:::: MENU ::::

3 de julio de 2020

  • 3.7.20
El entorno del Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte), con acceso desde la avenida de Las Camachas, acogerá mañana el regreso de la Banda de Música Pascual Marquina tras casi cuatro meses de obligada inactividad que ha obligado a la formación que dirige Rafael Tejada Luque a dejar en el tintero hasta siete actuaciones programadas antes de la declaración del estado de alarma.



"La evolución favorable de la pandemia y la situación actual permite que podamos volver a ofrecer nuestra música en directo con público, aunque evidentemente extremando todas las medidas de seguridad necesarias", recalcan desde la formación, que ofrecerá una sesión doble para posibilitar la asistencia de un mayor número de espectadores.

La primera actuación arrancará a las 21.30 de la noche y, la segunda, una hora después, ambas con aforo limitado. "Se trata de un concierto que ofrecemos con el único objetivo de ir recuperando poco a poco la actividad cultural en nuestra ciudad, que tanto la necesita, y respetando siempre todas las medidas de seguridad establecidas en la normativa vigente", insisten desde la banda, cuyos integrantes ofrecerán mañana dos conciertos "de manera totalmente altruista y desinteresada, con el fin de reencontrarnos con nuestro querido público y celebrar que, poco a poco, estamos saliendo de esta situación".

El concierto, que ha sido preparado "en tiempo récord", será algo más breve de lo habitual, y además, no contará con descanso como medida adicional de seguridad. "Por lo demás, y aunque con las condiciones de distanciamiento social a las que poco a poco debemos irnos acostumbrando, estamos convencidos de que mantendrá la esencia de todos nuestros conciertos, incorporando incluso alguna pieza de estreno que queremos dedicar a todas las víctimas que, desgraciadamente, ha dejado esta enfermedad", señalan desde la formación.

Las personas interesadas en asistir al concierto –que tendrá un aforo limitado a 150 sillas por sesión– deberán utilizar obligatoriamente la mascarilla en la entrada al recinto, hasta ocupar el asiento, así como en el momento de la salida. Desde la organización instan a los espectadores a "evitar aglomeraciones manteniendo la distancia de seguridad".

Además de haber establecido una separación entre sillas de, al menos, 1,5 metros, la Banda Pascual Marquina dispensará  a la entrada gel hidroalcohólico para todos los asistentes y se llevará a cabo la limpieza y desinfección de todas las sillas entre sesión y sesión. A su vez, para extremar las medidas de seguridad, en esta ocasión no se repartirán programas de mano impresos en papel.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos