:::: MENU ::::

12 de agosto de 2017

  • 12.8.17
La mujer de Posadas que hace unos días presentó hasta seis denuncias ante la Guardia Civil contra su marido, vecino de Montilla, por impedirle ver a sus tres hijos desde el pasado 25 de julio, retiró ayer la denuncia por violencia de género, además de alcanzar un acuerdo sobre el régimen de visitas durante las próximas semanas.



Tal y como informó ayer Montilla Digital, ambos progenitores se vieron las caras en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Posadas, a donde el padre de los menores acudió "en calidad de investigado" tras no haber hecho efectiva la entrega de sus hijos a su todavía esposa el pasado 25 de julio, fecha que había acordado previamente la pareja. El matrimonio, que se encuentra en trámites de separación, son padres de dos niñas –de 2 y 3 años de edad– y de un bebé que acaba de cumplir un año.

Según explicó el abogado del padre a Montilla Digital, la mujer retiró ayer su denuncia por violencia psicológica y coacciones que había presentado contra su marido sobre la base de un "documento de compromiso" que, según la esposa, el hombre le había entregado antes de contraer matrimonio y que supuestamente recogería las "condiciones" que el vecino de Montilla planteaba a su futura esposa para poder casarse.

El documento, que desde el entorno del marido achacan a "un momento de broma" entre la pareja y que habría sido redactado por la propia mujer, indica que la esposa "no abandonará el hogar por un plazo de 24 horas; en caso contrario, pa Posadas (sic) con lo puesto". De igual modo, el documento insta a la mujer a acatar "las órdenes del macho alfa" y "si no son coherentes, lo denuncio y no pasará nada".

"La denuncia ha sido retirada porque no se mantiene", aseguró el abogado del padre en declaraciones a este periódico, a la vez que insistió que su defendido viene reclamando desde hace dos meses "un acuerdo para establecer un régimen de visitas durante los meses de verano" que, finalmente, se alcanzó ayer tras la retirada de la denuncia planteada por un supuesto caso de violencia psicológica.

De esta forma, tal y como la pareja había establecido semanas atrás, los menores permanecerán con su madre –que actualmente reside en Posadas "por recomendación médica"–, mientras que el padre podrá estar con ellos los martes y los jueves, así como los fines de semana alternos, hasta que se "fijen las condiciones de divorcio".

Por ello, un familiar del padre entregó en la noche de ayer a los tres menores al entorno familiar materno en la localidad de Posadas, aunque "el domicilio familiar de los menores se mantiene en Montilla". Previamente, como señaló el abogado del progenitor, los niños habrían pasado por una revisión médica con el fin de confirmar su buen estado de salud.

En este sentido, el abogado recordó que, dado que la familia ha residido hasta la fecha en Montilla, será el Juzgado de esta localidad el que se encargue de procesar la demanda de divorcio planteada por los padres, "si bien se ha admitido la intervención del Juzgado de Posadas por el bien de los menores".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: EVARISTO GUZMÁN / DIARIO CÓRDOBA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos