:::: MENU ::::

22 de enero de 2020

  • 22.1.20
El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha mostrado su oposición a la propuesta del equipo de gobierno para los presupuestos municipales de 2020. Los recortes en políticas sociales, con especial incidencia en el caso del Plan de Rehabilitación de Vivienda y el Servicio de Ayuda a Domicilio, se traducirá –"de no existir ningún cambio al respecto"– en la votación en contra de los tres ediles de IU, que señalaron que, con su propuesta, "el Grupo Socialista se aleja de la senda marcada en el anterior mandato, con una clara apuesta por las políticas sociales".



El portavoz del Grupo Municipal de IU, Francisco Lucena, lamentó que en la negociación de los nuevos presupuestos municipales "ha habido poco consenso y voluntad de incorporar las propuestas de la oposición". En este sentido, si bien desde IU se reconoció la falta de una mayor disponibilidad presupuestaria, dado que pese a un incremento de los ingresos se prevé una menor recaudación del IBI y una subida salarial a los trabajadores municipales, "puede darse otra dirección a los recortes para que no afecte a las políticas sociales".

"Esto implica un giro importante con respecto a la línea que se marcó en el anterior mandato y por ello no podemos apoyar estos presupuestos", subrayó Lucena que, si bien apuntó que el equipo de gobierno ha recogido algunas aportaciones realizadas por IU, especialmente en materia de mejora de infraestructuras, "dejan atrás cuestiones fundamentales como el Plan Municipal de Rehabilitación de Vivienda o el Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio.

En el primer caso, el borrador planteado por el PSOE no recoge ninguna partida para el desarrollo de un plan que, como apuntó Lucena, "se entendió en el anterior mandato que era una herramienta para dinamizar la economía, especialmente en el sector de la construcción, a la vez que se daba auxilio a las personas en situación con dificultad para acometer la accesibilidad o reparaciones de sus viviendas".

Sin embargo, un plan que en el anterior mandato contó con una partida presupuestaria anual de 100.000 euros –a excepción de 2019 por un incremento en la ayuda a domicilio–, pasaría a desaparecer en 2020. "No podemos apoyar este cambio cuando se ha entendido que era una iniciativa con una gran repercusión social y que se encuentra en absoluta vigencia", puntualizó Lucena.

Por su parte, en el caso del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, IU apostó por una partida de 525.000 euros frente al recorte propuesto por el PSOE a 450.000 euros. "El alcalde se escuda en los gastos del servicio en 2019, que ha sido de 440.000 euros, pero son datos que no se pueden tener en cuenta al existir diez casos pendientes de evaluación", señaló el portavoz de IU.

Dos recortes en políticas sociales que, según denunció Lucena, vendrán acompañados de otras medidas que repercutirán negativamente en los usuarios de los Servicios Sociales Comunitarios, como es la inclusión del servicio de limpieza de los edificios municipales dentro del pliego de los centros educativos. Con ello, explicó el edil, el Ayuntamiento dejará de contratar a mujeres dentro del Plan de Inserción Social para desarrollar estos trabajos, "lo que implica una merma en la atención social de estas beneficiarias".

Por todo ello, desde IU señalaron que, de no incluirse estas dos propuestas, su postura será votar en contra de la propuesta del equipo de gobierno socialista "porque se reduce la inversión en dependencia o en servicios sociales, lo que implicará perder el sello de excelencia otorgado en los dos últimos años".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos