:::: MENU ::::

9 de marzo de 2020

  • 9.3.20
El sacerdote lucentino Andrés Cabeza Hurtado, párroco de San Sebastián durante cerca de dos décadas, ha fallecido hoy a la edad de 84 años, tras una larga vida pastoral que lo llevó por distintos puntos de la provincia de Córdoba e, incluso, por Colombia, donde ejerció como profesor durante dos años.



Nacido en Lucena el 20 de febrero de 1936, Andrés Cabeza fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1962 y siete años más tarde recaló en Montilla, donde estuvo al frente de la Parroquia de San Sebastián durante 17 años, hasta el mes de octubre de 1986. "Llegué joven a esta tierra del vino: con 33 años. Mi equipaje, un corazón lleno de deseos y de ilusiones para anunciar el Evangelio de Jesús", rememoraba el sacerdote con motivo del cincuentenario de la parroquia.

Andrés Cabeza llegó a Montilla procedente de Colombia, donde estuvo entre 1968 y 1969 como profesor del Seminario Menor y de un Liceo y miembro del equipo sacerdotal en las parroquias de Nuestra Señora del Carmen y Jesús Divino Obrero. A su regreso a España, fue designado ecónomo de la Parroquia de San Sebastián de Montilla, además de capellán de las hermanas Mercedarias que permanecieron hasta el año 2007 en el Hospital San Juan de Dios, anexo a la iglesia de San Agustín.

En Jauja estuvo también como ecónomo de San José y fue moderador de la Curia Pastoral de la parroquia. A su vez, fue arcipreste de Lucena, Cabra y Rute y miembro del equipo sacerdotal de la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia de Zambra.

No obstante, donde pasó más tiempo fue en Lucena, siendo miembro del equipo sacerdotal de Santo Domingo de Guzmán, capellán del Monasterio de San José de las Carmelitas Descalzas, vicario parroquial de Nuestra Señora del Carmen, administrador parroquial de Santiago Apóstol, capellán de los Monjes Hermanos de la Resurrección, capellán de la residencia de ancianos Nuestra Señora del Valle y adjunto a la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno.



El sacerdote lucentino fue uno de los grandes impulsores de la Fiesta de la Cruz de Montilla, un evento del que aseguraba que tenía "carácter propio, pues está hecha por los vecinos desde el principio al fin; es un espejo fiel de este trozo de pueblo que ofrece lo que es Montilla: casas abiertas para todos, gentes en la calle, sonrisas…".

Su apuesta por la Fiesta de la Primavera montillana le valió en 2018 el homenaje de la Asociación de Vecinos La Silera, cuyos integrantes quisieron reconocer el papel de Andrés Cabeza para el mantenimiento y el fortalecimiento de este evento que sirvió de argamasa entre los vecinos del popular Barrio de La Cruz.

La misa exequial tendrá lugar mañana martes 10 de marzo, a las 17.00 de la tarde, en la Parroquia de San Mateo de Lucena. El equipo humano que conforma Montilla Digital se une al dolor que ha provocado entre familiares y amigos la pérdida de este sacerdote comprometido con el Barrio de la Cruz y con la Fiesta de la Primavera de Montilla.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN


DEPORTES - MONTILLA DIGITAL



FIRMAS

Montilla Digital te escucha Escríbenos