:::: MENU ::::

2 de noviembre de 2020

  • 2.11.20
Montilla Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta de Francisco Alcaide, colaborador de este periódico, sobre la celebración del Día de Todos los Santos y Halloween. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico a la Redacción del periódico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.


El maestro Zorrilla, don José, romántico del siglo XIX, culminó allá por el 1844 una obra maestra de la dramaturgia española, so pena que hasta muy avanzada su edición no tuviera toda la aceptación y grandeza que adquirió con el paso del tiempo. Su Don Juan Tenorio versifica en un lenguaje cuidado, chispeante y audaz las peripecias de un galán de la época cuyas conquistas, tanto terrenales como amorosas, eran su mejor baluarte.

Joven despiadado y carente de escrúpulos, apostaba su alma si fuese necesario por ganar una plaza en el corazón robado de una joven dama. Avatares de engaños, duelos y desenfrenos diversifican una trama cuyo final encierra el misterio en un cementerio la víspera de Todos los Santos, siendo el 1 de noviembre una clásica representación literaria en la cultura de habla hispana.

Pero, olvidado quedó don Juan cuando las costumbres anglosajonas invadieron nuestra cultura, convirtiendo la fiesta del amor y el verso por una noche de terror, de calabazas y espíritus cuyo nombre es hasta complicado de escribir.

Triste realidad al conocer el desconocimiento de la sociedad actual al ser preguntada si conocen la procedencia de tal magnánima obra maestra y peor es la consecuencia cuando es desplazada por espíritus vivientes que deambulan por cementerios de cartón-piedra. Eso, y comparar nuestro Don Quijote de la Mancha" con un episodio de Los Simpson es el mismo crimen literario.

Llegados a este punto, imploro al conocimiento de la cultura hispana, a la veneración de sus letras, a la lectura de sus obras y dedico estas estrofas a unos bellos versos que fueron escritos bajo los epígrafes del romanticismo español.

¿No es verdad, ángel de amor
que en esta apartada orilla, 
más pura la luna brilla 
y se respira mejor? 
Don Juan Tenorio. 1844 


Si Don José levantara la cabeza,
a Zorrilla me refiero,
y pudiera abrirse paso
entre sus prosas y sus versos,
su ánima maltratada
no encontraría desconsuelo,
vagaría enrabietada
al contemplar con detenimiento
como su Don Juan Tenorio,
su galán, guapo y esbelto,
en olvido ha caído
en desgracia su sufrimiento
cuando sin vida encontró a su amada
al regreso del destierro,
dando vida a una obra de arte,
un facsímil del ingenio,
una alegoría a la dramaturgia
un bello homenaje al verso,
que hace chanzas con historias
de vivos y muertos,
que cabalga entre mesones, posadas
e incluso cementerios,
que habla de ricas fortunas,
de conquistas de terrenos,
de duelos con la espada,
de cultos y de necios,
de amores y galanes
ruines y maltrechos
que pagan con su vida la alevosía
enredada en exquisitos versos.

Si Don José levantara la cabeza,
a Zorrilla me refiero,
¡pardiez si no me equivoco!
de un hombre culto y austero,
retomaría su obra maestra,
resucitando su galán hambriento
de mujeres y amores camuflados
entre rimas y bellos versos,
conquistas impregnadas de arte
baluartes ganados con ingenio,
siendo su Don Juan Tenorio
universalmente conocido como
el mejor galán de todos los tiempos.

FRANCISCO ALCAIDE
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montilla Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos