:::: MENU ::::

17 de septiembre de 2020

  • 17.9.20
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunció ayer en comisión parlamentaria las nuevas medidas preventivas que incluyen la realización de test a los temporeros desplazados a la campaña de aceituna para evitar la propagación de la covid-19. Una iniciativa que, según señaló, responde a las demandas del sector y a los objetivos de la propia Consejería de Salud.


La titular del ramo explicó que la Junta de Andalucía, bajo la dirección de la Consejería de Salud y Familias y la colaboración de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y su propio departamento, coordinará con las organizaciones agrarias la realización de estas pruebas a realizar en octubre, con el inicio de la recogida de la aceituna y continuará en otras campañas de recolección como la de cítricos.

Crespo detalló que este mismo jueves está prevista una primera reunión con la dirección de Salud Pública y responsables de Agricultura con representantes de las organizaciones agrarias profesionales, para definir los protocolos de actuación en la realización de los test.

Una medida adicional que el Gobierno andaluz adopta para garantizar la seguridad en el campo y el mantenimiento de una actividad esencial para la economía y el abastecimiento de los mercados. Una iniciativa que se suma a la presentación en julio de una Guía de recomendaciones y a la reciente aprobación en Consejo de Gobierno de una orden específica en la que se obliga a los titulares de las explotaciones a contar con un plan de contingencia “y que los empresarios están cumpliendo desde el primer día”.

La consejera subrayó el esfuerzo de la Consejería de Salud y Familias para reforzar los centros sanitarios que reciben a temporeros y ha resaltado las ayudas por un millón de euros a comedores sociales y a entidades locales para la atención a personas migrantes andaluzas, convocadas por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, todo ello para ofrecer la mejor asistencia sanitaria y atención posible a los trabajadores del campo.

Además, la consejera avanzó que desde su departamento se están promoviendo reuniones de coordinación con otras comunidades autónomas que con el objetivo de controlar el flujo de temporeros y que estos desplazamientos se produzcan de la forma más segura y eficaz posible.

Asimismo, Crespo destacó el "diálogo permanente" entre la Consejería y el sector del olivar que "las recomendaciones se están cumpliendo de forma generalizada". "Se están dando pasos importantes, pero eso no significa que en el futuro se tengan que dar más para extremar precauciones; el sector es consciente de ello", concluyó la consejera de Agricultura.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ASEMESA




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos