:::: MENU ::::

15 de enero de 2021

  • 15.1.21
María José Ruiz es una de las artistas montillanas contemporáneas de mayor proyección. Estudió Derecho aunque, finalmente, optó por dedicarse a aquello que siempre estuvo latente desde su más tierna infancia cuando su impulso la llevaba a dibujar: su vocación por la pintura.


Su desperar artístico la llevó a licenciarse en Bellas Artes en el año 1999, aflorando su espíritu y revelando por fin la verdadera importancia que esto traería a su vida. Sus estudios la sumergieron por distintas latitudes, desde Granada hasta Sevilla, pasando por Italia, la cuna del Renacimiento.

Influenciada por los principales pintores contemporáneos, se fascinó con Modigliani y la cautivó el también montillano José Garnelo, cuyo muse ha conseguido situar a Montilla en el mapa de las artes, un proyecto por el que está muy agradecida.

No teme decir que su profesión es muy dura y atraviesa momentos complicados, pero anima a todo aquel que sienta en su interior el arte, lo deje escapar porque "es un motor de resiliencia, capaz de transformar las emociones y construcción suprema del hombre junto con la ciencia y la filosofía".

Comenzó realizando retratos en Montilla, haciéndose cada vez más popular por su gran técnica y alcanzando mayor consagración por sus trabajos para el Arzobispado de Toledo. En esta etapa destaca, sobre todo, su pintura de temática religiosa con distintos retratos, como los presentados en la Catedral de Moyobamba, en Perú, o el del Cardenal Cañizares en la misma Catedral de Toledo.

También se interesó, y sigue haciéndolo, por la temática social, motivo de muchas de sus creaciones. Esta inquietud le llevó a alzarse con el Premio de Pintura Focus-Abengoa con su obra referida a la violencia de género y titulada ¿Por qué?. Una temática en la que también destaca Blanco Roto.

Metamorfosis Barroca, oda al existencialismo, y Alejandro y Pol, representado por el estilista y amigo Palomo Spain y su pareja, protagonizan junto a esta embajadora uno de los carteles promocionales del Plan para la Reactivación Socioeconómica #Remontamos  impulsado por el Ayuntamiento de Montilla.

Quizás su mayor creación a la que guarda más cariño, y de la que guarda mayor satisfacción, sea el Retrato a San Juan de Ávila, una obra que Ruiz regaló a la ciudad de Montilla y que, posteriormente, fue entregado al Papa. Con respecto al futuro, esta artista montillana reconoce que su mente siempre está creando, pero sin seguir un orden, "sólo el orden anárquico que obedece a la inspiración", rondando últimamente una pintura romántica y decadente, sin dar más pistas. Estemos atentos, pues seguro vale la pena admirarla.

Más información: @mariajoseruiz_pintora

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: AYUNTAMIENTO DE MONTILLA


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos