:::: MENU ::::

10 de julio de 2018

  • 10.7.18
A pocas horas del inicio de la Feria de El Santo 2018, el número de casetas que participarán en esta edición se ha visto reducido tras la renuncia de tres empresas de hostelería que habían previsto instalarse en la Avenida de Las Camachas, en el espacio dedicado a la Feria de Noche, al considerar que existe un "trato discriminatorio" con respecto al entorno de Envidarte.



De este modo, solo una de las cuatro casetas que en un primer momento se habían previsto en la Avenida de Las Camachas abrirá sus puertas esta noche, junto con un grupo de emprendedores que, bajo la denominación de Premium, han solicitado ubicarse en uno de los espacios habilitados por el Ayuntamiento y que, tras la retirada de los adjudicatarios, había quedado libre.

Desde el Grupo Municipal de Comprometidos por Montilla (CxM) han lamentado la "falta de apoyo municipal" a las empresas que habían solicitado instalar una caseta en la Avenida de Las Camachas para rentabilizar su inversión. Según explicó su portavoz, Luis López, mientras que las casetas de Envidarte cuentan con carpas, máquinas de refrigeración, escenario y actuaciones musicales sufragadas por el Ayuntamiento, "las casetas de noche se tienen que pagar todos estos servicios".

"No decimos que no tenga que ser así, sino que también se realicen las mismas acciones con las casetas de noche", señaló López, quien además señaló la competencia que genera la implantación de una zona de botellón en el mismo recinto ferial, "habilitada por un Ayuntamiento que invierte 4.840 euros a tal efecto".

Haciéndose eco de las quejas que han hecho públicas las empresas que han rechazado formar parte de la Feria de El Santo 2018, Luis López recordó que ya el pasado año, desde el equipo de gobierno "se prometió continuar con la actividad de estas casetas una vez finalizada la Feria" para ampliar la oferta de ocio juvenil durante el verano, un anuncio que, como denunció el portavoz de CxM, "no se ha cumplido, como es costumbre en este gobierno".

Sin embargo, lejos de las críticas recogidas por CxM, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha negado hoy la existencia de un trato de favor hacia las casetas de Envidarte y ha asegurado que, si bien el Ayuntamiento no costea en la Avenida de Las Camachas la instalación de las carpas ni del aire acondicionado, sí sufraga el acondicionamiento de toda la zona.



"El equipo de gobierno viene trabajando sobre un modelo de feria establecido y que hemos intentado mejorar, en el que ya se establecían dos espacios de casetas totalmente diferentes: las casetas de día, que pagan una tasa por su montaje y algunos servicios, y otras de noche, para las que se acondiciona el espacio y se pagan los consumos", ha explicado el primer edil que, asimismo, ha recordado que se ofreció a todas las empresas y colectivos la posibilidad de instalarse en la zona de Envidarte.

Por ello, Llamas ha lamentado la creación de una "polémica" que, a su juicio, "solo responde a intereses particulares", pues desde el Consistorio "se ha facilitado a todo el mundo el montaje de sus casetas, aunque con las limitaciones propias que marca la ley". En este sentido, frente al supuesto compromiso al que aludió CxM para mantener las casetas como terrazas de verano, el alcalde ha insistido en que es "la propia ley la que impide llevar a cabo esa propuesta".

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos