y a todas las demás ferias. El mundo era un libro cerrado.

Aburridos de nuestra vida y encerrados en varios metros cuadrados, el libro se nos apareció de golpe como una lluvia abundante cruzando del desierto. No solo fuimos capaces de abrir un libro y sobrevivir a la lectura de las primeras páginas, sino que, frente a los 47 minutos de media de la antigua normalidad, durante el confinamiento dedicamos a la lectura 71 minutos diarios. Es decir, la media semanal alcanzó las ocho horas y 20 minutos. Y hasta aquí, eso sí, sin desfallecer ni enfermar.

Se supone, por supuesto, que esos 71 minutos estarían divididos en franjas de varios minutos a lo largo y ancho de la mañana y la noche. Un día, lo sabíamos antes también, da para mucho si mucho se aprovecha. Ojalá la vuelta a la libertad callejera y la felicidad desenfrenada no nos aleje de esa otra intimidad recuperada con nosotros mismos y con nuestro alter ego.

Después de todo, la lectura no solo nos lleva a reconocernos en nosotros mismos, o en aquellos otros que nunca fuimos o seremos, sino también en tantos personajes reales o ficticios que conocimos y reconocemos en los buenos libros.

Al respecto, Irene Vallejo, que tanto sabe y ha escrito de escritura y de lectura, en un opúsculo tan bello como breve, Manifiesto por la lectura, nos advierte: “El hábito de leer no nos hace necesariamente mejores personas, pero nos enseña a observar con el ojo de la mente la amplitud del mundo y la enorme variedad de situaciones y seres que lo pueblan. Nuestras ideas se vuelven más ágiles y nuestra imaginación, más iluminadora. Al asomarnos a la madriguera de un relato, escapamos de nosotros y nos proyectamos en los personajes de un país inventado”.

Lo que ya no nos atrevemos a intuir o saber es si ese mundo inventado, o no, lo seguirá siendo en nuestra imaginación y en nuestra memoria. Allá adentro, tal vez, sin nuestro consentimiento, las historias leídas adoptan la apariencia de guiones reales y propios. Es decir, no solo vestimos a sus personajes de una epidermis tangible, también los hacemos nuestros, adoptamos sus vidas falsas con un sometimiento aparentemente inútil.

Pero no, en el fondo, solo queremos indagar en un mundo nuevo porque el otro, ese que sí es auténtico, se muestra evanescente, vacío, sin esquinas en las que guarecernos. Mirábamos hacia afuera y solo había un vacío que no nos consolaba.

Era entonces cuando devolvíamos la mirada a las páginas de ese libro olvidado durante tanto tiempo y que ahora se nos mostraba no solo como un salvavidas o una guarida, sino como la única opción en un futuro deshecho o contrahecho. En cualquier caso, tan abstracto y evanescente que se perdía en la propia mirada.

La pandemia ha dejado otros dos datos dignos de mención. De una parte, la lectura digital creció en diez puntos. Por otro, la brecha de género volvía a coger carrerilla: el 66 por ciento de las mujeres se reconocieron lectoras, frente al 48 por ciento de hombres. Pero la lectura puede traer consigo también la reconciliación con el olvido.

Irene Vallejo escribe también: “Pero leer no solo nos enseña a superar desniveles y reparar ruina, es también gimnasia que vela por nuestra salud”. Y añade: “Los neurólogos están descubriendo que se cuenta entre los mejores ejercicios posibles para mantener ágil el cerebro”.

Es decir, que posiblemente pueda ayudar también a contener el alzhéimer, a desviarlo por otros aluviones menos escurridizos y más maleables, menos subterráneos y oscuros. O sea, ayudar a vencer una enfermedad tan nueva y antigua como la pérdida de memoria se podría paliar -en parte, sospecho- recluyéndonos en el laberinto inventado de una historia o en la ingeniería argumentativa de terracota que es un ensayo.

En cualquier caso, siempre aliviará los momentos asediados e interminables a los que nos sometió el confinamiento y los que más a menudo nos muestra la propia vida. Tal vez ahora, con un libro en las manos, sepamos mejor que nunca que se puede vivir varias vidas en una sola si sabemos destripar con ensañamiento y vehemencia los renglones torcidos y ensordecedores de la imaginación a la que nos somete la lectura, ya sea en un libro impreso o digital.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
  • 11.1.21
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 433 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 27.826. La provincia registra además 578 fallecidos por covid-19 (uno más que ayer) y cuenta ya con 23.530 personas que habrían superado la infección.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

Sin embargo, tal y como han confirmado fuentes del Centro de Salud de Montilla y el propio Ayuntamiento de La Rambla, los datos que aporta el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía acumulan un retraso de hasta 72 horas y, por tanto, "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos".

Esta situación viene generando desde hace semanas un gran desconcierto entre numerosos vecinos y entre las autoridades municipales de varios municipios de la Campiña Sur, que exigen conocer con detalle cuántas personas hay afectadas por coronavirus en la actualidad.

De este modo, Baena contabiliza 35 casos positivos por covid-19 en la última semana (16 más que el viernes), y 61 en los últimos catorce días. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 784 vecinos afectados (23 más que el viernes) y 21 fallecidos (diez más). A su vez, según la Junta de Andalucía, 540 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado siete casos positivos en la última semana (dos más que el viernes), al igual que en las últimas dos semanas. De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 182 personas afectadas, con 161 curados y cinco fallecidos.

En Montalbán de Córdoba, no se han registrado nuevos positivos en los últimos catorce días. Con todo, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa 251 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria y ha elevado a 244 las personas recuperadas. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus.

En Montemayor, hoy registra tres positivos en la última semana (una más que el viernes), cifra que eleva a cuatro en los últimos catorce días. En total, el municipio ha alcanzado los 115 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia, con 105 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican hoy 31 pruebas positivas en la última semana (tres más que el viernes). La cifra se eleva a 69 si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde el pasado mes de marzo a un total de 699 vecinos afectados por el covid-19 (19 más que el viernes), con 580 personas curadas y quince fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla siete afectados por coronavirus en los últimos siete días (siete más que el viernes), y ocho en las últimas dos semanas. La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 228 vecinos infectados por covid-19, de los que 212 ya han superado la enfermedad. A su vez, el municipio contabiliza un fallecido.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica no recoge ningún positivo por covid-19 en la última semana (igual que el viernes), y uno en las dos últimas semanas. De esta forma, en Santaella se elevan a 42 los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2, mientras que se registra un fallecido y 36 vecinos que han superado la enfermedad.

Un sistema "caótico"

Tal y como avanzó este periódico, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) denunció el "caos" que está provocando la metodología por la que se dan a conocer los datos oficiales sobre la incidencia real del coronavirus, lo que a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

En ese sentido, el CPPA instó a la Consejería de Salud y Familias a "poner el máximo celo en la transmisión de unos datos de absoluta relevancia pública que, por lo general, no coinciden con los que aportan otros organismos o instituciones públicas como distritos sanitarios, centros de salud o ayuntamientos, generando confusión entre la ciudadanía y una alarma social innecesaria".

De igual manera, el CPPA reclamó al Gobierno andaluz una "mayor diligencia" a la hora de hacer públicos los datos sobre la incidencia real del coronavirus que, según fuentes sanitarias, acumulan hasta 72 horas de retraso, un "margen temporal excesivo en una realidad tan cambiante como la actual", según defendió la entidad.

Por otro lado, y con respecto a las tablas que gestiona el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el CPPA reclamó que se añada "en un lugar visible" la fecha y hora de actualización de los últimos datos disponibles para que, de este modo, "se puedan evitar errores en un futuro".

 
J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
  • 11.1.21
El creciente interés por los casinos en línea y por los juegos de azar ha llevado a muchas personas a interesarse por el origen de estos establecimientos y, también, por el momento histórico en el que las apuestas se convirtieron en una original opción de diversión y ocio.


En ese sentido, cabe destacar que la palabra “casino” procede del italiano, casino, que significa “casa en el campo”. Y es que, hace ya varios siglos, los nobles, burgueses y empresarios de éxito de la península itálica se reunían en villas alejadas de las grandes ciudades para desconectar de la rutina diaria y disfrutar de suculentas cenas, bailes de disfraces y juegos de azar en los que se solía apostar dinero o artículos preciados (como relojes, caballos o incluso viviendas).

En España, el juego cuenta con un profundo arraigo en la sociedad, muy anterior al nacimiento de la burguesía, ya que permite satisfacer una necesidad básica del ser humano: la de emplear el tiempo libre en actividades que sean capaces de divertirle y de alejarle del resto de preocupaciones. Prueba de ello es la enorme variedad de casinos, círculos, salones de juego y ateneos que han existido a lo largo y ancho de la geografía nacional, como vehículo de entretenimiento y, muy especialmente, como entornos de socialización en los que departir con personas de toda clase y condición.

En la actualidad, la web https://www.srcasino.es/ ofrece la mejor guía de casinos en español y, por tanto, permite conocer, en un solo clic, la amplia variedad de opciones para poder jugar en línea. Sin embargo, es importante señalar que estos espacios han ido evolucionando con el paso de los tiempos, adaptándose también a las distintas modalidades de juego (naipes, dados, ruletas, máquinas tragaperras…) y mejorando también ese carácter lucrativo asociado a estos espacios.

Aunque los primeros salones de juego se remontan en España hasta el siglo XIX, hay cierto consenso a la hora de fijar el casino más antiguo del país, honor que recae en el de Castellón, fundado por Francisco Ginés y Feliu, barón de Benicassim, en 1814.

Apenas dos décadas más tarde, en 1836, se creó el Casino de Madrid, uno de los más reconocidos de Europa, que animaría la implantación de otros establecimientos similares a lo largo del siglo XIX y en los primeros años del siglo XX, hasta que la Dictadura de Miguel Primo de Rivera decidió prohibir el juego y clausurar los salones recreativos.

Habrían de pasar más de cincuenta años, hasta el 7 de marzo de 1977, cuando el juego y todas las actividades de azar pasaron a estar reguladas por el Estado y, hoy por hoy, gracias a la Ley 13/2011 de 27 de mayo, conocida como Ley del Juego, España cuenta con una moderna normativa que regula el devenir de los juegos de azar, así como las apuestas deportivas.

Desde 2012, Internet ha abierto un mundo de posibilidades para los amantes del juego y, cada vez más, las plataformas digitales han ido ganando terreno a las casas de juego y a los casinos tradicionales, especialmente por la comodidad que supone poder jugar desde cualquier lugar y a cualquier hora. Innovaciones que, pese a todo, no han logrado mitigar ese sabor y ambiente tradicional que desprenden las apuestas y los juegos de azar desde hace varios siglos.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 11.1.21
La Agencia Pública Andaluza de Educación ha asignado recientemente las actuaciones de energías renovables correspondientes a obras de programaciones anteriores (2017-2018 y 2019), no ejecutadas por el anterior Gobierno andaluz, entre las que se encuentra el IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla. Las reformas consisten en la instalación de placas fotovoltaicas para la generación de energía eléctrica.

La delegada de Educación y Deporte, Inmaculada Troncoso, destacó que “la Consejería ha invertido más de 250.000 euros en Córdoba para poder acometer las instalaciones fotovoltaicas", de los que 48.410 se destinarán al IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla, que inauguró en 2014 nuevas instalaciones.

De esta forma, Educación mejorará la eficiencia energética de un centro educativo que contó con una inversión de más de siete millones de euros, y que sigue la tipología D4 –cuatro grupos por cada nivel de Enseñanza Secundaria Obligatoria, más dos grupos por cada nivel de Bachillerato–, dispone de aulas de Bachillerato y de aulas polivalentes de Ciclos Formativos con una capacidad total para 1.090 alumnos.

Además de las actuaciones en este centro, también están contratadas las instalaciones en el IES Felipe Solís Villechenous de Cabra (49.648 euros), el IES Marqués de Comares y el IES Juan de Aréjula, ambos de Lucena, con una inversión de más de 50.000 euros cada uno, y el IES Ángel de Saavedra de Córdoba (48.410 euros).



I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 11.1.21
El municipio de Montilla ha perdido en la última década un total de 1.168 vecinos empadronados, lo que ha supuesto una caída de un 4,88 por ciento en los últimos diez años. De esta forma, según la actualización del padrón publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se contabilizó al cierre de 2020 un total de 22.739 vecinos, una cifra que no se registraba desde finales de la década de los noventa.


La tendencia negativa, que ha supuesto pasar de una población de 23.907 habitantes en el año 2010 a 22.739 en el último ejercicio, no ha sido una constante desde que comenzará el siglo XXI pues, lejos de los datos registrados en los últimos diez años, desde el año 2000 a 2010 la población local creció, pasando de 22.973 personas a 23.907.

En cuanto a la distribución por sexos, la población de mujeres ha descendido en la última década un 5,08 por ciento, pasando de 12.059 en 2010, a 11.446 empadronadas, lo que supone el 50,4 por ciento de los ciudadanos registrados en el municipio en 2020.

Por su parte, Montilla contabilizó en 2020 un total de 11.293 hombres, el 49,6 por ciento de su población, lo que supone una caída de 4,68 puntos con respecto a las cifras de principios de década, cuando la población masculina estaba formada por un total de 11.848 personas.

La pérdida de población ha sido, asimismo, una tendencia generalizada en la provincia de Córdoba pues, a nivel provincial, 2020 ha sido el noveno año consecutivo en el que ha descendido la población (más de 24.000 habitantes desde 2011). Así, se contabilizan 781.451 habitantes, lo que supone 1.528 menos que en el 2019.

Asimismo, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en el último año solo en 14 municipios han registrado un crecimiento (18%), mientras que en el 80,5% restante se produjo una reducción del número de personas respecto al 2019.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos