:::: MENU ::::

13 de octubre de 2016

  • 13.10.16
El director teatral Romeo Urbano y la productora María Rey se han unido en un mismo proyecto artístico que se representará por primera vez en un teatro el próximo sábado, a las 20.30 de la tarde. El Teatro Garnelo de Montilla ha sido el escenario elegido por ambos profesionales montillanos para presentar Cordones Rojos, la primera adaptación española del texto del mismo nombre, obra de la dramaturga lituana Gabrielė Labanauskaitė.



"Cordones Rojos es una obra contemporánea en la que se analizan problemas muy cotidianos", explicó a Montilla Digital el director del montaje, Romeo Urbano, acerca de una obra que, a través de un discurso no cronológico y en gran parte con monólogos, "obliga al espectador a unir todos los cabos y sacar sus propias conclusiones a los diferentes problemas que se proponen".

Así, esta obra recoge la historia de dos hermanos con una infancia marcada por el fantasma de la violencia machista, y que emprenden caminos radicalmente diferentes. Jonas, el mayor, persigue una educación universitaria, doctorándose en Informática y viéndose obligado a ocultar su orientación sexual. Juozas, el menor, sintiendo la falta de afecto de sus profesores y de su familia, deja los estudios y es captado por una organización neonazi que le proporciona, al fin, un ansiado sentimiento de pertenencia.

La obra, que hasta la fecha tan solo ha sido interpretada en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid –donde Romeo Urbano cursa sus estudios de Dirección de Escena–, ya ha cosechado una gran acogida entre el público e, incluso, ha sido seleccionada para participar en la vigésimo primera Mostra de Teatre de Barcelona el próximo 24 de octubre, siendo la única obra que no procede de Barcelona y que no es interpretada en catalán.



"Decidimos apostar por esta obra después de la buena recepción que tuvo, y que haya sido elegida para la Mostra de Teatre es una inyección de ganas y optimismo", reconoció Urbano, que por segunda vez cuenta con la montillana María Rey para la producción de su trabajo tras un primer proyecto, La boda entre dos maridos, de Lope de Vega, que no había sido representada de nuevo desde su estreno, alrededor de 1598, hasta el pasado verano en Almagro.

Junto a este proyecto, Romeo Urbano trabaja en la dirección de dos musicales que representará en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid (RESAD), donde finaliza sus estudios, que ha compaginado con su trabajo como director de la compañía granadina Viridiana Teatro, para la que ha traducido, adaptado y dirigido La duda, de John Patrick Shanley (2013); el musical Company, de Stephen Sondheim y George Furth (2012 y 2011); o Cafeína, de Dean Craig (2009), entre otros, además de actuar en otros proyectos de la compañía.

Asimismo, junto a la dirección de El método para la University College de Londres, en 2014, dirigió La posadera para la compañía Vértigo Teatro. A su vez, colaboró en la dirección de la pieza musical breve La pequeña folla, de Sebastián Vázquez, para el Congreso de Teatro Musical del Siglo XVIII que tuvo lugar en la RESAD en 2015.

Por su parte, María Rey ha trabajado desde su especialización en Dirección de Producción y Producción Ejecutiva bajo las órdenes de Pilar Távora o Hugo Stuven y en la producción de ficción dirigida por José Luis Escolar, además de productoras como BocaBoca.

En su última etapa se ha centrado en el teatro, siendo ayudante de dirección de Juan Carlos Villanueva y de Roberto Trujillo. Finalmente, ha llevado la producción del musical Orgullo; de la comedia contemporánea Los hortelanos son unos perros, de Teatro de Acción Candente; y de Segismundo sueña... La vida es sueño 2.0, una versión actualizada de la obra de Calderón de la Barca, seleccionada en el Festival de Almagro Off 2014 y en Fringe’14.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos