:::: MENU ::::

30 de septiembre de 2017

  • 30.9.17
El Lagar Los Raigones, uno de los santuarios del vino erigidos en la Sierra de Montilla, se llenó ayer de música y de ritmo de la mano del grupo Jazz-Fans, así como de Rafa M. Guillén & The Jazz Walkers. Desde las 21.00 de la noche, las instalaciones de la firma que regentan los hermanos Jiménez-Luque Romero abrieron sus puertas para recibir a un gran número de montillanos que no quisieron perderse la primera jornada del Montijazz Vendimia 2017.





Y es que este año, el Ayuntamiento de Montilla ha querido dar un giro de 180 grados a su Festival de Jazz, el Montijazz y, en lugar de ofrecerlo en el Teatro Garnelo, escenario habitual hasta ahora, se lo ha llevado hasta dos enclaves señeros para la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles: el Lagar Los Raigones y Bodegas Alvear.

"Montijazz se renueva para maridarse con el vino y ensalzar todo lo que sea posible la música del jazz en directo vinculada con este producto característico de Montilla, lo que además abre la puerta a nuevos escenarios", destacó la teniente de alcalde del Área Sociocultural, Conchi Espejo, durante la presentación del festival en la Casa del Inca.

"El objetivo es potenciar la música del jazz y, al mismo tiempo, atraer a gente hasta los lagares de la Sierra de Montilla y a las bodegas de la ciudad, donde podrán disfrutar de sus vinos y realizar una visita a las instalaciones", aseveró el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona.

De este modo, con el objetivo de favorecer la asistencia a la primera jornada del Montijazz Vendimia 2017, el Ayuntamiento de Montilla puso a disposición del público dos autobuses gratuitos que trasladaron a los espectadores desde el Paseo de Cervantes hasta la Sierra de Montilla.

En este sentido, el artista Rafael M. Guillén destacó la calidad del cartel del Montijazz Vendimia 2017, así como la consolidación de este festival dentro del circuito jazzístico a nivel nacional, a la vez que subrayó el acierto de maridar este estilo musical con el vino.





"Montijazz es una manera estupenda para promocionar la ciudad de la mano del jazz, pero unirlo al vino, el producto más característico de Montilla para la gente de fuera, es una gran idea y genera envidia con respecto a otras localidades cercanas como Córdoba", aseguró por su parte el artista Rafael M. Guillén, que anoche ofreció un proyecto muy personal de fusión en el que el jazz se entremezcló con una base de swing, música cubana y brasileña, e incluso algo de flamenco.

Por su parte, en el caso de Jazz-Fans, un grupo montillano que inició su andadura hace unos años –si bien no incorporó la voz de Cristina Guzmán hasta hace poco más de un año–, su concierto estuvo caracterizado por sus versiones en estilo de jazz de canciones muy conocidas.

Esta noche, el escenario del Montijazz Vendimia 2017 se traslada hasta el patio de Bodegas Alvear, donde tendrá lugar la actuación del grupo De Cerca, formado por Josemi Carmona y Javier Colina, a partir de las 21.30 de la noche. Las entradas se pueden adquirir de manera anticipada en el Estanco de Ramón o a través de la plataforma www.kieronentradas.com al precio de 12,00 euros. Asimismo, habrá entradas disponibles en taquilla al precio de  15,00 euros.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos