:::: MENU ::::

8 de agosto de 2017

  • 8.8.17
Los vecinos del número 36 de la calle Gran Capitán, un bloque de viviendas anexo al Palacio de los Duque de Medinaceli, se han visto sobresaltados recientemente por un nuevo derrumbe en el interior del histórico inmueble que, como recoge el informe técnico realizado por el Ayuntamiento de Montilla, podría derivar en el "derrumbe parcial" del cuerpo sobre el que se construyó el edificio de viviendas afectado.



El incidente tuvo lugar el pasado 10 de julio cuando, según recoge el escrito de una de las vecinas del número 36 de la calle Gran Capitán –al que ha tenido acceso Montilla Digital–, se escucharon ruidos "propios de un derrumbe" y, posteriormente, emergió una gran columna de polvo desde el patio interior del Palacio de los Duques de Medinaceli.

Por ello, y ante el posible peligro que se podía haber generado en las estructuras del bloque de pisos, se solicitó al Ayuntamiento de Montilla una inspección del edificio, muy deteriorado ante la falta de ocupación en las últimas tres décadas.

Según recoge el informe técnico remitido por el Consistorio a la vecina que alertó del derrumbe, en la inspección realizada el pasado 12 de julio se comprobaron los daños registrados en la fachada arqueada al patio interior del tercer cuerpo del edificio –que discurre de forma paralela a la calle Gran Capitán–, concretamente en el arco en el que se encuentra la escalera de acceso a la única habitación en planta alta que el palacio presenta en este tercer cuerpo del edificio.

De este modo, tras la inspección, los técnicos municipales corroboraron la "rotura del arco a la altura del riñón con desplazamiento de sus elementos", así como el agrietamiento de la parte del bloque de viviendas que gravita sobre este espacio del palacio.

"Como consecuencia de las patologías descritas, se ha podido provocar con toda posibilidad el derrumbe de parte de la escalera existente en el interior del mismo. Por tanto, de mantenerse esta situación de inestabilidad, pudiera dar lugar al derrumbe parcial de este cuerpo, con la posibilidad de que el mismo pudiera afectar a la vivienda situada en la parte alta", recoge el informe técnico.

Por ello, y con el objetivo de asegurar las condiciones de seguridad, salubridad y ornato públicos del inmueble, el informe técnico del Ayuntamiento de Montilla demanda a los propietarios del tercer cuerpo del Palacio de los Duque de Medinaceli la ejecución "con carácter inmediato" de las labores de apuntalamiento de la totalidad de la fachada arqueada, tanto al arco afectado como del anexo, así como del forjado que gravita sobre los mismos.

Además, el informe recoge que, una vez que se proceda a efectuar las medidas de urgencia, se realizará la reparación y consolidación estructural del arco y cuerpo afectados, a la vez que recuerda que, dado que se trata de un edificio con protección integral, las únicas obras autorizables son las de conservación, reparación o rehabilitación, sin que esté permitida la demolición total o parcial del inmueble o de cualquiera de sus elementos de interés.

Por su parte, los vecinos afectados recuerdan que desde hace años vienen denunciando ante el Ayuntamiento de Montilla y la Junta de Andalucía, el progresivo el "estado de deterioro" que sufre el palacio, mandado construir a principios del siglo XVI por los marqueses de Priego sin que "sus propietarios poco o nada hacen para remediarlo".

En ese sentido, en 2015, los inquilinos de las viviendas colindantes solicitaron al Ayuntamiento su intermediación para que la propietaria del inmueble acometiera las obras de ejecución ya dictadas e, incluso, que fuera el propio Consistorio el que acometiera dichas actuaciones de manera subsidiaria, repercutiendo posteriormente todos los gastos en los titulares del palacio.

Por su parte, el Consistorio montillano decidió hace varios años iniciar un expediente administrativo con el objetivo de fijar las actuaciones necesarias para asegurar el estado de conservación del edificio, que sufre problemas de humedad en la parte inferior de la mayoría de los muros, así como deformaciones puntuales en algunos faldones del tejado.

Un edificio protegido

El antiguo Palacio de los Duques de Medinaceli está incluido en el entorno de protección del convento de Santa Clara, conforme a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Dicho convento fue declarado Monumento histórico-artístico en 1981 y Bien de Interés Cultural (BIC) según la Ley de Patrimonio Histórico Español.

Sin embargo, su estado de conservación es desigual. La resolución municipal dictada en julio del año 2012 indicaba que la parte del palacio más próxima al convento de Santa Clara –propiedad de otra familia montillana– "se encuentra en unas condiciones de uso y conservación más que aceptables".

Mientras tanto, el tercer cuerpo del edificio –situado en la parte oeste del palacio, de forma paralela a la calle Gran Capitán– presenta un importante estado de deterioro como consecuencia directa de la demolición de la antigua bodega de tinajas existente junto al patio, que obligó incluso a desmontar la cubierta de una de las naves con el fin de extraer las tinajas de vino de su interior.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos