:::: MENU ::::

3 de abril de 2020

  • 3.4.20
La empresa gaditana José Manuel Pascual Pascual, propietaria del antiguo Hospital Virgen de las Viñas, ha tenido que paralizar las labores de acondicionamiento del edificio que inició esta mañana por no poder acreditar ante la Guardia Civil que estaba desarrollando una "actividad esencial" en virtud del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el Estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 y de la normativa de desarrollo posterior.



Tal y como avanzó en primicia Montilla Digital, desde primera hora de la mañana algunos operarios de mantenimiento, empresas de climatización y de multiservicios se personaron en el antiguo centro sanitario situado en la Avenida de Europa, en uno de los márgenes de la antigua travesía de la carretera nacional N-331, en la principal entrada a Montilla desde la capital cordobesa, para acondicionar el edificio, que lleva veinte años cerrado al público.

De manera paralela, el diario Huelva Información adelantaba que "durante toda la mañana se ha procedido al traslado de material que se encontraba hasta ahora en el Hospital Blanca Paloma de Huelva hasta un centro de Montilla de la misma empresa".

Según confirmaron fuentes consultadas por ese diario, "se trata de aprovechar material que se encontraba ya en desuso", ya que el Hospital Blanca Paloma se encuentra actualmente cerrado "y aunque se planteó la posibilidad de su apertura ante la emergencia sanitaria ésta quedó descartada por la reforma necesaria para ello".

Por este motivo, continuaba la noticia avanzada por Huelva Información, "la empresa ha decidido movilizar el material útil dentro del centro para su uso en otros lugares donde la situación es grave como es el caso de Córdoba. En el caso de Montilla se trata de un centro que permanecía cerrado pero que ha sido movilizado para atender a las necesidades de la comarca cordobesa de la Campiña Sur. El material permitirá dotar al centro cordobés con 50 camas destinadas a personas mayores".

El trasiego de vehículos y operarios en las instalaciones del antiguo hospital, situado frente a la cooperativa Nuestra Señora de la Aurora, llevó hasta el edificio a varios agentes de la Guardia Civil, entre cuyas misiones está la de asegurar el cumplimiento de las medidas adoptadas por el Estado de alarma. "De momento, la empresa responsable no ha podido acreditar que esté realizando una actividad esencial, por lo que han cesado en la actividad de acondicionamiento del edificio", han precisado a Montilla Digital fuentes de toda solvencia.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, reconoció esta mañana no haber recibido "ninguna notificación" por parte de la Junta de Andalucía acerca del acondicionamiento de las instalaciones del antiguo hospital de Pascual. De igual manera, ni el Gobierno de España ni la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía se han pronunciado a lo largo de la tarde sobre la eventual reapertura del antiguo hospital, que cerró sus puertas en el mes de mayo del año 2000.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos