:::: MENU ::::

17 de septiembre de 2016

  • 17.9.16
La Fiesta del Vino y la Tapa ayudará a difundir este fin de semana las excelencias de la enogastronomía local en la plaza Puerta de Montilla. El alcalde de la localidad, Rafael Llamas, fue el encargado de inaugurar anoche la edición más numerosa en cuanto a participación de esta iniciativa, pues cuenta con un total de 24 establecimientos entre bodegas, lagares, cooperativas y restaurantes de Montilla.



"Este año se ha apostado por el maridaje en todos los sentidos y es que, entre los participantes, se ha elegido la fórmula de la colaboración entre productores de vino y establecimientos hosteleros", explicó a Montilla Digital el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo, Manuel Carmona, quien precisó que veinte de las empresas que se dan cita en esta muestra gastronómica lo hacen en expositores conjuntos.

Precisamente, la principal novedad de este año la constituye el cambio de ubicación de la actividad que, en los últimos años, se venía celebrando en el Paseo de Las Mercedes. "La anterior ubicación limitaba la participación a 19 stands, sin embargo, con el traslado a la Puerta de Montilla hemos conseguido que ningún establecimiento interesado en participar se haya quedado fuera", subrayó el responsable municipal de Promoción Económica, Innovación y Turismo.



Además, otra de las razones que han llevado tanto al Ayuntamiento como a las firmas participantes a cambiar la localización de la Fiesta ha sido la posibilidad de cocinar los productos en el propio recinto, algo que no permitía el parque. "De esta forma, los productos que se sirven este año en la Fiesta del Vino y la Tapa tienen la máxima calidad y frescura", recalcó Manuel Carmona.

"A la paulatina incorporación de la gastronomía local se han sumado en las últimas ediciones otros matices que complementan la fiesta, como son la música –con actuaciones en directo de grupos locales–, visitas del Club Patrimonio a través de la Diputación de Córdoba, una jornada de puertas abiertas en bodegas y lagares o, incluso, dos nuevas actividades que se suman al calendario este año", explicó el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo en referencia a la ruta fotográfica organizada por la Asociación de Fotografía de Montilla (Afomo) y  el bus turístico Vente a la Vendimia.



Manuel Carmona se mostró convencido de que "el atractor turístico por excelencia ha sido, es y será el vino", ya que "contar con una joya enológica como la nuestra hace que Montilla sea conocida en prácticamente todo el territorio nacional –y, cada vez más, fuera de nuestras fronteras– gracias a nuestro vino".

Sin embargo, el edil hizo hincapié en que "afortunadamente, Montilla no es solo vino, ya que, a nuestros templos vinícolas que son las bodegas, cooperativas y lagares, se suma una riqueza histórica y patrimonial que constituyen la mezcla perfecta para el turista que visita la ciudad", entre los que destacó rincones como el convento de Santa Clara, la Casa de las Aguas, el castillo de El Gran Capitán o la Casa del Inca Garcilaso. "Todos ellos hacen de Montilla un destino ideal para el turista y que demuestran que esta ciudad, además de vino, es historia, cultura, patrimonio y futuro".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos