:::: MENU ::::

30 de abril de 2021

  • 30.4.21
Úrsula López comenzó dando sus primeros pasos como bailarina a la temprana edad de 8 años junto a su hermana Tamara, en buena medida por el amor que les transmitió su padre por el flamenco. Tras este primer contacto, este adictivo arte le acompañó en todo su desarrollo personal y profesional. Fue así como ingresó en la Escuela de Baile de Algeciras y donde, gracias a sus maestras, se enamoró del baile como técnica y forma de expresar emociones.


Una vez culminó su formación, se trasladó a Sevilla para formar parte de la Compañía Andaluza de Danza, que posteriormente pasaría a llamarse Ballet Flamenco de Andalucía. Durante ocho años ejerció aquí como bailarina y fue donde creció profesionalmente y se convirtió en la gran artista que es hoy. Más adelante pasaría al Ballet Nacional de España como artista invitada durante tres años, para luego volver a sus orígenes y convertirse en digna directora del Ballet Flamenco de Andalucía, posición que ostenta desde hace un año.

Un viaje de cuatro años en el que como próximos estrenos se encuentran el Homenaje a Antonio, El Bailarín, que se presentará en junio en el Festival de Danza de Granada, y el espectáculo titulado El maleficio de la mariposa, ciclo de Lorca y Granada que podrá disfrutarse en los Jardines del Generalife durante la temporada veraniega.

Uno de sus mayores orgullos, además de ser un referente en el mundo del flamenco andaluz, fue construir su propia compañía, que lleva su nombre y que ha lanzado cuatro producciones propias llegando a presentarse en lugares tan importantes como el Festival de Jerez o la Bienal de Flamenco de Sevilla. Entre ellas, podemos destacar La otra piel y JRT sobre Julio Romero de Tormes. Pintor y flamenco, donde pudo trabajar junto a su hermana Tamara, también bailarina, y la reconocible Leonor Leal.

Asimismo, Úrsula López ha podido estar presente en teatros del todo el mundo, desde Europa hasta Asia o el continente americano, compartiendo escenario con grandes profesionales que han marcado su carrera, como pueden ser Manolo Marín, José Antonio Ruiz, Antonio Gades, Cristina Hoyos o Eva Yerbabuena.

Como valores fundamentales en este sector destaca la constancia, el amor por la profesión, la capacidad de superación y, como en todo arte, ese sacrificio, esfuerzo y dedicación necesarios para poder llegar a transmitir.

La situación actual ha afectado de lleno a la cultura, viviendo momentos complicados por el cierre de teatros, aunque espera que poco a poco volvamos a la normalidad y se siente afortunada de formar parte del equipo donde se encuentra, ya que desde las compañías públicas se puede sobrellevar mejor una realidad que ha supuesto un mazazo para artistas autónomos y para los tablaos a pesar de las ayudas.

Su mayor deseo es poner al ballet a la altura que merece y poder ser una embajadora de este arte único en el mundo como es el flamenco, representando esta forma de ser impregnada en nuestra comunidad andaluza. Sin olvidar seguir trabajando en nuevos proyectos personales con su compañía. Le damos las gracias por participar en el Plan para la Reactivación Socioeconómica #Remontamos, una iniciativa del Ayuntamiento de Montilla.

AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos