:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

6 de julio de 2021

  • 6.7.21
Cuatro años después de iniciarse los primeros contactos con las dos familias propietarias del Palacio de Medinaceli, el Ayuntamiento de Montilla acaba de adquirir el histórico inmueble por 650.000 euros. De esta forma, el Consistorio montillano inicia el proceso de consolidación del edificio, muy deteriorado en algunos espacios, con el objetivo de impulsar el desarrollo turístico de esta zona de Montilla de la mano de uno de elementos patrimoniales más significativos del Siglo de Oro.


"Es un momento histórico para Montilla", ha señalado este mediodía el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, en la comparecencia para dar a conocer el acuerdo de compraventa del edificio con la veintena de propietarios con la que contaba el palacio. "Es una actuación fundamental dentro de la apuesta del Ayuntamiento por recuperar el patrimonio de la ciudad, evitando que no avance el deterioro del edificio, lo que va a permitir que las actuaciones necesarias para su consolidación sean más económicas ahora que dentro de unos años", ha insistido el regidor. 

El Palacio de los Duques de Medinaceli cuenta con 1.750 metros cuadrados de suelo, 2.100 metros de superficie construidos, además de 206 metros cuadrados pertenecientes a los dos locales ubicados frente a la entrada al Convento de Santa Clara. Un espacio que, como ha señalado Llamas, "pronto será puesto a disposición del desarrollo económico de la ciudad, vinculado al turismo cultural y arquitectónico".

"Esta actuación es realidad gracias al trabajo conjunto de toda la Corporación, así como de otras anteriores, porque todos estamos en el mismo barco cuando hablamos de los intereses de Montilla", ha asegurado el alcalde, quien ha apuntado que ahora comienza "un trabajo de gran responsabilidad" para iniciar las obras de consolidación "lo antes posible" de cara a diseñar el proyecto "más rentable social y económicamente para el municipio".

"Es necesario actuar en las cubiertas, algunas colapsadas, y la envolvente del inmueble, además de solventar la problemática que se viene arrastrando por la sobreconstrucción de una vivienda particular, por lo que hay que consolidar esa zona del Palacio", ha adelantado Llamas sobre las primeras actuaciones a desarrollar, si bien los técnicos municipales deberán determinar el proyecto para su consolidación, que se pretende iniciar antes de final de año.

En este sentido, el portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida, Francisco Lucena, ha apuntado que si bien esta inversión puede no ser entendida como una prioridad por algunos ciudadanos, "es un paso para el futuro" como en su día lo fue la adquisición del castillo. En este sentido, ha señalado que se trata de un proyecto que permitirá "reequilibrar la ciudad" pues favorecerá la creación de un "nudo de interés turístico fundamental para el desarrollo del casco histórico de Montilla".

"Si desde lo público no se asumen este tipo de retos, desgraciadamente el patrimonio que está en manos privadas se perdería", ha insistido Lucena, quien recordó que el modelo de ciudad diseñado para Montilla avanza en la puesta en valor del conjunto histórico formado por el Palacio de Medinaceli, la Casa de Teresa Enríquez, el Convento de Santa Clara y el futuro museo oleícola en el antiguo Molino del Duque.

Un punto de vista compartido por el portavoz del Grupo Municipal del PP, Javier Alférez, quien ha señalado la necesidad de seguir trabajando de forma conjunta en la puesta en valor de esta zona histórica de la ciudad. "Ahora hay que seguir trabajando para seguir apostando por el turismo como motor para el crecimiento de la ciudad, y para ello habrá que invertir para poner en valor estos enclaves", ha indicado.

Un edificio protegido

El antiguo Palacio de los Duques de Medinaceli está incluido en el entorno de protección del convento de Santa Clara, conforme a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Dicho convento fue declarado Monumento histórico-artístico en 1981 y Bien de Interés Cultural (BIC) según la Ley de Patrimonio Histórico Español.

"La adquisición del Palacio es un paso trascendental para Montilla porque va a permitir consolidar la que fue, durante un siglo, la plaza de poder del Marquesado de Priego. Es un referente de nuestra historia", ha destacado el cronista oficial, José Rey, quien ha trasladado su enhorabuena a todos los montillanos por una iniciativa que "impedirá la desaparición de un inmueble, algo temido por toda la ciudadanía".

Un inmueble histórico que, sin embargo, cuenta con un estado de conservación desigual. La resolución municipal dictada en julio del año 2012 indicaba que la parte del palacio más próxima al convento de Santa Clara –propiedad de otra familia montillana– "se encuentra en unas condiciones de uso y conservación más que aceptables".

Mientras tanto, el tercer cuerpo del edificio –situado en la parte oeste del palacio, de forma paralela a la calle Gran Capitán– presenta un importante estado de deterioro como consecuencia directa de la demolición de la antigua bodega de tinajas existente junto al patio, que obligó incluso a desmontar la cubierta de una de las naves con el fin de extraer las tinajas de vino de su interior.

Su deterioro que ha generado numerosas quejas de vecinos del número 36 de la calle Gran Capitán, un bloque de viviendas anexo al palacio y sobre el que descansa parte de su estructura. Así, en 2017 alertaron nuevo derrumbe de un arco interior del histórico inmueble que, como recogía un informe técnico realizado por el Ayuntamiento de Montilla, podría derivar en el "derrumbe parcial" del cuerpo sobre el que se construyó el edificio de viviendas afectado.

Ya entonces, el informe técnico demandó a los propietarios del tercer cuerpo del Palacio de los Duque de Medinaceli la ejecución "con carácter inmediato" de las labores de apuntalamiento de la totalidad de la fachada arqueada, así como del forjado que gravita sobre los mismos. Una solicitud que se sumaba al expediente administrativo iniciado con anterioridad con el objetivo de fijar las actuaciones necesarias para asegurar el estado de conservación del edificio, que sufre problemas de humedad en la parte inferior de la mayoría de los muros, así como deformaciones puntuales en algunos faldones del tejado.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos