:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

14 de julio de 2021

  • 14.7.21
El Paseo de las Mercedes acogió anoche uno de los actos más emblemáticos de la Feria en honor de San Francisco Solano, este año celebrada como Fiestas Patronales por su carácter meramente local: el pregón que, desde el año 2008, pronuncia algún montillano ausente. En esta ocasión, y coincidiendo con la conmemoración del 150 aniversario de la puesta en marcha del primer sistema de abastecimiento de agua de la ciudad, obra del ingeniero militar José María Sánchez Molero, la labor recayó en Ángel Gaya Curiel, familiar del hacedor de esta obra de ingeniería.


La Brigada "Guzmán el Bueno" X fue la encargada de dar comienzo el acto con un homenaje a los caídos por España. Un acto emotivo previo a la inauguración del nuevo busto dedicado a Sánchez Molero y financiado por Aguas de Montilla, con el que el Ayuntamiento de Montilla ha querido devolver a la memoria del militar el lugar que ocupó hace años. Un reconocimiento que, como señaló el general de Brigada, Ignacio de Olazábal, pone en valor el "espíritu se servicio de Sánchez Molero, cuyo único fin fue servir a España a lo largo de los puestos que ocupó".

"José María Sánchez Molero se caracterizó por la excelencia profesional que condujo su labor", destacó el general de la Brigada "Guzmán el Bueno" X, quien puso de relieve el trabajo desarrollado por este militar en Montilla "marcado por importantes valores en su quehacer diario".

Una labor que supuso, como recordó el director honorífico de la Fundación-Biblioteca Manuel Ruiz Luque y presentador del pregonero, José Antonio Cerezo, un salto cualitativo para la ciudad, quien agradeció su trabajo nombrándolo hijo predilecto de Montilla. Junto a Sánchez Molero, su esposa Dolores Moreno o su sobrino Ángel Sisternes continuaron con el trabajo en beneficio de la sociedad montillana y que se plasmó en iniciativas como el Asilo de Los Dolores, ubicado junto a la Casa de las Aguas.

Una familia fuertemente vinculada a la historia de Montilla como anoche quedó patente en el relato del pregonero, Ángel Gaya Curiel, familiar del ingeniero militar que hizo posible la llegada del agua a Montilla el 16 de julio de 1871, quien quiso recordar en sus palabras su niñez en la Montilla de la década de los cuarenta.

Gaya Curiel, quien abandonó la localidad de la Campiña Cordobesa a la edad de quince años para iniciar su formación como marino mercante, se mostró "agradecido" con la labor encomendada para pregonar las fiestas "de su patria chica, cuna de grandes nombres como el Gran Capitán o San Francisco Solano", además de ciudad de acogida de cuatro generaciones de la familia Sánchez-Molero.

Su paso por el Colegio San Luis y, especialmente, por los Salesianos antes estudiar en el Instituto Eslava de Cabra, fueron algunos de los recuerdos que Ángel Gaya quiso recuperar durante su pregón, una instantánea de la Montilla de la década de los cuarenta en cuyas calles, como señaló, los niños eran los protagonistas ante la casi ausencia de vehículos. "Las calles eran el escenario de nuestro juego", destacó el pregonero, quien recordó algunas familias montillanas como los Luque Naranjo, los Márquez Llamas o Solano y Aurora, caseros de la Casa de las Aguas.

Tampoco olvidó Ángel Gaya sus vivencias durante la Semana Santa montillana, especialmente su vinculación con el Cristo de Zacatecas, a cuya cofradía pertenecieron varios miembros de la familia Sánchez Molero; o la propia Feria en honor a San Francisco Solano cuando se celebrara en el Paseo de Cervantes.

"Por vicisitudes de la vida abandoné Montilla para formarme y durante más de treinta años estuve alejado de la ciudad. Sin embargo, en cuanto dispuse de tiempo para mí, cumplí el sueño de volver", confesó el pregonero, quien aseguró que se encontró con el mismo pueblo, a pesar de los cambios transcurrido con los años. "Hoy me dirijo a nuestro querido Solano y le pido que aleje de nuestro pueblo estos malos vientos, que no olvidemos el oficio de vivir en la confianza de un mañana aún mejor", despidió Ángel Gaya.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: I. TÉLLEZ

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTILLA DIGITAL


REMONTAMOS - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL


LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA


FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos