:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

8 de octubre de 2021

  • 8.10.21
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una queja remitida por un vecino de la calle Julio César por el ruido que se genera en esta vía, y que afecta al descanso del vecindario. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


El pasado mes de agosto, el Ayuntamiento de Montilla decidió colocar unas bandas reductoras en la calle Julio César en aras de mejorar la seguridad de nuestro barrio. Si bien es cierto, que la mejora de la seguridad vial era y es un problema en la zona, la citada instalación no ha cumplido con sus objetivos ni por asomo.

En primer lugar, en vez de una sola pista de carreras, ahora mismo hay dos. Una hasta el badén y otra desde el badén hasta el resalto de la rotonda al comienzo de la calle. A parte de este problema, motos y bicicletas usan la acera para pasar y evitar el badén. Incluso si no hay coches aparcados, los conductores intentan vadear los badenes por la acera. ¿Qué peligrosidad se ha evitado?

Pero quizá el mayor problema, sin ninguna duda, es el ruido insoportable. Tengo la desgracia de tener, a solo tres metros de la ventana del dormitorio, el susodicho badén. Espero que ningún montillano tenga que soportar el ruido amplificado de un tractor con un remolque a las cinco de la mañana, uno tras otro, y los camiones durante todo el día. A todo esto, hay que sumarle los temblores que provocan los camiones de la basura, que no respetan, ni por asomo, el límite de velocidad, o las motos de cross y quads que usan los resaltos para saltar más y divertirse.

La respuesta de las autoridades a esta queja fue: “haga usted un escrito”. El escrito lleva más de un mes y medio presentado. Según las autoridades está "en estudio". ¿Qué estudio hace falta para constatar lo evidente? Mientras tanto, nadie contesta ni a vecinos, ni al presidente la asociación vecinal.

Los ciudadanos nos merecemos otro trato, tanto por parte de quienes gestionan los caudales públicos, como de quienes trabajan para el bien de pueblo, o el supuesto bien. ¿No fue posible antes de la instalación, preguntar a los vecinos directamente implicados? ¿Tan difícil es comprobar que el tráfico de calle Julio César difiere del de otras partes del pueblo por la gran cantidad de camiones y tractores que transitan? 

¿Por qué quien compra las bandas peatonales no lee las especificaciones (zonas peatonales transitadas)? ¿Por qué no se sigue la normativa estatal, la cual prevé la instalación de estos badenes, pero con una longitud entre 60 y 120 centímetros y no de 35 centímetros? ¿Por qué si en el pasado se retiraron, por los mismos motivos que expongo y en esta misma ciudad, nuestros dirigentes y cuerpos de seguridad, inciden en el mismo error? ¿Por qué no se respeta la normativa andaluza sobre contaminación acústica?

Mientras siguen “estudiando”, los vecinos seguiremos soportando 70 decibelios (el doble de lo permitido por ley) cada vez que algún tractor pase y la campaña de la aceituna está próxima a comenzar, pero claro, vivimos en calle Julio César y este ruido y preocupaciones, ni interesan, ni importan en Puerta de Aguilar.

R.R.G

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos