:::: MENU ::::

15 de julio de 2018

  • 15.7.18
Las aglomeraciones de público en la zona de casetas de la Avenida de Las Camachas marcaron anoche la última jornada nocturna de la Feria en honor de San Francisco Solano. No en vano, la masificación de público pasadas las 4.00 de la madrugada obligó incluso a intervenir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.



Desde las 23.30 de la noche, el espacio que el Ayuntamiento de Montilla había acotado en el recinto ferial como zona de botellón se fue llenando de jóvenes, muchos de ellos procedentes de localidades próximas, con lo que, en torno a las 3.00 de la madrugada, el lugar se encontraba “prácticamente colapsado”, según los testimonios aportados a este periódico por muchos lectores.

“Acceder a las dos únicas casetas que había era imposible porque estaba todo completamente lleno de gente”, explicó a Montilla Digital una joven, que tildó la situación de “agobiante”, especialmente en las proximidades de los accesos a La Terrazza de La Duela o a Premium.

SANTA AMALIA ALTA DECORACIÓN

“La cola para entrar era tan larga que mucha gente de fuera de Montilla se dio por vencida y se volvieron para sus pueblos en mitad de la noche”, añadió otro lector, quien denunció también la falta de aseos en el interior de las casetas.

Mientras algunos de los jóvenes consultados por este periódico consideran que el motivo principal de esta aglomeración de público se encuentra en la “popularidad” que ha ido ganando con los años la práctica del botellón, otros culpan de la situación a la significativa reducción de casetas que se conoció a pocas horas del inicio de la Feria.

Y es que, como adelantó Montilla Digital, tres empresas de hostelería que habían previsto instalarse en la Avenida de Las Camachas, en el espacio dedicado a la Feria de Noche, renunciaron a participar en la Feria al considerar –al menos, en el caso de una de ellas– que había existido un "trato discriminatorio" con respecto al entorno de Envidarte, donde el Ayuntamiento asume los gastos de climatización y ambientación musical, entre otros.



De este modo, solo una de las cuatro casetas que en un primer momento se habían previsto en la Avenida de Las Camachas –La Terrazza de La Duela, promovida por la Taberna Bolero– decidió abrir sus puertas en el espacio reservado a Feria de Noche, a la que se sumó posteriormente la caseta Premium, a instancias de un grupo de jóvenes emprendedores montillanos.

“Con solo dos casetas abiertas es imposible que pudieran entrar todos los jóvenes que había anoche en la Feria”, aseguraba otro de los testigos que, además, censuró la actuación de varios agentes de la Guardia Civil a la hora de tratar de despejar los accesos a ambas casetas.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos