:::: MENU ::::

26 de febrero de 2021

  • 26.2.21
Montillana de corazón, aunque nacida en Huelva en el seno de una familia bodeguera, la enóloga Rocío Márquez es la nueva embajadora del Plan para la Reactivación Socioeconómica #Remontamos, una iniciativa del Ayuntamiento de Montilla.


Impulsada por el ejemplo de su abuelo, Juan Márquez –uno de los promotores de la Denominación de Origen (DO) Huelva, como antiguamente se llamaba a la DO Vinos Condado de Huelva–, además de por sus padres –en especial por su padre, el bodeguero Luis Alfonso Márquez–, esta embajadora se inició desde muy temprana edad en el amor por los vinos.

Tras trasladarse a tierras cordobesas para estudiar Biología en la Universidad de Córdoba, donde se especializó en Edafología (ciencia que estudia la composición y naturaleza del suelo) y Química Agrícola, Márquez realizó la carrera en Enología en Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y Montes de la Universidad de Córdoba (ETSIAM).

Agradece de corazón a su tutor, Fernando Pérez Camacho, presidente del Consejo Regulador Montilla-Moriles entre 1993 y 1997 y también bollullero onubense enamorado de Córdoba, junto a Isabel López Infante, jefa de Servicio del Ifapa, que le animaran a realizar dicha carrera. Ese fue el inicio de su proyecto de vida y de ilusión por su trabajo.

Siempre muy unida a la Universidad de Córdoba (UCO), una de sus principales premisas, completó su formación con el Doctorado en Enología basado en controles de calidad sobre vinagres, ejerciendo como docente en la UCO y estando presente en distintos proyectos de investigación sobre enología.

Desde entonces ha estado fuertemente vinculada con Montilla. Francisco Robles –también embajador en esta campaña– le brindó la oportunidad de realizar las prácticas en Bodegas Robles, empresa en la que lleva trabajando 17 años y desarrollándose tanto personal como profesionalmente, aprendiendo a respetar el viñedo aplicando agricultura ecológica, y a elaborar vinos y vinagres bio de gran calidad. 

Se complementaron muy bien gracias a que desde la bodega se aportaba la visión de modernización del sector vinícola, y ella proporcionaba la parte técnica de los proyectos. Día a día se siente en familia cuando entra en la bodega.

Gracias a esta productiva colaboración, y en conjunción con la Diputación de Córdoba, se inició en el Concurso Ecoracimo, primero como catadora y después como directora. Su inquietud la ha llevado a crear e impulsar como presidenta la Asociación VINAVIN desde 2014, dedicada a la promoción del vino y del vinagre, ensalzando elementos tan importantes como el aroma, la estructura o la historia y origen de estas joyas enológicas y gastronómicas. Dicha asociación cuenta ya con más de 40 socios. Gracias a ello se ha podido desarrollar un concurso internacional de vinagres, y ha colaborado con multitud de empresas hosteleras y productoras de vino y vinagre.

Su trayectoria le ha llevado a ser catadora internacional de vinos y vinagres, sin nombrar la gran cantidad de reconocimientos junto al equipo de Bodegas Robles, siendo su Pedro Ximénez el más premiado del mundo.

Su mayor tesoro es su propio proyecto personal junto con su marido e hijo. Recientemente adquirió la conocida Finca Buytron, haciendo realidad su gran sueño de poseer su propio viñedo y producir su propio vino, camino que acaban de comenzar con mucha ilusión y proyección.

Su deseo es convertir la finca en un referente de enoturismo, no solo a nivel nacional sino también internacional, convirtiéndolo en un altavoz de los vinos, los vinagres y del gran tesoro cultural que posee Montilla. 

Un objetivo que enlaza con su apuesta de potenciar la marca Amontíllate aprovechando el potencial de nuestro municipio y la comarca Montilla-Moriles, "para creer en nosotros mismos y darnos a conocer por nuestros productos turísticos de calidad desde diversos ámbitos como pueden ser las bodegas, las tonelerías, los restaurantes o los alojamientos".

Por ello, aunque ve la situación actual con incertidumbre, Rocío Márquez no duda en buscar el lado más positivo y pisar el acelerador con sus nuevos proyectos, afianzar lo ya conseguido y reinventarse, adaptándose a los cambios que vienen. "Es como la ley de la naturaleza, adaptarse para seguir viviendo", asegura la enóloga, que cuenta con la fuerza que le da la familia, junto con el tesón que le inculcó su madre, quien siempre le invita a que "si haces algo, pon todo de tu parte para hacerlo bien, con pasión e ilusión”.

Más información: @rmarquezenologa

AYUNTAMIENTO DE MONTILLA 


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos