:::: MENU ::::

18 de noviembre de 2020

  • 18.11.20
Los colegios concertados de Montilla –Salesianos, San Luis y La Asunción– han guardado dos minutos de silencio en la mañana de hoy como muestra de rechazo a la nueva ley educativa, conocida como Ley Celaá, y que se vota este jueves en el Congreso de los Diputados. De esta forma, representantes de las comunidades educativas de estos tres centros, han salido a la calle –en el caso de Salesianos y San Luis–, o han celebrado un acto en el interior del colegio, para solicitar que la nueva norma no salga adelante.


Tras los dos minutos de silencio, sendos centros de educación concertada han dado lectura al manifiesto elaborado por la plataforma Más Plurales, de la que forman parte las principales entidades relacionadas con la enseñanza concertada, y que sostienen que "la reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE) es fuertemente intervencionista, promueve la restricción de derechos y libertades ciudadanas y atenta contra la pluralidad de nuestro sistema educativo que es clave en una sociedad democrática".

En este sentido, el manifiesto señala que la Ley Celaá permite distribuir a los alumnos por centros "reduciendo significativamente la elección educativa de sus padres, un derecho avalado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

"Se inventa un derecho a la educación pública -cuando el derecho reconocido en la Constitución es el derecho a la educación-; la enfrenta al modelo de educación concertada, ampliamente implantado en Europa, rompiendo la complementariedad de redes recogida en la Constitución; devalúa la enseñanza de la asignatura de Religión en la escuela aplicando un laicismo impropio y pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial, entre otros aspectos", denuncian estos centros.

Por todo ello, a través de la lectura del manifiesto, los centros educativos concertados de Montilla han solicitado "la protección y la continuidad de la pluralidad de nuestro sistema educativo actual", a la vez que han reclamado al Estado la obligación de "financiar adecuadamente los centros educativos públicos y concertados para garantizar la gratuidad real de ambos".

"La pluralidad educativa, la libertad de elección de centro y la formación en los valores éticos, filosóficos o religiosos contribuyen a un mejor rendimiento y desarrollo integral de la persona", sostiene el manifiesto leído en el día de hoy, a la vez que se han insistido que el objetivo es "un sistema educativo más equitativo, de calidad y que contribuya a una sociedad mejor".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos