:::: MENU ::::

16 de octubre de 2020

  • 16.10.20
Con el objetivo de reconocer la importancia de la educación en el desarrollo de la ciudad y, especialmente, la labor que realiza el cuerpo de profesores y de maestros de la localidad, el Ayuntamiento de Montilla celebró ayer por la tarde el tradicional acto de inauguración del curso escolar en el Teatro Garnelo. Una cita donde, además, se puso en valor el papel que la comunidad educativa está jugando en la lucha contra la covid-19 para garantizar una vuelta al cole segura y con la mayor normalidad posible para los alumnos.


De esta forma, las alusiones a las “enormes dificultades” de este curso académico consecuencia de la pandemia fueron constantes. "La educación no se escapa a este tiempo de desafíos y retos, a este tiempo de dudas y obstáculos. La capacidad de respuesta frente a una situación inédita que está demostrando la comunidad educativa, desde equipos directivos hasta alumnado, es única y a todos ellos palabras de aliento", reconoció el concejal de Educación, Valeriano Rosales, al inicio del acto.

Así, en esta apertura simbólica del curso escolar –que contó con la presencia del el inspector de Educación José Francisco Fernández Molero– hubo menciones al esfuerzo realizado por el Ayuntamiento en la vuelta al cole segura en respuesta a las demandas planteadas por los centros educativos y las AMPA de la ciudad, como la ampliación del servicio de limpieza en los colegios públicos para cumplir con los protocolos de desinfección y la convocatoria de ayudas económicas a todas las AMPA de colegios, institutos y conservatorio del municipio.

En este sentido, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, aludió igualmente a las “incertidumbres” que depara a diario el nuevo curso, razón por la que solicitó por parte de los gobiernos competentes “mayores inversiones en la escuela”, subrayando que “invertir en educación siempre es rentable, primero porque evita gastos en otras áreas como seguridad o servicios sociales, y segundo porque repercute directamente en la dignidad de la persona”.

Aurora Garés, maestra del CEIP Gran Capitán recientemente jubilada, fue la encargada de poner voz a aquellos docentes que han participado de la vida diaria de los centros educativos de Montilla a través de un breve repaso a su visión personal de cómo debe ser la educación y la integración. Unas palabras que dieron paso al homenaje a los ocho docentes que no han retornado a las aulas este curso por haber alcanzado la jubilación.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos