:::: MENU ::::

22 de diciembre de 2016

  • 22.12.16
El Ayuntamiento de Montilla y la asociación montillana Dejan Huella han suscrito un convenio de colaboración por el cual el colectivo en defensa de los animales gestionará las instalaciones del refugio municipal durante los próximos cuatro años. El acuerdo, que se hará efectivo a partir del 1 de enero, pretende reducir el sacrificio de perros incrementando medidas como la adopción.



"Entendiamos que la gestión que se venía desarrollando no cumplía con los objetivos para los que se habían desarrollado estas instalaciones durante la Corporacion presidida por Rosa Lucía Polonio y hemos querido mejorar esa gestión", ha explicado el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, durante la firma del convenio.

El acuerdo recoge la gestión de las actuales instalaciones sin prestación económica para Dejan Huella, si bien se establece una partida anual de 12.000 euros dirigida al servicio veterinario –que será licitado en breve– y para la compra de pienso.

En este sentido, la vicepresidenta de Dejan Huella, Ana Beatriz Páez, ha destacado la "importancia de este acuerdo para cumplir con el sueño de contar con un verdadero refugio en Montilla y no con una perrera".

"Atenderemos todos los perros que se recojan y favoreceremos su adopción, principalmente en España, Bélgica y Alemania, donde tenemos ya mucha colaboración", ha explicado Páez, quien ha estimado que serán cerca de 60 los perros que serán atendidos en estas instalaciones: 37 que ya se custodian en las instalaciones situadas en el paraje de Tintín, junto a la Estación Depuradora de Aguas Residuales, y una treintena que atienden los socios y voluntarios de la asociación.

Por ello, la vicepresidenta de Dejan Huella ha solicitado la implicación de la ciudadanía en esta iniciativa pues, si bien son más de 50 socios, actualmente tan solo cuentan con una quincena de voluntarios, una cifra muy reducida ante las nuevas dimensiones que toma el proyecto.



Hasta la fecha, la gestión de las instalaciones del refugio municipal de animales se encontraba en manos de la empresa Cremasco, que comenzó a trabajar en Montilla en el año 2013 en régimen de alquiler para, posteriormente, firmar un convenio con el Consistorio montillano por dos años, que expira el próximo 31 de diciembre.

Junto a la gestión de estas instalaciones, el Ayuntamiento de Montilla mantendrá vigente el convenio con Dejan Huella dirigido a controlar las colonias de gatos en la localidad mediante su esterilización. En este sentido, según explicó la teniente de alcalde de Servicios, Obras Públicas, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, a lo largo de 2016 se ha conseguido esterilizar al 60 por ciento de las gatas censadas, lo que permitirá controlar la población a largo plazo.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos