:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

29 de septiembre de 2021

  • 29.9.21
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, acompañado de la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, ha anunciado esta mañana la "inminente" licitación del proyecto para la estabilización y consolidación del histórico inmueble de El Parador de Riobóo. Para ello, el Consistorio prevé destinar cerca de 668.000 euros a las actuaciones necesarias que eviten que continúe el deterioro de este emblemático caserío y que se pretende convertir en el futuro centro de recepción de visitantes de la ciudad.


Llamas ha destacado que la recuperación y puesta en valor de El Parador permitirá recuperar "parte de la historia e identidad de Montilla", a la vez que se convertirá en "la futura puerta de entrada de la Campiña Sur Cordobesa". "Se trata de un edificio vinculado al turismo y la cultura enológica que, por su ubicación estratégica, entendemos que un centro de recepción sería su uso lógico", ha apuntado Llamas.

Para ello, ha indicado el primer edil, esta primera actuación estará dirigida a la consolidación y estabilización de las estructuras existentes, para lo que será necesario la eliminación de aquellos elementos con un "peligro inminente de caída" y la adecuación de la envolvente, un trabajo que se desarrollará en un plazo aproximado de ocho meses.

Un objetivo "compartido por toda la Corporación", como ha recordado Llamas, que se hace efectivo tras la permuta realizada el pasado mes de mayo con los anteriores propietarios del inmueble, Hermanos Goce, por unos terrenos municipales en el sector SUOT-02 del PGOU de Montilla, en las inmediaciones de la Huerta del Madroño.

La parcela en la que se encuentra El Parador tiene una superficie de 1.731 metros cuadrados de suelo y el edificio principal, el único que permanece en pie, ocupa 652 metros cuadrados, destacando dentro del conjunto un gran patio de 176 metros cuadrados. De esta forma, según ha explicado el alcalde, el futuro centro de recepción de visitantes se desarrollaría en en los 1.080 metros cuadrados construidos, mientras que el resto de parcela permitirá desarrollar otros usos complementarios.

En este sentido, la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente ha destacado que, si bien esta actuación tan solo permitirá actuar para evitar que el edificio siga deteriorándose, desde el equipo de Gobierno ya se trabaja en la búsqueda de recursos que permitan dar continuidad al proyecto para la recuperación y puesta en uso del inmueble.


"Se han solicitado unos fondos europeos para convertirlo en un futuro centro de visitantes, pero estas obras va a permitir preparar el edificio para ese futuro uso", ha puntualizado Casado en referencia al Programa de Sostenibilidad Turística de Montilla, un proyecto que supera los seis millones de euros, en el que se incluye la recuperación de este edificio para su uso turístico.

Un edificio singular

Esta vivienda situada en la salida norte de Montilla hacia la carretera nacional N-331, fue utilizada originariamente como casa de postas para las diligencias que recorrían Andalucía a finales del siglo XIX. A pesar de ser un inmueble con un nivel 2 de protección global, su mal estado de conservación ha sido motivo de numerosos informes municipales desde la década de los noventa.

En 2015 el Ayuntamiento de Montilla inició el expediente de declaración de ruina y reclamó al propietario la necesidad de acometer una actuación "para demolerlo o, en su caso, para restaurarlo". Según detalló entonces un informe elaborado por los servicios técnicos municipales, y del que informó en primicia Montilla Digital, "el edificio está inmerso en un proceso de deterioro general progresivo, presentando daños de consideración debido al agotamiento de los elementos estructurales y a la falta de conservación del mismo".

Así el informe municipal describía daños de consideración en la cubierta, degradación de los muros, desprendimiento de partes de la fachada y corrosión de elementos metálicos entre otros –motivo por el que se instaló un vallado de seguridad en todo el entorno–, concluyendo que "no es viable su rehabilitación, ni técnica ni económicamente, mediante consolidación o sustitución, ya que supera el límite del deber normal de conservación".

El Parador de Riobóo es un antiguo caserío y lagar que pasó posteriormente a ser propiedad de las Bodegas Cobos y que, a finales del siglo XIX, contó con gran notoriedad, al ser un lugar de paso obligado para carruajes y diligencias. En la pasada década de los noventa se convirtió en uno de los lugares de ocio de referencia para los jóvenes de la comarca.

En 2002 la constructora montillana Hermanos Goce anunció su intención de llevar a cabo la ejecución del plan parcial residencial en el entorno de El Parador que, junto a la construcción de 92 viviendas de lujo, contemplaba la restauración del emblemático inmueble como hotel con 50 habitaciones y un palacio de congresos y exposiciones con capacidad para acoger a 1.500 personas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR





GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos