:::: MENU ::::

16 de febrero de 2017

  • 16.2.17
El Ayuntamiento de Montilla ha dado un paso más en la puesta en valor del castillo de El Gran Capitán como recurso turístico con la instalación de una nueva señalética que permitirá al visitante interpretar los restos arqueológicos que se encuentran en este enclave histórico. El arqueólogo e ilustrador José Ramón Almeida Olmedo ha sido el encargado de ejecutar este proyecto en el que se recogen los resultados de las últimas investigaciones desarrolladas en el recinto de la antigua fortaleza.



La nueva señalética se basa en una serie de ilustraciones que permitirán al visitante entender la distribución y el funcionamiento de las diferentes edificaciones que se levantaron en el entorno del recinto donde nació Gonzalo Fernández de Córdoba el 1 de septiembre de 1453.

De este modo, el turista podrá interpretar los vestigios que se conservan de la primera ocupación documentada de la ladera del cerro de la antigua fortaleza, que se remonta al Bronce Final –entre el 1250 a. C. y el 850 a. C.– y del que se conservan los restos de muros de piedra y tapial, así como diversos silos y un horno cerámico.

Asimismo, José Ramón Almeida –que ha contado con el asesoramiento del arqueólogo José Miguel Bascón, responsable de la última investigación realizada en el enclave– presenta, a través de sus ilustraciones, una visión de lo que pudo ser la época ibérica junto al actual alhorí, cuyos restos constructivos fueron hallados en la parte alta del cerro.

Finalmente, la señalética recoge la que pudo ser la imagen del castillo de Montilla en su máximo esplendor, a principios del siglo XV, cuando era propiedad de la familia Fernández de Córdoba. De este modo, las nuevas señales acercan al visitante los resultados de las actuaciones de investigación y conservación desarrolladas en este enclave histórico, que se verán complementadas con la inauguración, en la primera planta del alhorí, de la nueva sala expositiva que se dedicará a Gonzalo Fernández de Córdoba.

El nuevo espacio museístico, que está prácticamente concluido, ofrecerá un amplio recorrido por la "figura poliédrica" del insigne militar montillano: desde su presencia en la literatura a su participación en la toma de Granada, sin olvidar su papel como virrey de Nápoles.

El nuevo museo se ha ubicado en la primera planta del alhorí del castillo, que se levanta sobre los cimientos de la antigua fortaleza que perteneció a los señores de Aguilar y que fue mandada demoler en 1508 por orden de Fernando el Católico, como castigo a la rebelde conducta del primer marqués de Priego.



En este recinto nació El Gran Capitán el 1 de septiembre de 1453, permaneciendo en el mismo hasta cumplir 14 años. La reconstrucción de la antigua fortaleza se llevó a cabo en el siglo XVIII, levantándose en su solar los graneros ducales, un inmenso monumento de sillería que se alza sobre las demás construcciones de la ciudad.

El Ayuntamiento de Montilla adquirió el castillo en 1998 y, desde entonces, ha venido siendo objeto de numerosos estudios arqueológicos. Precisamente, una de las iniciativas más interesantes de este gran proyecto cultural y turístico ha sido la creación de un parque arqueológico en las inmediaciones del castillo, que ha servido para integrar el yacimiento ibérico que apareció en el subsuelo de la fortaleza.

Según detalló a Montilla Digital el alcalde del municipio, Rafael Llamas, “el Ayuntamiento está negociando en estos momentos la cesión de algunas piezas que conserva el Museo del Ejército de Toledo para que puedan ser expuestas en el castillo”, donde también se baraja exponer el retrato ecuestre que le valió a la pintora montillana María José Ruiz la máxima distinción del Premio Internacional de Pintura "Gran Capitán", un certamen promovido por el Ayuntamiento de Montilla y por la Cátedra Gran Capitán, en colaboración con la Diputación y con la Brigada de Infantería Mecanizada Guzmán el Bueno X, con el objetivo de renovar la representación iconográfica de Gonzalo Fernández de Córdoba.

De este modo, el nuevo museo dedicado a El Gran Capitán representará el broche de oro a los actos conmemorativos del quinto centenario de su fallecimiento, que se celebraron durante todo el año 2015 no solo en Montilla sino también en otros puntos de España como Toledo, Granada o Loja, donde pasaría sus últimos días antes de fallecer el 2 de diciembre de 1515.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos