:::: MENU ::::

17 de noviembre de 2020

  • 17.11.20
La ciudad de Montilla cuenta desde ayer con una veintena de nuevas plazas hoteleras gracias a la puesta en marcha del Hotel Don Ramiro, la última apuesta de los hermanos Ramírez Baena que viene a completar los servicios que desde hace casi dos décadas ofertan en su Complejo R.B. Don Ramiro, ubicado en la avenida de Italia. Un servicio que permite dar respuesta a una de las grandes carencias que presenta la localidad para favorecer su desarrollo turístico, una más que limita oferta hotelera dentro del propio casco urbano.


El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, que ayer visitó las instalaciones junto a representantes de la Corporación municipal, destacó la apuesta de los hermanos Ramírez Baena por la puesta en marcha de este proyecto "a pesar de la complicada situación actual".

"Este hotel viene a completar la trayectoria profesional de esta familia, vinculada a la hostelería montillana, y que viene a sumar aúna oferta de calidad, dando respuesta a una carencia que tiene Montilla y que ayudará a impulsar la promoción turística de la ciudad", apuntó el alcalde.

En este sentido, Llamas destacó que tras "un trabajo muy tedioso" para cumplir con todas las normativas de seguridad que regulan este tipo de establecimientos, "ahora se pone en uso y se podrá recuperar la inversión tan importante que se ha realizado". "Acometer una inversión tan cuantiosa en estos delicados momentos es complicado, pero queremos mostrar el apoyo unánime del Ayuntamiento de Montilla a esta iniciativa tan necesaria en la ciudad", apuntó el primer edil.

Las nuevas instalaciones hoteleras cuentan con un total de 20 habitaciones, dirigidas tanto para el disfrute de familias, como para quienes viajan por motivos profesionales, se ubican en la tercera planta del Complejo R.B. Don Ramiro, un espacio que los hermanos Ramírez Baena –Antonio, Manuel, Francisco Solano y Joaquín– han querido poner en valor con un servicio "que se ha visto necesario en la ciudad". "En un principio se pensó utilizar este espacio para una cosa, pero lo que hemos visto que de verdad necesita el pueblo son plazas hoteleras", indicó Antonio Ramírez.

Por ello, a pesar de la pandemia, estos empresarios montillanos han querido abrir las puertas de sus 20 habitaciones "porque es un servicio que hace falta". Unas instalaciones que, además, invitan a conocer Montilla pues la decoración está pensada para promocionar la cultura del vino, así como los rincones más históricos de la ciudad y que dan nombre a las habitaciones, como son la Plaza de la Rosa, calle Corredera, el castillo o el Paseo de las Mercedes."Hay que potenciar esto que es a lo que nosotros nos importa de siempre, y como nosotros no peleemos por esto no peleará nadie", apuntó Antonio Ramírez.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR






DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos